¡Escúchanos por internet!

México, comprometido con el desarrollo urbano

Esta semana se llevó a cabo, en nuestro país, la Conferencia Temática hacia Habitat III, con el tema de la necesidad del financiamiento al Desarrollo Urbano. Este evento es la tercera de una serie de conferencias convocadas por las Naciones Unidas que comenzaron en 1976 y tiene como principal objetivo fortalecer el compromiso político global en favor del desarrollo sostenible de pueblos, ciudades y otros asentamientos humanos, tanto rurales como urbanos.
Este año se desarrollará en Quito, Ecuador del 17 al 20 de octubre de este año. Y tal parece que nuestro país hoy ha entendido que el desarrollo urbano es un compromiso de equidad social.
Y en su participación dentro de esta conferencia la titular de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, ha señalado que las ciudades son escenarios de transformación social y motores de la economía y, la a Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Habitat III, es una oportunidad para que todos los países del mundo reflexionen sobre el futuro de las ciudades.
A través de la Sedatu, el Gobierno de la República trabaja para consolidar un modelo de ciudades sostenibles e inteligentes mediante la gestión del territorio; la construcción y mejoramiento de vivienda y la regularización de predios con el objetivo de mejorar las condiciones de vida para millones de mexicanos.
Hoy vivimos en un contexto global de urbanización acelerada en el que los desafíos de las ciudades son múltiples y requieren de diferentes acciones y perspectivas, en México, tres de cada cuatro personas vive en una ciudad, por este motivo, el Presidente Enrique Peña Nieto, desde el inicio de su Administración, se comprometió con el desarrollo de México y sus ciudades.
A través de la Sedatu, el Gobierno de la República trabaja para consolidar un modelo de ciudades sostenibles e inteligentes mediante la gestión del territorio; la construcción y mejoramiento de vivienda y la regularización de predios con el objetivo de mejorar las condiciones de vida para millones de mexicanos.
Para ello implementó la estrategia “Vivienda para Prosperar” mediante la cual se asegura que cualquier mexicano, pero sobre todo los más necesitados, pueda acceder a una vivienda de calidad, dotada de todos los servicios y bien conectada. Una Vivienda Digna. Uno de los mayores retos que enfrenta el sector de la Vivienda es el hacinamiento, por su impacto en la calidad de vida y porque es un factor que contribuye a la violencia intrafamiliar en contra de las mujeres.
Para enfrentar esta problemática se ha puesto en marcha el programa “Un Cuarto Más”, con el cual se construye un cuarto adicional a las viviendas de las familias de escasos recursos que así lo necesitan porque su familia ha crecido.
El Presidente Enrique Peña Nieto le ha llamado “Cuarto Rosa” porque con este cuarto adicional también se contribuye a reducir la violencia contra las mujeres originada por la falta de espacios. En la Sedatu constituimos Viviendas para construir Ciudades por tal motivo estas acciones se insertan dentro de una Política de Desarrollo Urbano que busca: asegurar el desarrollo integral y sostenible de todas las regiones del país; mejorar la planeación y gobernanza de las zonas metropolitanas; evitar la expansión desordenada de las manchas urbanas; consolidar la ciudad interior; brindar soluciones habitacionales dignas y bien ubicadas para todos; asegurar la movilidad y el acceso a la ciudad de todas las personas; y, finalmente, crear ciudades resilientes.
Las ciudades en la política de nuestro país no han estado en primer plano como debieron estarlo, sin embargo tal parece que hoy nuestro país está comprometido con el desarrollo urbano, al entender que la accesibilidad de la ciudad es un derecho de todos.

Las mujeres en el México actual

Este martes 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer. Importante mencionar que esta celebración no es de rosas y chocolates por tratarse de las mujeres sino, se conmemora la lucha que hace un siglo inició un grupo de mujeres para exigir equidad en el trato y oportunidades dentro del campo laboral. Quizá muchos recordamos que el sexo femenino siempre estuvo acotado, en el trabajo, a ciertos sectores y a ciertas tareas pero, es a partir de esta manifestación, que llevo a más de 100 mujeres a perder la vida, que la equidad de género se ha impuesto como un tema mundial. La muestra más clara de esto es que hoy, hasta en los países más radicales, las mujeres están siendo reconocidas a la par de cualquier hombre. Nuestro país ha tenido grandes avances dentro de esta materia y ha llevado una transición que se ha asentado en este administración a través de impulsar la equidad de género como un eje transversal a todos los grandes objetivos de gobierno. De acuerdo con el Global Gender Gap Index del World Economic Fórum, México se encuentra en la posición 80 de 142 países, es decir en términos de tener una sociedad equitativa aún tenemos trabajo que hacer somos un país de media tabla aún. Los resultados de la Encuesta Intercensal 2015 nos indican que en México hay 119 millones 530 mil habitantes de los cuales 51% son mujeres; más de 16 millones 278 mil mujeres forman parte de la Población Económicamente Activa (PEA), de las cuales 97 por ciento se encuentra ocupada; de estas la mayoría son trabajadoras asalariadas (75 por ciento), aunque cerca de 9.5 millones no tiene acceso a los servicios de salud; principalmente se ocupan como profesionistas y técnicas (21 por ciento), en actividades de apoyo (21 por ciento) y como agentes de ventas (18 por ciento); y cerca de 7.5 millones de mujeres padecen de carencias en la calidad y espacio de sus viviendas. Como lo muestran los datos, través de los años y como resultado de la lucha que las mujeres han dado por sus derechos, hoy cuentan con una serie de mecanismo que les han permitido avanzar hacia esa igualdad que se anhela, la PEA lo indica. Sin embargo no ha sido suficiente, si bien hay temas en los que se ha avanzado mucho, como el mencionado y en el ámbito electoral, en otros, como la violencia contra las mujeres, parece que no solo no damos pasos hacia su eliminación sino que vivimos un retroceso. Más de la mitad de las víctimas del delito en nuestro país son mujeres (51.4 por ciento); además, 33 por ciento de los delitos cometidos en 2015 ocurrieron en la calle; 4 por ciento en lugares públicos y 12 por ciento en el transporte público. Es por ello que el gobierno del Presidente Peña Nieto, convencido de que el empoderamiento de las mujeres hace grande a México; que el desarrollo de un país se mide por el avance de sus mujeres; es que ha generado políticas públicas, desde el Plan Nacional de Desarrollo que nos obligan a caminar en esa perspectiva: apoyar, fortalecer a las mujeres en más vulnerabilidad ha sido su objetivo. El hogar y la ciudad se perfilan como los lugares donde más se dan los episodios de violencia contra las mujeres por lo que, importante en este día resaltar algunas labores de la SEDATU para incidir en este tema de la violencia contra las mujeres así como, la labor coordinada con otra dependencias de gobierno para que las mujeres mexicanas cada día estén más empoderadas y puedan tomar decisiones para mejorar su vida y la de sus familias. Se han realizado 498 mil 960 acciones de vivienda nueva, 176 mil 363 acciones para vivienda usada y 505 mil 326 acciones para mejoramiento, en favor de las mujeres. Se trabaja en un programa de ciudades seguras que implica incorporar de manera preponderante a ellas en las políticas de seguridad pública acciones que no solo las defiendan de la delincuencia, sino que las liberen en sus hogares y en los espacios públicos de las múltiples amenazas que las acechan, para que no puedan ser silenciadas en la casa y puedan ser libres en la calle. Se ha decidido realizar 20 caminatas nocturnas y capacitar a las mujeres del barrio o la colonia, que se visiten, en diferentes oficios. Estas caminatas ya se iniciaron y se realizan en sinergia con la SEGOB, así como con los gobiernos estatales y municipales. Un día de gran importancia y trascendencia el dedicado a la mujer donde, el Gobierno de México muestra su compromiso a través de las acciones señaladas para lograr una sociedad equitativa y justa; la violencia contra las mujeres es importante en nuestro país pero, estamos tomando acciones en los ámbitos más representativos de esta, la ciudad y el hogar, con el objetivo de evitar este flagelo.

Las amenazas de Trump 

El tema migratorio es uno de los más importantes para países como los Estados Unidos donde muchos de los que llegan a este territorio lo hacen de manera ilegal. Y esto en un escenario complejo donde el empleo es cada vez más escaso y donde cada vez es más difícil mantener el que se tiene, ha hecho que los americanos hayan generado una imagen negativa de los migrantes ilegales que, según ellos, les arrebatan muchas oportunidades y esta visión se ha potenciado, toda vez que también hoy se ve a los migrantes ilegales como los generadores de gran parte del tráfico de drogas que surte a este país. El tema no es menor, desde patrullas ciudadanas hasta iniciativas en el congreso para frenar la migración ilegal se han dado en territorio norteamericano. Los latinoamericanos son el grupo poblacional más amplio en este tema de la migración ilegal hacia los Estados Unidos y dentro de estos, nuestro país es el más representativo con más del 50 por ciento de los que migran. Esta situación ha hecho que dentro de las propuestas políticas de cualquier aspirante a la presidencia de los Estados Unidos siempre, este tema este presente ya sea a favor o en contra de regularizar la situación de los que ya residen allá y en el sentido, de implementar una política de migración que acabe con el problema. Y ante el periodo electoral que se avecina ha surgido un precandidato del Partido Republicano que se ha encargado de utilizar este tema como su bandera de campaña, sosteniendo que los migrantes latinos son un mal para los americanos y en especial los que tienen sus raíces en México. Mr. Trump ha fincado su propuesta, para ser electo a candidato a la Presidencia de los Estados Unidos, en una serie de comentarios racistas y xenofóbicos hacia los migrantes latinos y en especial hacia los de origen mexicano, a tal grado que es común que en sus conferencias no reciba a periodistas latinos. Una de sus propuestas más sonadas es la construcción de un muro a lo largo de toda la frontera México-Estadounidense que evitará que el fenómeno siga, y ha dicho que expulsará a todos los ilegales para hacer justicia a los norteamericanos. Tal parece que la campaña le ha funcionado a Mr. Trump, hoy es uno de los precandidatos mejor posicionados para alcanzar la candidatura por su partido. Sin duda las amenazas de este señor deben tomarse en cuenta pero, también debemos de ver hasta donde estas pueden ser factibles y para eso dos hechos importantes. El primero es que, de acuerdo a varios estudios, la economía norteamericana se ha mantenido gracias al grupo de población hispano de los Estados Unidos, ya que es el grupo con mejor dinámica de crecimiento y el que empuja el empleo ya que se espera que, este grupo sea el responsable del 40 por ciento del crecimiento en el empleo de este país. Es decir los jóvenes hispanos son la fuerza productiva que ha mantenido los sectores económicos lo que, no paso en Europa, por ejemplo, que hoy tiene tasas bajas de productividad por falta de trabajadores jóvenes. Y el segundo, sin contar a ningún otro país de América Latina, Estados Unidos tiene a su segundo mercado más importante en México con un flujo de comercial de más de 500 mil millones de dólares, es decir Mr. Trump ¿quién podría sustituir a esta demanda para su país en un escenario de contracciones económicas?, tal parece que nadie. La economía norteamericana es dependiente del trabajo latino y del mercado mexicano, todo parece indicar. Ha resultado bueno el argumento de campaña de Trump para ganar votos en contra de los latinos, pero todo apunta a que no sería lo mejor para los norteamericanos dejar de contar con la población latina, así que las amenazas de Mr. Trump parece son solo eso, amenazas.   

La urgencia del mando único

Tal parece que en política pública las cosas parecen perfectas en su diseño pero siempre encuentran problemas en su operación, esto porque siempre los seres humanos somos impredecibles, nada puede prever de manera certera nuestro comportamiento. En este sentido lo que quizá siempre se tiene en términos de política son buenas prácticas que sirven para buscar soluciones generales a problemas comunes. Nuestro país vivió recientemente una época muy complicada que disparo la violencia y la inseguridad en todo el país. Más de cien muertos de manera violenta, un gran número de desaparecidos y una lucha abierta al crimen que involucró de manera directa a la sociedad dejaron escenarios complicados en muchos Estados de nuestro país. Michoacán, Chihuahua, Guerrero, Morelos, Tamaulipas, Estado de México, Veracruz, etc., son ejemplos que muestran como el crimen organizado hizo presencia importante rompiendo el Estado de Derecho y donde se aprovechó en mucho, la debilidad de los actores encargados de la seguridad pública a saber, las policías municipales. Muchos fueron los motivos para que esto sucediera, sueldos bajos, armamento inadecuado, nula capacitación, fragmentación territorial, etc. Ante esto cada vez se dio más la necesidad de las fuerzas del orden federales, centralizadas, y esto hizo pensar en la necesidad de buscar la mejor manera de unificar capacidades y atender de mejor manera los problemas de inseguridad que cada vez eran más fuertes y de índole más alejada de las facultades municipales. Así, a través de la experiencia aplicada en algunas entidades federativas para combatir la inseguridad a través de los niveles de gobierno federal y estatal, se propuso por parte del Ejecutivo Federal analizar la idea del mando único para mejorar la seguridad pública de nuestro país. A través de una reforma al artículo 21 constitucional se busca que se establezca que las funciones de la seguridad pública sean exclusivas del Gobierno Federal y de los 32 Estados; la seguridad de los municipios estará a cargo de los gobernadores de los Estados por conducto de su corporación policial estatal. Hace poco más de un año vivimos el horror de la desaparición de 43 jóvenes a manos de policías municipales de Guerrero, hemos vivido historias de desaparición en otros Estados, y esto ha puesto de manifiesto la necesidad de debatir acerca del mando único de manera urgente. Ante el posicionamiento unánime de los Mandatarios estatales de respaldar el Mando Único de Policía en las 32 entidades federativas, mismo que se expresó en el marco de la 50ª Reunión Ordinaria de la CONAGO, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, hizo un respetuoso llamado a los integrantes del Congreso de la Unión para que se debata a la brevedad la iniciativa sobre ese tema que se encuentra en el Legislativo. Tal como le señaló, no significa que tenga que aprobarse en sus términos, pero es necesario que se debata ya porque no podemos permanecer por más tiempo pasivos y a la espera de que pase el tiempo y no se resuelva este tema que se espera de mayor solidez al Estado mexicano para hacerle frente a lo que es el gran reto de todos: combatir la inseguridad y darle a las familias mexicanas mayor tranquilidad y paz en sus hogares y en las calles de nuestras ciudades. La iniciativa de desaparición de las policías municipales se complementa con la posibilidad de que el Gobierno Federal asuma el control de algún municipio infiltrado por el crimen organizado, así como facultar al Congreso mexicano para expedir leyes generales en materia penal, y todo está en la mesa para su discusión. Estados como Morelos, Guerrero están avanzando ya hacia este modelo de mando único estatal; sin duda, como lo mencionamos, este esfuerzo de política pública tendrá diferentes resultados en el territorio y en cada entidad, podemos esperar todo, positivo o negativo, pero lo que no podemos posponer es la necesidad de debatir sobre el tema y analizar los resultados que hoy podemos observar en quienes lo han tratado de llevar a cabo. Abrir el dialogo en este tema antoja mejores resultados en materia de seguridad para todos los mexicanos, se apruebe o no un mando único.

El gran reto de la nueva Ciudad de México

Finalmente después de años de historia, la capital de la República Mexicana se ha reconocido como una entidad más de nuestro país, la número 32. Al inicio de este sexenio se generó una coalición política importante que busco impulsar las grandes reformas que nuestro país necesitaba para seguir su camino de desarrollo y transformación, y dentro de estas grandes reformas se plasmó la de dar al Distrito Federal (DF) la connotación de un Estado con el nombre de Ciudad de México. La autonomía tanto deseada es también una responsabilidad en muchos ámbitos porque hoy, se tiene un gran conocimiento de temas que no han resultado del todo positivos en otras entidades y se espera que esos problemas no acompañen a esta nueva entidad. Por mencionar, la nueva Ciudad de México tiene características territoriales que la hacen única ya que es mayormente urbana y tiene relaciones metropolitanas con otras entidades, esto supone una forma distinta de relacionarse con las delegaciones que ahora serán sus alcaldías. Muchos temas surgirán por las características de este territorio en referencia a otros dentro de nuestro país pero, sin duda, a partir de la Reforma Política que le dio la notación de entidad al DF el reto más importante es generar el marco legal bajo el cual regirá su destino la Ciudad de México. La redacción de una Nueva Constitución no será tarea fácil y en ella se prevén dos etapas importantes; en la primera se ha designado un consejo de 28 notables que se encargarán de la redacción del proyecto y que deberá estar concluido el próximo 15 de septiembre; en la segunda se designaran a los 100 constituyentes que deberán enriquecer la propuesta del Jefe de Gobierno. La conformación del constituyente es un proceso importante ya que definirá el documento final que será que rija la vida de los habitantes de la nueva entidad. Se espera que 60 de estos constituyentes sean designados a través de votación universal y secreta a través de una convocatoria ya lanzada por el INE; 14 serán designados por los senadores; 14 por los diputados; 6 por el Jefe de Gobierno y; 6 por el Presidente de la República. Pensadores de los partidos políticos, integrantes de las cámaras comerciales, miembros de las ONG´s, académicos de las distintas casas de estudio, candidatos independientes, miembros destacados de la sociedad civil, etc., serán los que formen parte de los 100 diputados que conformarán el constituyente. Todo parece indicar que habrá una variedad importante de ideologías que nutrirán de la mejor manera el resultado de este ejercicio trascendental para la nueva entidad constituida. Si bien el tema jurídico parece sobresalir dentro de los que tocaran esta tarea, uno de los que no se debe desligar es el social ya que esta es una característica que ha definido en mucho la identidad de lo que se conocía como DF. En este sentido el Presidente Peña ha mencionado que las designaciones de los diputados que le corresponden deberán tener este perfil social, que pongan a las personas como centro de los derechos básicos que se establezcan en esta nueva Constitución. Se presenta un reto importante para todos los actores políticos que han convergido en la Reforma Política que da el estatus de entidad a la Ciudad de México pero, también se presenta una oportunidad de plasmar la modernidad y sus principios sociales ad hoc a nuestra era en bienestar de muchos mexicanos. Sin duda es tiempo de júbilo para todos los habitantes de la recién ordenada Ciudad de México.

Seguridad patrimonial: una acción de justicia social

La palabra certeza per se ya implica una sensación de seguridad en algo, sea esto bueno o malo, nos da la confianza de tener una verdad. El tema no es menor, incluso ha generado debates de corrientes económicas en donde el dotar de esta seguridad se puede ver como un incentivo para las economías de integrar a muchas personas a oportunidades de mercado, como el crédito. Así, bajo este principio, al inicio de esta Administración el Presidente Peña dispuso se generará la Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), para que una de sus funciones primarias fuera la de eliminar el rezago que se tenía en la dotación de títulos de propiedad en muchas de las tierras que componen nuestro gran país. En México se requería de una entidad con la responsabilidad de promover el reordenamiento territorial, la Reforma Urbana, el acceso a la vivienda y, de manera central, generar en los dueños la certeza jurídica respecto de su patrimonio, procurando avanzar hacia un entorno sustentable, ordenado y armónico que se refleje en mejores condiciones de vida para millones de mexicanos. Por ello la SEDATU trabaja para impulsar políticas que tengan rostro humano y enfoque social. Se busca abatir el rezago habitacional por medio de acciones de vivienda y de certeza jurídica que permitan a las familias disfrutar de un patrimonio que no pierda valor con el paso del tiempo, que no esté lejos de sus escuelas o centros de trabajo, pero sí, alejado de zonas de riesgo, en lugares donde su vida no corra peligro ante desastres naturales. A esta secretaría se le instruyó avanzar en materia de justicia cotidiana donde se trata de poner el trabajo y esfuerzo de las instituciones al servicio de las personas por lo que, en el sector de desarrollo agrario, territorial y urbano, la justicia cotidiana es brindar seguridad al patrimonio por el que han trabajado y luchado tanto las familias mexicanas. Siguiendo con la operación de estos postulados los resultados son claros en la materia. A nivel nacional el compromiso para este año se tiene planeado entregar más de 500 mil títulos de propiedad y adicionalmente, el Registro Agrario Nacional (RAN) realiza un gran esfuerzo para abatir el rezago de más de 150 mil expedientes.
En cumplimiento a esta instrucción presidencial, la SEDATU trabajará a través de una ambiciosa estrategia que coordine a las dependencias antes mencionada junto con los gobiernos estatales e incluso municipales para cambiar las inercias del pasado y poder destrabar burocráticamente asuntos que detuvieron el cumplimiento de esta obligación, acelerar reglas de operación y sobretodo, el tener la voluntad política de cada uno de los involucrados sean parte de esta nueva dinámica.
Todo esto ha impulsado un nuevo programa de seguridad patrimonial el cual ya es conocido como “Papelito Habla” y a través del cual a lo largo y ancho del país, se irá trabajando bajo estas premisas de coordinación y agilización de los tramites y poder alcanzar las ambiciosas metas planteadas para ir resolviendo el rezago heredado de sexenios anteriores y ahora sí el poder cumplir con una obligación del Estado Mexicano de otorgar certeza legal a los que menos tienen y han recurrido a los programas y mecanismos para alcanzar esta preciada meta, de poder heredar un patrimonio seguro a sus hijos.
No basta con alcanzar metas cuantificables en montos u obras, es necesario que las políticas públicas lleven este rostro social, para entender que la mejor forma de ir abatiendo las carencias sociales es partir de proporcionar un piso básico de derechos sociales, transformado en el ejercicio público de los recursos bien orientados y que a su vez estos se conviertan en satisfactores que resuelvan el problema de cada familia, para que se transformen, como dijo el Presidente Peña Nieto, en caras felices por ver resuelto pendientes de muchos años atrás. Y eso fue lo que se vivió en Altamira, Tamaulipas este martes y se replicará con miles de familias a lo largo de este año.

Un complicado entorno económico mundial

El inicio de año ha sido más agitado de lo que se esperaba en términos económicos. Las medidas tomadas por la economía China para detener la caída de sus tasas de crecimiento no ha sido efectiva y esto ha llevado, a todo el mundo, a ajustar sus expectativas de crecimiento ante el recorte en la demanda de bienes que provoca la desaceleración de este país. De hecho, las llamadas economías emergentes que apostaron por intensificar el comercio con los chinos están pasando etapas no de ajuste sino de recesión, como ejemplo Brasil. El proceso mencionado ha sido complementado con una decisión de la economía norteamericana de aumentar tasas de interés ante sus índices positivos de empleo lo que, ha provocado que la demanda por esa moneda aumente y por tanto, se haya generado una revaloración del dólar frente a otras monedas. Si algo faltara, estamos en una etapa del mundo donde el precio de un bien del que dependen muchas economías ha encontrado su precio más bajo de muchos años, a saber el petróleo. Los hechos aquí comentados han generado un panorama mundial incierto en términos de la productividad que las economías pueden tener este año, y esto es preocupante especialmente para países como el nuestro que está totalmente vinculado a economías como la norteamericana y al precio del petróleo. Si bien la teoría de los ciclos económicos observa que en periodos de recesión se puede hablar de una mejora en la de distribución del ingreso, esto no se debe a una mejora de los más pobres frente a los más ricos sino viceversa, es decir los sectores más altos de la economía son quienes reciben el mayor impacto del decrecimiento y esto hace que sus ingresos disminuyan y por tanto, se acerquen más a los que menos ingreso tienen. La única salida para mejorar entonces realmente las condiciones de mejora económica de la población es mantener tasas de crecimiento elevadas. Ante la situación que vivimos el escenario de la economía mexicana es buscar tener una mejor tasa de crecimiento frente al panorama mundial. Esta no es una tarea sencilla y sin duda requiere de medidas extremas para poder lograrlo. Esta semana el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el Presidente del Banco de México, Agustín Carstens, han anunciado un recorte al gasto público importante, 132 mil mdp, para buscar que los factores mencionados tengan el menor impacto en el desempeño económico de nuestro país. La medida tomada impactará principalmente al sector energético, PEMEX, y se ha dicho que no se ajustarán los programas sociales lo que es una medida importante para mantener los beneficios logrados en otras etapas del desarrollo de México para las personas más vulnerables de nuestro país. A través de este ajuste en la política de gasto lo que se espera es que las expectativas de crecimiento de nuestro país se mantengan y por tanto, se siga en la senda de las mejoras sociales sustentadas en políticas de largo plazo que sostengan dichos beneficios. No se puede asegurar que las condiciones de los mercados externos tengan mejoras y quizá, sea más probable que tengamos más turbulencias a lo largo del año pero, hoy hay buenas reacciones a las medidas tomadas, el precio del dólar bajo en casi 40 centavos después de estos ajustes. La disciplina fiscal impuesta por México está generado certidumbre en los capitales externos, esto hará que tengamos expectativas positivas de crecimiento a futuro y por tanto estemos del lado de la balanza donde, el crecimiento es el motor de la equidad que se busca en la distribución del bien social y este no sea, producto de un ciclo que implica la contracción económica de los sectores productivos de un país ante una disminución de demanda.

No dialoguemos con el diablo

Desde su arribo al aeropuerto internacional de la Ciudad de México, el Papa Francisco empezó un peregrinar por nuestro país tal y como se había previsto. Pletórico de gente, con grandes escenarios y auditorios muy variados. Territorialmente atravesó de extremo a extremo la geografía nacional y compartió eso que lo ha caracterizado en el paso de su papado: humildad, bondad, franqueza y misericordia. Su sello personal dejará un gran recuerdo en nuestros compatriotas que profesan su Fe, al recibir a la cabeza espiritual de esta Iglesia.

Pero más allá de la connotación religiosa, el Papa es hoy en día uno de los líderes de opinión y políticos más importantes del mundo. La figura papal ha representado un equilibrio en la geopolítica mundial. Representa además, un referente en posiciones ideológicas que determinan normativamente, a la vez que cimbran, a las sociedades modernas. En fin, su presencia y sus mensajes –como lo comentamos la semana pasada- debería ser seguida con esa doble óptica. La del líder religioso al tiempo de un hombre consciente de la influencia que detenta.

Es así que a lo largo de estos días escuchamos de su boca, mensajes muy claros y directos que definieron claramente la visión que él quiso dejar a quienes los quisieron escuchar y tomar como referencia para su vida propia. En Palacio Nacional se dirigió a la clase política nacional y pidió responsabilidad moral para afrontar los cargos de gobierno y poder responder a la gente. No solo bastan las leyes, la conducta moral también es muy importante, dijo en presencia del Presidente Peña Nieto y 1500 asistentes.

De esta forma comenzó su recorrido de evento en evento y pronunciar frases que quedarán para la posterioridad y la reflexión. Tan solo los lugares que pisó ya tenían un significado emblemático tanto para el creyente como el no creyente. Obligado era el paso por dos de los edificios simbólicos más importantes para el México católico: la Catedral Metropolitana y la Basílica de Guadalupe. Y aún como externo, sorprende la forma de dirigirse a los obispos mexicanas, con frases contundentes y demasiado fuertes. Aquí fue muy claro su papel de líder de la iglesia. A diferencia a que unos momentos antes actúo en Palacio Nacional como un jefe de estado, pero con una implícita vocación a orientar, sobre todo moralmente, a quienes escuchaban sus palabras y las quería entender.

Ecatepec, San Cristóbal de las Casas, Morelia y Ciudad Juárez en su conjunto son puntos clave que representan mucho de los males que afectan a las sociedades modernas: violencia, pobreza, inseguridad, exclusión y en donde el Papa llegó como un portador de esperanza y misericordia, y así fueron sus palabras, a la vez que señaló sin recato, problemáticas muy actuales que por desgracia enfrenta el México de hoy, Narcotráfico, falta de oportunidades para los jóvenes, la migración como un fenómeno lacerante, etc.

Y al tiempo que señaló males externos, también habló de eso interior que carcome al ser humano del siglo XXI y que lo llama a delinquir, a traicionar, a corromperse en general. Y por eso la frase genial: “no dialoguemos con el diablo, porque siempre nos va a ganar” como gran metáfora de lo que sucede cuando somos tocados por todo aquello que corrompe.

Mucho ha dado de que hablar este amplio bagaje que deja Francisco, que en un país tan dado al análisis y la reflexión, representará el punto de partida de los extremos políticos. Habrá quienes afirmen que fue insuficiente y superficial, así como aquellos que se quedan con la parte espiritual.

En lo personal considero que fue muy positiva esta visita, ya que de una manera muy diplomática se puso el dedo en la llaga en muchos de los temas más relevantes de la vida actual. Y el análisis nos permitirá entender que fueron muchas las coincidencias de lo que le preocupa al Papa con lo que le preocupa a la sociedad mexicana y que por tanto, ocupa al gobierno y a su Presidente. El Papa habló de atender a la pobreza, de acabar con el hambre, proporcionar vivienda adecuada, crear espacios para jóvenes y cerrar brechas con la población indígena. Fortalecer la educación y dar seguridad y paz a la ciudadanía. Claramente son ejes principales de este gobierno, en correspondencia con el esfuerzo de los gobierno locales, pero siempre refiriéndose al blindaje moral que deben tener las acciones públicas. Así lo dijo y lo entenderá quien tenga ese compromiso verdadero de actuar con ética y honestidad dando resultados eficaces en el lugar que le corresponde.

Ciudades inteligentes: sinónimo de prosperidad

El proceso de urbanización tanto mundial como nacional se ha acelerado significativamente en las últimas décadas. Actualmente, más de mitad de la población mundial (54%) habita en áreas urbanas y se espera que para 2050 esta población supere los 6 mil millones de personas. Nuestro país presenta una tendencia a la urbanización aún más drástica, pues entre 1950 y 1980 la población mexicana que vivía en ciudades se duplicó mientras que hoy en día 3 de cada 4 mexicanos viven en ciudades y Zonas Metropolitanas.

La urbanización en sí presenta grandes ventajas para la población y el desarrollo nacional. Las ciudades son el medio idóneo para el intercambio de bienes y servicios y lo que es aún más importante, el intercambio de ideas. Las ciudades son lugares donde la posibilidad de acceder a la educación y el empleo de calidad es mayor.

El problema surge ante la falta de planeación por parte de los gobiernos para hacer frente a las necesidades y demandas que la migración del campo a las ciudades trae consigo. La falta de una visión a largo plazo por parte de los gobiernos anteriores ha llevado a las ciudades mexicanas a un estado de crisis en el que las personas se ven obligadas a destinar grandes cantidades de tiempo y dinero para desplazarse a sus trabajos y escuelas, incluso se construyó vivienda de manera tan arbitraria que los hogares no contaban con la infraestructura y servicios básicos como agua, drenaje y electricidad, lo que orillo a las personas a abandonar sus casas.

El suelo era visto como una simple mercancía, objeto de especulación, sin tomar en cuenta el sentido social de la vivienda impidiendo que la vida comunitaria se desarrollara debidamente. Se propició la ruptura del tejido social que a menudo se manifiesta mediante brotes de violencia e inseguridad.

Ante este panorama, el Presidente Enrique Peña Nieto, como una de sus primeras acciones de gobierno puso sobre la mesa una nueva agenda urbana que redireccionara el rumbo de las ciudades en nuestro país. Es así como se creó la SEDATU, para apoyar la transición hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable que procure al acceso a una vivienda digna para los mexicanos, el reordenamiento del territorio y el acceso ordenado del suelo, en coordinación con las autoridades estatales y municipales.

No ha sido fácil cambiar la inercia del crecimiento urbano, el camino hacia la construcción de ciudades ordenadas, sustentables y resilientes es largo y aún falta mucho por recorrer. La preocupación por reordenar el desarrollo urbano no es exclusiva de nuestro país, se ha convertido en un objetivo prioritario a nivel internacional para lograr que las ciudades sean centros de prosperidad. En octubre próximo el Presidente de la República, durante la Conferencia Mundial de ONU Hábitat, en la ciudad de Quito, Ecuador, se expondrá los logros que ha alcanzado México y se participará en el diseño de la nueva Agenda Urbana mundial.

Al suscribir la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en agosto pasado, el gobierno mexicano se comprometió ante la comunidad internacional a impulsar ciudades inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles, en otras palabras, ciudades inteligentes. Estas ciudades se caracterizan por un nuevo modelo de gestión urbana para contar con la capacidad de responder a las necesidades de sus habitantes en tiempo real para así incrementar la calidad de vida. Todo ello será posible a través de la innovación y la tecnología, conjugada con una ciudadanía colaborativa.

En este tenor, los poblanos contamos con una oportunidad única e invaluable: la posibilidad de participar en la Smart City Expo Puebla del 16 al 18 de febrero. Podremos conocer la opinión y experiencia de más de 150 ponentes, entre académicos y funcionarios que abordaremos temáticas como ciudades equitativas, sustentabilidad, tecnologías urbanas, participación ciudadana y movilidad.

El México que recibirá a Francisco

Muchas cosas han pasado desde que Juan Pablo II visitara por primera vez a nuestro país. 37 años han trasformado a México. Y somos una nación diferente, que ha cambiado y que ha madurado política y socialmente. Hitos que desencadenaron trasformaciones estructurales, se dieron precisamente en las décadas trascurridas en este periodo. Uno de los sucesos más dramáticos sufrido por los mexicanos fue el terremoto de 1985, en donde junto a lo lamentable de la tragedia se dio el surgimiento de una sociedad más organizada y combativa, que reaccionó frente a los vacíos que dejo la autoridad en el momento. Así, de la misma forma, las décadas pasadas fueron testigos de la alternancia del poder, al llegar un partido distinto la Presidencia de la República, después de una larga estancia del PRI. Y en consonancia, el regreso al gobierno de este partido, pero con un ánimo renovado y reformador, muy distante del PRI de López Portillo.

Esto hechos, entre otros, han dado un rostro diferente a la nación mexicana. Hoy estamos frente al México resultante de la revolución tecnológica y de la informática. Somos actualmente un país de jóvenes, con tendencia a crecer y envejecer paulatinamente, hasta llegar el momento que se invierta la pirámide poblacional. También, el México de 2016 ya es un país urbanizado, ya que cerca del 70% de la población habita en una ciudad. El mexicano y la mexicana del siglo XXI participan más activamente en la vida pública. Y por supuesto, estamos ante una sociedad más equitativa en el tema de género. Hoy somos un país que ha atravesado crisis económicas muy grandes, aprendiendo de éstas, para volverse más disciplinado en materia macroeconómica, lo cual le permite enfrentar y soportar los negros nubarrones del actual entorno internacional. Un país, en fin, que trata de ser tolerante, dentro de una polarización política y que cree en el camino democrático como el medio para lograr el entendimiento entre nuestros connacionales. Un país con grandes enemigos comunes, como la pobreza y la violencia.

Este es el México que recibirá el próximo viernes al Sumo Pontífice de la Iglesia Romana, el Papa Francisco.

Cada uno de los viajes papales a tierras mexicanas, ha sido siempre de gran trascendencia. El poder de convocatoria de la figura papal ha encontrado en esto lares las movilizaciones más impresionantes. Siendo el antecedente de Juan Pablo II, el primer Obispo de Roma en llegar a México, en lograr todo un paradigma que se hizo ya normal en sus posteriores visitas, siguiendo con Benedicto y como es de esperarse, hoy con el actual Papa Francisco. Multitudes de gente anhelante de creer.

También es cierto que esta capacidad de atracción nunca estará exenta de un interés político, por lo que cada palabra y cada mensaje de Su Santidad deberán ser analizados minuciosamente, más allá de lo dicho en su papel de líder religioso. Y más este Papa, que en cierta forma vino a revolucionar a la Iglesia. Ha sido el primero en hablar libremente de temas espinosos para la estructura clerical y en general para la población católica. Pero su valentía y honestidad ha sido bien recibida, dándole aire fresco a un Iglesia milenaria y conservadora.

Es así que este viernes por la tarde, al aterrizar en la Ciudad de México, Francisco será recibido por el Presidente de México, en el carácter de un jefe de estado que recibe a otro jefe de estado, pero indudablemente, en un acto protocolario que será visto por millones, criticado por lo eternos enemigos de todo, pero siendo muy reconocido por los que tienen Fe y no hablo solo de la fe religiosa, sino de todos aquellos que creemos y tenemos confianza en el futuro, de que a pesar de los graves embates económicos que vivimos, los que habitamos en México creemos en nuestro país y que debemos salir adelante. A esto ha apostado el Gobierno de Peña Nieto, el poder construir un mejor futuro, desterrando las trabas del paso y creando oportunidades para que todos puedan llegar a construir su propia historia de éxito. Ese es el país que va a encontrar el Papa, un país fuerte, noble, generoso y lleno de Fe en su propio destino.

Bienvenido Francisco.

Área de archivos adjuntos
Vista previa del archivo adjunto EL MÉXICO QUE RECIBIRÁ A FRANCISCO.docx
Word
EL MÉXICO QUE RECIBIRÁ A FRANCISCO.docx

La rueda de la democracia

Las diferentes perspectivas del ejercicio del poder, a lo largo de la historia de la humanidad, van muy de la mano con el ánimo y el espíritu predominante en la época. Desde la etapa del salvajismo y la barbarie caracterizada por el tirano encumbrado en Rey o nombres similares, que ejercía el poder basándose en la fuerza, ya que lo obtuvo de la misma manera, a pasar a periodos posteriores, con formas más ilustradas.
Este proceso de maduración permitió a la sociedad humana comprender que no era bueno ni deseable dar tanto poder a un solo individuo, por muy fuerte o bendecido por los dioses que alegará haber sido, ya que a la larga, esta acumulación excesiva solo llevaba a actos de injusticia y de abusos. Aquí, entre los griegos, es cuando nace el concepto de Democracia, para que existiera una participación del pueblo en los actos públicos y permitirá la presencia de pesos y contrapesos para todos aquellos que gobernarán en la polis griega.
Este camino, el de la vía democrática, no resultó fácil consolidarlo y menos aún, hacer de él un común denominador en los pueblos.
Desde el triunfo de los barones ingleses sobre el Rey Juan Sin Tierra, hasta las modernas democracias que son sometidas a continuas amenazas disfrazadas de populismos libertadores y pasando por la caída de la Cortina de Hierro en los 90s, el ser humano en todos los puntos del planeta ha visto un transcurrir de la democracia en mayor o menor medida ya como un estándar no solo de forma de gobierno, sino de una adaptación de cada cultura a los elementos democráticos claves, como son la libre opinión en asuntos públicos y por lo tanto los derechos a agruparse, postularse para puestos oficiales y por supuesto votar por sus representantes. En consecuencia, el modelo democrático es tan amplio, que no puede acabarse con el día de la votación. Este es un derecho máximo de una sociedad, pero debe ir continuado de procesos con mayor visión, para que un país, un gobierno y una sociedad puedan llamarse realmente democráticos.
Todo esto viene al caso porque estamos viendo cómo, lo que llamamos la “Rueda de la Democracia”, avanza inexorablemente en sus diferentes acepciones y quienes vivimos en México nos convertimos en actores y espectadores, simultáneamente, de este proceso, por lo que resulta interesante revisar cuatro casos cercanos a nosotros.
En Argentina, presenciamos la transición entre un régimen que se negaba ir, a un Gustavo Macri que llegó a la Presidencia de la República ganando una segunda vuelta, confirmando el deseo del pueblo argentino de cambiar de aires, después de más de una década de Kirchnerismo. Los anhelos de cambio de una nación pasaron por detalles bufonescos dignos de una opereta, por ejemplo el “secuestro” de la cuenta de twiter de la Casa Rosada o la falta de acuerdo de la sede de cambio de poderes. Los problemas económicos de Argentina son tan grandes (lo cual no es una novedad) que harán falta ajustes severos macroeconómicos, que chocarán con las medidas paternalistas que habían prevalecido, éste es un ejemplo en donde la voluntad soberana debería imponerse, como solución a los grandes obstáculos que empuja el viento de los intereses políticos.
España ha pasado por uno de sus procesos electorales más complicados. La imposibilidad de formar gobierno al partido triunfador y en consecuencia la declinación del presidente Rajoy, ha llevado al Rey Felipe (casi desesperadamente) a pedir a un socialista como Pedro Sánchez a unificar las fuerzas políticas españolas y lograr un gobierno de coalición que permita sortear los vendavales internacionales en los cuales España está inmersa, como el resto de Europa y al mismo tiempo frenar la intentona separatista de Cataluña.
Y en donde los mexicanos y mexicanas vemos con mayor expectación, morbo y preocupación el girar de la Rueda sin duda es en Estados Unidos. Las eliminatorias internas de los partidos demócrata y republicano han comenzado y por lo tanto se han hecho las apuestas. Todavía no hay claridad, y realmente preocupa cómo se vaya inclinando la balanza por razones obvias. El escenario internacional no está nada fácil para que a nuestro país además se le complique aún más si llegará a tener un presidente o presidenta, poco proclive al entendimiento o a los acuerdos estratégicos y que lejos de ver a México como un aliado, lo estigmatice como el culpable de los males de los norteamericanos. Y un Trump o un Ted Cruz significan eso hoy. Veremos qué es lo que quieren los vecinos del norte y a resumidas cuentas como nos afectará.
Y por últimos, aquí en México vivimos nuestra propia rueda democrática. Este 2016 significa un año de muchas elecciones en entidades en donde se elegirán gobernadores, alcaldes y diputados locales. En el caso de nuestro Estado, de forma inédita, solo iremos a las urnas para elegir a un gobernador o gobernadora que dure menos de dos años, lo cual no deja de ser un sello de la democracia de estos tiempos. Ya que este proceso es tan importante y decisivo en la vida democrática de Puebla como el que más. Acabamos de presenciar la segunda edición de las elecciones de Colima, que dejaron grandes enseñanzas para todos los actores, sobre todo para las personas votantes, al tener una segunda oportunidad para re pensar su voto. Y como parte de una vida democrática nueva, acabamos de ser testigos del fin del régimen de Distrito Federal de la Ciudad de México, ahora se da inicio al proceso constituyente, como ejemplo de una verdadera participación ciudadana y autentica separación de poderes. Es así como en México podemos presumir de una vida democrática madura, que avanza de manera permanente, que aprende de sus errores y va sumando baluartes institucionales.

México en Medio Oriente

Este inicio de año no ha sido el mejor para la economía mundial. A pesar de que la economía China cerro con una tasa de crecimiento del 6.9 por ciento, su nivel más bajo de los últimos años, esta cifra hace ver que para 2016 este país seguirá en una desaceleración económica que arrastrará a muchas economías del mundo hacía bajos rendimientos económicos. Se acaba de anunciar, hace unos días, la eliminación de las restricciones económicas que tenía Irán para comercializar sus productos petroleros, lo que sin duda hará más presión sobre los ya históricos precios del petróleo a la baja. Y por su parte, la Reserva Federal Estadounidense (FED) ha resuelto aumentar sus tasas de interés hace unos días con lo que, pone presión y revalora al dólar en todos los mercados cambiarios. Bajo este contexto, las economías emergentes están sufriendo de depreciaciones importantes en sus monedas y se espera que estas, tengan un año de contracción económica lejos de la expansión que se requiere para salir de problemas tan severos como la pobreza. Si bien para nuestro país el panorama luce complicado debemos señalar que hasta ahora, es de los países emergentes que menos han depreciado su moneda, cerró el año con una inflación muy baja, ha crecido los empleos formales y en general se tienen buenos números macroeconómicos que nos hacen pensar en sortear esta realidad mejor que muchas economías de América Latina. Ante estos escenarios nuestro país ha tenido problemas en general porque nuestra economía es dependiente de un mercado, a saber el Estadounidense, esto hace que cualquier movimiento de la economía de ese país se refleje de manera positiva o negativa en nosotros. Esto ha provocado que la política internacional de nuestro país se centre en buscar más socios comerciales en busca de mercados y acuerdos que permitan diversificar nuestra economía para ir eliminando dependencias tan marcadas. Esta semana el Presidente Peña lleva a cabo una gira por la Península Arábiga con el objetivo de buscar acuerdos comerciales y poder hablar de un tema que es importante para nuestro país por la dependencia económica de este bien, a saber lo que sucede con los precios del petróleo y la perspectiva de los Emiratos Árabes Unidos sobre el futuro de este bien, ya que debemos recordar estos son de los principales exportadores a nivel mundial. México y los Emiratos Árabes Unidos establecieron relaciones diplomáticas hace cuatro décadas, en 1975. En esta visita Majid Saif Al Ghurair, Presidente Cámara de Comercio e Industria de Dubái, ha sido claro al señalar que las ventajas económicas del mercado mexicano, en relación con sus políticas macroeconómicas sólidas, su programa global de reformas estructurales y los acuerdos de libre comercio con más de 50 países, así como su ubicación estratégica, nos convierten en un socio comercial esencial para los Emiratos Árabes Unidos y para Dubái, en particular. Los sectores de negocio que se observan como potenciales incluyen el comercio, el turismo, la construcción; todos ellos constituyen las oportunidades de inversión, con un potencial muy importante. Por su parte, el Presidente Peña ha señalado que somos un país que exporta más del 85 por ciento en sus manufacturas, y manufacturas que cada vez tienen un mayor valor agregado; somos, por ilustrar esta condición, el primer exportador de televisiones de pantallas planas; el séptimo productor de vehículos en el mundo y el cuarto exportador de vehículos, también, en el mundo; y la industria aeroespacial de nuestro país está teniendo cada día un mayor crecimiento, es una de las industrias que en México está creciendo de forma notable. Se ha encontrado un punto de coincidencia con los países árabes visitados en el tema de las energías renovables y el Presidente Peña ha sido enfático al decir que sí es posible asegurar un nuevo régimen climático sin frenar el desarrollo económico y social; de hecho en los últimos tres años se han invertido 150 millones de dólares en la creación de los Centros Mexicanos de Innovación en Energía. Todas estas acciones demuestran que, hoy, México es un actor que está asumiendo su responsabilidad global frente a los desafíos energéticos y climatológicos del futuro. Sin duda el panorama bajo el contexto planteado al inicio será complicado, pero es de resaltar que en tanto sigamos teniendo acercamiento con potenciales socios comerciales y coincidiendo, como se ha hecho en esta visita, con muchos sectores de otros países como hoy los de la Península Arábiga, nuestro país en un futuro podrá tener mejores argumentos para sortear este tipo de eventos, que una economía global son cada vez más recurrentes.

El sector vivienda con buenas expectativas para México

Para toda economía un buen parámetro de su actividad y desarrollo es el dinamismo y crecimiento del sector de la vivienda. Podemos decir, incluso, que ante cualquier traspié de una economía uno de los primeros sectores en resentir el efecto es el que genera este bien. Mucho se ha dicho que la economía mexicana no ha tenido el desempeño que se puede esperar de ella sin embargo, se debe mencionar que el sector de la vivienda ha sido uno de los más dinámicos lo que indica que nuestra economía es sólida. Podemos mencionar que en los tres años de Gobierno del Presidente Peña este sector se ha consolidado como un motor de nuestra economía ya que, la vivienda representa el 14.1% del total de la producción de bienes y servicios del país; se han generado más empleos formales, que en el mismo periodo de cualquier gobierno anterior y el sector de la vivienda ha contribuido a lograr este resultado, este emplea a 3 millones de personas en forma directa e indirecta que representan el 7.3 por ciento del total de la población ocupada remunerada; y sabemos que el empleo formal en el sector de la construcción lleva 25 meses de crecimiento interanual, de acuerdo con los datos del IMSS. Importante es señalar que la Política de Vivienda ha impulsado la equidad en todos los aspectos para que más mexicanos puedan acceder a este bien. Al mes de noviembre de 2015 la oferta de vivienda nueva registrada fue de 622 mil unidades, esto es 23.4 por ciento arriba del observado en el mes de 2014, y durante este año fueron colocados un millón 140 mil créditos hipotecarios y financiamientos para vivienda nueva, vivienda usada y mejoramientos, 686 mil por parte de Infonavit, 89 mil por parte de FOVISSSTE, 143 mil por parte de la banca comercial y 223 mil de otros organismos lo que representa una inversión de 322.4 mil millones de pesos y un crecimiento del 18.3 por ciento respecto al 2014. Dentro de estas acciones se puede decir que al cierre de diciembre 2015, se han apoyado a jóvenes y adultos mayores con 244.2 mil subsidios a la vivienda, 42 por ciento más que durante los primeros tres años de la administración anterior; se han otorgado 44 por ciento más subsidios para personas con ingresos de hasta 2.6 salarios mínimos; se ha aumentado en un 94.4 por ciento el número de municipios atendidos con alta y muy alta marginación; y el porcentaje de los hogares en México que se encuentran en situación de Rezago Habitacional, es decir, hogares con hacinamiento, viviendas construidas con materiales deteriorados se encuentra por debajo del 30 por ciento en los últimos 14 años. El 2016 va a ser un año donde la política del Gobierno seguirá impulsando este sector, el Presidente Peña ha mencionado que el INFONAVIT otorgará más de medio millón de créditos para compra o mejora de vivienda; además, con el Programa “Cuarto Rosa”, se construirán 400 mil cuartos para ampliar las viviendas de sus derechohabientes y las de familias de escasos recursos; y por su parte, la política del subsidio a la vivienda nueva aumentará durante este año que iniciamos.
Pese al complejo entorno internacional –de alta volatilidad cambiaria y financiera– la economía mexicana tiene estabilidad y está creciendo. Gracias a las Reformas, nuestra nación está mejor preparada para enfrentar y aprovechar esta coyuntura y seguir apoyando sectores como el de la vivienda que es un indicador y motor de nuestra economía. En estos días hemos sabido que se llevó a cabo la detención del criminal más buscado del mundo lo que, confirma la eficacia y la coordinación de nuestras instituciones y el respeto que guarda este gobierno por el Estado de Derecho. Esta noticia es una muestra de la fortaleza que hoy guardan las instituciones mexicanas y que por tanto, son un marco seguro y confiable para seguir impulsando la certeza que requieren los sectores económicos que impulsan el desarrollo, como el de la vivienda.

A 101 años de la Ley Agraria de México

En México la tenencia de la tierra para el campo ha sido de gran importancia para el desarrollo de nuestro país. Así en 1915 se promulgo la Ley Agraria que pretendía dar certeza sobre la distribución de tierras, que se llevó a cabo en esa época, para eliminar el problema de los cacicazgos que se tenía sobre la misma y que habían llevado a uno de los conflictos sociales más importantes de nuestra historia, a saber, la Revolución Mexicana. Y a 101 años de la aparición de esta Ley tal parece que el reparto agrario ya quedó atrás y la política del campo ahora se centra en la certeza jurídica, en resarcir el rezago registral y catastral, poner al día la tenencia de la tierra y en acercar la justicia cotidiana a los campesinos. Hoy se entiende que es a partir de la certidumbre jurídica que se sientan las bases para impulsar el desarrollo productivo del sector agrario, promover su proceso de modernización y democratizar la productividad. El Gobierno del Presidente Peña tiene muy en claro que el desarrollo nacional depende, invariablemente, del desarrollo del agro mexicano y por esto ante los cambios que un entorno cambiante ha requerido podemos decir que el campo ha sido un pilar de la política mexicana. En tres años de gobierno hemos transitado de una política meramente asistencialista ─basada exclusivamente en subsidios─, hacia una política sustentada en incentivos que permitan elevar y democratizar la productividad en el sector agroalimentario por lo que, este año el Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable se invertirán más de 352 mil 800 MDP, esto es 47 mil millones más que en 2012. Hoy también se está impulsando la adopción de nuevas tecnologías para generar y agregar más valor al trabajo del campo; a la fecha, se han incorporado al riego tecnificado en 420 mil hectáreas; esto representa un avance del 93% en la meta sexenal que nos habíamos planteado, de tecnificar 450 mil hectáreas. La mejora en la productividad ha tenido mercados para su mejor comercialización ya que, gracias a las políticas, acuerdos y tratados comerciales que se han impulsado en esta administración, los productos agroalimentarios ahora tienen mejores condiciones de acceso en mercados de Latinoamérica y Asia; podemos destacar el caso de nuestras exportaciones a China, que en 2015 se incrementaron en más de 25 por ciento y decir que, tan sólo en los primeros 10 meses del año pasado, las exportaciones agropecuarias y agroindustriales al mundo, superaron los 22 mil 400 MDD, lo que significa un crecimiento anual de 5.3 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Una de las peticiones más sentidas por parte de los campesinos ha sido el acceso a crédito justo y sin condiciones imposibles, ante esto la Administración del Presidente Peña ha demostrado que cree en la palabra de los productores del campo. Se creó la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, que otorga créditos a los pequeños productores rurales, con las tasas de interés más bajas del mercado: 7% anual para hombres y 6.5% para mujeres, esto con la ventaja de que los pequeños productores ya no tienen que dejar en garantía su casa o su tierra; basta con la propia cosecha, porque el gobierno cree en la palabra de la gente trabajadora y esforzada del campo. Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, la SEDATU, ha agilizado la emisión de títulos de propiedad agraria, brindado así seguridad y certeza jurídica al patrimonio de las familias del campo. En lo que va de la administración se han entregado: mil 107 títulos de propiedad, en materia de terrenos nacionales que amparan una superficie de 13 mil 236 hectáreas; 244 declaratorias, sobre 54 mil 53 hectáreas; 850 títulos de propiedad sobre 484 hectáreas, para regularizar lotes en colonias agrícolas y ganaderas. Y para seguir avanzando y brindar certeza jurídica a la propiedad social a un mayor número de ejidos y comunidades, este año la SEDATU instalará los 32 Consejos de Desarrollo Agrario de las entidades federativas además que, durante 2015 esta Secretaria concreto más de 113 mil soluciones de vivienda en el campo mexicano. Para México, la lucha por la tierra ha sido la lucha por la libertad, por la justicia social y por la dignidad por lo que, con políticas públicas innovadoras, con programas orientados a elevar la productividad y con certidumbre jurídica sobre la propiedad social, estamos construyendo el campo justo, productivo, rentable y sustentable que todos los mexicanos queremos.

2016: Un año de definiciones

Esta es la última colaboración de nuestra parte en el 2015. Como cada año, es momento de revisar lo que vivimos y saber qué expectativas nos traerá el próximo 2016. No cabe duda que vivimos momentos muy intensos y complejos. Y al mismo tiempo de contrastes. Así, los mexicanos hemos visto por un lado, el desplome de nuestra moneda, resultado de una tormenta económica internacional que arrastra tanto a las divisas orientales como europeas y las latinoamericanas no podían ser la excepción. La incertidumbre ante el alza de las tasas de interés que decretara la Reserva del Tesoro de Estados Unidos, deberá permitir en un corto plazo mayor estabilidad cambiaria, pero con un costo para las finanzas de empresas y hogares. Junto a esto, hemos sido testigos de una abrupta caída del precio del petróleo, llevando a romper barreras a la baja. Nuevamente, los conflictos internacionales han dado como resultado que estemos a la deriva afectando a la generación de ingresos para el sector público, obligando a toda la administración pública federal a un severo plan de austeridad.
Así como ha habido tan malas noticias, es relevante de observar que México ha mantenido una fuerte macroeconomía, lo que ha permitido enfrentar los temporales internacionales. La inflación continúa a la baja, se mantiene la constante de la creación de empleos, a pesar de los datos duros adversos, nuestro país es de los pocos que tienen en la región un crecimiento positivo de su PIB. Bueno, los indicadores de nuestra economía no son tan uniformes en lo positivo, pero hay una constante en mejoría a pesar de la desaceleración de nuestros principales socios y de China, motores que debieran empujar el crecimiento regional.
En 2015 las grandes reformas estructurales empezaron a tener rostro y del discurso se pasó a acciones concretas que permitieron dimensionar el tamaño del reto que implica mover y transformar a México. Hoy, la gran mayoría de los maestros y maestras de México han accedido a evaluarse, como un medio de confirmar que era necesaria una sacudida de fondo a este sistema, como el principal medio para lograr verdaderamente el desarrollo y la disminución de las brechas sociales. La resistencia a esta Reforma, no es otra cosa que prueba de todos aquellos intereses negativos que el impulso transformador del Presidente Peña Nieto ha decidido desterrar.
De igual forma, ante un inicio incierto en las primeras etapas de adjudicación de las zonas petroleras, que obligó a una recalendarización, para posteriormente, en un proceso positivo, fue aumentando la confianza en México y en la Reforma Energética; ya en la última ronda se tuvieron muy buenos resultados, lo que garantiza la llegada de recursos del extranjero en los próximos años, lo que significará la creación de más empleos. Así, como vemos con estos ejemplos, no vivimos un año fácil pero si se generan grandes expectativas.
Y dichas expectativas nos permiten ver un 2016 con mayor optimismo. Saber que vamos por el camino correcto y que a pesar del entorno nuestro país seguiría creciendo y los grandes retos que hoy enfrentamos deberán ser áreas de oportunidad para todos.
Los pronósticos para nuestro PIB son favorables y de seguir así podremos acelerar el paso de enfrentar los grandes retos como el combate a la pobreza y una mayor igualdad, con trabajos mejor remunerados.
No hay que olvidar que habrá importantes citas políticas con las entidades que elegirán a nuevos y nuevas gobernantes, en donde deberemos demostrar que de una vez y por todas, quienes habitamos en este país hemos alcanzado la madurez cívica para tener procesos democráticos que garanticen la estabilidad social y la auténtica participación de la ciudadanía.
Y como punto y aparte, a la Humanidad se le permitirá distraerse con una nueva versión de las Olimpiadas, ahora en Río de Janeiro, espacio de encuentro y hermandad.
En fin, así terminamos un año más, en el cual quedaron hechos como los actos terroristas para vergüenza de esta sociedad y al mismo tiempo, momentos que elevan a la esperanza, como el Acuerdo de París, para atenuar en un gran esfuerzo mundial, los estragos del Cambio Climático. Y con seguridad todos queremos un 2016 de puras buenas noticias. Por nuestra parte, les deseamos el mejor de los años, con mucha paz y progreso. Y
nos volvemos a leer en el 2016.

Política de desarrollo urbano con visión territorial en México

México es un país de dimensiones y cualidades, en todos los sentidos, extraordinarias. Sin embargo la gran paradoja de nuestro país ha sido que a pesar de estas ventajas, no ha podido encontrar una forma de hacer equitativo el desarrollo en el país. Muchos factores han tenido incidencia para que esto pase pero, sin duda, uno de los que menos se piensan, y quizá más necesario sea aprovechar, es el entender las ventajas que cada territorio nos da. Debemos entender el espacio de manera funcional y no como límites político-administrativos. Así desde el inicio de la Administración del Presidente Peña se ha tenido una visión innovadora que propone la planeación del territorio como el centro de diseño de las Políticas Públicas con lo que, se ha impulsado el desarrollo regional y urbano que vincula a todos los órdenes de gobierno para hacer del espacio construido incluyente. En este sentido algo importante es que se ha entendido que para impulsar un México próspero y con inclusión, se necesita articular las políticas de vivienda y de desarrollo urbano por lo que, la meta del Gobierno de la República es no sólo construir viviendas sino ciudades cuyo entorno permita a los mexicanos y a las mexicanas, acceder a oportunidades para elevar su calidad de vida. Garantizar a la población el derecho a la ciudad no es más que el derecho de todos a convivir en paz, con tranquilidad, con certeza, con seguridad. Esta visión ha permitido que por primera vez, después de muchas décadas, las políticas de desarrollo regional, urbano y de vivienda se encuentren coordinadas y sean un factor crucial en el desarrollo social y económico de México. Hoy se reconoce la proporción eficaz, y las lecturas funcionales del desarrollo que contribuyen a la identificación de agendas, vocaciones y potencialidades regionales y a su vez, sirven en el diseño y ejecución de mecanismos e instrumentos que promuevan esquemas de colaboración intersectorial e intergubernamental. Y en este sentido se están creando referentes de la importancia de la regeneración, reconversión, y consolidación urbana, la oferta de suelo urbano para la población de bajos ingresos. Se han generado mejores prácticas de gestión municipal y estatal para el desarrollo Urbano, la movilidad urbana sustentable, y la planeación urbana municipal y la prevención de riesgos urbanos. La creación de ciudades debe suceder dentro de un marco de desarrollo regional que permita tener un claro ordenamiento urbano, que permita potenciar el desarrollo de todos los que habitan estos espacios. Esto ha hecho que hoy la industria de la vivienda se mueva hacia un modelo operativo más responsable en lo social, porque se ha generado consciencia de que el ordenamiento urbano y la planeación territorial influyen de manera importante en el desempeño económico y calidad de vida de las personas. El Gobierno de la república trabaja, entonces, en políticas públicas y en propuestas para impulsar la inclusión social y el desarrollo desde el ámbito territorial donde el espacio construido se entiende como un elemento de alta incidencia en el desarrollo de toda persona ya que incide en su movilidad, seguridad, diversión, productividad y por tanto, en su calidad de vida. Con esta nueva visión se deben construir ciudades más igualitarias, ciudades sustentables e incluyentes, viviendas con visión social y urbana que sean la base de ciudades seguras y esto, principalmente, para quien menos tienen.

Política de desarrollo urbano con visión territorial en México

México es un país de dimensiones y cualidades, en todos los sentidos, extraordinarias. Sin embargo la gran paradoja de nuestro país ha sido que a pesar de estas ventajas, no ha podido encontrar una forma de hacer equitativo el desarrollo en el país. Muchos factores han tenido incidencia para que esto pase pero, sin duda, uno de los que menos se piensan, y quizá más necesario sea aprovechar, es el entender las ventajas que cada territorio nos da. Debemos entender el espacio de manera funcional y no como límites político-administrativos. Así desde el inicio de la Administración del Presidente Peña se ha tenido una visión innovadora que propone la planeación del territorio como el centro de diseño de las Políticas Públicas con lo que, se ha impulsado el desarrollo regional y urbano que vincula a todos los órdenes de gobierno para hacer del espacio construido incluyente. En este sentido algo importante es que se ha entendido que para impulsar un México próspero y con inclusión, se necesita articular las políticas de vivienda y de desarrollo urbano por lo que, la meta del Gobierno de la República es no sólo construir viviendas sino ciudades cuyo entorno permita a los mexicanos y a las mexicanas, acceder a oportunidades para elevar su calidad de vida. Garantizar a la población el derecho a la ciudad no es más que el derecho de todos a convivir en paz, con tranquilidad, con certeza, con seguridad. Esta visión ha permitido que por primera vez, después de muchas décadas, las políticas de desarrollo regional, urbano y de vivienda se encuentren coordinadas y sean un factor crucial en el desarrollo social y económico de México. Hoy se reconoce la proporción eficaz, y las lecturas funcionales del desarrollo que contribuyen a la identificación de agendas, vocaciones y potencialidades regionales y a su vez, sirven en el diseño y ejecución de mecanismos e instrumentos que promuevan esquemas de colaboración intersectorial e intergubernamental. Y en este sentido se están creando referentes de la importancia de la regeneración, reconversión, y consolidación urbana, la oferta de suelo urbano para la población de bajos ingresos. Se han generado mejores prácticas de gestión municipal y estatal para el desarrollo Urbano, la movilidad urbana sustentable, y la planeación urbana municipal y la prevención de riesgos urbanos. La creación de ciudades debe suceder dentro de un marco de desarrollo regional que permita tener un claro ordenamiento urbano, que permita potenciar el desarrollo de todos los que habitan estos espacios. Esto ha hecho que hoy la industria de la vivienda se mueva hacia un modelo operativo más responsable en lo social, porque se ha generado consciencia de que el ordenamiento urbano y la planeación territorial influyen de manera importante en el desempeño económico y calidad de vida de las personas. El Gobierno de la república trabaja, entonces, en políticas públicas y en propuestas para impulsar la inclusión social y el desarrollo desde el ámbito territorial donde el espacio construido se entiende como un elemento de alta incidencia en el desarrollo de toda persona ya que incide en su movilidad, seguridad, diversión, productividad y por tanto, en su calidad de vida. Con esta nueva visión se deben construir ciudades más igualitarias, ciudades sustentables e incluyentes, viviendas con visión social y urbana que sean la base de ciudades seguras y esto, principalmente, para quien menos tienen.
Área de archivos adjuntos
Vista previa del archivo adjunto Política de desarrollo urbano con visión territorial en México.docx

Word
Política de desarrollo urbano con visión territorial en México.docx

El respirar de un nuevo mundo

Desde que el ser humano entendió que los inventos eran un medio para mejorar su vida, nunca dejó de existir un incentivo para ser emprendedor y creativo, solo que siempre se hizo viendo al entorno natural como un elemento exógeno del desarrollo humano cuando en realidad no solo era endógeno sino que, no entendimos que nuestra estancia aquí se debe al medio natural. La carrera desenfrenada por el modernismo y la idea de comodidad y estatus que generó el hombre durante los últimos dos siglos han hecho que hoy estemos a punto de un colapso por la carga de desechos que hemos generado al planeta, baste mencionar que estamos contaminando ya hasta el espacio exterior. Dice un dicho y dice bien, “la naturaleza es sabia”, porque hoy ella se ha encargado de mostrarnos que somos un pasajero más de esta tierra ya que, un evento de ella, puede causar la destrucción de entornos humanos completos y de miles de vidas, baste recordar el Tsunami que vivimos hace algunos años. Tal es la importancia de los efectos de la contaminación humana en la tierra que hoy las invenciones y el emprendedurismo están enfocados a evitar los daños que genera la actividad humana al medio ambiente, con énfasis especial en evitar el consumo de hidrocarburos como fuente de energía de la economía mundial. Pero si bien la innovación es un factor importante para disminuir el impacto al medio ambiente, debemos decir que en mucho los logros en este tema pasan por el compromiso político de cada país con la humanidad. Importante entonces decir que la COP21 se ve como el medio a través del cual los países del planeta se han comprometido a llevar a cabo acciones que mitiguen el impacto al medio ambiente, y muy importante decir que se ha reconocido a México como un líder a nivel mundial en la materia. A lo largo de dos semanas de negociaciones nuestro país fue reconocido por su activa participación y como facilitador del documento final denominado “Acuerdo de París sobre Cambio Climático”; dicho acuerdo representa un hito en la historia del planeta, al comprometer a todos los países –desarrollados y en desarrollo– a trabajar unidos, de manera ambiciosa, progresiva, equitativa y transparente para mantener la temperatura global por debajo de los 1.5º centígrados con base en el conocimiento científico y la innovación tecnológica. Se hizo mención especial a México por la aprobación de la Ley de Transición Energética que ayudará a combatir el cambio climático ya que, permitirá a nuestro país tener una mayor ambición en sus acciones de mitigación, al incorporar energías limpias en la matriz energética. Esto es importante porque la reforma energética, junto con la reforma hacendaria que pone precio al carbono, nos coloca como un país que se encuentra listo para transitar a una economía baja en carbono. En estaCOP21 se destaca también que, más de 100 países, entre los que se incluye nuestra patria, crearon una coalición para empujar un acuerdo ambicioso y legalmente vinculante en la COP21. Y si bien esta coalición no trata de negociar, sí busca tener voz sobre los objetivos que se deben impulsar, entre ellos, el de no rebasar los 1.5 grados centígrados por la importancia que este límite representa para la sustentabilidad de países altamente vulnerables al cambio climático. Y nuestro país pidió mantener una referencia a derechos humanos y adaptación, “la cual ha desaparecido del artículo 4.5”, pero que es necesaria para mostrar el vínculo entre el bienestar de las personas y su medio ambiente. Nuestro país se ha integrado ya como un jugador global en el tema medio ambiental y hoy, todo el mundo parece dispuesto a apostar por un cambio de perspectiva en cuanto a nuestra relación con el medio ambiente; nuestro país ha demostrado que ha generado condiciones para cumplir los acuerdos y hacer del mundo un lugar sustentable donde respire un nuevo mundo.

La reconstrucción de Ciudad Acuña

Desde hace algunos años los seres humanos hemos enfrentado la respuesta de la naturaleza al acelerado proceso de calentamiento de la tierra. Tsunamis, huracanes con fuerza nunca vista, nevadas en zonas desérticas, etc., dan cuenta de que el cambio climático es una realidad y no hay nadie que escape a este. En particular nuestro país ha sido víctima de eventos asociados a las zonas costeras, tales como huracanes y lluvias que han provocado daños y situaciones de emergencia a lo largo de todo nuestro territorio. Sin embargo en este año, todos los mexicanos nos sorprendimos por lo sucedido en Ciudad Acuña, Coahuila. A primeras horas de la mañana del 25 de Mayo un tornado impacto a la población dejando cuantiosos daños a zonas habitacionales enteras y lo más lamentable, con la pérdida de más de una decena de vidas y más de un centenar de heridos. Difíciles momentos los que se vivieron y la respuesta de parte del Gobierno fue clara cuando el Presidente Peña, al recorrer la zona del impacto, dijo a la gente de Acuña que no estaba solos y giro instrucciones para iniciar la reconstrucción de la zona de impacto. A través de la SEDATU iniciaron los trabajos al siguiente día; la estrategia incluyó la instalación de 4 módulos de atención, en las principales colonias afectadas en Ciudad Acuña, Coahuila en Las Aves, Los Altos de Santa Teresa y Santa Rosa; más de 50 brigadistas de Oficinas Centrales y Delegaciones; la participación de 9 empresas constructoras; la participación de 15 empresas verificadoras y 25 ajustadores en sitio. En tan sólo seis meses se llevó a cabo la reconstrucción que hoy es visible en el lugar, con una inversión de 178 millones de pesos. Se demolieron el 100 por ciento de las viviendas indicadas como pérdida total, a partir del día del tornado; se rehabilitaron en promedio 10.3 viviendas por día. En cuanto a pérdidas parciales, a partir del fenómeno natural presentado, se construyeron 2.1 viviendas por día. Todo esto sumó 2027 viviendas que en total fueron atendidas dentro de la estrategia de reconstrucción del lugar. Con el Programa de Empleo Temporal, se emplearon a más de 250 personas, lo que permitió integrar a los habitantes en actividades de limpieza y remoción de escombros, completando la labor de los tres niveles de gobierno. La propuesta para los espacios Públicos reconstruidos de Ciudad Acuña abarcó una intervención espacial y una intervención social, ambos siempre ligados para lograr un impacto integral en la comunidad, a fin de revitalizar la zona afectada y generar una dinámica social que mejore las condiciones existentes antes del tornado. También, como parte de los apoyos y programas emprendidos se entregaron 1,892 tarjetas para seguro de enseres, por un monto de inversión 9.5 MDP pesos; que cubren los daños de hasta 10 mil pesos de los enseres de las viviendas dañadas. La entrega de estas acciones de reconstrucción en Ciudad Acuña, resumidas en más de dos mil viviendas y siete espacios públicos, son una prueba fiel de la prontitud y compromiso con la que el Gobierno ha asumido la solidaridad para quienes frente a los estragos de la pobreza o de cualquier fenómeno natural son los que menos tienen y los que más necesitan. Este Gobierno no va descansar hasta dejar claro que en México lo más importante es su gente, su desarrollo y su bienestar y hacia allá estamos avanzando, lo mismo en Coahuila que en cualquier otra parte del país, con políticas públicas, obras y acciones, que responden a las verdaderas necesidades de todas y todos los mexicanos.

La ciudad y su importancia para la COP 21

Por las funciones que guarda, una de las cosas más importantes de la historia humana ha sido, sin duda, el desarrollo de las ciudades, del espacio que se habita y da sentido al ser. Desde los primeros hombres sedentarios que buscaron maneras para protegerse de la naturaleza y los peligros que esta guardaba, hasta el desarrollo de una ciudad pensada en la modernidad, como Brasilia, el ser humano se ha agrupado para buscar, en lo que conocemos como sociedad, formas confortables y seguras de vida. Hasta antes de la revolución industrial los espacios habitables se habían mantenido con crecimientos que permitían su diseño y desarrollo, el espacio público se privilegiaba y la mezcla de clases permitía un equilibrio social. Pero una vez iniciado el proceso de lo que se conoce como vida moderna, a través de la industrialización y por ende masificación de la producción, las ciudades, los espacios donde se gesta la sociedad y los hombres habitan, empezó a sufrir transformaciones sin control por la aglomeración de personas que migraban del campo a la ciudad para integrarse a los medios de producción. Esta relación fue benéfica para muchos visionarios ya que la concentración de personas era igual a un mercado cautivo que requería bienes y servicios con la sabida relación de que a mayor demanda, mayores precios y mayores ganancias económicas. Grosso modo podemos decir que este fenómeno se generalizó una vez que se entendió que esta concentración de personas traía beneficios no sólo a la economía por la demanda de bienes, sino que además disminuía costos de producción de bienes, lo que se llama economías de aglomeración, lo que hace más grandes las ganancias al capital. Pero todo tiene un límite y hasta hace poco se ha señalado que estas concentraciones lejos de ser tan benéficas están generando hoy lo que se conoce como deseconomías de escala, que son la contaminación, el tráfico, la inseguridad, etc., y que al final merman la productividad del capital y de la vida de las personas. Los países más desarrollados han entendido esto y están tratando de adaptar sus ciudades a esta realidad, sin embargo en sociedades como la nuestra el tema de los espacios urbanos y su impacto en el bienestar económico y social hasta ahora no ha sido de la importancia que merece. Sin embargo a través de los compromisos adquiridos en la COP21, tal parece que la agenda urbana se dinamiza para impulsar el cambio en el desarrollo de las urbes mexicanas. La SEDATU como la secretaria encargada del Desarrollo Urbano, desde el 3 de diciembre participó en la firma de la alianza global para la construcción en el combate al cambio climático, donde participaron 195 países, más de 80 organizaciones internacionales y líderes en el sector de la construcción y de las edificaciones, en dicho acuerdo México impulso contemplar, los derechos humanos, el enfoque de género, así como garantizar que no se exacerben las desigualdades sociales ni la degradación ambiental. Hoy se deben de adoptar medidas desde un enfoque de un desarrollo urbano incluyente, medidas que permitan la mutación y la actuación frente al cambio climático, toda vez que las ciudades aportan el 30 por ciento de la totalidad de emisiones de gases de efecto invernadero, así como una importante carga para el medio ambiente y los recursos naturales. Esto hace que uno de los ejes fundamentales para el 2016 en materia urbana, tenga que ver con un modelo de ciudades sustentables, en algunas regiones del país, donde podemos destacar a Campeche por el convenio que se tiene con el gobierno Francés para hacer de esta ciudad una sustentable. Existe, también, una instrucción muy específica del Presidente de la República de trabajar todo el tema de la resiliencia de la Ley de Asentamientos Urbanos, y desde luego trabajar en una guía de resiliencia, que está directamente vinculada con una cuestión tanto de gestión de riesgos como de adaptabilidad al tema de cambio climático, y que sobre todo, menos población, y por supuesto la más vulnerable no sea afectada por los impactos de este cambio climático. El medio ambiente es global, todos tenemos que ver con la sustentabilidad y con incorporarnos plenamente a trabajar en la construcción de las ciudades para mitigar los efectos del cambio climático, para adaptarnos y construir un México resiliente.

Ciudades y vivienda incluyente en México

En México de acuerdo a los últimos datos de pobreza del CONEVAL en 2014 había 4.1 millones de personas con discapacidad en situación de pobreza y un millón de ellos en pobreza extrema. En materia de vivienda, casi un millón de personas con discapacidad no contaban con acceso a servicios básicos, mientras que 3.3 millones habitan viviendas sin calidad y espacios adecuados. De hecho podemos decir que casi medio millón de personas de este grupo social habitaban en viviendas con algún tipo de hacinamiento. El reto entonces para nuestro país es mayúsculo dado que los datos nos muestran que las personas con capacidades distintas son quienes enfrentan más restricciones para el ejercicio de sus derechos y esto, no sólo en la dimensión de su espacio habitable sino también con restricciones de movilidad en su entorno de ciudad, de localidad. La inclusión entonces es un tema necesario en la agenda pública para tener un país con igualdad en todos los ámbitos. Ser incluyente implica generar estrategias para el pleno reconocimiento de los derechos humanos de las personas con discapacidad y debe ser una prioridad y una realidad. En este sentido fundamental es lograr su derecho a la movilidad y al acceso a espacios habitables con los equipamientos necesarios para elevar su calidad de vida. Es por esto que uno de los compromisos de la Política Nacional del Presidente, Enrique Peña Nieto, es hacer efectivo el derecho a la ciudad y a la vivienda de calidad, cercana a los centros de trabajo, con opciones de movilidad y con un enfoque incluyente. Y atendiendo a este compromiso la SEDATU y sus organismos sectorizados en coordinación con instancias como la Comisión Nacional para la Discapacidad (CONADIS), están incentivando políticas, programas y esquemas dirigidos a canalizar recursos que permitan a las personas con discapacidad y a sectores vulnerables obtener una solución de vivienda que responda a sus necesidades. Acciones como una estrategia de comunicación incluyente y accesible para difundir reglas de operación de los programas de SEDATU para atender a un mayor número de personas con discapacidad, indígenas y adultos mayores; el impulso al establecimiento de estándares, a través del Código de Edificación de la CONAVI, que faciliten la calidad, seguridad y aspectos de inclusión de personas con discapacidad en las construcciones que se realicen a nivel nacional; hasta el diseño de un Plan Nacional de Accesibilidad, que propicie políticas públicas en la planeación de metrópolis incluyentes, seguras, resilientes y sustentables, son parte de lo que se hace para tener ciudades y viviendas incluyentes. La visión del Gobierno de la Republica es no invertir en bienes sino invertir en las personas, empoderarlas para que se conviertan en agentes de cambio, en sus hogares y sus localidades. Es necesario garantizar a todos entonces el acceso a edificios, carreteras y transporte, a instalaciones como escuelas, centros de salud, lugares de trabajo y servicios de información y comunicación, en general es indispensable que la ciudad se vuelva incluyente para potenciar la productividad de las personas con discapacidad a la vez que, se logra generar espacios habitables para el bienestar de este grupo social. Nuestro país avanza para materializar, así, un capítulo más de prosperidad, progreso y justicia cotidiana para quienes más lo merecen.

1 3 4 5 6 7 14