¡Escúchanos por internet!

¿Y qué hacemos como sociedad civil?

Mucho nos quejamos los poblanos sobre el tema de la inseguridad pública, el cual se ha convertido en el principal problema durante este 2017.

Las cámaras empresariales, las universidades, las más diversas organizaciones se dicen hartas del problema de la inseguridad y firman desplegados en los cuales demandan que la autoridad de respuesta a sus legítimos reclamos.

Los medios de comunicación nos sumamos a la cruzada y a través de nuestros diferentes espacios condenamos, lo que hemos llamado la falta de respuesta de las autoridades; incluso, llegamos a festejar en el colmo de los males, los actos de justicia por propia mano (linchamientos) como el ocurrido en Tehuacán con “el Pepino”, se lo merecía, decimos, en nuestro papel de “jueces” de la sociedad.

Pero la gran pregunta es: ¿Y nosotros que hacemos como sociedad, para evitar que crezca la inseguridad? ¿A caso participamos? ¿A caso nos organizamos para apoyar a las autoridades? ¿Denunciamos? O somos simples espectadores a la espera de que el presidente municipal o el gobernador resuelvan el problema.

Los organismos, como las cámaras de comercio, le reclamaron hace unos días al gobernador Gali, por qué el tema de la inseguridad azota a la ciudad de Puebla; sin embargo, la pregunta es: ¿de qué manera contribuye la Canaco a la solución del problema? ¿Cómo apoya a las autoridades? ¿Sólo a través de desplegados?

En este mismo espacio he insistido, una y otra vez, en la necesidad de la participación ciudadana para resolver una buen parte de los problemas que aquejan a los mexicanos.

Somos una sociedad poco participativa en todos los aspectos y esta es la grave tragedia; por la cual, los gobiernos y ahora la delincuencia parecen estarnos sometiendo.

Hace unos días, en entrevista para Efekto10 Noticias, el espacio que tengo el gusto de dirigir, a través de la KeBuena 1010 de AM, el alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, me comentó que las colonias que mejor han resistido al azote de la delincuencia son aquellas que se han organizado y que han conformado grupos de VhatsApp, junto con la policía, para ayudarse mutuamente y esto se ha transformado en una muy buena experiencia.

Las universidades, en vez de quejarse por el tema de la inseguridad, deberían mejor organizar foros, a través de sus Facultades de Derecho, para analizar el tema del nuevo sistema penal de justicia, el cual es el señalado por los gobernadores, incluido el de Puebla, Tony Gali, como el culpable de que se haya incrementado, la inseguridad en el estado.

Por qué las cámaras empresariales no emplazan a los diputados federales para que cuanto antes, como se ha pedido al seno de la Conago, se modifique el artículo 19 de la Ley para que los presuntos delincuentes sean detenidos y puestos a disposición de la autoridad y no queden libres, como actualmente está sucediendo.

Es necesario que a la par de las condenas en contra del gobierno, se exija también a los diputados federales que le entren al tema y ante el clamor popular estudien este asunto que tantas complicaciones ha generado en todo el país.

Es necesario que todos pasemos del nivel pasivo al activo y seamos parte de la lucha en contra de la delincuencia y no solo nos la pasemos señalando o criticando.

Es cierto, el papel fundamental de garantizar la seguridad de los ciudadanos le concierne al estado, es parte del pacto entre ambas partes, pero también ante situaciones tan complicadas, es necesaria la participación social como punto medular para combatir a la delincuencia, so pena de que después lamentemos las consecuencias.

Una excelente recomendación de mi querido amigo Alejandro Montiel Bonilla, es el documental de Netflix titulado Deshonestidad, la verdad acerca de las mentiras, en donde el tema principal, es que todos somos corruptos y en todos los países existe la corrupción, el fin del asunto es cómo la sociedad sanciona estas conductas que lesionan al núcleo, lo cual si marca una diferencia.

Hoy, creo que cómo sociedad es mucho lo que nos debemos de plantear en el rol que nos toca jugar, ante el grave problema de inseguridad que azota Puebla.

Un raro movimiento a favor de Pacheco. Desde lo más recóndito del infierno, ha surgido un grupo que quiere hacer presión social para que el exlíder del sindicato del Ayuntamiento de Puebla, Israel Pacheco, sea trasladado al Centro de Readaptación Social de Puebla, lo cual no va a ocurrir.

Este personaje quiere ser presentado como un mártir político, cuando en realidad se trata de un pillo de siete suelas que deberá de sus culpas y vaya bandera política que buscan agarrar los promotores del traslado de Pacheco al penal de Puebla, miserables y de pena ajena.

laserpienteyescaleras@hotmail.com

Las claves rumbo al 2018

Algo ya quedó muy claro, el 2018 será una lucha entre tres, PRI, PAN y Morena, son los únicos con posibilidades de alzarse con el triunfo el próximo año; en tanto, el PRD es el partido bisagra que va a inclinar la balanza hacia uno u otro lado, algo que ya se había adelantado en este mismo espacio.

¿Quién ganará en el 2018? Es un pregunta muy interesante, si los números se mantienen como hasta el momento, se podría decir que Morena, el Movimiento de Regeneración Nacional, que encabeza el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, es el gran favorito.

Morena tiene la ventaja de que no va a enfrentar divisiones internas, pues es un partido monolítico, a la vieja usanza, en donde prevalece únicamente la voluntad de su líder, Andrés Manuel López Obrador, sobre el cual giran todas las cosas y todas las decisiones.

Morena tiene la ventaja de que aunque no ganó la elección en el estado de México, si logró cerrar las cosas y competir de tú a tú contra la toda poderosa estructura federal, la cual tuvo que hacer uso de todo, para poder ganar una elección que era de vida o muerte para el presidente Peña.

Morena incrementó su votación y puede presumir que en tan solo dos años se convirtió ya en la segunda fuerza electoral en varias entidades, aunque retrocedió en las elecciones de Veracruz, en donde perdieron más de 400 mil votos.

La gran debilidad de Morena sigue siendo el qué López Obrador no cuenta con la suficiente estructura para poder cubrir todas las urnas, defecto que fue aprovechado en el pasado proceso electoral en el Edomex, además de que su movimiento no crece entre los ciudadanos y en las entidades del norte del país en donde siguen siendo tercera fuerza.

La soberbia es otro de los pecados capitales que arrastra el “Peje”; el cual, ayer mismo cerró ya cualquier posibilidad de ir a una elección de la mano del PRD, lo cual si se hubiera podido concretar, tal vez le hubiera garantizado el ganar Los Pinos el próximo año, en el pecado tal vez lleve la penitencia.

Acción Nacional vive un momento de crisis, luego de las derrotas sufridas en Coahuila y en el Estado de México, en donde quedaron en completo ridículo gracias a la tozudez de su dirigente nacional, el queretano Ricardo Anaya.

El PAN tiene amplias posibilidades de ganar en el 2018, si y solo si, sale bien librado de su proceso interno, en donde Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y Ricardo Anaya deberán de hacer una gran negociación en la cual todos salgan ganando, de lo contrario le harán el trabajo, sin querer a López Obrador.

La derrota de Anaya en Coahuila, la cual busca arrebatar, sumada al desastre ocurrido en el Estado de México, a dónde el PAN pasó a ser cuarta fuerza, ponen contra las cuerdas al dirigente nacional del albiazul, el cual si es inteligente, deberá de abrir la elección el candidato del PAN a todos los panista.

En este escenario, por increíble que parezca crecen las oportunidades del poblano Rafael Moreno Valle Rosas, uno de los grandes ganadores de la pasada jornada electoral.

Los astros se le alinean al poblano, aunque no debe de bajar la guardia, si sale electo, es el único que puede hacer una gran alianza con los grupos del PRD y otras fuerzas políticas, ojo, ni Ricardo Anaya, ni Margarita Zavala no están pintados, las cosas se van a poner interesantes.

Para el PRI no todo está perdido, aunque tiene que ocurrir un verdadero milagro para que conserven Los Pinos en el 2018.

La victoria en el Estado de México, pírrica, pero a final de cuentas victoria, le da una bocanada de aire fresco al presidente Peña, para poder jugar de manera inteligente su sucesión y que a su vez esta no le fuera arrebatada de las manos.

La próxima asamblea nacional del tricolor a celebrarse en el mes de agosto, será clave, por el tema de que el PRI busca eliminar no solo los candados impuestos luego de la derrota del 2000, sino también impulsar al interior de sus estatutos la creación de los gobiernos de coalición, figura con la cual pretender recuperar las simpatías perdidas a atraer a sus aliados.

El PRI iría más allá de las alianzas y busca conformar para el 2018, un verdadero gobierno de coalición en donde solo la designación de los secretarios de la defensa nacional y marina quede en manos del presidente de la República y el resto del gabinete sea designado por el Congreso, una innovación que le puede dar buenos resultados al tricolor.

La designación del candidato a la presidencia de la República también será vital para saber qué posibilidades puede el tricolor para poder mantener Los Pinos.

Se dice que el presidente Peña pugna por una figura más ciudadana, un hombre poco conocido, pero a la vez con “poca cola”.

Descartado el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que ha manifestado su deseo de mejor ir como nuevo gobernador del Banco de México, se dice que ahora el secretario de salud, José Narro, iría como candidato a gobernador de la ciudad de México, lo cual le abre la posibilidad a personajes como el secretario de Turismo Miguel de la Madrid o la secretaria General del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas, aunque la línea dura busca que Osorio Chong o Eruviel Ávila también compitan.

El PRI necesita salir bien librado de su proceso interno, fortalecer sus alianzas con el Panal, PES y Verde, evitar la alianza PAN-PRD, aislar a Morena y presentar a un candidato independiente que le pueda quitar entre 7 o hasta 9 puntos de López Obrador, para poder repetir en Los Pinos, algo que pudiera parecer imposible.

Estas son algunas de las claves rumbo al 2018 para las tres principales fuerzas políticas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

El gran fracaso de los Oples

La reforma electoral, a nivel federal, realizada en el 2014, la cual derivó en la creación del INE, para sustituir al IFE, tenía como principal objetivo, recuperar la confianza perdida, luego de que el entonces Instituto Federal Electoral, se prostituyera en manos del “maguito”, Luis Carlos Ugalde en el 2006.

Toda la confianza que el órgano ganó durante la gestión de José Woldenberg y su impecable actuación en el proceso electoral del año 2000, aderezado por la alternancia, el triunfo del PAN sobre el PRI, parecían conducir por fin a México por el camino de la democracia y la transparencia.

El “maguito” Ugalde, protegido de la maestra Elba Esther Gordillo, ocupó el lugar dejado por Woldenberg y ahí volvió el descrédito con la penosa actuación de este personaje, quien avaló el fraude perpetrado por Fox y su pandilla en contra de Andrés Manuel López Obrador, el cual encumbró a Felipe Calderón.

Leonardo Valdés, quien manejo al IFE del 2008 al 2014, en términos generales entregó mejores resultados, pero de nueva cuenta la actuación del órgano electoral quedó empañada por la elección del 2012, en donde triunfo el priista Enrique Peña Nieto, pero a un altísimo costo.

La confianza perdida obligó a una nueva reforma que le cambio el nombre al organismo para pasar de IFE a INE, pero que dentro de lo más significativo, pretendía, quitarles el control, de los órganos electorales a los gobernadores en los estados y devolver la confianza pérdida en las instituciones.

Ingenuamente se creyó que con esta reforma la confianza pérdida en las se iba a recuperar, lo cual no fue así.

Los órganos electorales en los estados, aun con la reforma quedaron en manos de los gobernadores y de los partidos políticos, dándole al traste a la ciudadanización de los mismos y por ende a la incipiente democratización del país.

La gran prueba de fuego para los órganos electorales locales (Oples) llegó en las pasadas elecciones celebradas en el Estado de México y Coahuila, en donde por lo reñido de las contiendas era vital una actuación impecable por parte de estos órganos para evitar los conflictos poselectorales, pero lastimosamente fracasaron.

Los Oples del Estado de México y de Coahuila quedaron en evidencia, ni son ciudadanos, ni están en manos de gente preparada, están integrados en su mayoría por burócratas gubernamentales y por representantes de partidos políticos.

Esta demás decir, que ninguno de los dos Oples, el del Estado de México y el de Coahuila, pasaron la prueba y hoy están metidos en graves problemas, acusados de haber alterados los resultados en ambas entidades para beneficiar al PRI.

Hoy, el sentir general es que los órganos electorales en ambos estados fallaron en su misión y lo mismo puede ocurrir en cualquier entidad en donde estas instituciones, están en el “ojo del huracán”, al estar integradas en su mayoría, repito, por gente que no es especializada en el tema.

Aún recuerdo como si fuera ayer, que la reforma electoral del 2014 tuvo como propósito fortalecer a las autoridades electorales, de tal modo que no quedarán dudas sobre su imparcialidad.

El punto primordial era definir si se debían eliminar o no a las autoridades electorales de los estados y conservar solo a la autoridad federal.

Al final quedó una mezcla de las dos propuestas que en nada abonó al perfeccionamiento de los procesos electorales en el país.

Ahora la gran pregunta es, si el propio Instituto Nacional Electoral (INE) está a la altura del gran reto que representa la organización del proceso electoral del 2018, la madre de todas las batallas, pero sobre todo si tendrá la credibilidad y la solides moral suficiente.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Manuel Alonso y la hermandad

Manuel Alonso García, el nuevo secretario de Seguridad Pública en Puebla capital, es un buen policía, nadie lo duda.

Lo recuerdo como segundo de abordo, trabajando al lado de Adolfo Karam en la Policía Metropolitana, en el trienio de Mario Marín Torres, cuando a sangre y fuego recuperaron a los comerciantes que eran atracados en una plaza por allá del rumbo de la CAPU previo al día de Reyes.

Más tarde lo volví a encontrar cuando trabaja en la administración de Blanca Alcalá, en donde los resultados fueron satisfactorios, aunque por supuesto eran otros tiempos.

Recientemente, en San Andrés Cholula su labor fue destacada al lado de Leo Paisano, el vecino municipio gozó de mejor seguridad que Puebla capital y esto le valió el ascenso para regresar a dirigir los destinos de los cuerpos policiacos de Puebla.

Su labor no será nada fácil, dicen los que saben, que la situación en materia de seguridad pública en Puebla está peor de lo que se pensaban, aunque los gobiernos buscan echarle la culpa al nuevo Sistema Penal de Justicia, lo cual si bien es cierto ha contribuido, también se debe a la ineficiencia y poca preparación de los cuerpos de seguridad.

En fin, Manuel Alonso llega con el voto de confianza, pese a que a cuestas tiene que cargar con el peso de la “hermandad”, este grupo, especie de sindicato policiaco creado hace años, inspirado en la película “Sospecha Mortal”, protagonizada por Richard Gere y Andy García en los años 80, donde Gere caracteriza a un policía corrupto que forma una agrupación a la cual protege, le pone los mejores horarios, les da patrullas, salario, armamento, pero anda con las esposas de algunos de ellos y obtiene todo tipo de canonjías negociando con la delincuencia organizada. García es el encargado de asuntos internos y de investigar a Denis Peck, el papel de Richard Gere.

Un nombre debe de llamar especialmente la atención Héctor Guerra, el líder de la hermandad y policía sobre el cual, se han escrito todo tipo de cosas y de muy dudosa reputación.

El reto de Alonso al frente de las fuerzas de seguridad del municipio de Puebla, es saber si le va a ser leal a los ciudadanos u operará con la hermandad, para mantener en calma a la ciudad al precio de negociar con la delincuencia y generar todo tipo de privilegios para su grupo.

En el 2010, el periodista Arturo Luna Silva, experto en el tema de la seguridad pública, escribió la siguiente columna más que reveladora sobre la hermandad.

El pacto entre Héctor Guerra Montiel y José Manuel Alonso García ya surtió efectos antes de lo esperado y encumbró a la Hermandad antes de lo esperado.

El pasado 7 de abril en esta columna comentamos que había un acuerdo entre Héctor Guerra, director de Vialidad Estatal, y Manuel Alonso para que en el siguiente trienio, éste fuera el secretario de Seguridad Pública y Vialidad Municipal.

La verdad es que no tuvieron que esperar tanto y este martes José Manuel Alonso ya es el secretario de Seguridad Pública.

Este poderoso grupo ya tiene bajo su control la totalidad de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad Municipal, la Dirección de Vialidad del Estado y otras posiciones dentro de la Policía Estatal, Policía Metropolitana y la Policía Auxiliar.

En pocas palabras, en estos momentos la Hermandad tiene más fuerza que nunca y es gracias a los influyentes padrinos políticos que tienen.

Siete años después las cosas siguen igual, aunque Héctor Guerra, hoy está encargado de la seguridad del IMSS, al servicio de Enrique Doger Guerrero, fue el exjefe policiaco Adolfo Karam quien se lo recomendó al priista, cuando el exdirector de la policía judicial apoyaba a Doger como candidato a la gubernatura, ahora el candidato de Adolfo es Ricardo Urzúa.

Manuel Alonso tiene el resto de su vida por delante.

Un pillo de siete suelas
. Todo un “varguitas” resultó el presidente municipal de Tepeaca, David Huerta, el cual es candidato a irse al Cereso, si antes no se da a la fuga.

Este pillastre, socio del subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri, no comprueba, de acuerdo al diario Cambio, el manejo de recursos por más de 27 millones de pesos, de acuerdo a lo publicado por el Diario Oficial del Estado y reportado por la Auditoría Mayor, quien debería de poner especial énfasis en este “rapazuelo”, quien posiblemente haya desviados los recursos a la campaña de su mecenas y socio, Juan Carlos Lastiri.

Hablando de Lastiri, ahora resulta que el funcionario federal, el cual se ignora a qué hora trabaja en el gobierno peñista, ya que se la pasa haciendo proselitismo en Puebla, ya se promociona como el candidato del gobernador Antonio Gali a la gubernatura; al menos eso dice, sus cómplices como el “capo” que despacha en la Sedatu, el tal, Juan Manuel López Arroyo.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Redes sociales y los límites de AMLO

La pasada elección celebrada en el Estado de México también sirvió para medir el ánimo social y el trabajo de las redes; las cuales, quedó demostrado, ‘no son la vida real’, frase que acuñará el periodista, Mario Alberto Mejía.

Me explicó, mientras en la redes sociales, Twitter y Facebook, el país parece estarse incendiando y el malestar pudiera indicar que ya llegó el fin del ‘PRIAN’ y las demás fuerzas políticas, para dar paso a otras opciones. En los hechos, la sociedad civil no termina de madurar lo suficiente, para consolidar un cambio.

En la elección del Estado de México, el nivel de participación ciudadana fue del 53 por ciento, lo cual no refleja el supuesto malestar y el cambio que la gente pide, si se hubiera logrado una participación cercana al 60 por ciento, el resultado tal vez hubiera sido otro.

Las redes sociales (Twitter y Facebook) si bien reflejan una parte de la realidad, no son, insisto, la vida real y en México su penetración si bien es importante, no han servido para consolidar como en otros países, una cultura de la participación social.

Están invadidas por activistas que ciertamente expresan el malestar social, pero lejos de consolidar la participación ciudadana, se marginan en comunidades, que sin querer, sirven para legitimar al régimen y se transforman en una especie de válvula de escape del malestar social, lo cual solo beneficia al régimen.

La elección en el Estado de México también evidencia una debilidad del proyecto de López Obrador, si bien es cierto, el tabasqueño cuenta con un grueso importante de seguidores, su número no crece, son activos en redes sociales, pero incapaces de convencer a la sociedad civil de sumarse al proyecto.

“El Peje” se ha anclado en su voto duro, el cual si bien es cierto es importante y se ve reflejado en la crítica en medios alternos, es insuficiente para ganar elecciones, como quedó evidenciado en el Estado de México y antes en Veracruz, en donde si bien es cierto Morena creció, fue incapaz de derrotar a las estructuras del PAN y del tricolor.

Algo pasa, pero López Obrador no genera confianza entre los ciudadanos, los cuales, se abstienen de ir a votar.

Las consecuencias también se ven en el hecho de que Morena y López Obrador, otra vez, fueron incapaces de cubrir el 30 por ciento de las casillas en el Estado de México, lo cual derivó en el triunfo del priista del Mazo Maza y facilitó la operación del gobierno federal, que encargó la estructura a la secretaria de la Sedatu, “Chayito” Robles.

Andrés Manuel volvió a cometer los mismos errores del 2006 y el 2012, en dónde su estructura fue incapaz de poder cubrir la totalidad de las casillas instaladas. ¿Si no pudo cubrir el 30 de las casillas del Estado de México, puede cubrir la totalidad del país?

Un dato por demás importante y que también demuestra la impecable operación política realizada por el PRI en el Estado de México y coordinada desde Los Pinos fue el hecho de no empatar las elecciones de gobernador con las de presidentes municipales y diputados locales.

El pasado domingo solo se votó para gobernador del Estado, lo que también contribuyó a que hubiera una baja participación, tal cual como ocurrió en Puebla en el 2016, en donde tal vez el resultado hubiera podido variar si a la par de gobernador se hubiera elegido también nuevos alcaldes.

Ese pequeño detalle, insignificante, también jugó a favor del PRI en la pasada elección en el vecino estado y pasó inadvertido a los ojos de muchos.

Así pues, no desestimó el papel de las redes sociales, las cuales juegan un papel primordial en la consolidación de la libertad de expresión y por lo consiguiente en una sociedad más democrática, pero aún no maduran lo suficiente, para comenzar a construir ciudadanía y hacer un cambio en el país.

Otro gran perdedor. Ayer por falta de espacio ya mencione a otro de los grandes perdedores de la pasada jornada electoral del 4 de junio, se trata del sonorense y exdirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quién tras bambalinas operó en contra del expartidazo, el cual pensaba recuperar tras la derrota del tricolor en el estado de México.

Beltrones soñaba con una derrota priista para arrebatarle el partido al presidente Peña y después, imponer su candidatura, arrebatándole al ejecutivo su facultad meta constitucional de nombrar al abanderado del PRI a Los Pinos.

Una prueba de que don Beltrone operó en contra, fue el hecho de que su experto en marketing político, Hugo Scherer estuvo al frente del cuarto de guerra de la candidata de Morena, Delfina Gómez en el estado de México y pagó el trabajo de Elías Aguilar y su empresa Indicadores, para decir que la expresidenta municipal de Texcoco iba arriba en las encuestas por 11 puntos.

La versión de que tanto Beltrones como Scherer fueron caballos de Troya no es creíble, ya que buscaron por todos los medios descarrilar al PRI y a su candidato, Alfredo del Mazo Maza.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

De ganadores y perdedores

Trascurrida la jornada electoral en el país, proceso que tuvo su epicentro en el Estado de México, es justo hacer un alto y analizar a los grandes ganadores y a los perdedores de esta batalla.

En primer lugar se debe de anotar como el gran ganador al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien aplicó la del gran filósofo Vicente Fox (haiga sido, cómo haiga sido) y logró sacar adelante una elección que era vital para el cierre de su administración.

Si bien el PRI no tiene en la bolsa Los Pinos en el 2018, la administración peñista si gana el oxígeno necesario para realizar un buen cierre y planear con tiempo, la sucesión presidencial de la mano del hombre que deberá de tomar la decisión más importante de su vida.

Otro de los grandes ganadores de la jornada es el gobernador del Estado de México, el muchas veces menospreciado, Eruviel Ávila, quien al principio se había visto apático, luego de que su candidata, la secretaria de Educación Pública, Ana Lilia Herrera Anzaldo, no fuera la favorecida.

Desde Los Pinos vino la señal de que habría vida para Eruviel si se ganaba y esto motivo el nativo de Ecatepec, quién ahora con justa razón, puede reclamar estar en la boleta electoral el próximo año, ya que se puede subir al carro de los ganadores.

A quién las cosas no le podían haber salido mejor, es al exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, otro de los grandes ganadores de la jornada, quien se anotó junto con su equipo, un éxito notable en Nayarit, en donde la estructura del exmandatario apoyó con todo el ganador, el panista, Antonio Echavarría, quien se llevó la victoria.

Por si fuera poco, el exmandatario cumplió a cabalidad sus compromisos y coronó sus éxitos con el cuarto lugar obtenido por la apática y desabrida, Josefina Vázquez Mota, quien a pesar de que irá al Senado por la vía plurinominal en el 2018, es ya desde ahorita un cadáver político, junto con los Yunques que la acompañaron en su aventura.

Moreno Valle redondeó la jornada con la derrota del PAN en Coahuila, la cual, ahora si evita que pueda ser maquillada la derrota electoral del panismo.

Ricardo Anaya, el dirigente nacional del albiazul, podrá alegar que ganó Nayarit y una buena parte del estado de Veracruz, en donde las principales alcaldías están en manos del albiazul, pero evidenció que en términos de operación política es un bebe, en comparación de su odiado adversario, quien le cobró todas la afrentas.

Lo que se viene al interior del PAN es de pronóstico reservado; seguramente, el “cerillo” buscará acusar de traidor al poblano, pero Moreno Valle ya lo evidenció. Su torpeza política, al evitar la alianza con el PRD en el Estado de México e imponer como candidata a Josefina y demás Yunques, lo deja fuera de la jugada. “Yo si ganó elecciones”, le refutará una y otra vez en la cara el exgobernador de Puebla al queretano.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, es otro de los grandes ganadores, al anotarse la mayor parte de los municipios importantes de la entidad y demostrar, en los hechos, el control político que ha tomado de la vecina entidad.

López Obrador es otro de los ganadores de la jornada, aunque el éxito no fue total; aun perdiendo, el tabasqueño sigue siendo el favorito para ganar en el 2018, pero debe de corregir muchas cosas y dejar a un lado su característica soberbia.

“El Peje” debe de impugnar la elección y conducirse por los canales legales para enviar un mensaje de que no es un peligro para México como dicen sus detractores, quienes ansían verlo tomar calles y cerrar carreteras.

El líder nacional de Morena ganó mucho. En tan solo dos años colocó a su partido en la antesala de derrotar a lo más rancio del priismo nacional, pero como dijo Alejandro Montiel, brillante intelectual poblano, tiene que sopesar los “pesos muertos” que se han sumado a su campaña; los cuales, lejos de sumar, le restan.

Los grandes perdedores de la jornada son sin duda, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, quien se jugó el todo por el todo con Josefina y ahora tendrá que entregar cuentas del pésimo resultado en el Edomex y también en Coahuila, en donde al romper los acuerdos con el PRI, se dio un tiro en el pie.

Dos derrotas electorales, en tres estados que estaban juego, no son para nada buenas cuentas para el queretano que deberá de ponerse a analizar muy bien las cosas, sobre todo porque se avecina una tormenta en su contra.

Otro que cayó aún más en desgracia, es el expresidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, quien ayer se desapareció de la campaña de Josefina y evitó aparecer en las fotos, para tratar de ocultar su vergüenza tras el sonoro fracaso de la Yunquista.

Toda posibilidad de que Rivera pueda estar en la boleta como candidato a gobernador, presidente municipal o senador, se esfumaron con la derrota panista y el cuarto lugar en el Edomex. ¡Lástima Margarito!

A la lista de los damnificados por el pasado proceso electoral celebrado en el Estado de México se debe de agregar a la lista de personajes “non gratos” que se sumaron a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, muchos expriistas, los cuales lejos de abonarle al “Peje”, le han causado un daño terrible, ya que su presencia provoca muchas desconfianza.

Otra de las grandes derrotadas son las redes sociales Facebook y Twitter, llenas de activistas dispuestos a descalificar todo y a todos, salvo que cuando se trata de ir a votar, no lo hacen, pero sobre eso abundaré en mi próxima entrega.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ganó el PRI en Edomex; y ahora, ¿qué viene?

De manera apretada el candidato del PRI a la gubernatura por el Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, se alzó con el triunfo en la jornada celebrada el día de ayer en la vecina entidad, considerada como el bastión del tricolor a nivel nacional y cuna del presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Era una panorama que ya se veía venir y que deja en claro como una primera lectura, que sigue el contubernio entre el PRI y el PAN, los cuales se dividieron el pastel, algo que también era predecible, aunque ahora lo más importante será ver la reacción de Andrés Manuel López Obrador y su gente.

Desde hace un mes, cuando asistí a una reunión a la Ciudad de México, se daba por ganada la elección en el Estado de México para el PRI, al costo de lo que fuera y también se planteaba la posibilidad de una reacción violenta por parte de López Obrador y su gente, lo cual también decían, beneficiaría al sistema.

De acuerdo a quienes encabezaron la reunión, una reacción violenta de Andrés Manuel y su gente, volvería a unir al PRIAN en la campaña, “es un peligro para México”, el cierre de calles y el bloqueo de carreteras y aeropuertos, sería el aderezo perfecto para reactivar el miedo del elector para evitar un triunfo del tabasqueño en el 2018.

De entrada, los enemigos del tabasqueño ya iniciaron la campaña de descalificación en contra del “Peje”, quien de inmediato se apresuró a descalificar el resultado del conteo rápido y a descalificar el proceso electoral, lo cual no abona a su imagen y hace que se una en su contra lo que él llama “la mafia del poder”.

A destacar también, la baja participación que se registró en la elección del Estado de México, la cual no superó el 53 por ciento, lo cual permitió una impecable operación política (guerra de estructuras) que abonó al triunfo priista de un 1 por ciento, lo cual puede derivar en el voto por voto y casilla por casilla.

Por lo pronto, para el presidente Peña este triunfo electoral obtenido por su primo, el candidato del PRI Del Mazo, es una bocanada de aire fresco para el cierre de su administración, la cual enfrentaba la peor coyuntura electoral, no solo estaba en juego Los Pinos, sino también la seguridad de su gabinete y hasta la suya.

Nada la asegura al PRI repetir en Los Pinos en el 2018, pero al menos, conservarán su bastión electoral, con los millones de pesos que representa su presupuesto y también su cuota electoral que le permite tener presencia en el Congreso de la Unión.

La gran perdedora de la jornada electoral fue la candidata del PAN a la gubernatura, la excandidata a la presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota y los ingenuos que creyeron que la yunquista podría competir en la elección del Estado de México.

La campaña panista fue un auténtico desastre en el Edomex, Josefina quien arrancó casi en empate técnico con la candidata Delfina Gómez y Alfredo del Mazo y terminó en el cuarto lugar en las preferencias electorales, lo cual ya se veía venir.

Este desastre panista, encabezado por Ricardo Anaya, se maquilla con las victorias panistas (negociadas) en Nayarit y Coahuila, en donde los diversos grupos de Acción Nacional se adjudican el triunfo.

Anaya y su gente se asumen como los operadores del triunfo de Guillermo Anaya en Nayarit, mientras que Moreno Valle y su gente, se adjudican el haber llevado a buen puerto la nave de Antonio Echevarría, en donde operó lo más rancio del morenogalicismo.

Lo que se avecina al interior del PAN será de antología y el futuro de su franquicia depende de los arreglos a los que puedan llegar Anaya, Moreno Valle y Margarita. Los dos últimos cerrarán filas para descalificar al queretano y culparlo del desastre que resultó la elección en el Edomex.

El poblano es por cierto uno de los que mejor librado sale de la jornada, aunque ahora tendrá que ver cómo responden sus aliados priistas, los cuales podrían marearse con el triunfo obtenido “haiga sido como haiga sido” y creer que pueden repetir el esquema del estado de México en el 2018.

El camino para López Obrador deberá de ser el revivir sus antiguas alianzas con la izquierda PRD, Convergencia y PT, para tratar de obtener esos puntos que tanta falta le hacen para poder obtener Los Pinos.

Andrés Manuel, finalmente, fue detenido en la jornada del Estado de México, pero su partido es el gran ganador, en tan solo dos años, pudo enfrentar de tú a tú a la toda poderosa estructura priista, lo que finalmente si es inteligente, le abre la ventana de oportunidad para poner ir por Los Pinos en el 2018.

¿Y por cierto? ¿En dónde quedaron los 11 puntos de ventaja de Delfina, que decía Elías Aguilar?

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Marín, la sombra de Armenta

El expriista Alejandro Armenta Mier le ha llenado muy bien el “ojo” el líder nacional de Morena y mandamás único de este partido, Andrés Manuel López Obrador, quien no ve mal a este personaje para convertirse en el candidato a la gubernatura en el 2018.

El único inconveniente que tiene el expriista es la sombra del exgobernador, Mario Marín Torres, la cual acompaña a Alejandro, quien fue funcionario en esa administración, la cual marcó el despegue de su carrera, ya que se desempeñó como director del DIF, secretario de Desarrollo Social y líder estatal del tricolor.

La sombra del exgobernador es lo único que no le gusta a López Obrador y su círculo más cercano, el cual está consciente del grave daño que le puede hacer a su campaña, la figura del exgobernador de Puebla.

De hecho, el exmandatario, imprudentemente, se ha dado a la labor de comenzar a recorrer el estado pidiendo el apoyo de sus leales, a favor de Armenta y de Morena.

En corto, el exgobernador les ha dicho a sus aún leales, que la única opción para poder ganar la gubernatura es a través de Alejandro, con lo cual le hace un “flaco favor” a quien fuera su subordinado.

No sé si Armenta este o no enterado de este tema, lo que sí sé, es que López Obrador si está enterado del tema, el propio Manuel Bartlett le ha advertido el tabasqueño de esta situación, que no es menor y que pone en riesgo la posible postulación del nacido en Acatzingo.

Una aparición pública de Marín al lado de Armenta contaminaría no solo la campaña del expriista, sino también la del propio “Peje”, el cual está consciente de este tema, el cual es un asterisco en contra de la posible postulación de Alejandro.

López Obrador evalúa también la posibilidad de impulsar una figura ciudadana, para la candidatura de Puebla, sobre todo si Morena logra el triunfo en el Estado de México, entidad en donde con una candidata de bajo perfil, le han dado un pelea de tú a tú al priismo más “rancio” de este país.

En esta opción, perfiles como el exrector de la UDLAP, Enrique Cárdenas o el exmorenovallista, Fernando Manzanilla, podrían llevar mano.

Así pues la sombra del marinismo, es la que acecha a Alejandro Armenta Mier, quien en lo personal podría ser un buen candidato, pero tiene en su contra su relación con el exmandatario, del cual difícilmente podrá deslindarse. Se cruzan apuestas.

“Puebla comparte” y sus lecturas. Varias lecturas tiene el lanzamiento ayer de la iniciativa “Puebla Comparte”; por cierto, inédita y de alto impacto social.

Refleja entre otras cosas, el estilo de gobierno del alcalde, Luis Banck, siempre cercano a la gente y una estrategia que quien sí sabe qué hacer para apoyar a quienes menos tienen.

Este evento resalta el poder de convocatoria y visión de largo plazo del presidente municipal. Uno de los esfuerzos hacia un objetivo común del banco de alimentos, esencialmente ciudadano, que une al arzobispado de Puebla, empresarios, universidades y medios de comunicación.

Además, reconoce públicamente el liderazgo y apoyo del gobernador Gali en la puesta en marcha de estas estrategias.

Esta estrategia busca ver hacia adelante y como dice Banck, dar el siguiente paso, para dejar en manos de los expertos una iniciativa ciudadana de largo plazo que seguramente trascenderá a los gobiernos, beneficiando a miles de personas que en Puebla capital aun padecen hambre.

Por cierto, Luis Banck impulsa el combate al hambre, ataca a fondo los retos y le pega a uno de los problemas estructurales que en buena medida ocasiona la inseguridad.

Se trata de seguir construyendo la ciudad justa y segura que todos queremos.

Reacomodos mediáticos. A partir del lunes habrá movimientos en el cuadrante radiofónico de Puebla.

El periodista Fernando Alberto Crisanto Campos deja el espacio del medio día en la 1170, propiedad de la familia Grajales, para transmitir su noticiero ahora por Oro 94.9 de FM.

Vicky Fuentes se va al especio en la 1170, que antes tenía Crisanto, y Gabriel Alatriste también tendrá otro espacio en la misma emisora, en donde también se estrena la exconductora de Vértice 102.1, Patricia Estrada, de 19 a 21 horas, con Denuncia Ciudadana.

El 5 de junio también arrancará en la tarde por la 102.1 un programa Iván Mercado, quien recientemente fue nombrado director de noticias de la estación de Rafael Cañedo Carrión.

El nombramiento de Mercado, al frente de los noticieros de Cañedo, cayó también entre el personal que tres reporteros prefirieron renunciar antes de trabajar para el tan bién conductor del noticiero matutino de Televisa Puebla.

Un plan para Puebla

Una de las grandes limitantes de la minigubernatura era el reto de ver que se podía hacer en 22 meses de administración.

La situación para Tony Gali no ha sido fácil en el inicio de su mini gestión, de entrada ha tenido que hacer frente a las inercias de una administración que recién concluyó y otra que apenas comienza a acoplarse.

Los retos y las expectativas son igual de altas, de ese tamaño se las dejo su antecesor, el exgobernador Rafael Moreno Valle, cuya sombra aún pesa y pesa mucho.

Gali asumió como reto el recuperar el tejido social de Puebla y eso quedó plasmado ayer, durante la presentación de su Plan Estatal de Desarrollo; el cual, va más allá de las cifras o metas.

Siendo poblano de origen y de familia, Gali entendió que en este tiempo al frente de la administración estatal había poco que hacer en materia de grandes obras, por lo que decidió que su administración tendría como prioridad, el atacar de manera frontal un cáncer que se había enquistado, desde más de 10 años en Puebla, la venta de combustible robado.

Tony entendió que si no atacaba cuanto antes el problema, este iba a crecer hasta alcanzar dimensiones alarmantes, como de hecho ya ocurre.

De ahí que la prioridad durante estos 22 meses de administración sean, el atacar desde la raíz, el problema del robo de combustible, el cual ya se había desbordado y aceptó el reto de hacer frente al crimen organizado.

Pero no solo eso, también el de recuperar a esas comunidades que se habían perdido y que ya formaban parte de auto gobiernos encabezados por el crimen organizado y las bandas de huachicoleros que se disputaban la zona.

“Es por usted y por su familias”, sentenció ayer el gobernador de Puebla, luego de agradecer el apoyo brindado por la federación, el presidente Peña, el secretario Osorio, el ejército y la marina de México.
Yo bien a bien no había entendido el por qué Gali le había entrado a atacar un tema tan complicado y al que muchos decidieron mejor dejar pasar.

Lo más fácil, insisto, era haberse hecho de la “vista gorda”. El aplicar el “pero que necesidad”; sin embargo, el hoy gobernador decidió que ese iba a ser su legado, esperamos que logre el objetivo de frenar a la delincuencia organizada y después, comenzar a recomponer el tejido social, ya muy dañado en la zona del “Triángulo Rojo” y del huachicol.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

El “mood social”, a favor del cambio

La elección del Estado de México, como lo dije en la pasada entrega, sin duda va a dejar muchas lecturas en torno al 2018, pero también sobre lo que la sociedad quiere.

El entorno general pareciera girar en torno a un cambio a todo lo establecido y que no ha funcionado, esto explica el alto nivel de rechazo hacia los partidos políticos tradicionales como el PRI, el PAN y el PRD, así como los altos niveles de aprobación de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador.

Desde el referéndum de la Gran Bretaña (Brexit) para ver si se separaban o no de la Comunidad Europea, pasando por las elecciones celebradas en el 2016 en los Estados Unidos, lo que se advierte en todo el mundo es un “voto antisistema”, el cual beneficia a las nuevas fuerzas políticas o a las emergentes, como en este caso Morena y López Obrador.

Es precisamente esta oleada la que ha hecho posible virajes tan importantes como el triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos o el hecho de que en la elección del Estado de México, Delfina Gómez, la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional, pelee de tú a tú con el candidato oficial, el priista Alfredo del Mazo Maza.

