¡Escúchanos por internet!

Así se operó el fraude en San Andrés

Nuevas evidencias, aportadas por diversas fuentes, confirman el fraude electoral que operó Adán Xicale, en ese entonces represente de Morena ante el Consejo Municipal electoral de San Andrés Cholula, en complicidad de los integrantes de este organismo e incluso los representantes de los partidos políticos, para beneficiar a la actual presidenta, Karina Pérez Popoca.

Xicale, operador político de la hoy alcaldesa, y Roberto Maxil, también operador de Karina Pérez, y hoy regidor de la hoy presidenta se encargaron de cooptar e intimidar a varios de los integrantes del Consejo Electoral Municipal de San Andrés, bajo amenazas, dinero o promesas de trabajo.

A través de Oscar Rubén Mota Bazaldua, encargado de capacitación del distrito electoral 18 con cabecera en San Pedro Cholula y concuño de Adán Xicale, se dieron los acercamientos con los diversos representantes del consejo municipal.

Xicale, en su calidad de representante de Morena ante el Consejo y a través de Mota Bazaldua, comenzó a llamar a cada uno de los integrantes del Consejo, como Guadalupe Lozada Vivaldo y el también consejero Fernando Sandoval Guerrero.

Guadalupe Lozada decidió apoyar a Xicale y a Karina, a cambio de un puesto dentro de la administración pública, el cual sí recibió, ya que actualmente es la Secretaria General de la comuna; en tanto, a Fernando le prometieron cierta cantidad de dinero, lo cual se desprende de una conversación en poder de Efekto 10, en donde Sandoval Guerrero reclama su pago a los operadores de la actual presidenta municipal.

Xicale y Roberto Maxiil amedrentaban o cooptaban a estos personajes en la casa del propio Adán y ahí tenían conocimiento de todo lo que se movía al interior del Comité Municipal Electoral, pero les faltaba una pieza clave, el Secretario General, Edgar Juárez.

Juárez, se dice que luego de diversas amenazas, accedió a un encuentro con estos dos personajes y no se sabe a cambio de que accedió a operar a favor de la hoy presidenta, prestándose también al fraude en su calidad de Secretario General del Consejo, lo cual le daba manga ancha en todo el tema de la organización del proceso.

Se sabe que una vez concluida la contienda electoral y al cierre de las casillas, comenzó el recuento en el Comité Municipal de San Andrés, tras el cual y luego del cansancio, todos los funcionarios electorales, incluyendo a los representantes de los diversos partidos políticos, se fueron dormir. Incluido el consejero presidente, Pablo Alberto Merino Flores, quien pernocto en su auto.

Fue entones, cuando por la madrugada, Oscar Rubén Mota aprovechó este hecho para sustraer la documentación oficial y abordo de una camioneta del IEE, sustrajo la documentación y trasladó a la casa de campaña de Morena y de la entonces candidata, Karina Pérez, en donde se llevó a cabo el recuento y llenado de actas y se alimentó al sistema del Instituto Electoral para el PREP, el cual fluía de manera muy lenta ese día por tratarse de una elección en donde se tuvieron que tachar seis boletas.

Se dice que alrededor de las 5 de la mañana, el material electoral regresó al Comité Municipal, para la reanudación de la sesión, la cual se había interrumpido por la madrugada.

La gran pregunta por supuesto es, ¿En dónde estaba el representante del PAN? Es una incógnita, lo mismo que también el por qué el panismo, dejó solo en ese momento a su candidato, Edmundo (Mundo) Tlatehui.

Cabe señalar que la diferencia entre el primer y segundo lugar, la hoy espuria presidenta municipal, Karina Pérez Popoca, y el segundo lugar, el candidato del PAN a la alcaldía Mundo Teutli, fue menor a los 2 mil 500 votos, lo que habla de la operación política que se llevó a cabo el “día D”, por parte de las fuerzas de Adán Xicale y Karina Pérez para hacerse del control del municipio de San Andrés Cholula, a través de los órganos electorales.

Queda claro que la colusión de autoridades electorales en este caso fue un factor clave, para inclinar la balanza a favor de Morena y de su candidata Karina Pérez, quien literal, se robó la elección.

Pero como dijera el clásico, aún hay más. Roberto Maxiil, el encargado de intimidar y cooptar a los consejeros y funcionarios municipales es hoy regidor del Ayuntamiento de san Andrés y fue captado en situaciones de “alto riesgo”. Pronto tendrán más noticias de la forma en que gobierna Morena. No robo, no miento y no traiciono.

Tampoco hay que olvidar que el día de la jornada electoral, fueron asesinados, en el restaurante “A Fuego Lento”, Gabriel Arcos y Vicente Tolama, sobrino y cuñado del entonces presidente municipal, Leoncio Paisano Arias. ¿Casualidad?

Ya se supo. Para nadie es un secreto que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, le está pidiendo de a 150 mil pesos a cada uno de los presidentes municipales de Morena, para pagar la movilización absurda que preparan los barbosista para este fin de semana.

Algunos alcaldes, ya se preparan para entregar el dinero y ahora si mandar por la “cocas” a este “barbosista”, el cual, ya encontró una muy lucrativa forma de mantener “vivo” el movimiento.

Esta demás decir, que una buena parte de los alcaldes de Morena, ya se apresta para mandar a Biestro, Barbosa y JJ, al baúl de los recuerdos y sentarse a dialogar con la gobernadora, Martha Erika Alonso.

laserpientesyescaleras@hotmail.com
Ilustración: Alejandro Medina

diciembre 11, 2018 - 10:30 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas