¡Escúchanos por internet!

2016 lo que viene

Ha iniciado el año 2016 con expectativas de ser un año de grandes acontecimientos en todos los aspectos y en todos los niveles, local, nacional e internacional. Y para muestra tenemos los hechos de los últimos días.
Finalmente el gobierno federal pudo recapturar a Joaquín Guzmán Loera, y si bien su fuga es producto de graves errores en seguridad, su recaptura se convierte en un acierto para las instituciones nacionales. El gobierno de Enrique Peña Nieto se quita una piedra del zapato, quizá la mayor, de las muchas que retrasan su adecuado funcionamiento. Ojala y ahora si, el proceso de extradición a los Estados Unidos sea rápido, la enorme corrupción del sistema judicial y penitenciario de nuestro país hace imposible evitar que “El Chapo” siga controlando la producción y tráfico de drogas, e infiltrándose en los cuerpos de seguridad, esto es un hecho constatado.
Pero poco le duro el gusto al grupo en el poder, a los pocos días de capturar al narcotraficante Guzmán fue detenido en España el ex gobernador de Coahuila Humberto Moreira. La cola de corrupción de Moreira es tan larga que llega al país Ibérico. Durante su mandato endeudo a su estado a niveles nunca antes vistos, defraudo a bancos con información falsa e inicio un proceso de lavado de dinero y utilización de recursos del erario público desde que empezó su administración. En alguna de sus ediciones la revista Forbes lo considero como uno de los 10 hombres más corruptos de México. En pocas palabras Moreira es la representación viva de la película “La ley de Herodes” pero en la máxima expresión posible.
Es una pena y vergüenza que este delincuente haya sido aprendido y vaya a ser juzgado por tribunales de España y Estados Unidos. Es una pena y vergüenza que aquí en México se ignore y pase por alto este tipo de fechorías. Que no pidan ahora que se evite hacer pre juicios o que no se responsabilice al PRI por estos hechos. Por supuesto que el PRI es responsable y cómplice de Humberto Moreira; fue este partido quien lo llevo a la Gubernatura, el congreso de su estado durante su administración, que autorizo estos actos de corrupción, era mayoría priista. Moreira renuncio a ser gobernador para convertirse en el presidente del PRI en las épocas de la designación y campaña de Enrique Peña Nieto como candidato a la presidencia de la república. Y finalmente es una administración PRIISTA tanto federal como estatal la que han hecho caso omiso a los reclamos de la ciudadanía y de otros partidos para que Moreira fuera investigado y juzgado. El PRI es corresponsable de estos hechos delictivos y deberá de cargar con la culpa, les guste o no.
Y como les decía tendremos un 2016 convulsionado, la guerra contra el Estado Islámico continuara y tendrá que ser definitiva. Las elecciones presidenciales en los Estados Unidos serán también de gran importancia para nuestro país y el mundo entero. La lucha económica de las grandes potencias entrara en una nueva fase, veremos la reacción de países como China y Alemania ante el embate norteamericano. En el escenario nacional habrá elecciones para gobernador en varios estados, algunas en las cuales habrá alianzas a la luz pública o en lo obscurito inimaginables, Veracruz podría ser una de ellas.
En fin, abrochemos nuestros cinturones de seguridad que el 2016 está aquí y promete muchas emociones.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

Enero 16, 2016 - 1:23 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas