¡Escúchanos por internet!

8 mandamientos para trabajar con AMLO

Para trabajar con AMLO y formar parte de la “cuarta transformación del país” no se requiere doctorado ni siquiera maestría. Se requiere de un perfil a prueba de corrupción y el compromiso de hacer más con menos.

De entrada el compromiso es trabajar de lunes a sábado por lo menos 8 horas diarias, no tener más de cinco asesores, no remodelar oficinas y por supuesto cero guardaespaldas.

Por lo que se refiere a salarios, nadie puede ganar más de 500 mil pesos anualmente o sea 41 mil pesos mensuales y sin servicio médico privado lo cual implica, que habrá una baja en las matriculas de las escuelas privadas pues en promedio un semestre de nivel licenciatura de los altos funcionarios, cuesta 60 mil pesos.

Dentro de las 50 medidas de austeridad que se aplicaran a partir del 1 de diciembre se encuentran la cancelación de los Fideicomisos y cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos y evadir la legalidad y la transparencia”. La duda es si los fideicomisos de los Fondos Metropolitanos se van a cancelar considerando que a través de estos fideicomisos los estados como Puebla y Tlaxcala se han beneficiado por lo menos con 4 mil millones de pesos en los últimos seis años.

Los lineamientos para el gobierno lopezobradorista refieren que no habrá bonos anuales para los funcionarios; los viáticos se limitarán y se suprimirá toda partida para gastos médicos privados y de Seguro de Separación Individualizada por lo que se infiere que habrá muchas ausencias laborales pues para asistir al IMSS o al ISSSTE se tendrá que acudir en horas hábiles y por la eficiencia de estas instituciones prácticamente se perderá el día en una consulta.

Dentro de las 50 medidas de austeridad, el punto 21 menciona que, con todas estas medidas, se “reducirá con esto un 70% del personal de confianza y un 70% el gasto de operación respectivo aunque el problema que presentara es que se duplicaran las cargas de trabajo y por lo reducido del sueldo se correrá el riesgo de que se aumente la corrupción considerando que los salarios serán menores y la responsabilidad será mayúscula en cada dirección de área.

Otra media que puede ser contraproducente es que “Nadie podrá utilizar aviones o helicópteros privados, se venderá la flotilla de aviones y helicópteros del Gobierno Federal, se conservará únicamente los vehículos aéreos destinados a la seguridad de protección civil y las ambulancias aéreas” pero si la mayoría de las secretarias de estado se reubicaran en diferentes estados como la Secretaria de Turismo que despachara ahora en Quintana Roo.

Entonces si un gobernador del norte pretende tener reuniones con el Secretario de Turismo tendrá que dedicar por lo menos dos días para trasladarse a ese estado porque si bien le va su traslado seria en avión comercial.

Todo funcionario tendrá prohibido “convivir en fiestas, comidas, juegos deportivos o viajes con contratistas, concesionarios, grandes contribuyentes, proveedores o inversionistas vinculados a la función pública”.

“El Estado Mayor Presidencial se incorporará por completo a la Secretaría de la Defensa Nacional y se ocupará de tareas de protección y vigilancia de espacios públicos instalaciones estratégicas y en la seguridad de los mexicanos”. Sin embargo esta medida puede ser contraproducente en virtud de que esos altos funcionarios que estarán en el gabinete pueden ser un blanco fácil de quienes se dedican al secuestro.

“Desaparecerán las partidas para vestuarios o cualquier gasto de protocolo y ceremonial dedicado al presidente a sus colaboradores cercanos y a familiares”.

Las medidas de austeridad incluyen la eliminación de gastos innecesarios de oficinas y generar ahorrar electricidad, agua, telefonía fija, telefonía móvil, internet, gasolinas y otros insumos pagados por el erario pero si se trabajara hasta el día sábado la medida puede ser contraproducente porque aunque solo asista el

En conclusión, amigas y amigos lectores para trabajar en el nuevo gobierno federal el perfil es:

1. Trabajar de lunes a sábado y cuando menos ocho horas diarias.
2. Cero nepotismos. Ningún funcionario podrá contratar a familiares.
3. Se despedirán los trabajadores que asistan a trabajar en estado de ebriedad, con aliento alcohólico o ingerir bebidas alcohólicas en oficinas públicas.
4. Todo trabajador debe tratar con amabilidad a los ciudadanos en las oficinas y en cualquier lugar donde sean identificados como parte del sexenio lopezobradorista.
5. No habrá viáticos cada que salgan, pues los gastos serán autorizados solo para lo indispensable.
6. No habrá caja de ahorro especial. Es decir, dejará de existir la partida conocida como “seguro de Separación Individualizada”.
7. No habrá bonos y el salario será integral en acatamiento al texto Constitucional que dice: “Se considera remuneración o retribución toda percepción en efectivo o en especie incluyendo dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, compensaciones y cualquier otra con excepción de los apoyos y gastos sujetos a comprobación que sean propios del desarrollo del trabajo y los gastos de viaje en actividades oficiales”.
8. Solo secretarios y subsecretarios contarán con choferes.

Así las cosas, todo apunta que el ahorro que se pretende se lograra aunque no ha quedado claro en qué tiempo la franja de pobreza empezará a disminuir

julio 16, 2018 - 9:30 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas