¡Escúchanos por internet!

El triángulo de San Martín

La lucha en contra del huachicoleo ha rendido fruto en la franja conocida como el Triángulo Rojo, la región más violenta del estado.

La presencia del Ejército mexicano sirvió para poner orden en la región, sobre todo, después del enfrentamiento registrado en Palmarito Tochiapan, junta auxiliar de Quecholac, el día 3 de mayo de este año con el saldo de cuatro militares muertos y también algunos hauchicoleros, los cuales fueron protegidos por la población.

Luego de esto, la acción coordinada de la Marina Armada de México, del Ejército y de los cuerpos de seguridad de Puebla ha rendido frutos, la entidad dejo de ser el primer lugar de tomas clandestinas en el país y de fuga de combustible.

A este trabajo se sumó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el SAT para detectar a las gasolineras que venden combustible robado y así cerrar la pinza, junto con los operativos en contra del huachicoleo.

La calma, de manera paulatina, ha regresado al lugar, aunque por supuesto esta se mantendrá mientras estén ahí las fuerzas de seguridad.

Pero ahora un nuevo “foco rojo” comenzó a surgir en la región de San Martín Texmelucan, en donde al parecer se han trasladado los grupos que se encargan del robo de combustible, lo cual ha hecho muy insegura la zona que limita con el estado de Tlaxcala.

San Martín Texmelucan, San Salvador el Verde, San Matías Tlalancaleca, son solo algunos de los municipios que se han visto afectados con la llegada del huachicol a estas comunidades.

Ahora, los enfrentamientos entre el Ejército mexicano y los huachicoleros se han comenzado a dar en esta zona, en donde también existe la “ordeña” por parte de la delincuencia organizada, aunque a diferencia de lo que ocurre en el “Triángulo Rojo”, en esta región, en algunos casos, no cuentan con el apoyo de la población.

En San Matías Tlalancaleca se han registrado enfrentamientos entre los huachicoleros y los pobladores dela zona, los cuales se han organizado en grupos de “autodefensa” y en muchos casos han sido ellos, los que han logrado la detención de los delincuentes.

En Salvador el Verde también se han dado enfrentamientos entre los grupos dedicados al robo de combustible y la propia población, la cual se ha organizado para repeler la operación de la delincuencia organizada en el lugar.

En San Martín Texmelucan se han incrementado las ejecuciones muchas de ellas ligadas al tema del huachicoleo, ante la debilidad de la autoridad municipal, la cual ha dado muestras de ser “blandidata”.

Las autoridades deben de estar muy pendientes, para que ahora el huachicoleo no se traslade de zona y ahora infecte una parte diferente de la entidad, la región de san Martín Texmelucan está bajo amenaza y desde hace mucho tiempo.

Inés Saturnino despierta envidias. El trabajo desarrollado por el presidente municipal de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce, ha despertado enviadas entre muchas personas, quienes ven con envidia la forma en que el edil de este municipio ha transformado a su región.

El trabajo de Inés está a la vista, el municipio está en calma, pese a situarse en la zona conocida como el triángulo rojo.

Los servicios son los mejores de la región; en tanto, Tepeaca está hecha un basurero, Tecamachalco luce limpia y ordenada, con bulevares modernos y nuevas vías de comunicación.

No es de extrañar que mientras Inés Saturnino aspire a la candidatura del PAN a la Senaduría de la República, sus detractores estén buscando padrinos políticos, y hasta como justificar sus errores personales.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Que Pablito sí va al Senado

Algo que ha llamado poderosamente la atención es el hecho de que a las más recientes giras de trabajo de la secretaría general del PAN, Martha Erika Alonso, hay un personaje que la acompaña, aunque muy pocos lo conocen.

Se trata del diputado local y líder del Comité Municipal del PAN en Puebla capital, Pablo Rodríguez Regordosa; al parecer la secretaría general del PAN comienza a placear para cumplirle la promesa de hacerlo candidato al Senado de la República.

Pablo no es una mala persona, ni mucho menos, es un hombre con trayectoria pero a nivel de Puebla capital, al interior del estado es un perfecto desconocido, lo cual, lo convierte en una candidato débil, a menos de que la estructura morenogalicista se lo vaya a echar encima para tratar de sacarlo adelante.

Rodríguez no es en sí un personaje que le pueda aportar votos al albiazul, que sume, ante una elección sumamente reñida como la que se avecina. Su probable candidatura podría ser el eslabón débil de la cadena del PAN para el 2018.

Adicionalmente, Rodríguez mantiene un pleito añejo con el actual gobernador Tony Gali, quien jamás olvida un agravio y menos como el que cometió Pablo en su contra al inicio de la pasada administración, cuando lo acusó de manera injusta de solicitar “moches” para la asignación de la obra pública, cuando el hoy mandatario estaba al frente de la recién creada Secretaría de Infraestructura.

Lo cierto es que la secretaría general del PAN, Martha Erika Alonso, como el líder estatal de este partido Jesús Giles, han comenzado a cobijar a dicho personaje, a quién se le suele observar hasta tímido en los encuentro, esto pese a que se desempeñó como secretario de Desarrollo Económico al inicio de la anterior administración estatal.

La designación de Pablo como posible candidato al Senado, tal vez, obedece a la necesidad de darle un espacio al panismo tradicional, el “Yunque”, dentro del cual, la familia de Rodríguez juega un papel preponderante.

No obstante, el morenogalicismo corre un grave riesgo, ya que el multicitado personaje es un lastre al cual deberá de cargar el resto de los candidatos, cualquiera que sea, quien finalmente abandera al panismo en Puebla para la gubernatura.

Es cierto que no son muchas las cartas con las que cuenta el morenogalicismo, pero en todo caso, si Pablo va como candidato, deberán de apuntarlo con alguien que si tenga el carisma y el conocimiento que Pablo no tiene, para evitar una sorpresa.

Giorgana peleará por la capital. El que por ningún motivo está dispuesto a ceder la candidatura del PRI a la presidencia municipal de Puebla es el diputado federal, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, quien cuenta con todo el apoyo de su coordinador de bancada, el mexiquense César Camacho Quiroz.

Giorgana derrotó dos veces, de manera circunstancial si se quiere ver así, al morenogalicismo, por lo que ahora en el 2018 levanta la mano para hacerse de la candidatura de su partido con merecimientos propios.

El originario de Huauchinango no quiere quedarse al margen de los acuerdos cupulares a los que quieren llegar el subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri y el delegado del IMSS, Enrique Doger.

Es más hace unos días Doger y Giorgana comieron y platicaron de manera muy amena, ya que el heredero del “huachipower”, quiere ver al delegado del IMSS en la boleta como su compañero de fórmula con Enrique como candidato a casa Puebla.

Víctor está convencido de que si Doger va con él en la boleta del 2018, sus posibilidades de triunfo y de verse en el palacio de Charly Hall se incrementan.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Y a pesar de todo… sigue avanzando

A pesar de todos los pesares, hay un hombre al que al parecer los astros se le alinean, sin importar lo que digan sus múltiples detractores, los cuales prenden velas e imploran a los dioses para que se caiga, pero no es así.

Rafael Moreno Valle, una y otra vez, ha dado muestras de que es un fajador nato y un extraordinario contragolpeador, que como en el judo, sabe aprovechar la fuerza de su propio rival, para aplicarlo en su contra y sacar ventaja hasta de situaciones que en los hechos parecieran ser adversas.

Por ejemplo, todo mundo decía que tras la elección en el Estado de México, ahora sí, Ricardo Anaya, el dirigente nacional del PAN, iba a descargar su furia en contra del poblano, el cual iba a ser acusado de alta traición y para mala suerte de los detractores del poblano, no ha pasado nada.

Por el contrario, Moreno Valle suma voluntades adentro y afuera del panismo y por si fuera poco, lo mismo establece comunicación con Margarita Zavala, la cual luce como dispuesta a romper con Anaya, que con el propio líder nacional de su partido, con quien ha restablecido los lazos; incluso, se ha dejado ver magnánimo en estos momentos que no son favorables para el queretano.

Cierto, Moreno Valle aún no tiene en sus manos la candidatura, pero está más cerca de lo que han estado otro personajes, que también la han buscado del 2000 a la fecha y que fracasaron rotundamente.

En su mejor escenario, el exgobernador de Puebla puede alcanzar la nominación, mediante un gran acuerdo en su partido, del cual este instituto político pueda salir fortalecido, para posteriormente articular una serie de alianzas, mismas que solo se pueden dar sí Moreno Valle va a la cabeza en el albiazul.

El PAN solo tiene posibilidades del triunfo si logra armar una gran alianza rumbo al 2018, el propio Moreno Valle ha dicho que la candidatura a la Presidencia de la República solo le interesa, si su partido es capaz de articular una serie de alianzas con otras fuerzas políticas, empezando por el PRD, pero sin dejar fuera a otros partido que serían necesarios para vencer al PRI y a Andrés Manuel López Obrador.

Moreno Valle sabe muy bien y así lo ha calculado, que si el PAN va solo a la elección del próximo año sus posibilidades se reducen a prácticamente nada y entonces, se le abriría la puerta el “Peje”, quien tendría paso libre para Los Pinos.

En caso contrario, si a Moreno Valle las cosas no se le dieran, está en posición para poder negociar tranquilamente con Ricardo Anaya, el dirigente nacional del PAN, el cual tendría que ser “generoso” con el poblano para poderse quedar con la candidatura.

¿Qué? Muchas cosas, iniciando por la candidatura a la gubernatura de Puebla, la cual es irrenunciable para el exmandatario, el cual la tiene en el primer lugar de su lista de peticiones, así como el resto de las posiciones que estrían en juego para él y su grupo.

En segundo lugar, la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN y un lugar en la lista de plurinominales, para su operador de lujo, Eukid Castañón Herrera, quien se ha ganado a pulso la posición, sin descartar tampoco, al actual gobernador de Puebla, Tony Gali, quien no tendría que renunciar para estar en la lista de los elegidos.

A Moreno Valle las cosas se le acomodaron al interior del PAN, luego de la elección en el Estado de México.

En donde las cosas, si bien es cierto, no se le han complicado, pero si pudieran en algún momento ponerse difíciles, es con el PRI y con el presidente Peña con quien, si bien es cierto, mantiene la buena relación y la complicidad, las cosas pudieran ponerse interesantes, si es que el alto mando del tricolor, se cree los triunfos obtenidos en Edomex y Coahuila.

Me explicó, el PRI, al parecer, ya se creyó que puede repetir la “hazaña” (robo) realizado en el Estado de México y poder ganar pulverizando el voto opositor para la elección del 2018, para lo cual no necesitarían al panismo.

El PRI quiere dividir al voto opositor, tal y como lo hizo en el estado de México, para poder repetir en Los Pinos.

Esta ecuación dejaría a panismo y a Moreno Valle solos, pero así solo le abrirían la puerta a López Obrador y su Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Eso sería tal vez lo único que le podría cambiar a Moreno Valle el panorama, pero aun así, al menos al interior del PAN, la cosas le son favorables al exgobernador de Puebla.

Murió Alejandro Camarillo. El pasado lunes, a través de una nota publicada en el periódico Cambio, me enteré de la muerte de Alejandro Camarillo Berinstain quien fue asesinado hace unos días.

Conocía a Camarillo como representante del PRD ante los órganos electorales y cobró celebridad por haber logrado que fuera anulada la elección a candidato a diputado federal en 1994, echando abajo la elección del señor de La Soledad, el cacique y líder de la CROM, Eleazar Camarillo.

El PAN ya había dado por pérdida la plaza y el “chivo” José Luis Galeazzi, el candidato de Acción Nacional, había doblado las manos; sin embargo, Alejandro Camarillo y el PRD impugnaron todas las casillas y el 5 de octubre de 1994 determinó anular la elección del entonces distrito 4, con cabecera en Atlixco, ordenando que hubiera una elección extraordinaria, la primera en toda la historia electoral del país.

La elección se repitió en 1995 y el triunfo favoreció al actual presidente municipal de Atlixco, “el chivo” Galeazzi, quien así inició su carrera política.

Así fue como conocí a Camarillo Berinstain, quien terminó con la racha invicta de Bartlett, fue el primero en derrotarlo y también al temible cacique, Eleazar Camarillo.

Descansa en paz Alejandro.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Aventaja, pero se evidencia

El subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, es sin duda como lo dijera el periodista, Rodolfo Ruiz, el priista quien más se esfuerza por hacerse de la candidatura de su partido a la gubernatura del Estado, sin embargo, pese al haber realizado una buena movilización, el funcionario federal, evidenció sus debilidades.

Más allá de que el funcionario federal hace un buen esfuerzo, es notorio que la mayor parte de la gente que asistió a su evento, son burócratas federales, la mayoría de entidades como la Sedatu, la Sedesol, la Secretaría del Trabajo y otras dependencias, que están en manos de sus incondicionales, es decir, Lastiri se engaña solo.

No puede movilizar, ni mucho menos interesar a la sociedad civil, con la cual, el burócrata de la Sedatu no tiene la menor empatía; es decir, es inodoro, incoloro e insípido. No despierta la mayor pasión y en todo caso, un profundo rechazo, al representar lo más rancio del priismo señalado por la corrupción.

Aún sin entrar al tema de sus expedientes personales, luego de su paso por la Secretaría de Desarrollo Social y sus relaciones con sus múltiples parejas, el personaje, no despierta el mayor interés, no suma, más allá del voto duro que de por sí ya tiene el priismo, con cualquiera que sea su candidato.

De hecho, la propia meta establecida por Lastiri para recabar firmas a favor de la consulta, a la base que reclama, es el voto duro que tiene el priismo, el cual se ha reducido elección tras elección.

En el 2010, Javier López Zavala, pese al rechazo de la sociedad hacia el marinismo, logró recabar 950 mil votos, la cifra histórica del tricolor en Puebla hasta la fecha.

En el 2016, pese a que Blanca Alcalá alcanzó a tener el 31 por ciento de la votación, cifra mejor que la alcanzada por el tricolor en Tlaxcala y Oaxaca, el número de votos de la senadora con licencia no fue suficiente para alzarse con el triunfo, alrededor de 630 mil votos, la cifra más baja para el priismo en varias décadas.

El piso actual del PRI se ubica en alrededor de 500 mil y hasta 650 mil votos como máximo. Para poder ganar la elección en el 2018, el partido que obtenga la victoria necesitará entre un millón y un millón 200 mil votos, es decir, el tricolor necesita ganar casi 600 mil votos más de la sociedad civil, ¿Lastiri será capaz de obtenerlos? Lo dudo.

Su propia imagen y su personalidad generan desde ya desconfianza entre la población, no tiene para nada un perfil ciudadano.

Estos aspectos, más bien, parecen reforzar la hipótesis de que Lastiri sería el candidato perfecto para el morenovallismo; el cual, le quitaría entre 500 mil y hasta 650 mil votos a Morena, los cuales, facilitaría el triunfo de quien vaya a ser el candidato del PAN en el 2018.

El aparato morenovallista ya demostró en el 2016, que sin estar en juego las presidencias municipales, ni las diputaciones locales, pudo lograr más de 840 mil votos con los que ganó Tony Gali.

La estructura morenovallista se encuentra perfectamente bien aceitada y ya sea con Rafael Moreno Valle en las boletas como candidato a la Presidencia de la República o con Martha Erika Alonso como candidata, pueden fácil alcanzar el millón de votos que necesitan para llevarse tranquilamente la elección.

Si Morena solo fuera a una elección en Puebla en contra del PAN, representado por el morenovallismo, y no hubiera un priismo fuerte para poder dividir el voto opositor, entonces las cosas serían muy diferentes para el partido en el poder.

Algo que se debe de tomar en cuenta es que el morenogalicismo,¿ irá a la elección de la mano de sus aliados tradicionales, receta que una y otra vez ha demostrado su eficacia.

Al morenogalcismo le conviene un candidato como Lastiri en la boletas, incapaz de ganar el voto ciudadano, pero suficiente, para poder mantener el voto duro del tricolor y evitar que esos votos, se vayan a Morena, el partido a vencer, junto con su candidato, Andrés Manuel López Obrador.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Rechaza la población al huachicoleo

La empresa Parametría, la cual dirige Francisco Abundis, realizó un estudio muy interesante sobre el tema del huachicoleo y lo que piensa la gente sobre el robo de combustible y de quién es la responsabilidad de combatirlo.

De acuerdo a esta empresa, la mayoría de los mexicanos ha oído hablar de los huachicoleros, así lo reportó el 77 por ciento de los entrevistados. Sólo 23 por ciento no identifica a las personas que se dedican al robo de gasolina de los ductos de Pemex y que han sido denominados de esta forma.

Según esta empresa, este alto conocimiento posiblemente está relacionado con los enfrentamientos que ha habido entre el ejército y los huachicoleros, así como por los accidentes registrados en las tomas clandestinas y en los lugares donde se almacena el hidrocarburo robado, hechos suscitados recientemente en Puebla, estado que de acuerdo con Pemex lidera la ordeña de combustible de los ductos.

Otro dato revelador es que la ciudadanía mexicana no tiene una buena imagen de los huachicoleros. El 85 por ciento de los entrevistados dijo tener una “mala” o “muy mala” opinión de los mismos y sólo uno de cada diez entrevistados tiene una opinión favorable de las personas que se dedican al robo de gasolina de los ductos de Pemex.

Si bien, entre algunos pobladores de las comunidades que se benefician de esta actividad los huachicoleros pueden ser vistos de buena forma por los beneficios que les representan, esta imagen no se comparte a nivel nacional.

De acuerdo con un artículo del diario NY Times, la proliferación de la venta ilegal de gasolina en México es ya una epidemia, el medio estadounidense indica que el mercado negro de gasolina mexicana llega incluso a Estados Unidos y Centroamérica, lo que representa pérdidas para Pemex y obstáculos para la inversión extranjera.

Las cifras hablan por sí mismas, de acuerdo con datos de una solicitud de información realizada a Pemex, la empresa dijo que tan sólo en Puebla de enero a febrero de 2017 se registró un incremento de 214 por ciento en el robo de combustible, al encontrarse 229 tomas clandestinas. En un año, de 2015 a 2016 el número de tomas clandestinas en el país pasó de 784 a mil 553.

De acuerdo al portal Animal Político con las cifras proporcionadas por Pemex, indican que las pérdidas económicas que acumula dicha empresa en el periodo 2009-2016 por robo y fuga de combustible fueron de al menos 159 mil 957 millones de pesos.

Un dato revelador es que para el 68 por ciento de los entrevistados, el problema del robo de combustible, debe de ser atacado por el gobierno federal, mientras que solo un 13 por ciento cree que debe de ser atacado por el estado y únicamente 9 por ciento considera que los gobiernos municipales son las autoridades que deben actuar en el tema.

Estos datos muestran que de acuerdo a la mayoría de las opiniones se considera que el robo de gasolina de Pemex es un tema federal y no local por lo que corresponde a ese nivel de gobierno tomar cartas en el asunto.

El tema del robo de combustible pasa por diversas problemáticas: la ausencia de una cultura de legalidad; la impunidad de los robos, la presencia del crimen organizado en dicho negocio, así como el involucramiento de personal de Pemex e incluso el aumento del precio de la gasolina y la oferta de trabajo bien remunerado, estos son algunos de los factores involucrados y que deben ser atendidos para su erradicación.

Sobre ello, preguntamos a los mexicanos acerca de dos de estos factores, el primero relacionado a si creían o no que había personal de Pemex involucrado en el robo de gasolina, al respecto, el 81 por ciento de los mexicanos consideró que en efecto, había una complicidad entre el personal de la empresa y los robos que se efectúan, 9 por ciento dijo que no existía un vínculo entre estos y 10 por ciento no supo qué contestar.

El segundo factor es el de la oferta y la demanda, si existiera un rechazo de la ciudadanía a la compra de gasolina robada el negocio no proliferaría como lo ha hecho hasta ahora. Sin embargo, dos de cada diez entrevistados (15 por ciento) que cuenta con automóvil propio aceptó estar dispuesto a comparar gasolina robada con tal de pagarla más barata.

Sin duda alguna, el tema del robo de gasolina mediante las tomas es un problema que se debe atender de manera urgente, ya que no sólo representan pérdidas para Pemex, sino que además es un peligro para la ciudadanía y tiene un impacto en las posibles inversiones de capital extranjero. Las pérdidas por esta actividad van mucho más allá que sólo cuestiones económicas. Este primer acercamiento al tema nos da un escenario de cómo se observa el fenómeno en la opinión pública donde la presencia de huachicoleros representa ya una importante atención de todos.

Nota Metodológica:

Parametría. Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 800 encuestas realizadas del 26 de mayo al 1 de junio de 2017. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: (+/-) 3.5 %. Tasa de Rechazo: 61%. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el INE. Población objetivo: Personas de 18 años en adelante con credencial para votar que al momento de la entrevista residan en el lugar de interés.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

La lucha por la alcaldía

Una lucha muy cerrada por la candidatura a la alcaldía es la que se vivirá al interior del Partido Acción Nacional, en donde tres aspirantes lucen con amplias posibilidades de alzarse con la investidura.

Se trata del líder del Congreso local, el diputado Jorge Aguilar Chedraui, el secretario general del Ayuntamiento de Puebla, Mario Riestra Piña y el auditor mayor, David Villanueva Lomelí.

A Jorge Aguilar se le ha vuelto a abrir el panorama, tiene tanto oportunidad de competir por la alcaldía como por la gubernatura, esta última sobre todo, si Rafael Moreno Valle se convierte en el candidato del PAN a la Presidencia de la República.

Jorge tiene posicionamiento principalmente a nivel de Puebla capital, pero es otra de las cartas del morenovallismo a la gubernatura, sobre todo, insisto, si Rafael Moreno Valle gana la nominación a la Presidencia de la República, lo que dejaría a la carta más fuerte del albiazul fuera de la contienda. En ese escenario, aunque lleva mano el alcalde Luis Banck, ante una eventualidad, Jorge podría también ser una buena apuesta.

Las posibilidades existen y en tanto, el diputado panista aprieta el paso, tratando de mejorar su relación con el gobernador Gali, con quien ha sostenido una serie de reuniones de trabajo, mismo que ha contribuido a un mayor acercamiento.

El otro de los aspirantes, el secretario general del Ayuntamiento de Puebla, Mario Riestra Piña, ha realizado un trabajo impecable dentro de la comuna, el cual se ve reflejado en el cabildo de Puebla, en donde trae a raya a los señores de la ultraderecha poblana.

Riestra tiene, además de su trabajo, un punto a favor, el de la poblanidad, argumento que ha sido explotado una y otra vez por el morenovallismo para derrotar a sus adversarios, los cuales no han podido contrarrestar esta fórmula, la cual ha funcionado una y otra vez.

Cuando ha sido necesario, el morenogalicismo ha utilizado como arma política, el tema de la poblanidad, del cual cayeron víctimas, en el 2010 Javier López Zavala nacido en Pijijiapan, Chiapas, Enrique Agüera originario de Poza Rica, Veracruz y Blanca Alcalá nacida en Tlaxcala.

A los tres priistas se les atacó hasta el cansancio de no ser originarios de Puebla y eso entre otras cosas, pesó en el ánimo del electorado, el cual no se identificaba con estos personajes nacidos en otras partes de México, pese a que vivieron la mayor parte de su vida en la Angelópolis.

Riestra tiene eso a su favor, el ser un poblano, poblano, de arraigo e identificado con la forma de ser y de sentir de los habitantes del también llamado valle de Cuetlaxcoapan (lugar donde las víboras cambian de piel)

Mario debe de subir aún más sus números, si es que quiere alcanzar la nominación, ya que una y otra vez se le ha escuchado decir al gobernador Gali, que el candidato a la alcaldía deberá de ser el que tenga los mejores números.

El resultado de la pasada elección celebrada en el Estado de México parece corroborar lo dicho por Gali, Acción Nacional deberá de ir de la mano de sus mejores cuadros, de lo contrario el fantasma de la derrota se puede aparecer. En Edomex, luego de arrancar empatados en las encuestas, el PAN se fue a la cuarta fuerza, producto de enviar a una pésima candidata como Josefina Vázquez Mota.

No hay tiempo para improvisaciones al interior del albiazul, los resultados de ir con candidatos sin arraigo son catastróficos y el morenogalicismo ya sabe algo de esto cuando en el 2015, perdieron 3 de las 4 diputaciones federales en la capital, aunque también hay que reconocer que se negoció el resultado con el presidente Peña.

El último de los aspirantes, David Villanueva es un personaje completo, aunque sin arraigo al interior del panismo poblano.

Villanueva tiene en contra el hecho de no haber nacido en Puebla, lo cual como ya lo explique pesa y pesa mucho en esta ciudad.

Sus posibilidades estriba en que se presente una polarización de fuerzas entre Aguilar Chedraui y Mario Riestra, la cual pueda poner en riesgo la unidad y entonces ese escenario, en la del descarte, pudiera emerger su figura para tratar de unir y cohesionar al morenogalicismo.

El auditor mayor tiene a su favor ser amigo tanto del exgobernador Moreno Valle como del actual mandatario, Tony Gali, con quien mantiene constante comunicación.

David puede sumar votos del morenogalicismo y robarle votos también al PRI, partido político en el cual milita su suegro y mentor, Melquiades Morales Flores.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Todos quieren en el PRI, ¡pero por la vía pluri!

Si bien es cierto, la victoria lograda por el PRI en el Estado de México logró renovar el ánimo de los cuadros del tricolor y sobre todo, evitó la migración hacia otros partidos políticos, principalmente Morena, también lo es, que el priismo poblano está consciente de las pocas posibilidades que tiene para competir el próximo año.

Las cosas para el tricolor en el estado no son nada fáciles, de ahí que sus principales cuadros realmente lo que buscan es posicionarse para tratar de obtener candidaturas, pero plurinominales.

Me explicó, el actual subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, está consciente de que esta por quedarse sin trabajo, razón por la cual, dice buscar la candidatura del PRI a la gubernatura, pero en realidad lo que Lastiri quiere es convertirse en candidato a senador por la vía plurinominal.

Juan Carlos sabe que es más sencillo buscar negociar con la dirigencia nacional de su partido y con la Presidencia de la República, para que tal y como ocurrió en el 2012, se quede con un premio de consolación, el cual bien puede ser el ir en la lista de aspirantes al Senado por la vía plurinominal, reservada solo para las “vacas sagradas” del tricolor.

Si a Lastiri, por alguna razón, el PRI le niega la candidatura a la gubernatura, su sueño se puede convertir en realidad. Sabe perfectamente que tiene cero posibilidades de convertirse en gobernador, pero si tiene, de convertirse en senador, pero solo por la vía plurinominal.

Otro que quiere, pero por la misma vía, es el actual dirigente estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac, cuyo activismo obedece a esa única razón.

Estefan no quiere ser candidato a Casa Puebla, sabe que sus posibilidades de ser gobernador son prácticamente cero, pero lo que si puede ser es candidato al senado por la vía plurinominal o bien encabezar la lista de candidatos del PRI a la diputación local, lo que es bastante factible.

Estefan quiere ser el líder de la bancada del PRI en el Congreso local, pero sí se le da la Senaduría, por la vía pluri, entonces le dejaría su lugar a su incondicional José Antonio López Malo, “Josan”, como pago al trabajo realizado en el tricolor.

El tercero en discordia, el actual delegado del IMSS en Puebla, Enrique Doger Guerrero, es tal vez el único de los tres que quiere ser candidato, aunque si le dieran a escoger buscaría más que nada convertirse en el abanderado a la alcaldía, la cual le parece más viable ganar y por supuesto más apetecible, luego de que puede buscar la reelección para el 2021.

De acuerdo a los más recientes estudios de opinión, el PRI ha logrado un reposicionamiento en la ciudad capital, en donde el PAN ha comenzado a ceder terreno, producto de la latente inseguridad.

Por increíble que parezca, esos puntos en vez de migrar a Morena han regresado al PRI, partido que siente que puede pelear por la capital en mejores condiciones que en el 2016.

De este modo, a Enrique Doger se le abre completamente el panorama, no solo porque puede elegir si quiere la candidatura al gobierno del Estado, sino porque también tiene la oportunidad de ir por la alcaldía, en donde sus números son mejores.

Otros cuadros del priismo que también buscan posiciones, pero por supuesto plurinominales, son el senador Ricardo Urzúa, quien aceptó hacer el ridículo de manifestar que quiere ser candidato a la gubernatura, cuando en realidad lo que quiere es ser candidato plurinominal a la diputación federal, la cual puede comprar, merced a sus grandes recursos económicos, además de ser quien presta la aeronaves para los candidatos del tricolor.

A la búsqueda de un hueso plurinominal andan la senadora Lucero Saldaña Pérez, quien no sabe lo que es ganar una elección y la actual diputada local y líder de la bancada del tricolor en el Congreso local, Silvia Tanús, aunque esta última a diferencia de tanta “pipitilla”, si cuenta con todos los méritos para ir a san Lázaro por la vía cómoda.

En el PRI realmente son pocos, de las llamadas dizque figuras del partidazo, que quieren ir a jugársela a la madre de todas las batallas, sabedores de que en Puebla, la lucha será entre el morenogalicismo y Morena.

Los méritos de Rocha. José Rocha, Pepe como se le conoce, es quien tiene los mayores méritos para dirigir al comité municipal del PRI en Puebla capital.

Pepe, quien actualmente trabaja como subsecretario de la Sedesol en Puebla, es un hombre que siempre se la ha jugado por su partido, en el cual tiene más de 20 años de militar.

Priista en las buenas y en las malas y no chaquetero como otros, Rocha es sin duda un hombre con merecimientos propios para encabezar al tricolor en la capital.

Sencillo, trabajador, Rocha ha trabajado como secretario particular de Víctor Manuel Giorgana, en el PRI estatal, en el Congreso del Estado, en el ayuntamiento de Puebla de Blanca Alcalá y ahora es uno de los operadores de otro priista de cepa, Juan Manuel Vega Rayet.

Mala broma lo de Tony.
Cualquier persona, medianamente informada, sabría que es una broma de mal gusto, el mencionar la posible salida del gobernador Gali, para ir tras de un puesto de elección popular en el 2018.

El pasado lunes, en los micrófonos de la KeBuena 1010, en el noticiero Efekto10, Gali afirmó que se quedaría hasta el 14 de diciembre del 2018 en Casa Puebla y textualmente expresó.

“No tengo la menor intención de buscar ser diputado federal, ni senador de la República, dejar otra vez sin concluir una administración no tendría madre”.

Encuentro cordial entre Gali y Aguilar Chedraui. Muy juntos se les vio al gobernador de Puebla, Tony Gali y al líder del Congreso local, Jorge Aguilar Chedraui, durante el evento realizado en el palacio legislativo de la 5 poniente, en donde se develó las letras de oro de quien fuera arzobispo de Puebla y virrey de la Nueva España, Juan de Palafox y Mendoza.

En los últimos días se ha visto un cambio en la relación entre ambos personajes, a los cuales cada día se les va más cordiales; lo cual, alienta las esperanzas de los seguidores del líder del Congreso local, para verlo en la boleta en el 2018.

En su mensaje durante este acto, Aguilar Chedraui resaltó que Palafox y Mendoza promovió con sus acciones el valor de la justicia, tuvo el valor de promover el conocimiento y la educación por el bien de la gente e impulso valores como la generosidad con los más desprotegidos.


Foto: Es Imagen / Francisco Guasco

Paredes en Efekto10. No se pierda este jueves a las 8:15 de la mañana la entrevista con el controvertido Luis Paredes Moctezuma, expresidente municipal de Puebla, a través de la KeBuena 1010 de AM. Habrá más de uno que suspirará por los tiempos y el dinero que les dio Paredes y otros más que rechinarán los dientes, por lo que diga este personaje.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Presunto culpable vs Presunto inocente

Vaya controversia que ha generado el nuevo Sistema de Justicia Penal, el cual ya provocó la reacción de los gobernadores afiliados a la Conago, los cuales quieren que se dé marcha atrás en lo aprobado.

Los mandatarios estatales culpan del grave problema de inseguridad que azota al país a este nuevo sistema de justicia, el cual privilegia la presunta inocencia del inculpado en vez de ser como el anterior el cual era calificado de inquisitorio por parte de los acusados. Presunto culpable vs presunto inocente.

Los gobernadores aseguran que el nuevo sistema de justicia penal, deja en libertad inmediata a los delincuentes, sin que se tome en cuenta los antecedentes del sujeto y esto a su vez desmotiva a los cuerpos de seguridad los cuales, incluso capturando al sujeto en flagrancia, tiene que demostrar la culpabilidad del individuo.

Esto ha ocasionado que tan solo en Puebla en lo que va del año, más de 2 mil 500 sujetos, recobren la libertad y vuelvan en su mayoría a delinquir, lo que ha ocasionado la furia tanto de las autoridades como de los ciudadanos, los cuales en muchos de los casos, han decidido tomar la justicia por propia mano para acabar con lo que llaman impunidad.

Por su parte, los juristas también exponen su parte, no exenta de razón. Alegan que la nueva ley lo que busca es evitar los presuntos culpables, los cuales en la mayoría de los casos si les iba bien, tardaban hasta un año y siete meses para que les fuera dictada su sentencia, pero habpia casos en donde el indiciado tenía que esperar hasta 7 años y 8 meses para recibir su sentencia, para que después de todo resultara inocente de los cargos imputados.

Bajo la presunción de la inocencia y de que la mayoría de las pruebas que se presentaban durante un juicio eran prefabricadas, las cárceles de todo México estaban repletas de presuntos inocentes, los cuales se terminaban de corromper en los penales del país, auténticas escuelas del crimen.

Me parece grave que han pasado más de 8 años desde que se comenzó a implementar este nuevo sistema de justicia penal y no se cumplió el objetivo de capacitar a jueces, agentes del ministerio público, ni muchos menos al eslabón más débil de la cadena, pero el primordial a las policías en la labor de la investigación y el levantamiento de las pruebas.
Por supuesto, toda ley es perfectible, pero me parece increíble que en el caso del nuevo sistema de justicia penal, no se hubiera vislumbrado con tiempo, las consecuencias que este nuevo elemento tendría en la sociedad y sobre todo el impacto que tendría para elevar los índices de inseguridad en todo el país.

La controversia por lo pronto seguirá; sin duda, algo se debe de hacer, alguna enmienda, algún parche, para poner freno a la ola delictiva que sin bien es cierto, es aprovechada por algunos grupos políticos para tratar de sacar raja, también obedece a un legítimo reclamo popular.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

¿Y qué hacemos como sociedad civil?

Mucho nos quejamos los poblanos sobre el tema de la inseguridad pública, el cual se ha convertido en el principal problema durante este 2017.

Las cámaras empresariales, las universidades, las más diversas organizaciones se dicen hartas del problema de la inseguridad y firman desplegados en los cuales demandan que la autoridad de respuesta a sus legítimos reclamos.

Los medios de comunicación nos sumamos a la cruzada y a través de nuestros diferentes espacios condenamos, lo que hemos llamado la falta de respuesta de las autoridades; incluso, llegamos a festejar en el colmo de los males, los actos de justicia por propia mano (linchamientos) como el ocurrido en Tehuacán con “el Pepino”, se lo merecía, decimos, en nuestro papel de “jueces” de la sociedad.

Pero la gran pregunta es: ¿Y nosotros que hacemos como sociedad, para evitar que crezca la inseguridad? ¿A caso participamos? ¿A caso nos organizamos para apoyar a las autoridades? ¿Denunciamos? O somos simples espectadores a la espera de que el presidente municipal o el gobernador resuelvan el problema.

Los organismos, como las cámaras de comercio, le reclamaron hace unos días al gobernador Gali, por qué el tema de la inseguridad azota a la ciudad de Puebla; sin embargo, la pregunta es: ¿de qué manera contribuye la Canaco a la solución del problema? ¿Cómo apoya a las autoridades? ¿Sólo a través de desplegados?

En este mismo espacio he insistido, una y otra vez, en la necesidad de la participación ciudadana para resolver una buen parte de los problemas que aquejan a los mexicanos.

Somos una sociedad poco participativa en todos los aspectos y esta es la grave tragedia; por la cual, los gobiernos y ahora la delincuencia parecen estarnos sometiendo.

Hace unos días, en entrevista para Efekto10 Noticias, el espacio que tengo el gusto de dirigir, a través de la KeBuena 1010 de AM, el alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, me comentó que las colonias que mejor han resistido al azote de la delincuencia son aquellas que se han organizado y que han conformado grupos de VhatsApp, junto con la policía, para ayudarse mutuamente y esto se ha transformado en una muy buena experiencia.

Las universidades, en vez de quejarse por el tema de la inseguridad, deberían mejor organizar foros, a través de sus Facultades de Derecho, para analizar el tema del nuevo sistema penal de justicia, el cual es el señalado por los gobernadores, incluido el de Puebla, Tony Gali, como el culpable de que se haya incrementado, la inseguridad en el estado.

Por qué las cámaras empresariales no emplazan a los diputados federales para que cuanto antes, como se ha pedido al seno de la Conago, se modifique el artículo 19 de la Ley para que los presuntos delincuentes sean detenidos y puestos a disposición de la autoridad y no queden libres, como actualmente está sucediendo.

Es necesario que a la par de las condenas en contra del gobierno, se exija también a los diputados federales que le entren al tema y ante el clamor popular estudien este asunto que tantas complicaciones ha generado en todo el país.

Es necesario que todos pasemos del nivel pasivo al activo y seamos parte de la lucha en contra de la delincuencia y no solo nos la pasemos señalando o criticando.

Es cierto, el papel fundamental de garantizar la seguridad de los ciudadanos le concierne al estado, es parte del pacto entre ambas partes, pero también ante situaciones tan complicadas, es necesaria la participación social como punto medular para combatir a la delincuencia, so pena de que después lamentemos las consecuencias.

Una excelente recomendación de mi querido amigo Alejandro Montiel Bonilla, es el documental de Netflix titulado Deshonestidad, la verdad acerca de las mentiras, en donde el tema principal, es que todos somos corruptos y en todos los países existe la corrupción, el fin del asunto es cómo la sociedad sanciona estas conductas que lesionan al núcleo, lo cual si marca una diferencia.

Hoy, creo que cómo sociedad es mucho lo que nos debemos de plantear en el rol que nos toca jugar, ante el grave problema de inseguridad que azota Puebla.

Un raro movimiento a favor de Pacheco. Desde lo más recóndito del infierno, ha surgido un grupo que quiere hacer presión social para que el exlíder del sindicato del Ayuntamiento de Puebla, Israel Pacheco, sea trasladado al Centro de Readaptación Social de Puebla, lo cual no va a ocurrir.

Este personaje quiere ser presentado como un mártir político, cuando en realidad se trata de un pillo de siete suelas que deberá de sus culpas y vaya bandera política que buscan agarrar los promotores del traslado de Pacheco al penal de Puebla, miserables y de pena ajena.

laserpienteyescaleras@hotmail.com

Las claves rumbo al 2018

Algo ya quedó muy claro, el 2018 será una lucha entre tres, PRI, PAN y Morena, son los únicos con posibilidades de alzarse con el triunfo el próximo año; en tanto, el PRD es el partido bisagra que va a inclinar la balanza hacia uno u otro lado, algo que ya se había adelantado en este mismo espacio.

¿Quién ganará en el 2018? Es un pregunta muy interesante, si los números se mantienen como hasta el momento, se podría decir que Morena, el Movimiento de Regeneración Nacional, que encabeza el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, es el gran favorito.

Morena tiene la ventaja de que no va a enfrentar divisiones internas, pues es un partido monolítico, a la vieja usanza, en donde prevalece únicamente la voluntad de su líder, Andrés Manuel López Obrador, sobre el cual giran todas las cosas y todas las decisiones.

Morena tiene la ventaja de que aunque no ganó la elección en el estado de México, si logró cerrar las cosas y competir de tú a tú contra la toda poderosa estructura federal, la cual tuvo que hacer uso de todo, para poder ganar una elección que era de vida o muerte para el presidente Peña.

Morena incrementó su votación y puede presumir que en tan solo dos años se convirtió ya en la segunda fuerza electoral en varias entidades, aunque retrocedió en las elecciones de Veracruz, en donde perdieron más de 400 mil votos.

La gran debilidad de Morena sigue siendo el qué López Obrador no cuenta con la suficiente estructura para poder cubrir todas las urnas, defecto que fue aprovechado en el pasado proceso electoral en el Edomex, además de que su movimiento no crece entre los ciudadanos y en las entidades del norte del país en donde siguen siendo tercera fuerza.

La soberbia es otro de los pecados capitales que arrastra el “Peje”; el cual, ayer mismo cerró ya cualquier posibilidad de ir a una elección de la mano del PRD, lo cual si se hubiera podido concretar, tal vez le hubiera garantizado el ganar Los Pinos el próximo año, en el pecado tal vez lleve la penitencia.

Acción Nacional vive un momento de crisis, luego de las derrotas sufridas en Coahuila y en el Estado de México, en donde quedaron en completo ridículo gracias a la tozudez de su dirigente nacional, el queretano Ricardo Anaya.

El PAN tiene amplias posibilidades de ganar en el 2018, si y solo si, sale bien librado de su proceso interno, en donde Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y Ricardo Anaya deberán de hacer una gran negociación en la cual todos salgan ganando, de lo contrario le harán el trabajo, sin querer a López Obrador.

La derrota de Anaya en Coahuila, la cual busca arrebatar, sumada al desastre ocurrido en el Estado de México, a dónde el PAN pasó a ser cuarta fuerza, ponen contra las cuerdas al dirigente nacional del albiazul, el cual si es inteligente, deberá de abrir la elección el candidato del PAN a todos los panista.

En este escenario, por increíble que parezca crecen las oportunidades del poblano Rafael Moreno Valle Rosas, uno de los grandes ganadores de la pasada jornada electoral.

Los astros se le alinean al poblano, aunque no debe de bajar la guardia, si sale electo, es el único que puede hacer una gran alianza con los grupos del PRD y otras fuerzas políticas, ojo, ni Ricardo Anaya, ni Margarita Zavala no están pintados, las cosas se van a poner interesantes.

Para el PRI no todo está perdido, aunque tiene que ocurrir un verdadero milagro para que conserven Los Pinos en el 2018.

La victoria en el Estado de México, pírrica, pero a final de cuentas victoria, le da una bocanada de aire fresco al presidente Peña, para poder jugar de manera inteligente su sucesión y que a su vez esta no le fuera arrebatada de las manos.

La próxima asamblea nacional del tricolor a celebrarse en el mes de agosto, será clave, por el tema de que el PRI busca eliminar no solo los candados impuestos luego de la derrota del 2000, sino también impulsar al interior de sus estatutos la creación de los gobiernos de coalición, figura con la cual pretender recuperar las simpatías perdidas a atraer a sus aliados.

El PRI iría más allá de las alianzas y busca conformar para el 2018, un verdadero gobierno de coalición en donde solo la designación de los secretarios de la defensa nacional y marina quede en manos del presidente de la República y el resto del gabinete sea designado por el Congreso, una innovación que le puede dar buenos resultados al tricolor.

La designación del candidato a la presidencia de la República también será vital para saber qué posibilidades puede el tricolor para poder mantener Los Pinos.

Se dice que el presidente Peña pugna por una figura más ciudadana, un hombre poco conocido, pero a la vez con “poca cola”.

Descartado el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que ha manifestado su deseo de mejor ir como nuevo gobernador del Banco de México, se dice que ahora el secretario de salud, José Narro, iría como candidato a gobernador de la ciudad de México, lo cual le abre la posibilidad a personajes como el secretario de Turismo Miguel de la Madrid o la secretaria General del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas, aunque la línea dura busca que Osorio Chong o Eruviel Ávila también compitan.

El PRI necesita salir bien librado de su proceso interno, fortalecer sus alianzas con el Panal, PES y Verde, evitar la alianza PAN-PRD, aislar a Morena y presentar a un candidato independiente que le pueda quitar entre 7 o hasta 9 puntos de López Obrador, para poder repetir en Los Pinos, algo que pudiera parecer imposible.

Estas son algunas de las claves rumbo al 2018 para las tres principales fuerzas políticas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

El gran fracaso de los Oples

La reforma electoral, a nivel federal, realizada en el 2014, la cual derivó en la creación del INE, para sustituir al IFE, tenía como principal objetivo, recuperar la confianza perdida, luego de que el entonces Instituto Federal Electoral, se prostituyera en manos del “maguito”, Luis Carlos Ugalde en el 2006.

Toda la confianza que el órgano ganó durante la gestión de José Woldenberg y su impecable actuación en el proceso electoral del año 2000, aderezado por la alternancia, el triunfo del PAN sobre el PRI, parecían conducir por fin a México por el camino de la democracia y la transparencia.

El “maguito” Ugalde, protegido de la maestra Elba Esther Gordillo, ocupó el lugar dejado por Woldenberg y ahí volvió el descrédito con la penosa actuación de este personaje, quien avaló el fraude perpetrado por Fox y su pandilla en contra de Andrés Manuel López Obrador, el cual encumbró a Felipe Calderón.

Leonardo Valdés, quien manejo al IFE del 2008 al 2014, en términos generales entregó mejores resultados, pero de nueva cuenta la actuación del órgano electoral quedó empañada por la elección del 2012, en donde triunfo el priista Enrique Peña Nieto, pero a un altísimo costo.

La confianza perdida obligó a una nueva reforma que le cambio el nombre al organismo para pasar de IFE a INE, pero que dentro de lo más significativo, pretendía, quitarles el control, de los órganos electorales a los gobernadores en los estados y devolver la confianza pérdida en las instituciones.

Ingenuamente se creyó que con esta reforma la confianza pérdida en las se iba a recuperar, lo cual no fue así.

Los órganos electorales en los estados, aun con la reforma quedaron en manos de los gobernadores y de los partidos políticos, dándole al traste a la ciudadanización de los mismos y por ende a la incipiente democratización del país.

La gran prueba de fuego para los órganos electorales locales (Oples) llegó en las pasadas elecciones celebradas en el Estado de México y Coahuila, en donde por lo reñido de las contiendas era vital una actuación impecable por parte de estos órganos para evitar los conflictos poselectorales, pero lastimosamente fracasaron.

Los Oples del Estado de México y de Coahuila quedaron en evidencia, ni son ciudadanos, ni están en manos de gente preparada, están integrados en su mayoría por burócratas gubernamentales y por representantes de partidos políticos.

Esta demás decir, que ninguno de los dos Oples, el del Estado de México y el de Coahuila, pasaron la prueba y hoy están metidos en graves problemas, acusados de haber alterados los resultados en ambas entidades para beneficiar al PRI.

Hoy, el sentir general es que los órganos electorales en ambos estados fallaron en su misión y lo mismo puede ocurrir en cualquier entidad en donde estas instituciones, están en el “ojo del huracán”, al estar integradas en su mayoría, repito, por gente que no es especializada en el tema.

Aún recuerdo como si fuera ayer, que la reforma electoral del 2014 tuvo como propósito fortalecer a las autoridades electorales, de tal modo que no quedarán dudas sobre su imparcialidad.

El punto primordial era definir si se debían eliminar o no a las autoridades electorales de los estados y conservar solo a la autoridad federal.

Al final quedó una mezcla de las dos propuestas que en nada abonó al perfeccionamiento de los procesos electorales en el país.

Ahora la gran pregunta es, si el propio Instituto Nacional Electoral (INE) está a la altura del gran reto que representa la organización del proceso electoral del 2018, la madre de todas las batallas, pero sobre todo si tendrá la credibilidad y la solides moral suficiente.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Manuel Alonso y la hermandad

Manuel Alonso García, el nuevo secretario de Seguridad Pública en Puebla capital, es un buen policía, nadie lo duda.

Lo recuerdo como segundo de abordo, trabajando al lado de Adolfo Karam en la Policía Metropolitana, en el trienio de Mario Marín Torres, cuando a sangre y fuego recuperaron a los comerciantes que eran atracados en una plaza por allá del rumbo de la CAPU previo al día de Reyes.

Más tarde lo volví a encontrar cuando trabaja en la administración de Blanca Alcalá, en donde los resultados fueron satisfactorios, aunque por supuesto eran otros tiempos.

Recientemente, en San Andrés Cholula su labor fue destacada al lado de Leo Paisano, el vecino municipio gozó de mejor seguridad que Puebla capital y esto le valió el ascenso para regresar a dirigir los destinos de los cuerpos policiacos de Puebla.

Su labor no será nada fácil, dicen los que saben, que la situación en materia de seguridad pública en Puebla está peor de lo que se pensaban, aunque los gobiernos buscan echarle la culpa al nuevo Sistema Penal de Justicia, lo cual si bien es cierto ha contribuido, también se debe a la ineficiencia y poca preparación de los cuerpos de seguridad.

En fin, Manuel Alonso llega con el voto de confianza, pese a que a cuestas tiene que cargar con el peso de la “hermandad”, este grupo, especie de sindicato policiaco creado hace años, inspirado en la película “Sospecha Mortal”, protagonizada por Richard Gere y Andy García en los años 80, donde Gere caracteriza a un policía corrupto que forma una agrupación a la cual protege, le pone los mejores horarios, les da patrullas, salario, armamento, pero anda con las esposas de algunos de ellos y obtiene todo tipo de canonjías negociando con la delincuencia organizada. García es el encargado de asuntos internos y de investigar a Denis Peck, el papel de Richard Gere.

Un nombre debe de llamar especialmente la atención Héctor Guerra, el líder de la hermandad y policía sobre el cual, se han escrito todo tipo de cosas y de muy dudosa reputación.

El reto de Alonso al frente de las fuerzas de seguridad del municipio de Puebla, es saber si le va a ser leal a los ciudadanos u operará con la hermandad, para mantener en calma a la ciudad al precio de negociar con la delincuencia y generar todo tipo de privilegios para su grupo.

En el 2010, el periodista Arturo Luna Silva, experto en el tema de la seguridad pública, escribió la siguiente columna más que reveladora sobre la hermandad.

El pacto entre Héctor Guerra Montiel y José Manuel Alonso García ya surtió efectos antes de lo esperado y encumbró a la Hermandad antes de lo esperado.

El pasado 7 de abril en esta columna comentamos que había un acuerdo entre Héctor Guerra, director de Vialidad Estatal, y Manuel Alonso para que en el siguiente trienio, éste fuera el secretario de Seguridad Pública y Vialidad Municipal.

La verdad es que no tuvieron que esperar tanto y este martes José Manuel Alonso ya es el secretario de Seguridad Pública.

Este poderoso grupo ya tiene bajo su control la totalidad de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad Municipal, la Dirección de Vialidad del Estado y otras posiciones dentro de la Policía Estatal, Policía Metropolitana y la Policía Auxiliar.

En pocas palabras, en estos momentos la Hermandad tiene más fuerza que nunca y es gracias a los influyentes padrinos políticos que tienen.

Siete años después las cosas siguen igual, aunque Héctor Guerra, hoy está encargado de la seguridad del IMSS, al servicio de Enrique Doger Guerrero, fue el exjefe policiaco Adolfo Karam quien se lo recomendó al priista, cuando el exdirector de la policía judicial apoyaba a Doger como candidato a la gubernatura, ahora el candidato de Adolfo es Ricardo Urzúa.

Manuel Alonso tiene el resto de su vida por delante.

Un pillo de siete suelas
. Todo un “varguitas” resultó el presidente municipal de Tepeaca, David Huerta, el cual es candidato a irse al Cereso, si antes no se da a la fuga.

Este pillastre, socio del subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri, no comprueba, de acuerdo al diario Cambio, el manejo de recursos por más de 27 millones de pesos, de acuerdo a lo publicado por el Diario Oficial del Estado y reportado por la Auditoría Mayor, quien debería de poner especial énfasis en este “rapazuelo”, quien posiblemente haya desviados los recursos a la campaña de su mecenas y socio, Juan Carlos Lastiri.

Hablando de Lastiri, ahora resulta que el funcionario federal, el cual se ignora a qué hora trabaja en el gobierno peñista, ya que se la pasa haciendo proselitismo en Puebla, ya se promociona como el candidato del gobernador Antonio Gali a la gubernatura; al menos eso dice, sus cómplices como el “capo” que despacha en la Sedatu, el tal, Juan Manuel López Arroyo.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Redes sociales y los límites de AMLO

La pasada elección celebrada en el Estado de México también sirvió para medir el ánimo social y el trabajo de las redes; las cuales, quedó demostrado, ‘no son la vida real’, frase que acuñará el periodista, Mario Alberto Mejía.

Me explicó, mientras en la redes sociales, Twitter y Facebook, el país parece estarse incendiando y el malestar pudiera indicar que ya llegó el fin del ‘PRIAN’ y las demás fuerzas políticas, para dar paso a otras opciones. En los hechos, la sociedad civil no termina de madurar lo suficiente, para consolidar un cambio.

En la elección del Estado de México, el nivel de participación ciudadana fue del 53 por ciento, lo cual no refleja el supuesto malestar y el cambio que la gente pide, si se hubiera logrado una participación cercana al 60 por ciento, el resultado tal vez hubiera sido otro.

Las redes sociales (Twitter y Facebook) si bien reflejan una parte de la realidad, no son, insisto, la vida real y en México su penetración si bien es importante, no han servido para consolidar como en otros países, una cultura de la participación social.

Están invadidas por activistas que ciertamente expresan el malestar social, pero lejos de consolidar la participación ciudadana, se marginan en comunidades, que sin querer, sirven para legitimar al régimen y se transforman en una especie de válvula de escape del malestar social, lo cual solo beneficia al régimen.

La elección en el Estado de México también evidencia una debilidad del proyecto de López Obrador, si bien es cierto, el tabasqueño cuenta con un grueso importante de seguidores, su número no crece, son activos en redes sociales, pero incapaces de convencer a la sociedad civil de sumarse al proyecto.

“El Peje” se ha anclado en su voto duro, el cual si bien es cierto es importante y se ve reflejado en la crítica en medios alternos, es insuficiente para ganar elecciones, como quedó evidenciado en el Estado de México y antes en Veracruz, en donde si bien es cierto Morena creció, fue incapaz de derrotar a las estructuras del PAN y del tricolor.

Algo pasa, pero López Obrador no genera confianza entre los ciudadanos, los cuales, se abstienen de ir a votar.

Las consecuencias también se ven en el hecho de que Morena y López Obrador, otra vez, fueron incapaces de cubrir el 30 por ciento de las casillas en el Estado de México, lo cual derivó en el triunfo del priista del Mazo Maza y facilitó la operación del gobierno federal, que encargó la estructura a la secretaria de la Sedatu, “Chayito” Robles.

Andrés Manuel volvió a cometer los mismos errores del 2006 y el 2012, en dónde su estructura fue incapaz de poder cubrir la totalidad de las casillas instaladas. ¿Si no pudo cubrir el 30 de las casillas del Estado de México, puede cubrir la totalidad del país?

Un dato por demás importante y que también demuestra la impecable operación política realizada por el PRI en el Estado de México y coordinada desde Los Pinos fue el hecho de no empatar las elecciones de gobernador con las de presidentes municipales y diputados locales.

El pasado domingo solo se votó para gobernador del Estado, lo que también contribuyó a que hubiera una baja participación, tal cual como ocurrió en Puebla en el 2016, en donde tal vez el resultado hubiera podido variar si a la par de gobernador se hubiera elegido también nuevos alcaldes.

Ese pequeño detalle, insignificante, también jugó a favor del PRI en la pasada elección en el vecino estado y pasó inadvertido a los ojos de muchos.

Así pues, no desestimó el papel de las redes sociales, las cuales juegan un papel primordial en la consolidación de la libertad de expresión y por lo consiguiente en una sociedad más democrática, pero aún no maduran lo suficiente, para comenzar a construir ciudadanía y hacer un cambio en el país.

Otro gran perdedor. Ayer por falta de espacio ya mencione a otro de los grandes perdedores de la pasada jornada electoral del 4 de junio, se trata del sonorense y exdirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quién tras bambalinas operó en contra del expartidazo, el cual pensaba recuperar tras la derrota del tricolor en el estado de México.

Beltrones soñaba con una derrota priista para arrebatarle el partido al presidente Peña y después, imponer su candidatura, arrebatándole al ejecutivo su facultad meta constitucional de nombrar al abanderado del PRI a Los Pinos.

Una prueba de que don Beltrone operó en contra, fue el hecho de que su experto en marketing político, Hugo Scherer estuvo al frente del cuarto de guerra de la candidata de Morena, Delfina Gómez en el estado de México y pagó el trabajo de Elías Aguilar y su empresa Indicadores, para decir que la expresidenta municipal de Texcoco iba arriba en las encuestas por 11 puntos.

La versión de que tanto Beltrones como Scherer fueron caballos de Troya no es creíble, ya que buscaron por todos los medios descarrilar al PRI y a su candidato, Alfredo del Mazo Maza.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

De ganadores y perdedores

Trascurrida la jornada electoral en el país, proceso que tuvo su epicentro en el Estado de México, es justo hacer un alto y analizar a los grandes ganadores y a los perdedores de esta batalla.

En primer lugar se debe de anotar como el gran ganador al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien aplicó la del gran filósofo Vicente Fox (haiga sido, cómo haiga sido) y logró sacar adelante una elección que era vital para el cierre de su administración.

Si bien el PRI no tiene en la bolsa Los Pinos en el 2018, la administración peñista si gana el oxígeno necesario para realizar un buen cierre y planear con tiempo, la sucesión presidencial de la mano del hombre que deberá de tomar la decisión más importante de su vida.

Otro de los grandes ganadores de la jornada es el gobernador del Estado de México, el muchas veces menospreciado, Eruviel Ávila, quien al principio se había visto apático, luego de que su candidata, la secretaria de Educación Pública, Ana Lilia Herrera Anzaldo, no fuera la favorecida.

Desde Los Pinos vino la señal de que habría vida para Eruviel si se ganaba y esto motivo el nativo de Ecatepec, quién ahora con justa razón, puede reclamar estar en la boleta electoral el próximo año, ya que se puede subir al carro de los ganadores.

A quién las cosas no le podían haber salido mejor, es al exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, otro de los grandes ganadores de la jornada, quien se anotó junto con su equipo, un éxito notable en Nayarit, en donde la estructura del exmandatario apoyó con todo el ganador, el panista, Antonio Echavarría, quien se llevó la victoria.

Por si fuera poco, el exmandatario cumplió a cabalidad sus compromisos y coronó sus éxitos con el cuarto lugar obtenido por la apática y desabrida, Josefina Vázquez Mota, quien a pesar de que irá al Senado por la vía plurinominal en el 2018, es ya desde ahorita un cadáver político, junto con los Yunques que la acompañaron en su aventura.

Moreno Valle redondeó la jornada con la derrota del PAN en Coahuila, la cual, ahora si evita que pueda ser maquillada la derrota electoral del panismo.

Ricardo Anaya, el dirigente nacional del albiazul, podrá alegar que ganó Nayarit y una buena parte del estado de Veracruz, en donde las principales alcaldías están en manos del albiazul, pero evidenció que en términos de operación política es un bebe, en comparación de su odiado adversario, quien le cobró todas la afrentas.

Lo que se viene al interior del PAN es de pronóstico reservado; seguramente, el “cerillo” buscará acusar de traidor al poblano, pero Moreno Valle ya lo evidenció. Su torpeza política, al evitar la alianza con el PRD en el Estado de México e imponer como candidata a Josefina y demás Yunques, lo deja fuera de la jugada. “Yo si ganó elecciones”, le refutará una y otra vez en la cara el exgobernador de Puebla al queretano.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, es otro de los grandes ganadores, al anotarse la mayor parte de los municipios importantes de la entidad y demostrar, en los hechos, el control político que ha tomado de la vecina entidad.

López Obrador es otro de los ganadores de la jornada, aunque el éxito no fue total; aun perdiendo, el tabasqueño sigue siendo el favorito para ganar en el 2018, pero debe de corregir muchas cosas y dejar a un lado su característica soberbia.

“El Peje” debe de impugnar la elección y conducirse por los canales legales para enviar un mensaje de que no es un peligro para México como dicen sus detractores, quienes ansían verlo tomar calles y cerrar carreteras.

El líder nacional de Morena ganó mucho. En tan solo dos años colocó a su partido en la antesala de derrotar a lo más rancio del priismo nacional, pero como dijo Alejandro Montiel, brillante intelectual poblano, tiene que sopesar los “pesos muertos” que se han sumado a su campaña; los cuales, lejos de sumar, le restan.

Los grandes perdedores de la jornada son sin duda, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, quien se jugó el todo por el todo con Josefina y ahora tendrá que entregar cuentas del pésimo resultado en el Edomex y también en Coahuila, en donde al romper los acuerdos con el PRI, se dio un tiro en el pie.

Dos derrotas electorales, en tres estados que estaban juego, no son para nada buenas cuentas para el queretano que deberá de ponerse a analizar muy bien las cosas, sobre todo porque se avecina una tormenta en su contra.

Otro que cayó aún más en desgracia, es el expresidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, quien ayer se desapareció de la campaña de Josefina y evitó aparecer en las fotos, para tratar de ocultar su vergüenza tras el sonoro fracaso de la Yunquista.

Toda posibilidad de que Rivera pueda estar en la boleta como candidato a gobernador, presidente municipal o senador, se esfumaron con la derrota panista y el cuarto lugar en el Edomex. ¡Lástima Margarito!

A la lista de los damnificados por el pasado proceso electoral celebrado en el Estado de México se debe de agregar a la lista de personajes “non gratos” que se sumaron a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, muchos expriistas, los cuales lejos de abonarle al “Peje”, le han causado un daño terrible, ya que su presencia provoca muchas desconfianza.

Otra de las grandes derrotadas son las redes sociales Facebook y Twitter, llenas de activistas dispuestos a descalificar todo y a todos, salvo que cuando se trata de ir a votar, no lo hacen, pero sobre eso abundaré en mi próxima entrega.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ganó el PRI en Edomex; y ahora, ¿qué viene?

De manera apretada el candidato del PRI a la gubernatura por el Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, se alzó con el triunfo en la jornada celebrada el día de ayer en la vecina entidad, considerada como el bastión del tricolor a nivel nacional y cuna del presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Era una panorama que ya se veía venir y que deja en claro como una primera lectura, que sigue el contubernio entre el PRI y el PAN, los cuales se dividieron el pastel, algo que también era predecible, aunque ahora lo más importante será ver la reacción de Andrés Manuel López Obrador y su gente.

Desde hace un mes, cuando asistí a una reunión a la Ciudad de México, se daba por ganada la elección en el Estado de México para el PRI, al costo de lo que fuera y también se planteaba la posibilidad de una reacción violenta por parte de López Obrador y su gente, lo cual también decían, beneficiaría al sistema.

De acuerdo a quienes encabezaron la reunión, una reacción violenta de Andrés Manuel y su gente, volvería a unir al PRIAN en la campaña, “es un peligro para México”, el cierre de calles y el bloqueo de carreteras y aeropuertos, sería el aderezo perfecto para reactivar el miedo del elector para evitar un triunfo del tabasqueño en el 2018.

De entrada, los enemigos del tabasqueño ya iniciaron la campaña de descalificación en contra del “Peje”, quien de inmediato se apresuró a descalificar el resultado del conteo rápido y a descalificar el proceso electoral, lo cual no abona a su imagen y hace que se una en su contra lo que él llama “la mafia del poder”.

A destacar también, la baja participación que se registró en la elección del Estado de México, la cual no superó el 53 por ciento, lo cual permitió una impecable operación política (guerra de estructuras) que abonó al triunfo priista de un 1 por ciento, lo cual puede derivar en el voto por voto y casilla por casilla.

Por lo pronto, para el presidente Peña este triunfo electoral obtenido por su primo, el candidato del PRI Del Mazo, es una bocanada de aire fresco para el cierre de su administración, la cual enfrentaba la peor coyuntura electoral, no solo estaba en juego Los Pinos, sino también la seguridad de su gabinete y hasta la suya.

Nada la asegura al PRI repetir en Los Pinos en el 2018, pero al menos, conservarán su bastión electoral, con los millones de pesos que representa su presupuesto y también su cuota electoral que le permite tener presencia en el Congreso de la Unión.

La gran perdedora de la jornada electoral fue la candidata del PAN a la gubernatura, la excandidata a la presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota y los ingenuos que creyeron que la yunquista podría competir en la elección del Estado de México.

La campaña panista fue un auténtico desastre en el Edomex, Josefina quien arrancó casi en empate técnico con la candidata Delfina Gómez y Alfredo del Mazo y terminó en el cuarto lugar en las preferencias electorales, lo cual ya se veía venir.

Este desastre panista, encabezado por Ricardo Anaya, se maquilla con las victorias panistas (negociadas) en Nayarit y Coahuila, en donde los diversos grupos de Acción Nacional se adjudican el triunfo.

Anaya y su gente se asumen como los operadores del triunfo de Guillermo Anaya en Nayarit, mientras que Moreno Valle y su gente, se adjudican el haber llevado a buen puerto la nave de Antonio Echevarría, en donde operó lo más rancio del morenogalicismo.

Lo que se avecina al interior del PAN será de antología y el futuro de su franquicia depende de los arreglos a los que puedan llegar Anaya, Moreno Valle y Margarita. Los dos últimos cerrarán filas para descalificar al queretano y culparlo del desastre que resultó la elección en el Edomex.

El poblano es por cierto uno de los que mejor librado sale de la jornada, aunque ahora tendrá que ver cómo responden sus aliados priistas, los cuales podrían marearse con el triunfo obtenido “haiga sido como haiga sido” y creer que pueden repetir el esquema del estado de México en el 2018.

El camino para López Obrador deberá de ser el revivir sus antiguas alianzas con la izquierda PRD, Convergencia y PT, para tratar de obtener esos puntos que tanta falta le hacen para poder obtener Los Pinos.

Andrés Manuel, finalmente, fue detenido en la jornada del Estado de México, pero su partido es el gran ganador, en tan solo dos años, pudo enfrentar de tú a tú a la toda poderosa estructura priista, lo que finalmente si es inteligente, le abre la ventana de oportunidad para poner ir por Los Pinos en el 2018.

¿Y por cierto? ¿En dónde quedaron los 11 puntos de ventaja de Delfina, que decía Elías Aguilar?

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Marín, la sombra de Armenta

El expriista Alejandro Armenta Mier le ha llenado muy bien el “ojo” el líder nacional de Morena y mandamás único de este partido, Andrés Manuel López Obrador, quien no ve mal a este personaje para convertirse en el candidato a la gubernatura en el 2018.

El único inconveniente que tiene el expriista es la sombra del exgobernador, Mario Marín Torres, la cual acompaña a Alejandro, quien fue funcionario en esa administración, la cual marcó el despegue de su carrera, ya que se desempeñó como director del DIF, secretario de Desarrollo Social y líder estatal del tricolor.

La sombra del exgobernador es lo único que no le gusta a López Obrador y su círculo más cercano, el cual está consciente del grave daño que le puede hacer a su campaña, la figura del exgobernador de Puebla.

De hecho, el exmandatario, imprudentemente, se ha dado a la labor de comenzar a recorrer el estado pidiendo el apoyo de sus leales, a favor de Armenta y de Morena.

En corto, el exgobernador les ha dicho a sus aún leales, que la única opción para poder ganar la gubernatura es a través de Alejandro, con lo cual le hace un “flaco favor” a quien fuera su subordinado.

No sé si Armenta este o no enterado de este tema, lo que sí sé, es que López Obrador si está enterado del tema, el propio Manuel Bartlett le ha advertido el tabasqueño de esta situación, que no es menor y que pone en riesgo la posible postulación del nacido en Acatzingo.

Una aparición pública de Marín al lado de Armenta contaminaría no solo la campaña del expriista, sino también la del propio “Peje”, el cual está consciente de este tema, el cual es un asterisco en contra de la posible postulación de Alejandro.

López Obrador evalúa también la posibilidad de impulsar una figura ciudadana, para la candidatura de Puebla, sobre todo si Morena logra el triunfo en el Estado de México, entidad en donde con una candidata de bajo perfil, le han dado un pelea de tú a tú al priismo más “rancio” de este país.

En esta opción, perfiles como el exrector de la UDLAP, Enrique Cárdenas o el exmorenovallista, Fernando Manzanilla, podrían llevar mano.

Así pues la sombra del marinismo, es la que acecha a Alejandro Armenta Mier, quien en lo personal podría ser un buen candidato, pero tiene en su contra su relación con el exmandatario, del cual difícilmente podrá deslindarse. Se cruzan apuestas.

“Puebla comparte” y sus lecturas. Varias lecturas tiene el lanzamiento ayer de la iniciativa “Puebla Comparte”; por cierto, inédita y de alto impacto social.

Refleja entre otras cosas, el estilo de gobierno del alcalde, Luis Banck, siempre cercano a la gente y una estrategia que quien sí sabe qué hacer para apoyar a quienes menos tienen.

Este evento resalta el poder de convocatoria y visión de largo plazo del presidente municipal. Uno de los esfuerzos hacia un objetivo común del banco de alimentos, esencialmente ciudadano, que une al arzobispado de Puebla, empresarios, universidades y medios de comunicación.

Además, reconoce públicamente el liderazgo y apoyo del gobernador Gali en la puesta en marcha de estas estrategias.

Esta estrategia busca ver hacia adelante y como dice Banck, dar el siguiente paso, para dejar en manos de los expertos una iniciativa ciudadana de largo plazo que seguramente trascenderá a los gobiernos, beneficiando a miles de personas que en Puebla capital aun padecen hambre.

Por cierto, Luis Banck impulsa el combate al hambre, ataca a fondo los retos y le pega a uno de los problemas estructurales que en buena medida ocasiona la inseguridad.

Se trata de seguir construyendo la ciudad justa y segura que todos queremos.

Reacomodos mediáticos. A partir del lunes habrá movimientos en el cuadrante radiofónico de Puebla.

El periodista Fernando Alberto Crisanto Campos deja el espacio del medio día en la 1170, propiedad de la familia Grajales, para transmitir su noticiero ahora por Oro 94.9 de FM.

Vicky Fuentes se va al especio en la 1170, que antes tenía Crisanto, y Gabriel Alatriste también tendrá otro espacio en la misma emisora, en donde también se estrena la exconductora de Vértice 102.1, Patricia Estrada, de 19 a 21 horas, con Denuncia Ciudadana.

El 5 de junio también arrancará en la tarde por la 102.1 un programa Iván Mercado, quien recientemente fue nombrado director de noticias de la estación de Rafael Cañedo Carrión.

El nombramiento de Mercado, al frente de los noticieros de Cañedo, cayó también entre el personal que tres reporteros prefirieron renunciar antes de trabajar para el tan bién conductor del noticiero matutino de Televisa Puebla.

Un plan para Puebla

Una de las grandes limitantes de la minigubernatura era el reto de ver que se podía hacer en 22 meses de administración.

La situación para Tony Gali no ha sido fácil en el inicio de su mini gestión, de entrada ha tenido que hacer frente a las inercias de una administración que recién concluyó y otra que apenas comienza a acoplarse.

Los retos y las expectativas son igual de altas, de ese tamaño se las dejo su antecesor, el exgobernador Rafael Moreno Valle, cuya sombra aún pesa y pesa mucho.

Gali asumió como reto el recuperar el tejido social de Puebla y eso quedó plasmado ayer, durante la presentación de su Plan Estatal de Desarrollo; el cual, va más allá de las cifras o metas.

Siendo poblano de origen y de familia, Gali entendió que en este tiempo al frente de la administración estatal había poco que hacer en materia de grandes obras, por lo que decidió que su administración tendría como prioridad, el atacar de manera frontal un cáncer que se había enquistado, desde más de 10 años en Puebla, la venta de combustible robado.

Tony entendió que si no atacaba cuanto antes el problema, este iba a crecer hasta alcanzar dimensiones alarmantes, como de hecho ya ocurre.

De ahí que la prioridad durante estos 22 meses de administración sean, el atacar desde la raíz, el problema del robo de combustible, el cual ya se había desbordado y aceptó el reto de hacer frente al crimen organizado.

Pero no solo eso, también el de recuperar a esas comunidades que se habían perdido y que ya formaban parte de auto gobiernos encabezados por el crimen organizado y las bandas de huachicoleros que se disputaban la zona.

“Es por usted y por su familias”, sentenció ayer el gobernador de Puebla, luego de agradecer el apoyo brindado por la federación, el presidente Peña, el secretario Osorio, el ejército y la marina de México.
Yo bien a bien no había entendido el por qué Gali le había entrado a atacar un tema tan complicado y al que muchos decidieron mejor dejar pasar.

Lo más fácil, insisto, era haberse hecho de la “vista gorda”. El aplicar el “pero que necesidad”; sin embargo, el hoy gobernador decidió que ese iba a ser su legado, esperamos que logre el objetivo de frenar a la delincuencia organizada y después, comenzar a recomponer el tejido social, ya muy dañado en la zona del “Triángulo Rojo” y del huachicol.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

El “mood social”, a favor del cambio

La elección del Estado de México, como lo dije en la pasada entrega, sin duda va a dejar muchas lecturas en torno al 2018, pero también sobre lo que la sociedad quiere.

El entorno general pareciera girar en torno a un cambio a todo lo establecido y que no ha funcionado, esto explica el alto nivel de rechazo hacia los partidos políticos tradicionales como el PRI, el PAN y el PRD, así como los altos niveles de aprobación de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador.

Desde el referéndum de la Gran Bretaña (Brexit) para ver si se separaban o no de la Comunidad Europea, pasando por las elecciones celebradas en el 2016 en los Estados Unidos, lo que se advierte en todo el mundo es un “voto antisistema”, el cual beneficia a las nuevas fuerzas políticas o a las emergentes, como en este caso Morena y López Obrador.

Es precisamente esta oleada la que ha hecho posible virajes tan importantes como el triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos o el hecho de que en la elección del Estado de México, Delfina Gómez, la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional, pelee de tú a tú con el candidato oficial, el priista Alfredo del Mazo Maza.

El mood social es el clima que prevalece antes y durante un proceso electoral. En el Estado de México, el “mood social” como en casi todo el país, está a favor del cambio, el tema es, saber si en realidad la candidata de Morena, puede catalizar este “clima” a su favor o se queda corta en las expectativas.

Ya en una anterior entrega mencione que el peso electoral de López Obrador es otro factor importante, el cual inclina la balanza a favor de su candidata, ya que el peso electoral del “Peje” es muy importante, aunque el tema insisto es saber si Morena y su candidata Delfina Gómez, podrán aprovechar el Mood Social a su favor.

Dependiendo de lo que ocurra en el estado de México, podremos hacer una proyección de lo que puede ocurrir en Puebla, en donde el “mood social”, también esta favor de un cambio, solo que no ha habido quien pueda capitalizarlo.

De acuerdo a los últimos estudios demoscópicos realizados como el de Más Data, el 55 por ciento de los poblanos, quiere un cambio de rumbo, un cambio de administración, mismo que ya se advertía desde las pasadas elecciones del 2016, en donde Tony Gali y la alianza Puebla Sigue se alzaron con el triunfo, asegurando la continuidad del proyecto morenovallista.

El tema es que la candidata priista Blanca Alcalá, la principal representante de la oposición, no supo distinguir este momento, ni mucho menos capitalizar el clima de inconformidad generalizado, tras los seis años de la pasada administración.

No obstante, las cosas se ponen difíciles, si Morena gana en el Estado de México, el status quo creado por el morenovallismo se puede perder, en caso de que los candidatos o candidatas del partido de López Obrador, sepan capitalizar de manera adecuada este malestar generado por el actual proyecto político que gobierna Puebla. “Todo arde si le aplicas la chispa adecuada”, reza la canción de los Héroes del Silencio.

El tema es saber si realmente habrá alguien con los tamaños y tan avezado que sepa capitalizar este tema y cuente además con el impulso que le pueden dar a las campañas, un posible triunfo de Morena en el Edomex y la presencia de López Obrador en las boletas, lo cual cambia todo el panorama.

El mood social esta favor del cambio, pero es necesario encontrar al personaje que pueda capitalizar ese clima social y a su vez transformarlo en confianza que se traduzca en votos.

El tema de la continuidad es algo que también debe de preocupar en las filas del morenogalicismo, la mayoría de los poblanos ya no está a favor del proyecto que arrancó en el 2010, aunque ese, deberá ser tema de otras columnas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Encuestas y encuestadores, se juegan su credibilidad

Muchas, muchísimas cosas son las que están en juego en la elección que se vivirá el próximo domingo en el Estado de México, en donde se define el futuro del país.

Pero también los estudios demoscópicos, las encuestas, se juegan su existencia; pero sobre todo, su credibilidad, ya muy deteriorada desde hace años, pero que tuvo su clímax en el 2016, cuando fallaron en las elecciones registradas en varios estados del país; las cuales, en su mayoría fueron ganadas por el PAN, cuando se decía que había ventaja para el PRI.

Es un hecho que las encuestas enfrentan una encrucijada muy importante en el Estado de México. La mayoría de los estudios demoscópicos presentados por empresas como el Financiero o El Universal, le dan la ventaja al candidato del PRI, Alfredo del Mazo, aunque por un margen muy cerrado, no mayor a los dos o máximo tres puntos.

Por su parte, la única empresa que se ha atrevido a darle la victoria a la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Delfina Gómez, es la del consultor Elías Aguilar, Indicadores, una vieja conocida de los poblanos.

Indicadores, le da una amplia ventaja a la candidata Gómez de más de 11 puntos, sobre el priista del Mazo Maza, lo cual resulta difícil de creer, más no es imposible.

Ya desde hace tiempo, Elías ha refutado los diversos estudios de opinión que se han presentado, los cuales distribuyen el número de indecisos de una manera proporcional entre todas las fuerzas políticas que compiten, lo cual da la preferencia bruta.

Elías alega que a través de un nuevo algoritmo que él implemento en sus estudios, se elimina este aspecto y la distribución de los indecisos se realiza de una forma más apegada a la realidad, lo cual estará a prueba en esta elección. Los antecedentes de mi querido Elías son los que se cuestionan.

En el 2010, Elías, a una semana de la elección a petición del entonces candidatos del PRI a la gubernatura, Javier López Zavala, hizo entrega a un grupo de periodistas y medios de comunicación, una encuesta la cual le daba 10 puntos de ventaja al tricolor, sobre el candidato del PAN, el expriista, Rafael Moreno Valle Rosas.

Los medios de comunicación cabecearon esta encuesta como “Zavala inalcanzable”; a los 8 días, Moreno Valle ganaba la elección con 11 puntos de ventaja sobre López Zavala, dejando en el más completo ridículo a todos.

Hoy, Elías trabaja de la mano del consultor Hugo Scherer, el mismo que trabajó con mucho éxito a los órdenes del PRI y de Manlio Fabio Beltrones en Sonora, en dónde devastó con su campaña negra al entonces gobernador Padrés y también es el mismo que trabajó en Puebla y fracaso en la campaña de Blanca Alcalá a la gubernatura el año pasado.

No es imposible que Delfina vaya arriba en la elección del Estado de México, como presume Indicadores, varios factores se suman para tener al PRI contra las cuerdas.

El hecho de que el presidente Peña se hubiera empeñado en cumplir con su palabra y hacer candidato a su primo, el cual no puede a su vez deslindarse de todos los negativos que rodean a la penosa administración federal.

Hacer a un lado al gobernador Eruviel Ávila y a su candidata, así como también, el amplio nivel de rechazo ya a la marca tricolor, así como el pésimo candidato que ha resultado ser del Mazo, tienen anclada a la campaña del tricolor en aquella entidad.

Aun así, se antoja como imposible, el que la candidata de Morena pudiera tener una ventaja tan amplia sobre el candidato del tricolor, cuando todo parece indicar que será una contienda sumamente cerrada, la cual se tendrá que dirimir ante tribunales.

Elías tiene por delante la gran oportunidad se vida de reivindicarse luego del 2010, pero tanto él, como el resto de las empresas que se dedican a levantar estudios de opinión, se juegan tal vez su última oportunidad en la elección que se celebrará el próximo domingo en el Estado de México.

Cómo dijera el clásico, “veremos y diremos”.

Los estudios demoscópicos

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Se desborda la inseguridad

Un tema de primer orden para cualquier estado, es garantizar la seguridad de sus ciudadanos, este es el origen de las comunidades que derivaron en ciudades, posteriormente estados y luego países.

El tema de la seguridad pública en Puebla es prioritario, porque es un hecho que se ha deteriorado de manera dramática en los últimos años, especialmente en la ciudad capital, en donde hoy, a decir verdad, ya se respira un ambiente de miedo entre la población, la cual ve con desconfianza el actuar de sus cuerpos de seguridad.

Entiendo el hecho de que una buena estrategia en la materia para combatir la inseguridad, parte de la recomposición del tejido social como lo ha planteado en varias ocasiones el alcalde Luis Banck Serrato, quien está preocupado por atacar las causas y no las consecuencias.

Pero una estrategia de este tipo requiere de años y años, las ciudades que lograron bajar sus índices delictivos a partir de estas estrategias como Nueva York, que siempre es puesta como ejemplo de cómo se logró ganar la guerra al hampa, requirieron de años y además de continuidad en las administraciones, tomando en cuenta que en los Estados Unidos los alcaldes se pueden relegir por décadas.

En México y en Puebla, la problemática es diferente y si bien es cierto, hay que atacar las causas, también es necesario estar pendiente para evitar las consecuencias.

En Puebla es evidente que se observa una ausencia en materia de seguridad la cual pesa.

Los vuelos en helicóptero si bien es cierto, inhiben los actos de delincuencia, resultan insuficientes, si a la par de los sobre vuelos, no existe un patrullaje constante en los principales puntos que todo mundo saben son conflictivos.

Es notoria, de verdad, la ausencia de los elementos de seguridad pública en las calles de Puebla.

La millonaria inversión que hiciera en su momento en expresidente municipal, Antonio Gali en patrullas, cámaras de video vigilancia y equipamiento, de nada sirvió, si hoy no se utiliza, si se mantienen inactivos como pareciera que sucede dentro de una estrategia que nadie parece entender.

Los retenes perdieron su verdadero propósito y ahora se han convertido en solo puntos de extorsión expandidos sobre varios sitios de la Angelópolis, de los que nadie sabe su fin, ni mucho menos de sus alcances o éxitos.

La tranquilidad que solíamos presumir los poblanos como parte del plus que se tenía por vivir en Puebla se ha esfumado y quien diga lo contrario, quién sabe en qué mundo viva. No es negando los hechos o enmudeciendo como vamos a contribuir a que mejore el clima de seguridad en Puebla.

Es necesario que el alcalde Banck, quién sin duda una y otra vez ha dado muestras de que es un hombre bien intencionado y un genio en materia de planeación, muestre firmeza en el combate a la inseguridad y envíe un mensaje fuerte.

Según me cuentan, la semana pasada el alcalde ya realizó cambios en materia de seguridad, cambiando a los encargados de los cuatro sectores, pero ahora, tiene que exigir resultados al responsable que no es otro que el secretario de seguridad pública, Alejandro Santizo.

Le queda todavía a Banck por delante un largo trecho, pero sin duda la prioridad que aún le queda a su administración, es dar un combate frontal y sin tregua a la serie de asaltos y asesinatos que se han dado en la ciudad capital.

No pedimos vivir en un edén, pero sí creo que debemos de recuperar, la tranquilidad perdida, para que Puebla vuelva a ser una de las ciudades más seguras de todo el país.

La buena nota. La administración que encabeza Tony Gali y la Fiscalía General del Estado se anotaron un acierto.

Trascendió que los elementos de la FGE lograron la detención del resto de la banda que el pasado 2 de mayo atacó a una familia que viajaba sobre la autopista México-Puebla, a la altura de Moyotzingo.

Los asaltantes agredieron sexualmente a las dos mujeres que viajaban en el auto, madre e hija, y asesinaron a un bebe de 2 años de edad, lo cual ocasionó una indignación general.

Como resultado de las investigaciones, el pasado 17 de mayo fue detenido por la policía federal, Orlando N, alias el “Chivo”, uno de los siete integrantes de esta banda de asesinos y violadores.

Los otros seis maleantes que integraban la banda, continuaban libres, hasta este domingo, cundo fueron asegurados mediante operativo realizado por la Fiscalía de Puebla, la cual presentará a estos presuntos delincuentes este día.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Pleitos de alto nivel

A pesar de que el panorama electoral no pinta nada bien para el PRI rumbo al 2018, la lucha por las candidaturas en el tricolor se va a poner muy interesantes.

Y es que Enrique Ochoa Reza, “Clavillazo”, se ha encargado de dividir aún más al priismo poblano y eso ya es mucho decir.

Hace algunos días, “Clavillazo” tuvo a bien reunirse con la bancada poblana de diputados locales.

En este encuentro, vaya que si se dio un “quien vive” con la bancada de Puebla, quienes le reclamaron a Ochoa el abandono en el que tiene el PRI a la entidad, ante la falta de un liderazgo que una a los alicaídos tricolores.

Los diputados locales le pidieron a Ochoa definiciones y el que cuanto antes designara a un personaje de peso nacional para venir a Puebla en calidad de delegado del Comité Ejecutivo Nacional para poner orden y comenzar a trabajar en la organización del proceso electoral federal y local del próximo año.

Con la parsimonia que lo caracteriza, “Clavillazo” le pidió calma a los priistas poblanos y les dejó en claro que deberían de esperar a que transcurriera la elección en el Estado de México y luego a que se diera la asamblea nacional del PRI, luego entonces, dijo se tomarían decisiones.

La respuesta de “Clavillazo” encendió los ánimos de los diputados locales del PRI en Puebla, quienes encararon a Ochoa y le exigieron de una vez por todas, definiciones.

Incluso, hubo quien le reclamó a “Clavillazo” el hecho de que el subsecretario federal de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri, ya anduviera en franca campaña en Puebla, para obtener la candidatura de este partido a la gubernatura.

– Ya díganos si Lastiri es el candidato oficial para que nadie se confunda y todos vayamos en la misma línea, abría reclamado el legislador poblano.
– Todo aquel que quiera está en su derecho de moverse con sus propios recursos, reviró “Clavillazo” Ochoa.

Otro diputado local y líder de alguna central obrera les habría dicho a sus compañeros de bancada al oído.

-Ya vamos, nada más venimos a perder el tiempo con este tipo que no dice nada, ni sabe nada, además ya me dijo Aceves que este wey ya se va pasando la elección del Estado de México y después de la asamblea.

Así las cosas en el PRI y de ese tamaño es como ven a “clavillazo”, Ochoa Reza; al cual, simple y sencillamente no le importa para nada Puebla.

Será cuestión de ver, si con el arribo del “Chino” Osorio las cosas cambian para el tricolor, al cual le urge un personaje que le de orden y disciplina.

Por cierto, un personaje muy bien enterado de las cosas del PRI a nivel nacional, no descartó, como lo adelante hace tiempo, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, quién se dice podría ocupar el lugar de Osorio Chong, cuando este salga de la Segob; además, pronto se dejará ver mucho por Puebla.

Y es que también existe la versión de que Nuño pudiera voltear sus ojos a Puebla y convertirse en el candidato del PRI al gobierno del Estado, eso es al menos, lo que se dice.

laserpienteyescaleras@hotmail.com