Amor con amor se paga

Ni duda cabe, el gobernador Miguel Barbosa cierra una gran semana.

El pasado lunes recibió elogios por parte del presidente López, por la voluntad demostrada por parte de su administración para enfrentar de manera frontal, el robo de combustible, el cual ha disminuido significativamente, a partir del 2019 cuando Barbosa tomó las riendas de Puebla.

El presidente y el mandatario estatal se dejaron ver juntos, muy joviales y muy cordiales, lo que habla de la muy buena relación entre ambos, lejos de las intrigas que se armaron en contra del gobernador de Puebla, al inicio de su gestión.

Pero, por si fuera poco, como amor con amor se paga, es esta misma semana, el gobernador Barbosa anunció que su administración, se prepara para poder manejar un presupuesto cercano a los 104 mil millones de pesos, cifra histórica para Puebla.

Esta demás decir que se trata de una muy buena noticia, Puebla había sido castigada presupuestalmente durante los tres primeros años del presidente López, quien inexplicablemente, los recursos federales habían disminuido.

En este 2021, el presupuesto asignado de Puebla ascendió a poco mas de 96 mil millones de pesos, lo que había sido el mejor presupuesto de la historia de Puebla, muy cercano a lo que registro la administración de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali.

Punto a destacar, es la atinada conducción de María Teresa Castro Corro al frente de la Secretaría de Planeación y Finanzas, Puebla cuenta con finanzas sanas y sólidas, además de que no ha solicitado ningún endeudamiento a diferencia de otros estados.

De los más de 104 mil millones de pesos, 95 mil 937.3 millones de pesos corresponden a recursos programados y no programados que enviará la federación a la entidad, mientras que el ocho por ciento restante (aproximadamente) es lo que la entidad percibirá de recaudación propia.

De los recursos federales, 45 mil 354 son etiquetados y ejecutados directamente por el gobierno estatal, a través de la Secretaría de Planeación y Finanzas. Otro recurso que también percibirá la tesorería estatal es el correspondiente al Ramo 28, por el cual la entidad captará 44 mil 562.9 millones de pesos.

La suma de ambos montos asciende a 89 mil 917.4, que representa en términos nominales 8.2 por ciento superior al año anterior. Además, otros recursos que percibirá la entidad son 4 mil 782.4 millones de pesos del Insabi.

Así el escenario para el próximo año.

Javier Casique, exiliado. El priista Javier Casique ya no es el alfil consentido de José Murad Casab, el verdadero líder del tricolor, quien al ver los magros resultados electorales que le entregó su paisano le ordenó a Alejandro “Amlito” Moreno removerlo de su cargo, con el pretexto de una reestructuración al interior del ex partidazo.

Casique pasó de ocupar la poderosa cartera de la Secretaría de Elecciones del PRI a despachar como delegado del CEN en Campeche, una entidad que entregó en la pasada elección a Morena.

No es para menos el enfado de Murad Casab, Casique entregó al priismo sus peores resultados electorales. Los números no mienten. Para el PRI, la elección de junio fue la peor en su historia, de 15 gubernaturas en juego, no ganó una sola el Partido Revolucionario Institucional. Simplemente, el priismo no obtuvo triunfo relevante.

En Puebla, Javier perdió San Martín, porque como la fábula, se dejó llevar por lo que decía el profe Moy, “unas …”, y no pensó bien quien ganaba y ahora es un paria a la espera de que “Amlito” Moreno terminé por entregarse.

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

octubre 7, 2021 - 10:15 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas