¡Escúchanos por internet!

Arranca la era Trump

Estamos a menos de cien horas del arribo formal de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos. Existen sobradas razones para sostener que se abre una nueva era en la relación de nuestro país con los Estados Unidos y, muy probablemente, una nueva época en las relaciones internacionales, signada por el quiebre de la hegemonía del proyecto neoliberal en el planeta y el regreso del proteccionismo de cuño nacionalista, que encontró en el Brexit inglés su plataforma de lanzamiento y que ahora parece proyectarse con mayor vigor hacia el mundo desde la cuna misma de la democracia contemporánea y el principal mercado de consumo del planeta.

Sobre el perfil psicológico-político de Trump se ha dicho ya lo relevante: egoísta, megalómano, autocrático, narcisista, intolerante a la crítica, escasamente empático y tendencialmente sociópata, xenófobo, racista, etc. A discusión está cuál de los epítetos lo describe más acabadamente o de mejor manera, lo que está fuera de duda es la pertinencia parcial de todos ellos para dar cuenta de alguno de los diversos ángulos de su compleja personalidad. En cambio, menos relevancia de la necesaria es la que se ha dado a lo que, como mexicanos, está en nuestra cancha y podemos hacer frente al despliegue práctico de sus amenazas.

A estas alturas del partido, con la información disponible, resulta poco inteligente, además de escasamente responsable, ponerse a dudar sobre la disposición de Trump a llevar adelante sus amenazas racistas, xenofóbicas y proteccionistas. La agudeza para observar las circunstancias y las consecuencias de sus actos u omisiones no está dentro de los atributos propios de su síndrome de personalidad; más consistente con la evidencia empírica es asumir como cierta su proclividad a confundir sus deseos con la realidad y a proceder prácticamente montado en dicha confusión.

En tales circunstancias, encuentro mucho más que justificadas la zozobra, la incertidumbre y el temor experimentados por nuestros compatriotas mexicanos y paisanos poblanos en el lapso posterior al triunfo electoral de Trump. Mi comprensión y solidaridad con todos ellos en estos momentos difíciles y, de forma especial, con las comunidades pujantes, exitosas y trabajadoras de poblanos, asentadas en Nueva York, Florida, Georgia, Illinois, Oklahoma, Oregón, Idaho, Ohio, y California, entre otros.

Tan sostenible como la certeza de que muchas de las amenazas de Trump, obviamente no todas, pronto se traducirán en acciones resulta que las comunidades mexicanas disponen de fortalezas reconocidas, tales como sus nexos familiares y comunitarios, su ingenio y laboriosidad, entre otras. Hasta ahora, ha privado entre los mexicanos de dentro y fuera del país mucho más el temor y el desencanto que el reconocimiento de nuestras potencialidades y la construcción de estrategias factibles de respuesta en el corto, mediano y el largo plazos. Dicho con toda crudeza: lo que hasta hoy hemos exhibido es consecuencia directa de una perspectiva errónea y derrotista: que enfrentamos un enemigo cuasi omnipotente e invencible y de cuyas acciones depende nuestro futuro.

El poder, lo sabemos bien, no es atributo de persona alguna, sino cualidad dialéctica de las relaciones. La magnitud de la fuerza de Trump es una función directa de la debilidad que asumimos como contraparte. Ahora que comienza la era Trump, el primer paso de los mexicanos y los poblanos es desechar el entender erróneo de que el futuro propio depende de la voluntad de aquél, por poderoso que parezca. Hay muchos enemigos potenciales de Trump dentro de los Estados Unidos con los cuales unir fuerzas, esperanzas y estrategias de acción. Los líderes políticos que operamos en México estamos frente al desafío de acercarnos con nuestros compatriotas y actuar como facilitadores de la inteligencia y la capacidad de acción colectiva de nuestros connacionales en el exterior. En la era de la información, nada más a nuestro alcance que ampliar y fortalecer las redes para enfrentar la crisis y salir fortalecidos.

Tan relevante como lo anterior es avanzar aceleradamente en la construcción de mecanismos que amplíen las oportunidades de quienes opten por la repatriación. Cualquiera sea el caso, el diálogo y el trabajo en equipo están llamados a ser la clave a la hora de enfrentar los tiempos difíciles por venir. Desde mi trinchera actual o cualquiera en la que me toque estar, mi solidaridad con los compatriotas es y será en el plano de las palabras y los hechos. Juntos somos mucho más que cualquier amenaza o desafío, incluido Donald Trump.

Los retos de la Nueva Agenda Urbana

Hablar de la Nueva Agenda Urbana (NAU), como lo he venido comentando en este espacio, es hablar de una declaratoria de principios para la formulación de políticas públicas, planes y programas a nivel local, regional y nacional.

Los ejes que guían este documento rector son: Vivienda para construir ciudades; desarrollo regional para combatir la desigualdad; un nuevo marco legal para la gobernanza de las metrópolis; construcción de ciudades compactas y productivas; gestión eficiente del suelo con nuevas tecnologías y transparente para brindar seguridad jurídica; promoción de una nueva cultura del espacio público y la movilidad; ciudades sostenibles para cuidar nuestro entorno y resilientes ante los desastres naturales.

Es claro que esta nueva propuesta replantea los principios que han guiado el desarrollo urbano de la mayoría de los países en el mundo y como todo cambio, este implica un reto para su implementación por el sistema económico que nos guía, además de que debe tomar en cuenta las condiciones de cada entorno para su desarrollo.

En el caso de nuestro país considero que los puntos críticos para lograr una buena implementación están dados en las siguientes líneas: primero, todo lo que tiene que ver con la normativa que se aplica en el entorno urbano es decir, reglas y regulaciones urbanas porque los resultados en términos de calidad de un entorno urbano dependen de cómo se implementan las mismas además, de que es necesario el sustento del Estado de Derecho; una vez que tenemos un marco legal base del cual partir, debemos establecer una provisión adecuada de bienes comunes, incluyendo calles y espacios abiertos, en conjunto con un patrón eficiente de lotes edificables, es decir necesitamos principios claros de planificación y diseño urbano; hay un punto que en realidad considero es medular para los propósitos planteados, hablo de lo que tiene que ver con los recursos que van a permitir mantener las acciones de planeación, hablamos de finanzas municipales porque para tener un manejo y mantenimiento eficiente de la ciudad, los sistemas fiscales locales deberían redistribuir partes del valor urbano generado; por ultimo necesitamos tener una consideración hacia Políticas Urbanas Nacionales, las cuales establecen una conexión entre la dinámica de la urbanización y el proceso general del desarrollo nacional y para esto, hay que preservar la esencia de este Gobierno que va en el sentido de mantener una fuerte coordinación entre los diferentes niveles de gobierno, debemos de apoyar la coordinación intergubernamental para estar todos en un mismo objetivo.

Aquí considero adecuado que esta coordinación nos permita hacer de nuestra Puebla una entidad modelo en la aplicación de la NAU. Necesitamos trabajar en primer lugar en la revisión de nuestro marco legal, observo que Puebla tiene dos áreas de oportunidad en este sentido, la legislación urbana necesita actualizarse y es momento de incluir los principios de la NAU y en segundo, esta misma legislación debe responder a la metropolitización de Puebla con Tlaxcala, por lo que este año es fundamental concretar estos objetivos y ser el primer Estado alineado a la NAU.

Tenemos que trabajar también en la parte técnica para alinear los planes de desarrollo urbano a los principios de la agenda y tenemos que coordinar esfuerzos los tres órdenes de Gobierno.

Tenemos un reto muy importante por delante, hacer de Puebla el primer Estado que sigue la NAU pero, estoy cierto que desde la Sedatu lograremos integrar a los distintos órdenes de Gobierno para lograr una agenda que permita cumplir con los ejes rectores de esta porque, el hacerlo implica incidir en la mejora de nuestras ciudades, de la vinculación metropolitana con nuestro vecino y de, sobre todo, hacer valer el Derecho a la Ciudad de todos nosotros los Poblanos.

Apoyando al campo mexicano

México es un país de gran tradición agraria y por tanto el tema siempre es uno de los ejes más importantes a desarrollar para cualquier Administración.

A unos días del 102 Aniversario de la Promulgación de la Ley Agraria del 6 de Enero de 1915, en la Sedatu estamos trabajando para cumplir con el objetivo de este Gobierno de transitar de una política meramente asistencialista, basada exclusivamente en subsidios, a una política sustentada en incentivos, que permita elevar y democratizar la productividad en el sector agroalimentario.

Y puedo decir que una de las áreas que más apoyan este propósito es la resolución de conflictos agrarios ya que, la falta de solvencia jurídica detiene proyectos e inversiones en el campo mexicano por lo que, desde sus inicios, en la Sedatu un tema fundamental ha sido agilizar las vías de solución a los problemas del campo.

Así, en lo que vamos de esta administración, a través del Programa de Atención a Conflictos Sociales en el Medio Rural (COSOMER) se han resuelto 190 conflictos agrarios, regularizando la superficie de 95 mil hectáreas, en beneficio de más de 46 mil familias campesinas; tan sólo en el año que pasó, se participó en la solución de 67 conflictos agrarios, en beneficio de más de 28 mil familias campesinas, siendo los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Chihuahua, Puebla y Jalisco los que tuvieron el mayor impacto; debo mencionar que dentro de estas acciones generadas se logró atender un conflicto de casi 90 años y que era uno de los más emblemáticos del país: el del Ejido Casas Grandes y los municipios de Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, que inició en 1927.

El año 2016 nos dejó, también, la instalación de los 32 Consejos Estatales de Desarrollo Agrario, uno en cada entidad federativa de la República Mexicana; estos tenían el objetivo de atender a la gente del campo a través de una agenda estratégica, en estos participaron 429 consejeros federales y 188 estatales, se atendieron 527 asuntos, con lo que se dio solución a diversos problemas relacionados con la tenencia de la tierra, brindando seguridad y certeza jurídica en beneficio de los sujetos agrarios.

En total llevamos a cabo 48 audiencias y talleres de capacitación en 28 estados de la República Mexicana, donde se atendieron a cerca de 6 mil sujetos de 629 núcleos agrarios y donde no solo se captaron sus necesidades, también se dio seguimiento y se gestionó ante la Procuraduría Agraria (PA), el Registro Agrario Nacional (RAN), la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (CORETT), y en menor medida, con las delegaciones de la Sedatu lo que solicitan para darle una solución integral; una gran novedad en estas audiencias agrarias es que, si un asunto tiene solución inmediata ahí mismo se le da, y si no se brinda capacitación a los integrantes de los órganos de representación de los ejidos y de las comunidades.

Estoy cierto que con la Ley Agraria del 6 de enero de 1915 comenzó a escribirse una nueva etapa de desarrollo para el campo y de construcción de instituciones que protegieran la tenencia de la tierra.

Hoy, a través de diferentes dependencias y en base a nuestras atribuciones, seguimos apoyando los ideales de la misma y estamos llevando soluciones a lo que en el pasado eran conflictos de años.

Puebla ha sido de las entidades que más beneficios han recibido en cuanto a soluciones agrarias por parte de esta Secretaria así que no me queda más que decir que comprometo mi esfuerzo para seguir apoyando a mi Estado en la resolución de sus conflictos agrarios porque, la certeza jurídica es el primer paso para engrandecer nuestro campo.

Sé que estamos ante un panorama complicado en este inicio de año pero, hago un llamado a todos los poblanos a trabajar en unidad para tener las oportunidades que deseamos, recordemos que juntos podremos lograr las mejores soluciones a los problemas de todos.

Foto: Es Imagen / José Castañares

El año que viene, de lo individual a lo colectivo

Estamos a pocos días de cerrar un año más para los que tenemos la dicha de estar pensando en que nos depara el 2017. Este año que termina, sin duda, ha sido de triunfos y desencuentros para todos pero, al final del día nos debe permitir reflexionar sobre cuáles son nuestras metas a futuro, personales y colectivas. Todos tenemos propósitos y lo más importante, todos debemos de tener una estrategia para llevarlos a cabo, saber que la fuerza de voluntad habrá de cumplir las metas propuestas.

Un final de ciclo, como lo es la terminación de un año, siempre nos deja un incentivo para poner en la balanza las experiencias de vividas en este lapso de tiempo, para poner empeño en mejorar las cosas que consideramos hemos dejado de lado, es decir, nos permiten formularnos objetivos claros hacia lo que deseamos en el año que viene. El término de un año nos deja echar nuestra mirada hacia delante y futurear, es decir, poner en palabras nuestros anhelos y ensueños sobre el porvenir propio, de nuestros seres queridos, nuestra comunidad, nuestro país, el mundo en que vivimos.

Y en este escenario de algo estoy muy consciente y es que todos podemos mejorar en mucho de manera colectiva tanto nuestro país como nuestra entidad, solo debemos entender que los esfuerzos personales al final se traducen en esfuerzos colectivos cuando los fines se encaminan hacia mejorar en nosotros. Creo que es tiempo de entender algo que siempre me han preguntado y es ¿Cómo podemos mejorar de manera colectiva tanto a nivel nacional como en nuestra entidad?

Todos creemos que los grandes cambios vienen con grandes acciones colectivas pero, hoy quiero aprovechar este espacio para decirles que yo soy un convencido de que los grandes cambios vienen a partir de pequeñas acciones individuales. Desde mi punto de vista, todos los mexicanos somos muy buenos para juzgar pero no tenemos tiempo para analizar de qué forma actuamos, es decir, esperamos que las cosas cambien pero no observamos que hacemos nosotros para cambiarlas. Creo que todos debemos trabajar para poner en la mesa juicios internos antes que externos y así, lograr pequeños cambios que sumados nos permitan observar cambios de mayor magnitud.

No tengo duda de que las disyuntivas, dramáticas como suelen ser, imponen restricciones pero también posibilidades de elegir. Para mi, la vida tiene sentido en función de los propósitos o misión muy personal que nos planteamos, siempre en relación con los demás; porque entra en juego la posibilidad de dejar nuestra huella indeleble en el mundo y experimentar la satisfacción de que hacemos lo suficiente por trascender el límite temporal de nuestra vida.

Muchos pensaran que el entender que los pequeños cambios mueven al mundo es un sueño pero quiero decirles que creo que si bien, soñar es riesgoso, porque nada nos eximen de la posibilidad de frustrarnos, el darnos la posibilidad de cambiar algo es un sueño porque depende de uno iniciarlo sin esperar respuesta de nadie. Así, contrastar los propósitos con los logros puede resultar doloroso, pero no hay mejor ruta hacia la madurez, el éxito y la realización. Quienes soñamos podremos de vez en vez arribar a la conclusión de que existen hondas brechas entre lo deseado y lo logrado, pero tendremos elementos para saber cuándo y por qué nos apartamos del camino, y lo que debemos hacer para retomar el cauce. Quienes actúan de espaldas a sus potencias de imaginar una situación distinta y mejor, en cambio, optan por aliarse a las circunstancias que no desean.

En este sentido y en mi entorno colectivo, lo que yo veo hacia el final de año y del ciclo de la primera alternancia en nuestro Estado, es una Puebla consciente de las promesas incumplidas. Lo que yo palpo son las energías y la esperanza de un cambio. Resta por darle forma colectiva al sueño de una Puebla progresista, plural e incluyente, pero sobre todo generosa con sus personas y sus familias. Lo que falta es construir en equipo la voluntad colectiva de cambio y traducirla participativamente en programas de acción. Lo que yo veo y propongo, a partir del próximo año, es una Puebla unida y en equipo, caminando hacia un horizonte de progreso, con un presente y un futuro mejores.

En base a esto hoy quiero desearte lo mejor para ti y tus seres queridos en este año nuevo. Y a la vez que te deseo lo mejor te quiero invitar a que pienses las cosas de manera propositiva e individual entendiendo que lo colectivo no debe ser una suma de voluntades sino de acciones pensada en el bienestar de todos. Por esto, estoy convencido que tus anhelos personales y grupales de bienestar son el ingrediente sustancial del impulso de cambio y de la forja de una Puebla como la que tú y tus seres queridos quieren y se merecen.

Migración, escenario complicado

México es el segundo país del mundo, solo detrás de la India, con mayor número de migrantes, poco más de 12 millones.

Y si bien de acuerdo a los últimos datos existe una diversificación de los lugares de destino de los mexicanos, por ejemplo, Canadá y España concentran actualmente poco más del 4 por ciento de estos, todos sabemos que Estados Unidos sigue siendo el destino principal de la migración nacional.

Se estima que hay cerca de 6 millones de migrantes mexicanos ilegales en suelo americano y sabemos que, de 2010 a 2015 hubo una tasa de deportación de 2 millones de estos, situación que esperamos se agrave con la llegada de Trump al Gobierno de Estados Unidos.

En término económicos nuestro país es el cuarto receptor a nivel mundial ya que para 2015, estas representaron poco más de 25 mil millones de dólares que ingresaron por este concepto a nuestro territorio. Como lo mencionaba, la llegada de Trump supone que el tema de la migración sufra cambios que nos afectarán directamente, el escenario es complejo.

Desde su campaña el Presidente electo de los Estados Unidos hizo comentarios de odio contra la migración ilegal y en especial en contra de nosotros; todo apunta a que cumplirá parte de sus amenazas de hecho, al tomar posesión mencionó que una de sus primeras acciones será deportar a 3 millones de migrantes y creo que no tardaremos en ver que esto se cumpla.

Las expectativas que visualizo ante las acciones mencionadas ejercerán gran presión social a nuestro país; por un lado tendríamos una disminución de las remesas y por otro, vamos a necesitar medidas extraordinarias para emplear a muchos de los que regresan y si bien sabemos, que en esta Administración el empleo ha tenido un gran desempeño, las posibilidades de absorber esa mano de obra en tiempo serán pocas; esto hace pensar que la informalidad y el crecimiento de la violencia pueden aumentar considerablemente.

Ahora bien, la situación será difícil en todo el país, pero, habrá Estados que deberán tomar medidas en función de la población que mantienen en el país vecino.

Nuestra entidad es una de las que debe estar pensando ya en medidas ante una posible oleada de regreso de migrantes por deportación o convicción propia ante las políticas que se impulsen los americanos.

Puebla ocupa el cuarto lugar en número de migrantes hacia los Estados Unidos por lo que se espera que sea también una de las entidades que más reciba deportados.

Esto debería ocuparnos de inmediato ya que, nuestro Estado ocupa el quinto lugar nacional en términos de población pero, según el INEGI, es la número 22 en desarrolló económico además de ser la quinta peor en productividad. Somos un Estado con una gran población, pero con indicadores de empleo y de productividad muy bajos lo que nos muestra que, de no tomar medidas inmediatas para prever una posible ola de deportación de migrantes, la situación de nuestra comunidad puede agravarse rápidamente.

Nadie tiene certeza aún de lo que la política migratoria en nuestro vecino del norte hará porque, si bien he mencionado que el escenario ante la posibilidad de cumplir las amenazas de Trump es complejo, creo que esta complejidad al que menos le convine es precisamente a los estadounidenses ya que somos mutuamente dependientes no sólo en términos económicos sino también en términos de seguridad, eso no debemos olvidarlo.

Pero lejos de estas suposiciones lo que es un hecho es que como Nación y como Estado debemos de empezar a trabajar para soportar con oportunidades a las generaciones futuras, con Obama hubo más de 2 millones de mexicanos deportados y con Trump debemos esperar más.

Finalmente, debo mencionar que en el marco del Día Internacional del Migrante mis votos están porque la migración sea un medio de desarrollo en el mundo y no uno de odio racial propagado por la falta de consenso en las políticas migratorias de los países en desarrollo, que si bien lo saben, no aceptan que necesitan de nuestra mano de obra.

Derechos humanos, derechos de todos

Para muchos de nosotros hablar de Derechos Humanos en nuestro país es acotar el tema a la simple exposición de estos como recurso en distintos procesos legales, es decir creo que hemos acotado estos a una esfera de defensoría legal cuando, sin duda, estos van más allá.

Por esto quiero aprovechar este espacio para reconocer hoy la decisión del Gobierno de la República de entregar el Premio Nacional de los Derechos Humanos, post mortem, a Rodolfo Stavenhagen, académico y luchador incansable por los derechos de los pueblos indígenas.

Sociólogo, y hasta hace unos días Profesor Investigador de El Colegio de México, el Dr. Stavenhagen fue un académico reconocido en lugares tan importantes como París, Harvard y Stanford, por mencionar algunos, a donde llevó sus invaluables aportaciones en la defensa y protección de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas de México.

Tarea nada sencilla para una vida donde el fantasma de la globalización siempre ronda la extinción de los valores de las comunidades originales, por eso es aún de mayor valor, considero, el premio asignado.

Nuestro país es uno lleno de tradiciones y de presencia de pueblos indígenas, somos una de las mezclas más ricas en el mundo entre modernidad y tradiciones lo que nos ha permitido, dar una cara al mundo llena de misticismo que atrae a muchos visitantes extranjeros año con año y que nos permite, ser uno de los países con mejor oferta turística a nivel mundial.

Esto es un ejemplo de que la modernidad y la cultura no son incompatibles por lo que, el dedicar una vida a mostrar la valía de nuestros pueblos indígenas, sus derechos y su capacidad de desarrollo es una tarea que hoy, con la entrega de este premio, se ve reconocida.

Y debo mencionar que esta visión ha estado dentro de esta Administración desde sus inicios ya que, el Gobierno de la República ha respaldado a los pueblos originarios para mejorar sus ingresos y su calidad de vida, sin que pierdan su identidad cultural ni tengan que poner en riesgo el patrimonio natural de la nación.

Puedo decir que desde la Sedatu hemos trabajado para que nuestros programas puedan beneficiar a nuestras comunidades indígenas, de hecho hoy tenemos un programa de vivienda que ha permitido apoyar a más de 14 mil familias con un hogar de dos recamaras pero, con la característica de responder a la cultura de cada lugar.

Así cada quien desde nuestros puestos en esta Administración estamos trabajando para que 15 millones de indígenas en nuestro país puedan ejercer sus derechos plenamente.

A través de programas dirigidos a mejorar sus oportunidades y su calidad de vida, y con avances fundamentales en materia de identidad, a través de la expedición de actas en su lengua original, y en materia legal, a través de juicios y apoyo de abogados bilingües, sin duda estamos apoyando la visión de gente como el hoy Premio Nacional de los Derechos Humanos.

En algún grado todos los Estados de nuestro país concentran a cierta cantidad de pobladores indígenas y debo decir, que Puebla es la cuarta entidad con más población de este tipo al concentrar a 17.6 por ciento de indígenas como parte de sus habitantes, es decir tenemos a poco más de 1 millón de personas que pertenecen a grupos originales.

Creo que el tener una población tan basta y ser uno de los principales portadores de acervo cultural a nuestro país nos presenta un desafío importante para mantener esta población a través de acciones que muestren la importancia de mantener nuestra cultura y su diversidad.

Tal parece que si bien hay acciones para mejorar las condiciones de nuestros pueblos indígenas aún necesitamos trabajar para impulsar una visión de desarrollo como la planteada por el Dr. Stavenhagen en nuestro Estado pero, considero que estamos a tiempo de impulsar las medidas necesarias para que las acciones de política pública sean coherentes con la cantidad de población que tenemos dentro de estos grupos originales, es decir debemos de tratar de asignar recursos en proporción a lo que nos representa la población indígena, debemos aumentar el gasto en ellos para lograr la no discriminación, la inclusión, la igualdad de género, la legalidad y la tolerancia que queremos para los poblanos.

En Pro de la Diversidad Biológica

Para todo el mundo el tema del medio ambiente se ha vuelto parte de su desarrollo porque, finalmente estamos entendiendo que nuestro planeta no es finito y que como especie dependemos de un entorno natural equilibrado.

La década de los 80 fue un parte aguas muy importante en el tema al enunciar el concepto de sustentabilidad por primera vez, a partir de eso y hasta nuestro días, se ha apoyado la idea de que la sustentabilidad es importante pero no solo depende de modificar pautas de consumo sino, de mantener la biodiversidad de los ecosistemas para que su reproducción sea adecuada y funcional.

Esta semana se lleva a cabo la Conferencia de las Partes en Cancún, COP13, y se aborda el tema de la biodiversidad como un elemento a integrar en la política sectorial de todos los países miembros.

Estoy cierto de que México será un factor clave en esta cumbre ya que, a nivel nacional, ha hecho un esfuerzo para lograr que el tema de la sustentabilidad esté presente en la política de desarrollo que seguimos.

Tal es la visión de nuestro país en el tema que la propuesta clave que tenemos es, incluir como tema central de esta reunión la integración de la conservación y el uso sustentable de la biodiversidad en los planes sectoriales e intersectoriales con énfasis en los sectores agrícola, forestal, pesquero y turístico.

Importante aportación porque considero que estas integración implicará que la biodiversidad deba ser considerada parte del funcionamiento de los sectores productivos y esto los valorara para reducir los impactos negativos en ellos y por tanto, se generarán beneficios a la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.

Guardando las dimensiones que tiene el problema de un mercado para los recursos naturales y su valoración creo, que esta es una medida simple pero que puede tener efectos muy positivos si logramos tener conciencia de la importancia de la biodiversidad para el sistema productivo de nuestro mundo.

Trascendente lo que viviremos a través de esta Conferencia de las partes pero creo que igual de trascendente será poder llevar a cabo acciones inmediatas a nivel estatal y municipal por lo que, debemos estar atentos para saber que hemos hecho en nuestros estados para apoyar el medio ambiente. Puebla tiene 3 Áreas Naturales Protegidas de jurisdicción estatal que contribuyen con poco más de 72 mil hectáreas y tiene, poco más de 1,200 hectáreas clasificadas como reservas ecológicas.

Esto a mí me dice que tenemos un reto muy grande como Estado, me dice que tenemos que tener las antenas puestas para en el muy corto plazo implementar lo que se acuerde en esta COP13, y la razón que me lo dice es muy sencilla, las áreas protegidas de Puebla no representan más del 2.3 por ciento de la superficie total de nuestro Estado.

Sin duda creo que estos números no le hacen justicia a todas las bellezas naturales con que contamos, considerando nuestras sierras hasta nuestras zonas semidesérticas.

A pesar de esto, observo que este no es el único reto que tenemos, la ciudad de Puebla tiene un problema muy similar donde menos del 3 por ciento de la superficie corresponde a áreas verdes y el resto corresponde a distintas construcciones; hoy se reconoce que la ciudad ha incumplido la recomendación de la OMS de tener cuando menos doce metros cuadrados de áreas verdes por persona.

Soy un convencido de que la diversidad biológica que se valora, conserva, restaura y utiliza de manera racional aporta al bienestar humano y ayuda a reducir la pobreza.

A nivel nacional se está trabajando y se tiene una propuesta que, estoy convencido, debemos llevar a nuestro estado y sus municipios, pensando siempre en que los beneficios que podemos obtener serán mayores que permanecer estáticos; estamos ante un área de oportunidad que nos permitirá romper con un status quo que entiendo, no es el mejor para los poblanos, trabajemos juntos para cambiarlo.

Alternativas

Vivimos tiempos difíciles, ni duda cabe. Los problemas por resolver se vuelven cada vez más rebeldes para dejarse colocar en las cauces de las soluciones convencionales y de probada efectividad. Y por si eso fuese insuficiente, vemos que en lugar de ampliarse, se restringen cada vez más los márgenes de acción para quienes aspiramos a construir visiones compartidas y a ensanchar los horizontes de posibilidad para la forja de acuerdos genuinamente colectivos.

Dicha cerrazón, en parte, tiene que ver con la sobrerregulación de la política, la pesada hipoteca proveniente de la era de la transición democrática, que bajo el estandarte de la equidad en la contienda electoral, terminó por colocar en el cajón de lo sospechoso, a veces hasta de lo ilegal, el ejercicio cívico de promover la deliberación abierta e incluyente de los problemas públicos. Quizás no hemos reflexionado lo suficiente a este respecto, pero tengo el presentimiento, quizás hasta la certeza, de que la equidad electoral, por mal entendida, está acabando con el espíritu mismo de la democracia, que estimula la competencia, premia la creatividad e impone castigos a la mediocridad.

En mi entender de la política, su esencia es simple: la comunicación. Por un lado, hay, ha habido y habrá actores sociales vindicando causas, visibilizando problemas; y por el otro, hay, ha habido y habrá líderes dispuesto a abogar por soluciones que impulsen el bienestar común. La política, así, es el arte por el cual las causas socialmente deseables se tornan materialmente posibles. En tal virtud, estoy convencido de más que en lugar de restringir la política y promover la indiferencia, urge echar abajo los fantasmas de la mediocridad.

Personalmente, en la disyuntiva de practicar el mutismo o la deliberación sobre los problemas nacionales y de Puebla, confieso mi preferencia por lo segundo. Optar por el mutismo, cobijado de autocensura, sea para honrar falsamente el precepto de la equidad o por temor a ser acusado de una ilegalidad electoral, conduce a un desenlace seguro: la impotencia. Entiendo y aprecio la legalidad electoral, pero igualmente sé que la política no se reduce a campañas y elecciones, sino que se trata de una actividad existencial, sin la cual la vida civilizada entraría en colapso.

En la disyuntiva de practicar la pasividad frente a los problemas sociales que avasallan a nuestra entidad federativa o la movilización de la opinión pública y política de los poblanos, prefiero mil veces lo segundo. Por experiencia propia, sé que la derrota es el desenlace inevitable para un partido político que, por miedo a la crítica, renuncia a hacer política. Por experiencia propia, sé que la derrota en las urnas no ha sido gratuita en nuestra querida entidad, sino consecuencia directa de darle la espalda a nuestros militantes y seguidores así como a las personas y grupos que demandan soluciones a sus anhelos de bienestar.

En la disyuntiva de un partido que se victimiza por las circunstancias o de uno proactivo, apto y sensible para hacer equipo, causa común, con las mujeres, los jóvenes, los discapacitados, las personas de la tercera edad, los ambientalistas, los obreros, los campesinos, los defensores de los derechos de los animales, etc., prefiero mil veces lo segundo.

La Puebla que yo veo clama por un cambio y está a la espera de un partido político que entienda las aspiraciones de hoy, el hartazgo con las falsas promesas y se comprometa; un partido político que abandone sus inercias pasivas de la historia reciente y deje de “nadar de a muertito”. En la coyuntura presente de Puebla, ni los propósitos se inscriben en la arena electoral ni el tema relevante es el candidato. Se trata de una cuestión básica: la movilización del partido de cara al desafío y la oportunidad histórica de una nueva alternancia. Sin un PRI fuerte, las posibilidades se extinguen. Mi apuesta no es por llevar flores a la tumba de la derrota en 2018, sino por colocar a nuestra fuerza política en el lugar que le corresponde. El desafío, pues, estriba en hacer equipo entre nosotros y con la sociedad. Estamos a tiempo y claro que se puede.

Hacía una verdadera reforma urbana

México es un país impresionante en muchos sentidos y como muestra tenemos la gran transformación que hemos sufrido en términos urbanos en menos de medio siglo ya que, en ese tiempo, pasamos de ser predominantemente rurales a ser un país urbano es decir, donde la mayoría de la gente hoy vive en ciudades.

Más aún, el proceso ha sido tan rápido que hoy tenemos un sistema de ciudades que cuenta con más de 300 de ellas y tenemos más de 55 Zonas Metropolitanas que se caracterizan por la expansión de la mancha urbana que traspasa límites político-administrativos; la expansión territorial de las ciudades creció siete veces de 1980 a 2010 para darnos una idea de lo que hablamos.

Este proceso de consolidación urbana desafortunadamente no contó con el acompañamiento de políticas claras que dieran rumbo a los entornos urbanos por lo que hoy existen muchos problemas para quienes habitan ciudades: un transporte urbano deficiente; recorrido de grandes distancias del trabajo al hogar por el crecimiento extensivo y horizontal; perdida de espacios abandonados en zonas centrales; contaminación; disminución de productividad; etc.

Frente a estos hechos, el gobierno del presidente Peña, desde el inicio de la Administración, mostró el interés de retomar la rectoría en el tema del territorio mexicano y creó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), con el gran objetivo de que el Estado recuperara su papel como el gran rector de la planeación y del crecimiento de nuestras ciudades.

Así, a través de la Política Nacional de Vivienda y de Desarrollo Urbano, que impulsa esta Secretaría, se ha buscado la coordinación entre los tres órdenes de gobierno para impedir que organismos de vivienda sigan su propia lógica y en cambio, fortalecer todo lo relacionado con la gestión del suelo a partir de un principio elemental, el municipio, para evitar el expansionismo y el crecimiento horizontal que son causantes de la mayoría de los males en las ciudades.

Este esfuerzo inicial hoy se ve complementado con la propuesta y aprobación de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano que significa un paso trascendental para el país, la renovación de un marco legal que tenía una vigencia de 40 años y que ya no correspondía a la realidad actual de México; a través de esta se reforzará la coordinación de los tres niveles de gobierno y algo muy importante, será el sustento para seguir construyendo ese gran proyecto que conocemos como la Nueva Agenda Urbana que surgió de la Cumbre de Hábitat III.

En este espacio hemos tocado los temas de esta nueva agenda y hemos hecho referencia a que esta nueva ley es un instrumento único en los países de la región por lo que, los ojos de muchos están puestos en la aplicación de la misma y sus resultados.

Ya nuestro país ha hecho la tarea de presentar en distintos foros las ideas que acompañan esta nueva visión de Estado sobre el territorio y estamos en tiempo de empezar a aterrizar en políticas reales lo que los postulados legales han aprobado; es tiempo de generar acciones que logren la percepción de que todos tenemos Derecho a la Ciudad; de escuchar a la sociedad civil; de que concibamos nuestros centros y espacios urbanos como bienes públicos, como motores de desarrollo económico y social, accesibles para todos y donde se respeten los derechos de todos y todas.

En muy corto tiempo el Gobierno de la República ha logrado el primer objetivo de retomar el control del desarrollo urbano desde una Política Nacional por lo que, es necesario empezar el trabajo que permita que las nuevas leyes en la materia se inserten en las legislaciones de los niveles estatal y municipal para que los temas de viviendas más amplias, cerca de fuentes de empleo o de medios de transporte y con servicios y equipamiento urbano; resiliencia; sustentabilidad; gobernanza metropolitana; perímetros de contención; etc., sean un derecho de todos los mexicanos.

Hay un cambio de paradigma en el tema de lo urbano y debemos trabajar en llevar el discurso a políticas públicas efectivas, para lograr la visión del Derecho a la Ciudad ya que, a través de esta, mejoraremos la calidad de vida de todas y todos los mexicanos urbanos de este gran país.

México, posicionándose internacionalmente

Ante el hecho del triunfo de Trump en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos los mercados internacionales se han mostrado nerviosos por las posibles políticas que se impulsen de ahora en adelante en el país más poderoso del mundo; la muestra más clara de esto ha sido el proceso devaluatorio que muchas monedas han sufrido en estos días.

El peso no ha sido la excepción y se ha colocado en números históricos si bien, la paridad se ha ido normalizando.

El mercado mexicano ha encontrado tranquilidad porque el Gobierno ha señalado que tomará una actitud de mesura hasta conocer a fondo las políticas a impulsar por el nuevo presidente americano.

Adicionalmente a este manejo debemos señalar que nuestro país ha tenido un buen manejo internacional de su política de desarrollo lo que, ha generado un entorno positivo para los países que buscan mercados estables para invertir; tal como se lo planteó el Gobierno del Presidente Peña nuestro país se ha posicionado nuevamente como un actor global.

Dos acciones esta semana nos hablan de como se ha conseguido este objetivo, por un lado, la visita del Presidente de Panamá a nuestro país y por el otro, la 14a Cumbre de Negocios de México.

La relaciones bilaterales entre Panamá y México datan de más de 100 años y hoy tienen una visión compartida ante los retos globales; nuestro país es el tercer socio comercial de los panameños en América Latina y el Caribe, y el sexto a nivel mundial; somos el octavo usuario del Canal de Panamá que es un gran centro logístico de toda América; el flujo turístico ha crecido en cerca del 30 por ciento en los últimos años y hoy se tienen cerca d 100 vuelos semanales entre ambos países y; hoy existe una importante presencia de empresas mexicanas en Panamá, con inversiones superiores a los 2,500 millones de dólares.

Esta visita ha dado resultados importantes en materia agrícola y de protección para actividades ganaderas para ambos países, que aumentarán la productividad de estos sectores, y debemos resaltar dos puntos a trabajar; se ha acordado revisar los mecanismos de cooperación aduanera, fiscal, de aviación civil y seguridad; se iniciarán negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre cooperación y asistencia mutua en asuntos aduaneros y; ante el incremento de flujos migratorios registrados recientemente, se ha confirmado el compromiso de atender el fenómeno desde un enfoque de corresponsabilidad y protección de los derechos humanos de los migrantes.

Esta semana se lleva a cabo también la 14ª Edición de “México Cumbre de Negocios: Adentrarse a la nueva era tecnológica”. Aquí se ha mencionado que el Gobierno de la República genera certidumbre para los inversionistas y para el buen desarrollo de negocios en México, y se trabaja en tres frentes centrales: primero, continuar ofreciendo un ambiente de certidumbre macroeconómica; segundo, dar certidumbre en la aplicación de cada una de las Reformas Estructurales y; tercero, dando certeza en la aplicación del Estado de Derecho.

Algunas noticias dan cuenta que nuestro país es un entorno favorable a las inversiones extranjeras: empresas nacionales y globales siguen confiando e invirtiendo en México, un ejemplo es Toyota que inició la construcción de una nueva planta, destinada a producir y exportar autos hacia Estados Unidos; hoy el país cuenta con niveles históricamente bajos de inflación; se han logrado generar más empleos que en cualquier otra administración de hecho, el IMSS ha dado a conocer que, en octubre, se registró un crecimiento de más de 171 mil empleos formales, es decir, 17 por ciento más que la cifra registrada en el mismo mes de 2015 y; en lo que va de la administración, se han generado 2 millones 503 mil nuevos empleos, esto es casi el triple de los empleos creados, durante los primeros 4 años de la administración anterior (848 mil 667 empleos).

Hoy tenemos razones para ser cautelosos en las políticas a impulsar ante la incertidumbre que el proceso electoral ha generado en el mundo, pero, también hoy queda claro que hay razones para ser optimistas.

Acciones como las observadas en estos días deben hacernos ver, tal como lo ha señalado el Presidente Peña, que hacia adelante, tenemos confianza en nosotros mismos, así como certeza en el futuro que juntos estamos construyendo.

Ante el reto, la fortaleza nacional

Tal como lo comentamos en nuestra más reciente colaboración, hoy el mundo está viviendo procesos de votación donde las tendencias no se han confirmado conforme a lo dicho por las encuestas.

El BREXIT, la firma del acuerdo de paz en Colombia y ahora con las elecciones en Estados Unidos y el triunfo de Trump, observamos que los procesos de votación no se dan en entornos de razonamiento puro del voto como se suele suponer sino que, las emociones son un factor que tiene una incidencia alta en la forma de elegir de los ciudadanos como muestra, recordemos que los debates cambian intenciones del voto y hechos como el de hace unos días, de la investigación del FBI sobre la candidata demócrata, Clinton, parece que cerraron la brecha en este último momento de la elección.

Trump logró la simpatía de todos los norteamericanos más allá de los grupos sociales y convenció a la mayoría de los blancos que hoy se sienten olvidados en su país y exigen un cambio radical, mientras que Hillary perdió el gusto de los votantes en el último momento.

Los retos para observar tendencias se vuelven complejos a la vez que la sociedad está más informada y sabe que tiene hasta el último minuto para tomar una decisión.

Los resultados observados en esta elección han generado grandes retos para el mundo, los mercados han mostrado su nerviosismo con un aumento del costo de las divisas y el fortalecimiento del dólar, pero en especial, plantean un gran reto para el Gobierno de México por la fuerte vinculación económica con el mercado norteamericano.

El precio del dólar ha rebasado los 20 pesos después de conocer los resultados de este proceso y esto haría pensar que nuestro país debería estar tomando decisiones para bajar el costo de la divisa y evitar un posible choque económico de consecuencias inmediatas pero, lejos de esto, creemos que debemos de guardar cordura.

En este sentido, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, han enviado un mensaje de calma al señalar que nuestro país está en una posición de fortaleza para enfrentar este nuevo entorno, esto basado en el comportamiento de los mercados que ha sido ordenado y conscientes de que nuestro país tiene una estrategia de manejo de deuda que no requiere apoyo externo en lo que resta de este año y el próximo.

Este entorno de serenidad que podemos manejar ante el reto que plantea el triunfo de Tump se ve reforzado por el proceso de reformas estructurales que hemos llevado a cabo ya que, hoy, la fortaleza fiscal de nuestro país se ve en el aumento de casi cinco puntos porcentuales en los últimos años de la recaudación tributaria.

La fortaleza de la economía mexicana es clara ante eventos como la incertidumbre generada por temas como la elección de nuestro vecino del norte y podemos tomar el reto con tranquilidad si bien, eventos como este sean motivo para enfrentar otros retos u oportunidades, depende de la forma en que queramos visualizarlo.

Es el momento para que nuestro país refuerce su política de desarrollo basada en un mercado interno que poco a poco vaya dejando la dependencia de un mercado exterior; es hora de que hagamos operativos muchos tratados que hemos logrado este sexenio para diversificar mercados y así, evitar también la dependencia de una sola economía como lo hemos hecho durante años.

Estamos viviendo tiempos de cambio donde afortunadamente tenemos fortalezas que nos permiten tomar estos de la mejor manera así que, hoy debemos de replantearnos si estas ventajas nos pueden ayudar a impulsar una política de crecimiento donde nuestro mercado interno sea el motor del desarrollo.

Es tiempo de cambios y debemos aprovecharlos a través de la unidad de todos los mexicanos en torno al proyecto de nación que hemos construido, todos hacía un mismo lado con la solidaridad que nos caracteriza.

Juventud, Emprendimiento y Educación: XXV Cumbre Iberoamericana

1991 marco el inicio de nuevas relaciones para los 22 países de Latinoamérica y Europa de habla hispana y portuguesa. México a través de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, fue el primer escenario de la Conferencia Iberoamericana de naciones que hoy, ha tenido su XXV edición en Cartagena, Colombia. Y siguiendo el objetivo de estas reuniones se han tocado temas que se entiende pueden ser los ejes del desarrollo en los próximos años: juventud, emprendimiento y educación.

Las estimaciones económicas muestran que la economía de América Latina en este año seguirá su proceso de contracción lo que ya ha derivado en varios millones de habitantes más que han ingresado al círculo de la pobreza; ante esto es necesario fijar acciones en un sector de la población que puede revertir este proceso, hablamos de los adultos jóvenes que hoy representan una cuarta parte de la población y que tienen un potencial si se invierte en mejorar sus condiciones productivas a través del emprendimiento y de la educación.

Estas dos variables están directamente relacionadas y en esta cumbre se ha hecho énfasis en que los jóvenes que tengan una mejor asimilación de ellas se pueden convertir en motores de la economía de la región. Gabriela Ramos, Directora de Gabinete del Secretario General de la OCDE y Sherpa ante el G-20, ha sido clara al señalar que “en un contexto de aumento de la escolarización, empoderar a los jóvenes, vinculando simultáneamente su talento con las demandas y las estructuras del mercado de trabajo, es un modo inteligente de crear un crecimiento inclusivo, reducir desigualdades y aumentar la productividad de los países”.

Las economías más desarrolladas parecen mostrar que esta relación es consistente y que de lograr lo planteado, las economías de América Latina estarían dominando los mercados de la innovación y de los servicios en muchos mercados porque, debemos recordar que las ventajas de la población joven muchos países no las tendrán toda vez que, hoy son sociedades en proceso de envejecimiento.

Al participar en esta reunión de Jefes de Estado, el Presidente Peña ha sido claro en que nuestro país, desde el inicio de su administración, ha entendido que la formación de recursos humanos es el mejor medio para abatir los rezagos históricos que padecemos por eso, en un entorno de grandes cambios estructurales la Reforma Educativa ha sido uno de los pilares más importantes para México.

El tener a esta reforma como base del desarrollo nos permite tener una nueva visión para pasar de generar espacios de oportunidad en las que nuestro signo competitivo sea en razón de bajos ingresos, de bajos sueldos y sea más bien a partir del valor agregado que logremos generar como Nación; lograr esto depende de una muy buena educación.

Tres componentes básicos de la Reforma Educativa: primero, asegurar que haya docentes, maestras y maestros mejor preparados, y con oportunidad, también, de que ellos puedan crecer en su desempeño profesional a partir de sus méritos, y no a partir de favores o de influyentismo; segundo, reforzar la infraestructura educativa con una inversión de más de ocho mil 500 millones de dólares y; tercero se está trabajando para cambiar el contenido pedagógico, es decir, la forma de enseñar y además los contenidos que se enseñan, en general hemos pasado de un modelo de memorización de conocimientos y se está impulsando en las generaciones el razonamiento para aprender.

Hoy los países del bloque Iberoamericano están formando una estrategia que entiende la movilidad, este cambio acelerado que vive hoy el mundo y que experimenta el mundo en el uso de nuevas tecnologías y en otros ámbitos; tenemos que enseñar a las nuevas generaciones a tener una actualización de sus conocimientos y ese es el modelo que se busca impulsar y donde nuestro país ha avanzado con una reforma que se entiende que a lo largo del tiempo debe de mostrar sus grandes beneficios.

Gestión del territorio y ciudades incluyentes

Hemos terminado en estos días los trabajos de Hábitat III, en Quito. Nuestro país ha participado compartiendo la experiencia que ha generado en muchos de los campos que se han abordado y haciendo propuestas sobre lo que consideramos puntos que pueden incentivar mejores ciudades.

En México hemos trabajado por tener mejores espacios urbanos en esta administración y se reconoce que hoy, la gestión del territorio es un punto clave de la política urbana en nuestro país.

Marina Arvizu Rivas, Directora General para la Igualdad de Género de la Sedatu, al encabezar la mesa Ciudades Seguras para las Mujeres en el marco de los trabajos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sustentable Hábitat III, ha señalado que para nuestro país la política urbana ha estado enfocado en garantizar la seguridad y el bienestar de los mexicanos pero sobre todo, de las mujeres; esto ha sido posible porque se ha privilegiado la gestión territorial como una herramienta estratégica que garantiza el derecho den todas y todos a una vida mejor.

La gestión del territorio tiene significado dado que la tierra ha sido por muchos años el motivo por el cual las ciudades crecen de manera periférica, es decir la tierra más barata para desarrollarse es la que se aleja del lugar central, sin embargo, una gestión es importante porque permite procesos como la redinsificación y la oportunidad de ocupar espacios perdidos que permiten una mejor accesibilidad a la ciudad; esto es muy importante toda vez que sabemos que las ciudades en nuestro país están pasando por un proceso de desindustrialización que deja muchos espacios perdidos en zonas centrales pero, que elevan potencialmente el costo de la tierra.

México también ha hecho propuestas en el ámbito de la igualdad y de la forma en que accedemos en la ciudad ya que, hoy reconocemos que el acceso de la ciudad con equidad es una manera de impulsar el desarrollo en un país.

Nuestro país posicionó siete ejes muy importantes en la nueva agenda urbana. Primero, la noción de vivienda para construir ciudades, es decir, no es construir vivienda por construir vivienda, sino vivienda para construir ciudades en esta lógica de ciudades compactas haciendo un análisis crítico del crecimiento en nuestras ciudades; Segundo eje, el Desarrollo Regional para Combatir la Desigualdad, obviamente partiendo que nuestras ciudades son ciudades desiguales que están caracterizadas precisamente por esta inequidad.

Tercer lugar, un nuevo marco legal para la gobernanza de las metrópolis a partir de una nueva ley que nos permite entender que la perspectiva metropolitana no puede asumirse de manera parcial por cada uno de los gobiernos que conforman la metrópoli, sino que debe tener una visión global, integral de la ciudad, como metrópoli y no a partir de cada una de sus partes.

El cuarto eje construcción de ciudades compactas y productivas, justamente en esta lógica de concentrar la vivienda en los perímetros de contención urbana y todo lo que ello implica en términos de redensificar las ciudades, de fortalecer estos procesos y acercar la vivienda a los centros de trabajo, el trabajo.

El quinto eje la acción eficiente del suelo con nuevas tecnologías y con transparencia para brindar seguridad jurídica, entre ellos está también la iniciativa que presentó el Presidente Enrique Peña Nieto de la Ley para Homologar los Registros Públicos y los Catastros que está en manos ahorita del Congreso de la Unión, la promoción de una nueva cultura del espacio público y la movilidad, todo lo que significa este Derecho a la Ciudad , el rescate público, la ciudad poniendo en el centro a las personas, la ciudad entendida no como sus edificios, sus viviendas y sus infraestructuras, sino como a partir de las personas que las habitan, entonces el disfrute del espacio público como un elemento fundamental.

El sexto eje tiene que ver, evidentemente, el tema de la movilidad porque la inmensa mayoría de las ciudades, no sólo de nuestro país, en ellas predomina el automóvil, solo que ahora habrá que trabajar intensamente en fortalecer el transporte masivo, público y particularmente creo que hubo actividades muy interesantes, relacionadas con todo el tema de la movilidad en bicicleta, o simplemente de las vías peatonales; finalmente ciudades sostenibles para cuidar el entorno y resilientes ante los desastres naturales, uno de los grandes temas y precisamente, a partir del cambio climático sobre todo y en el caso de nuestro país por su ubicación geográfica, es justamente el de construir estas ciudades resilientes, estas ciudades preparadas en una cultura de protección civil y prevención, y capaces de responder a cualquier fenómeno.

Ha concluido Hábitat III y como país hemos hecho propuestas que han enriquecido la discusión y los tópicos ha empoderar en todo el mundo en el tema urbano; así tenemos una agenda por delante que promete apoyar la construcción de mejores ciudades en pro de todos los mexicanos.

Infraestructura para México

El término infraestructura siempre ha estado asociado al desarrollo en todos los países y es que representa una regla muy simple que desde el inicio del sistema capitalista se cumple: a mayor infraestructura mayor desarrollo.

La razón de esta relación parece ser muy sencilla también ya que recordando a Marx, hay dos cosas que los dueños de los medios de producción deben de cuidar para mejorar sus ganancias, una es la que tiene que ver con el proceso de producción de bienes y la otra con la distribución y venta de los mismos porque entre más rápido el capital (D) se convierta en mercancía (M) y más rápido se venda, las ganancias económicas acumuladas (D) serán mayores.

La paradoja que Marx observa en el proceso de acumulación de capital, D-M-D, es que lo que permitía llevar a cabo este, eran los medios físicos que hacían posible el transporte de materias primas para la producción y de los bienes terminados a los mercados de consumo, lo que hoy conocemos como infraestructura y que es, en su mayoría, un producto público.

Se sabe que la mejora en infraestructura acelera el circulo D-M-D. El debate del usufructo de lo público por lo privado y el retorno de beneficios sociales es añejo, y sería un error pretender abordarlo en este espacio, lo que buscamos al mencionarlo es tener un entendimiento básico del porque cualquier Gobierno que busca desarrollarse tiene en la infraestructura su motor primario.

El Gobierno de México ha tenido muy en claro este principio económico que atrae inversiones, genera empleo y mejora la conectividad de las personas en nuestro país, desde el inicio de la Administración del Presidente Peña.

En este sexenio se concluyeron las autopistas Mazatlán-Durango y la México-Tuxpan que revisten gran importancia por conectar con dos de los puertos más importantes de este país los mercados de Europa y del norte y centro del país; ambas vías tenían más de 10 años sin concluirse. Como todos sabemos la infraestructura que conecta el Sur del país con el gran mercado central era de las más atrasadas y ha sido tarea de esta administración modernizarla para mejorar la conectividad entre ambas.

Esta semana se ha inaugurado la ampliación de la autopista México-Puebla, puerta de entrada del Sur a la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM), y se ha puesto en marcha también el segundo piso de esta autopista que es el complemento que planea agilizar el paso de esta vía por la zona conurbada del municipio de Puebla.

Hoy por primera vez, después de varias décadas, se está modernizando la conectividad, las arterias viales, las carreteras y autopistas que comunican a la capital de todos los mexicanos, la Ciudad de México, su zona conurbada, la gran metrópoli de la Ciudad de México, con el resto del país.

Y es que estas vialidades que conectan al Sur también harán conectividad con otras nuevas ramificaciones para poder conectar el sur con el centro, el norte y el este del país.

Este esfuerzo es de más de 40 mil millones de pesos en 12 obras que harán de la ZMCM un gran nodo articulador de todo el país; cinco obras ya se han concluido, tres están en proceso y otras cuatro están por iniciarse.

El Presidente Peña ha mencionado, también, que aún se tiene planeado llevar a cabo 52 autopistas que le darán mayor forma a este proyecto de infraestructura que va a potenciar una mejor calidad de vida para todas las personas.

México ha alcanzado una cifra histórica en la generación de empleos: 2 millones 331 mil nuevos puestos de trabajo en lo que va de la Administración, y seguir en ese ritmo, en ese rumbo de generar más empleo, ser más productivos, es posible gracias a la infraestructura que se está desarrollando.

Aumentar la movilidad, la conectividad y disminuir los tiempos de traslado con obras de calidad y eficientes no sólo potenciará el empleo, también aumentará las inversiones y generará nuevos polos turísticos que sin duda, harán más productivos a todos los mexicanos con la consecuente mejora en su calidad de vida; sigamos moviendo a México.

Foto: Es Imagen / José Castañares

Ayuda humanitaria internacional, solidaridad en el mundo

A través de la historia humana los hechos negativos se resaltan más sobre las acciones positivas de los seres y esto, es entendible hasta cierto punto, si no queremos repetir procesos es necesario entender su génesis y desarrollo perfectamente.

La historia se centra entonces en explicar muchas de las cosas que por la fuerza, guerras en la mayoría de los casos, han configurado el mundo tal y como lo conocemos.

En nuestros días no estamos exentos de estos episodios y seguimos viviendo enfrentamientos bélicos en distintas partes del planeta, la gran diferencia de las guerras actuales es que estas son locales en su mayoría y con el desarrollo de las llamadas Tecnologías de la Información (TIC) el mundo demuestra mucha de su solidaridad con los que sufren a través de la ayuda humanitaria que fluye pero, que nunca alcanza para atender a todos los que la necesitan.

Para el mundo los recursos son un bien escaso y la ayuda no solo es necesaria en estos países con problemas bélicos sino que, gracias al cambio climático, observamos con frecuencia que esta es necesaria en muchos países pobres que sufren el aumento de intensidad en los fenómenos naturales.

La solidaridad en el mundo se demuestra hoy más que nunca a través de la ayuda humanitaria que muchos países y personas brindan para apoyar a quienes caen en alguna desagracia.

Dos eventos nos muestran esta realidad, por un lado tenemos la Guerra de Siria que ha demandado mucha ayuda internacional porque los niños son un grupo de los que más han sufrido con ella y, por otro lado, tenemos el caso de Haití con el paso del Huracán Matthew que dejo cerca de 20 mil viviendas destruidas, más de 15 mil personas evacuadas y más de 800 muertos.

Loable, la acción humana para apoyar a hermanos en desgracia aunque, quizá debamos mencionar que esto no significa efectividad de acciones en contra de la escases de recursos.

Ambas realidades nos muestran dos facetas distintas, por un lado que la solidaridad a través de la ayuda está presente pero, también nos muestran que los esfuerzos sin coordinación pueden cambiar el rumbo de una historia.

Esta mención se basa en el hecho de que hoy se reconoce que la ayuda humanitaria no es lo efectiva que pudiera ser por falta de coordinación y objetivos claros.

En el caso de Siria se reconoce que la comunidad internacional no ha podido solucionar los problemas que presentan los campos de refugiados en países vecinos pese, a que la ayuda al interior de Siria ha sido muy restringida y poco se puede hacer ahí; se sabe que países como Irak, Jordania, Líbano y Turquía, están teniendo grandes problemas para sostener los campos de refugiados en condiciones adecuadas de salubridad, e inclusive se sabe que pocas organizaciones internacionales están presentes en los mismos aún y cuando muchas han intentado operar dentro del país.

Por su parte, Haití hace 6 años sufrió el embate de un devastador terremoto y miles de organizaciones de ayuda humanitaria llegaron al país al grado que se estima que las donaciones para hacer frente al problema superaron los 9 mil millones de dólares; ahora regresa a la ruina y decena de ONG se han sumado a las labores de ayuda económica y de trabajo aunque la gran interrogante es, ¿porqué con todos los millones de dólares donados, Haití no estaba mejor preparado para enfrentar a Matthew?

Todo apunta a que los esfuerzos por mejorar se hicieron de manera desarticulada sin un modo sistemático que analizara las necesidades de gasto, se dice que el fracaso de las organizaciones de ayuda humanitaria en Haití se debió a no llevar a cabo soluciones de largo plazo y a la descoordinación de la ayuda, algo similar a lo que vemos en Siria.

Tal como lo mencionamos, no es muy reconocido el esfuerzo internacional para apoyar situaciones de emergencia ya sea por situaciones de guerra o de desastre, pero su influencia es tal que pude llegar a cambiar la historia; en estos momentos sin la ayuda humanitaria internacional Haití podría perderse como país ante el cólera.

Sin embargo, la comunidad internacional debe dar un segundo paso para incidir de mejor manera a la hora de ejercer estos apoyos, hablamos de unificar esfuerzos para buscar objetivos comunes y acciones encaminadas a ellos.

Estamos ciertos que en nuestro andar como humanidad perfeccionaremos estos problemas para brindar un mejor apoyo a los hermanos en desgracia y nuestra seguridad se basa en el mismo hecho que nos muestra que la conciencia de los seres por ayudar está más presente que nunca.

A la espera de HABITAT III

La llamada Conferencia Sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, HABITAT III, se desarrollará del 17 al 20 de octubre de este año en Quito, Ecuador.

Con más de 36 mil participantes registrados será una de las cumbres más importantes en el tema en nuestro planeta. La influencia del entorno urbano en el desarrollo del ser humano es innegable.

A principios del siglo XIX solo el 2 por ciento de la población era urbana; a principios del siglo XX el 10 por ciento lo era; para la década de los 70 ya los pobladores urbanos representaban más del 30 por ciento y; para 2015 poco más del 50 por ciento de la población mundial vive en el medio urbano.

El claro avance de este proceso y sus implicaciones para nuestro planeta hicieron que las Naciones Unidas lanzarán por primera vez en 1979, en Vancouver, Canadá, la primera Conferencia HABITAT I, donde se abordó por primera vez el fenómeno de lo urbano desde una perspectiva global, tratando de entender su impacto en el desarrollo de los países.

Se siguió así con la siguiente Conferencia HABITAT II, en 1996 en Estambul, Turquía, donde aún se veía el fenómeno de una manera general, entendiendo este como un proceso demográfico.

Pero el cambio de siglo marco un cambio de paradigma importante al observar todo lo que acontecía en los medios urbanos, en especial en las zonas de alta concentración poblacional, las llamadas zonas metropolitanas.

Así la urbanización paso a entenderse como una fuerza transformadora que continuamente está remodelando las sociedades, las economías los sistemas políticos y el medio ambiente, de hecho algunos estudios económicos han observado una correlación positiva entre urbanización y desarrollo donde la planificación es crucial, ya que sin este elemento la urbanización no guarda esta relación.

Muchos autores afirman que el crecimiento sin urbanización planificada es una receta para el crecimiento de la desigualdad.

No es necesario reseñar que en general, toda América Latina ha sido parte de estos procesos de crecimiento sin planeación y que hoy los resultados de esto están a la vista; comunidades con altas tasas de desigualdad, zonas perdidas en los entornos urbanos, contaminación, violencia y una movilidad ineficiente son solo parte de los problemas que han impedido un desarrollo equilibrado en nuestra región.

Los foros de preparación hacia HABITAT III han incluido escenarios como nuestro país donde, hemos puesto de manifiesto la importancia de lo urbano para nuestro Gobierno en la lógica del nuevo paradigma. La construcción de la Nueva Agenda Urbana -documento que será adoptado en HABITAT III- ha tenido un proceso participativo desde el año 2014 en donde todos los Estados miembros de Naciones Unidas han expuesto sus desafíos y necesidades a los que se enfrentan para alcanzar el desarrollo urbano sostenible.

Se ha armado una propuesta que espera aprobarse en esta conferencia donde en el nuevo paradigma que se propone, de una urbanización planificada como un medio poderoso de desarrollo, se reconozca la necesidad de hacer un esfuerzo por priorizar herramientas que hagan más compactas a las ciudades, de manera que se facilite la inclusión social y la disminución de las desigualdades; que se privilegie el uso del transporte público sobre el automóvil con usos de suelo mixtos en torno a nuevos centros urbanos que permitan la diversidad cultural y el arreglo grupal de barrios, como solía ser en antaño y había funcionado tan bien.

En México hemos puesto el ojo en el tema de las ciudades resilientes como uno prioritario del desarrollo urbano en todo el país y esto es de gran importancia llevarlo a la práctica ya que, como se verá en esta cumbre, nuestro futuro se decidirá en las ciudades y por tanto, necesitamos urbes y asentamientos humanos que sean incluyentes, seguros, sostenibles y resilientes.

Paz para Colombia

Colombia ha sido un país con hechos históricos muy distintos a los vividos en la mayoría de los países Latinoamericanos.

A partir de la década de los 80 se convirtió en el principal proveedor de cocaína para el mercado norteamericano lo que encumbro al narcotraficante más reconocido en el mundo, Pablo Escobar.

En la década de los 90 logró la transformación urbana de muchas de ciudades, mismas que se convirtieron en modelo para otras ciudades en toda América Latina, en México por ejemplo nosotros hemos adaptado el sistema de transporte urbano que conocemos como Metrobús.

Pero quizá el hecho que más ha diferenciado a Colombia del resto de los países de la región es, el conflicto armado al interior del país con la guerrilla conocida como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Con el objetivo de instaurar un sistema socialista en el país, las FARC-EP nacen oficialmente en 1964, aunque sus inicios se dice son anteriores; empezaron como un sistema de autodefensas y de guerra de guerrillas pero, a inicios de los 80, incursionaron en el narcotráfico, minería ilegal, con el uso de técnicas de guerra propias del Viet Kong como la implantación de minas antipersona, el asesinato de civiles, miembros del gobierno, policías y militares, el secuestro con fines políticos o extorsivos, atentados con bombas y armas no convencionales (cilindros de gas, animales bomba).

Dado estas características, podemos entender la crisis de seguridad permanente en que hasta estos días ha vivido el pueblo colombiano, de hecho se estima que en cinco décadas de conflicto este ha costado la vida de 220 mil personas y más de cinco millones fueron desplazadas.

Los golpes han sido duros para ambos bandos, civiles y políticos muertos, secuestrados, pero también, bajas por parte de la guerrilla en términos de miembros y de líderes; esto hasta el día de hoy que se ha consolidado una firma de un acuerdo de paz con la intervención de distintos actores externos de entre los que sobresalen Cuba y la Iglesia Católica.

Las negociaciones que iniciaron hace cuatro años en La Habana no han sido sencillas, hay quienes piensan que los guerrilleros deben pagar por los crímenes que han cometido, en espacial el defensor de esta idea es el ex presidente Álvaro Uribe.

Él y sus simpatizantes han criticado la impunidad de que gozarán los ex guerrilleros, algo que también ha sido denunciado por organizaciones como Human Rights Watch.

Ante esto, el Gobierno ha sido claro que los guerrilleros que han cometido los actos más atroces si serán juzgados por la justicia, aunque serán muy pocos; y por su parte la guerrilla se ha comprometido a pedir perdón y resarcir los daños a sus víctimas.

A pesar de esto, la paz se ha firmado finalmente y los actores responsables, Juan Manuel Santos por el Gobierno colombiano y Timochenko por parte de las FARC-EP, han estrechado las manos.

Este proceso de paz se concretará con un plebiscitó al cual se ha comprometido el movimiento y el cual legitimará esta paz hacia adelante en el tiempo en el pueblo colombiano.

Importante este paso ya que si el acuerdo queda refrendado, se activará el Acto Legislativo para la Paz que señala que éste entrará a formar parte de la Constitución con lo que, tanto el actual gobierno como futuros presidentes se verán constitucionalmente obligados a respetarlo.

México ha sido uno de los testigos de esta firma histórica, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, participó de forma activa en el seguimiento a los Acuerdos de Paz en Colombia y se ha comprometido una aportación económica de un millón de dólares para el esfuerzo global de desminado del territorio colombiano. Colombia es el segundo país con mayor número de minas colocadas, sólo después de Afganistán.

Por todo esto, lo que se firma hoy es más que un acuerdo entre un Gobierno y una Guerrilla, es como lo ha dicho el Presidente Santos, un acuerdo que aún con imperfecciones salvará vidas lo que es preferible a una guerra perfecta que siga sembrando muertes.

Reconocimiento a la Transformación de México

Esta semana se llevó a cabo el 71° Periodo de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y nuestro país participó en las dos Cumbres desarrolladas: la Cumbre de Líderes sobre Refugiados y la Reunión de Alto Nivel para atender los movimientos de refugiados y migrantes. El liderazgo y activismo en el tema por parte de México le ha valido ocupar un papel preponderante en ambas Cumbres.

Por invitación del Presidente Barack Obama, México fue coanfitrión, junto con los Jefes de Estado de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Etiopía, Jordania, Suecia, y el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, de la Cumbre de Líderes sobre Refugiados.

Por otra parte, y en el marco de la Reunión de Alto Nivel para atender los grandes movimientos de refugiados y migrantes, el Presidente Peña presentó la posición de nuestro país y presidió con su homólogo de Italia una mesa temática sobre el Pacto Global para la migración segura, regular y ordenada.

En esta oportunidad nuestro país expuso la situación migratoria que vivimos con Centroamérica, donde la violencia generada por el crimen organizado, lo mismo que las sequías por el cambio climático, están desplazando a comunidades enteras obligando a miles de personas a abandonar sus países.

Se señaló que entre 2012 y 2016 el flujo de emigración centroamericana a México se ha incrementado 286 por ciento, esto significa que más de 400 mil personas cruzan la frontera sur de México cada año y si bien, en su gran mayoría estos migrantes cruzan por territorio mexicano rumbo a Estados Unidos, muchos deciden solicitar refugio y quedarse en nuestro país.

Ante esta situación, México expuso que está impulsando siete acciones concretas para brindar un trato más digno y humano a migrantes y refugiados: Uno, fortalecer el diálogo con autoridades de países de la región centroamericana, así como con Estados Unidos y Canadá, para actuar de manera corresponsable; Dos, promover la inclusión socioeconómica de quienes son reconocidos como refugiados; Tres, fortalecer los procedimientos de elegibilidad con base en estándares internacionales; Cuatro, reforzar la presencia de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados en aquellos sitios donde se registra mayor número de solicitudes; Cinco, impulsar alternativas para evitar la detención administrativa de los solicitantes de refugio, en particular de niñas y niños; Seis, campañas informativas para difundir el derecho a solicitar refugio, con el apoyo de ACNUR y organizaciones de la sociedad civil y; Siete, la aplicación de protocolos que identifiquen las necesidades de protección internacional para niñas, niños y adolescentes no acompañados o separados.

En el marco de esta visita y fuera de las actividades en el Foro, se ha dado un reconocimiento muy importante al Presidente Peña, el Reconocimiento al Estadista (Statesman Award), que otorga la Asociación de Política Exterior (Foreign Policy Association), en el marco del Foro de Liderazgo Mundial 2016.

John Moore, Vicepresidente de Morgan Stanley, fue claro al señalar que la entrega de este premio honra al estadista que ha trabajado por la paz y la prosperidad en su país y en el mundo, por lo que es importante destacar la labor del Presidente Peña Nieto en este momento singular de la historia por sus reformas en México y el espíritu de diálogo abierto de diplomacia que él ha fomentado.

Para Moore se ha abierto una nueva era de apertura, oportunidades económicas y de inversión en México, donde la piedra angular de la transformación del Gobierno han sido las reformas estructurales en energía, telecomunicaciones, servicios financieros, entre otras, para poner fin a monopolios, abrir nuevas oportunidades para la inversión privada, y fijar los cimientos para que México sea un modelo y un líder en la economía global.

Por su parte, John Hess, Director Ejecutivo de Hess Corporation, resaltó el papel de estas transformaciones, puesto que han fijado los cimientos para una sociedad más incluyente, justa y próspera.

De acuerdo a este especialista se ha tenido visión, valor y coraje por lo que se han dado sustanciales logros, creando un número sin precedentes de trabajos, ampliando el comercio y fijando un nuevo camino para el mundo y, también, con una economía en crecimiento.

México está consolidando día a día su papel como un actor con responsabilidad global y esto se demuestra con la propuesta presentada de atención a migrantes que se espera pueda replicarse en otras latitudes y por otro lado, como lo hemos mencionado muchas veces, se ha reconocido el valor de las reformas que se han aplicado a nuestro país y que sin duda, como lo hemos mencionado en este espacio, darán resultados muy positivos en un futuro cercano, a lo menos hoy eso dicen quienes saben del tema.

Política nacional de vivienda

Hace unos días hablábamos de mejoras en la normatividad que rige la construcción de viviendas en nuestro país.

Y mencionamos que este sector es uno de los que mayor importancia han tenido en el desarrollo de política por parte del Gobierno Federal.

Esto no es para menos ya que en realidad el tema de la vivienda siempre estaba vinculado al proceso de construcción simple sin dar una vinculación de estas a su entorno, es más podemos decir que muchos de los problemas que hoy enfrentamos como sociedad tienen su raíz en esta forma tan simple de atacar una necesidad social como lo es el espacio donde nos desarrollamos como seres humanos, como personas.

Entender esto último es lo que hizo que la Política Nacional de Vivienda de la Administración Federal fuera un elemento clave para el desarrollo de la misma. La vivienda no solo tiene el objetivo de mejorar la condición de vida de una persona a través de un espacio adecuado para vivir sino, es un motor de la economía que en mucho nos dice las condiciones de la misma en un país.

Los cambios generados en esta administración se tornan claros entonces, antes de 2012 se crecía en el sector un 6 por ciento con caídas del mismo porcentaje, es decir era inestable el sector; hoy podemos decir que este sector crece al doble de la economía nacional en su conjunto con una continuidad que se demuestra a través del cambio radical al representar hoy el 14 por ciento del Producto Interno Bruto y más de 2.8 millones de puesto de trabajo que genera de manera directa e indirecta.

Lograr este peso en el sector es algo que debe mencionarse como un éxito de las políticas impulsadas por el Presidente Peña ya que, el sector estaba concentrado en muy pocos desarrolladores y en ese entonces la banca tenía un papel muy importante en la generación de créditos que se perdió en esta administración con lo que se contrajo la demanda de las mismas.

Así lograr estos números no fue tarea fácil, se tuvo que ampliar la base de desarrolladores que participan en esta nueva política y que hoy son participes de los subsidios que otorga el Gobierno Federal; a la par de esto se expandió el crédito también por parte del gobierno para subsanar la salida de la banca y con esto se amplió la base de beneficiarios pero, más importante quizá se mejoró la condición de las viviendas; se dejó de ver a la vivienda como un espacio sin vinculación a las ciudades donde se desarrollaban y se empezó a generar vivienda en todos los sectores sociales con una buena conexión a los centros urbanos lo que está haciendo atractivos estos espacios y sobre todo, funcionales a los centros de trabajo de todos los que habitan en una ciudad.

El gran logro de esta Política Nacional de Vivienda es que se pudo alentar al sector en términos económicos pero sobre todo, se ha abandonado esta idea de construir vivienda por construir vivienda y hoy, construimos vivienda para construir ciudades.

Los resultados son alentadores entonces, en esta administración se han generado poco más de cuatro millones de acciones en torno a la adquisición de vivienda, ya sea esta nueva o usada y en mejoramiento de viviendas; de las acciones mencionadas, se han entregado 1.72 millones de viviendas nuevas mismas que ahora son más grandes y no se construyen viviendas de una recamara, lo que nos habla de la mejora en espacio.

