¡Escúchanos por internet!

“Al filo del agua” es una obra magistral y musical: Eduardo Lizalde (FOTOS)

La novela “Al filo del agua”, de Agustín Yáñez, ofrece trabajos de una prosa de refinamiento, originalidad y potencia que no se había observado, mencionó el poeta y ensayista Eduardo Lizalde.

El escritor y director de la Biblioteca de México, Eduardo Lizalde, impartió hoy la conferencia magistral a 70 años de la novela “Al filo del agua”, en el Auditorio Divino Narciso de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

Ante la presencia de la rectora de esta casa de estudios, Carmen López-Portillo Romano y de Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, comentó que esas características que plasmó Yáñez no se observa ni siquiera en la literatura de algunos de sus contemporáneos más importantes.

“Tomen ustedes cualquier página de enorme y perfecta prosa de Agustín Yáñez, se tratan de panoramas dramáticos, de la vida de un pueblo del arzobispado como dice el autor y un resumen del carácter del habla y también del espíritu de los personajes que habitan y padecen estos pueblos cerrados al sectarismo y control intransigente de autoridades conservadoras a los que se refiere el autor”, expresó.

Al término de leer algunas páginas, de las 400 que conforman el libro, el poeta elogiaba esta obra como magistral texto, con el que ocurre lo mismo que cuando se intenta, por ejemplo, expresar con palabras la grandeza de una obra musical.

“Ya sea de Johan Sebastian Bach o cualquier otra pieza que nos venga a la memoria, nunca se entenderá por más brillante que sea el cronista, el crítico y o el estudioso, una obra musical maestra solo al escuchar la obra misma, esto ocurre con la literatura de belleza poética, que son las páginas de Agustín Yáñez”, afirmó el vate.

Dijo que no hay más solución para entender por qué es tan importante esta novela, que entregarse al mar, el reposo extraordinario de las páginas de “Al filo del agua”, que ha sido editada muchas veces.

“Como digo, leerla es un placer prácticamente musical, y es sin duda una lección de talento literario, verdaderamente impresionante”, reiteró, para después leer de su libro, que corresponde a la primera edición de 1947 que ilustraba el célebre grabador y artista Julio Prieto, uno de los temas como “Los norteños”.

Ante invitados y alumnos de la institución, la rectora de la institución, Carmen López-Portillo Romano, señaló que hoy es un día de fiesta para esta casa, y a nivel personal “quiero contarles que parte de la recuperación de este inmueble se lo debemos a Agustín Yáñez.

“A quien mi tía Margarita visitó hace muchos años, más de 40 años, para pedirle ayuda, para el rescate de este espacio que estaba a punto de venirse abajo y gracias a él, empezaron los trabajos de restauración”, apuntó.

Por su parte, Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua destacó que Yáñez no solamente fue gobernador de Jalisco y Secretario de Educación Pública, fue miembro de número además de la Academia Mexicana y su décimo tercer director.

“Pero por encima de todo, fue un gran narrador, sobre cuyos inmensos méritos nadie, ya que le corresponde hacerlo a don Eduardo Lizalde”, concluyó, no sin antes leer el poema “Donde solo el silencio” que dedicó al poeta Lizalde.

“Al filo del agua” fue publicada en 1947 y es considerada la mejor novela mexicana de la primera mitad del siglo XX. Su autor, el escritor jalisciense Agustín Yáñez, fue gobernador de su estado natal (1953-1959) y miembro de la Academia Mexicana, donde ocupó la silla XXX. Recibió el Premio Nacional de Letras en 1973.

Eduardo Lizalde recibió el tercer Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español. Es señalado como el bardo que cambió el paisaje poético de nuestro tiempo,mejor conocido como “El Tigre”. En julio pasado cumplió 88 años de edad y desde 2007 es académico de número de la Academia Mexicana de la Lengua.

octubre 27, 2017 - 9:35 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Staff

Cultura