Se estableció como un eje importante la visión de crear ciudades compactas, ciudades sustentantes, que estas fueran cercanas a la fuente de empleo o cercanas a mecanismos de movilidad al mismo tiempo que estuvieran asentadas en lugares con servicios, equipamientos urbanos.

Uno de los ejes más importantes en esta política a parte de las condiciones de la vivienda tienen que ver con un tema transversal a todos los ejes de la política de este gobierno y este tiene que ver con la inclusión social.

Este tema se ha logrado al hacer que 567 mil viviendas de las que se han entregado hayan sido para jóvenes que hoy tienen acceso a créditos y que 53 por ciento de estas cuenten con subsidios del Gobierno Federal; los jóvenes de México que están estudiando y ya tienen una familia hoy pueden tener una vivienda digna; en este sentido también debemos mencionar que las mujeres han sido un sector que hoy puede acceder a una vivienda de manera más fácil, 617 mil viviendas se han entregado a este sector.

La inclusión social es un hecho en el sector porque pudiéramos hablar de acciones también para pueblos indígenas y para construcción rural, por lo que es claro que un gran éxito de esta Política Nacional de Vivienda es la diversificación del crédito que ya no se piensa más para quienes tienen un mecanismo de seguridad social.

Hoy en verdad la vivienda es derecho constitucional y sobre todo se ha transformado en un derecho a una vivienda digna que ha logrado la inclusión social como uno de los grandes resultados en bien de todos los mexicanos, hoy el sector vivienda, podemos decirlo, está siendo más progresivo que nunca.

Seguridad y funcionalidad para las viviendas de México

En general uno de los problemas más grandes de los países llamados emergentes es el tema de lo urbano en donde la vivienda, ha sido uno de los sectores con menor posibilidad de crecimiento congruente por la falta de políticas adecuadas a los entornos a los que sirven.

Por mencionar, en nuestro país todos somos testigos de cómo la mayoría de las ciudades han generado cinturones de viviendas en sus límites por las ventajas que ofrecen a los constructores sin importar en mucho, las condiciones de accesibilidad a los centros urbanos para los habitantes de las mismas y más aún, todos hemos escuchado de las deficiencias en diseño y construcción que muchas de estas viviendas ofrecen.

Pero los problemas no solo han sido para los habitantes de estos cinturones de vivienda que encuentran en ellas la única posibilidad de un patrimonio sino que, se han generado graves problemas como el daño al ambiente por los recorridos que se deben hacer para acceder a los medios de trabajo además de, mermar la productividad y las posibilidades de tener una vida relajada ya que los recorridos llegan a consumir hasta seis horas diarias de las vidas de estas personas.

Desde el inicio de la administración del Presidente Peña, consciente de esta problemática, se ha puesto el tema como uno de los de mayor importancia a resolver por lo que se ha impulsado una política que además de alentar la inclusión busca que el sector sea nuevamente el motor del crecimiento de las ciudades y no sólo un elemento más de las mismas.

Se han tenido buenos resultados en la implementación de esta política y esta semana hemos dado un paso fundamental para su consolidación con lo que, esperamos que en el corto plazo las ciudades tengan otra dinámica que permita una mejor vinculación del espacio con quienes menos tienen para que estos puedan mejorar su desarrollo y calidad de vida.

Teniendo como testigo a la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, se ha dado esta semana el lanzamiento y la firma del Acuerdo de Cooperación Técnica para el Fortalecimiento de la Política de Vivienda de México: Actualización del Código de Edificación de Vivienda (CEV) entre la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) y la Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés).

Importante mencionar que esta actualización no sólo hará referencia a los capítulos del CEV sino que, se agregarán temas relacionados con la Autoproducción de Vivienda, al ser una alternativa importante para proveer de una vivienda digna a la población mexicana.

Los criterios técnicos normativos de esta actualización están referidos a: Diseño arquitectónico de la vivienda; Sustentabilidad; Construcción del edificio; Accesibilidad en la vivienda para personas con discapacidad y; Ubicación y diseño del entorno urbano de la vivienda social.

Los criterios apoyan el objetivo de la Política Nacional de Vivienda, encabezada por el Presidente Enrique Peña Nieto, que promueve el desarrollo urbano con una visión metropolitana.

Esta política pública permite que la mayoría de las viviendas que cuentan con apoyos institucionales se construyan con enfoque de cercanía y verticalidad dentro de los perímetros de contención urbana que cuentan con infraestructura, equipamientos y servicios.

Mediante este convenio se incrementará el dinamismo y la calidad de la vivienda de los futuros conjuntos habitacionales en México.

El rol de la IFC en este proceso es de gran importancia para la consolidación de este proyecto ya que, al ser miembro del Grupo Banco Mundial, es la principal institución internacional de desarrollo dedicada al sector privado en los mercados emergentes por lo que, proveerá la cooperación técnica para actualizar el CEV y elaborar los Criterios Técnicos Normativos para Vivienda Social Urbana (CTNVSU), lo que permitirá fortalecer los estándares de calidad y sostenibilidad de la construcción de vivienda en México.

Así, tal como lo señaló la Directora General de la CONAVI, Paloma Silva de Anzorena, se han realizado acciones conducentes para controlar la expansión de las manchas urbanas, así como mejorar el desarrollo y entorno de las ciudades mexicanas y hoy, con la actualización del CEV, se fortalecen las directrices de la Política Nacional de Vivienda, al dar un gran paso para redefinir la manera en la que se construirán las viviendas en México en el futuro.

El Código es de suma importancia ya que brindará una reglamentación para el desarrollo de una construcción segura, confiable, habitable y sustentable en un contexto urbano y equilibrado, estableciendo obligaciones y responsabilidades de los agentes que intervienen, todo para generar ciudades y viviendas incluyentes en pro de todos los mexicanos.

Contando lo bueno

El Gobierno de la República está a punto de cerrar cuatro años de Administración Pública, ejercicio nada sencillo pero llevado a cabo siempre con la intención de cumplir en mejorar la vida de todos los mexicanos.

Encabezar un gobierno, a cualquier nivel, siempre es un reto que deja impresiones diversas entre los ciudadanos lo cual es importante, aunque desafortunadamente, nos preocupamos por resaltar las cosas que en su momento parece son negativas, pero, no siempre éstas en el largo plazo resultan serlo.

El entorno de gobierno es muy distinto en la actualidad, a esta administración le ha tocado romper muchos paradigmas y esto no es para nada algo fácil de asimilar y como sociedad estamos en un proceso en el que aprendemos de esta ruptura, las más difíciles quizá dejar de ser una economía que se sustentaba en el petróleo de nuestro país y romper con una política educativa que dejo de tener a la educación como su punto medular.

Los puntos de quiebre en cualquier sociedad son complicados, pero en estos momentos hay cosas que también debemos resaltar porque, si tenemos aún mucho que hacer al igual debemos contar lo bueno.

El Gobierno de la República ha guiado su política en torno a cinco ejes dentro de los cuales hoy podemos resaltar logros que impactaran positivamente a nuestra sociedad.

A cuatro años de gobierno el primer eje de este gobierno, Educación de Calidad, ha logrado que en México la educación con calidad sea reconocida como un derecho humano y esta se basa en tres pilares en los que se trabaja a saber, mejores escuelas, mejores maestros y mejores contenidos educativos; hoy tenemos programas como el de escuelas al cien que revierten el rezago educativo que hemos acumulado por años además de que, la reforma educativa busca mejorar la calidad de maestros y contenidos educativos, además en este año se inició el esperado programa de certificación por habilidades que permitirá regularizar a los profesionistas truncos que hoy han acumulado experiencia en sus campos.

En el segundo eje, México Prospero, nuestro país ha consolidado al turismo como una actividad esencial para el crecimiento de nuestro país, hoy somos el noveno país en recepción de turistas a nivel mundial; a través de la estrategia crezcamos juntos se ha atacado uno de los más grandes problemas de nuestro país, la informalidad; la reforma en telecomunicaciones ha permitido un aumento de más de 21 millones de mexicanos puedan tener internet además de que ha logrado grandes disminuciones en tarifas de servicios de telecomunicación y; se ha consolidado la estrategia de Zonas Económicas Especiales con lo que ya se están generando polos de desarrollo para tener que la Cruzada Nacional Contra el Hambre se ha fortalecido haciendo de los comedores comunitarios verdaderos centros integrales de desarrollo social donde se ofertan distintos servicios a las comunidades en situación de pobreza; la equidad de género sigue en camino con la Política Nacional de Igualdad donde podemos decir que se han terminado 29 centros de justicia para las mujeres en 22 estados del país y se terminarán este año 160 mil cuartos para mejorar el entorno familiar además de que ya se cuenta con 24, 500 escuelas de tiempo completo que apoyan a madres que trabajan y; se ha consolidado el Sistema Nacional de Protección a Niñas, Niños y adolescentes donde se trabaja en 25 objetivos para garantizar los derechos de este sector poblacional.

El cuarto eje, México en Paz, ha tenido avances de gran importancia para que la justicia se ejerza de manera efectiva y en condiciones de equidad; este año se ha concluido la integración de todas las entidades federativas al Sistema de Justicia Penal Acusatorio; se ha implementado el Sistema Nacional Anticorrupción con una gran participación de la ciudadanía en el mismo; hoy tenemos una Gendarmería Ambiental especializada en atención a delitos al medio ambiente que se complementa con la demanda ciudadana que hoy es una Ley.

Finalmente, el quinto eje de gobierno, México con Responsabilidad Global, debemos decir que nuestro país ha logrado su consolidación como un actor global y ha retomado su hegemonía en América Latina; hoy se tienen 12 acuerdos de libre comercio, 32 de inversión, 6 de complementación económica, 3 de alcance parcial y relaciones de comercio con 46 países; se ha marcado tendencia en el cuidado al ambiente y nos hemos comprometido a reducir en 22 por ciento nuestras emisiones de gases de efecto invernadero además de que pusimos en la mesa el tema de la equidad de género como eje transversal de las políticas ambientales en el mundo y; hoy somos el país que más influencia tiene para relanzar las condiciones de la llamada Alianza del Pacifico.

Las metas de gobierno para esta Administración se están cumpliendo, hay mucho por hacer, pero, hoy debemos de ver los logros que hemos tenido porque lo bueno casi no se ve, pero, cuenta mucho.