El mood social es el clima que prevalece antes y durante un proceso electoral. En el Estado de México, el “mood social” como en casi todo el país, está a favor del cambio, el tema es, saber si en realidad la candidata de Morena, puede catalizar este “clima” a su favor o se queda corta en las expectativas.

Ya en una anterior entrega mencione que el peso electoral de López Obrador es otro factor importante, el cual inclina la balanza a favor de su candidata, ya que el peso electoral del “Peje” es muy importante, aunque el tema insisto es saber si Morena y su candidata Delfina Gómez, podrán aprovechar el Mood Social a su favor.

Dependiendo de lo que ocurra en el estado de México, podremos hacer una proyección de lo que puede ocurrir en Puebla, en donde el “mood social”, también esta favor de un cambio, solo que no ha habido quien pueda capitalizarlo.

De acuerdo a los últimos estudios demoscópicos realizados como el de Más Data, el 55 por ciento de los poblanos, quiere un cambio de rumbo, un cambio de administración, mismo que ya se advertía desde las pasadas elecciones del 2016, en donde Tony Gali y la alianza Puebla Sigue se alzaron con el triunfo, asegurando la continuidad del proyecto morenovallista.

El tema es que la candidata priista Blanca Alcalá, la principal representante de la oposición, no supo distinguir este momento, ni mucho menos capitalizar el clima de inconformidad generalizado, tras los seis años de la pasada administración.

No obstante, las cosas se ponen difíciles, si Morena gana en el Estado de México, el status quo creado por el morenovallismo se puede perder, en caso de que los candidatos o candidatas del partido de López Obrador, sepan capitalizar de manera adecuada este malestar generado por el actual proyecto político que gobierna Puebla. “Todo arde si le aplicas la chispa adecuada”, reza la canción de los Héroes del Silencio.

El tema es saber si realmente habrá alguien con los tamaños y tan avezado que sepa capitalizar este tema y cuente además con el impulso que le pueden dar a las campañas, un posible triunfo de Morena en el Edomex y la presencia de López Obrador en las boletas, lo cual cambia todo el panorama.

El mood social esta favor del cambio, pero es necesario encontrar al personaje que pueda capitalizar ese clima social y a su vez transformarlo en confianza que se traduzca en votos.

El tema de la continuidad es algo que también debe de preocupar en las filas del morenogalicismo, la mayoría de los poblanos ya no está a favor del proyecto que arrancó en el 2010, aunque ese, deberá ser tema de otras columnas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Encuestas y encuestadores, se juegan su credibilidad

Muchas, muchísimas cosas son las que están en juego en la elección que se vivirá el próximo domingo en el Estado de México, en donde se define el futuro del país.

Pero también los estudios demoscópicos, las encuestas, se juegan su existencia; pero sobre todo, su credibilidad, ya muy deteriorada desde hace años, pero que tuvo su clímax en el 2016, cuando fallaron en las elecciones registradas en varios estados del país; las cuales, en su mayoría fueron ganadas por el PAN, cuando se decía que había ventaja para el PRI.

Es un hecho que las encuestas enfrentan una encrucijada muy importante en el Estado de México. La mayoría de los estudios demoscópicos presentados por empresas como el Financiero o El Universal, le dan la ventaja al candidato del PRI, Alfredo del Mazo, aunque por un margen muy cerrado, no mayor a los dos o máximo tres puntos.

Por su parte, la única empresa que se ha atrevido a darle la victoria a la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Delfina Gómez, es la del consultor Elías Aguilar, Indicadores, una vieja conocida de los poblanos.

Indicadores, le da una amplia ventaja a la candidata Gómez de más de 11 puntos, sobre el priista del Mazo Maza, lo cual resulta difícil de creer, más no es imposible.

Ya desde hace tiempo, Elías ha refutado los diversos estudios de opinión que se han presentado, los cuales distribuyen el número de indecisos de una manera proporcional entre todas las fuerzas políticas que compiten, lo cual da la preferencia bruta.

Elías alega que a través de un nuevo algoritmo que él implemento en sus estudios, se elimina este aspecto y la distribución de los indecisos se realiza de una forma más apegada a la realidad, lo cual estará a prueba en esta elección. Los antecedentes de mi querido Elías son los que se cuestionan.

En el 2010, Elías, a una semana de la elección a petición del entonces candidatos del PRI a la gubernatura, Javier López Zavala, hizo entrega a un grupo de periodistas y medios de comunicación, una encuesta la cual le daba 10 puntos de ventaja al tricolor, sobre el candidato del PAN, el expriista, Rafael Moreno Valle Rosas.

Los medios de comunicación cabecearon esta encuesta como “Zavala inalcanzable”; a los 8 días, Moreno Valle ganaba la elección con 11 puntos de ventaja sobre López Zavala, dejando en el más completo ridículo a todos.

Hoy, Elías trabaja de la mano del consultor Hugo Scherer, el mismo que trabajó con mucho éxito a los órdenes del PRI y de Manlio Fabio Beltrones en Sonora, en dónde devastó con su campaña negra al entonces gobernador Padrés y también es el mismo que trabajó en Puebla y fracaso en la campaña de Blanca Alcalá a la gubernatura el año pasado.

No es imposible que Delfina vaya arriba en la elección del Estado de México, como presume Indicadores, varios factores se suman para tener al PRI contra las cuerdas.

El hecho de que el presidente Peña se hubiera empeñado en cumplir con su palabra y hacer candidato a su primo, el cual no puede a su vez deslindarse de todos los negativos que rodean a la penosa administración federal.

Hacer a un lado al gobernador Eruviel Ávila y a su candidata, así como también, el amplio nivel de rechazo ya a la marca tricolor, así como el pésimo candidato que ha resultado ser del Mazo, tienen anclada a la campaña del tricolor en aquella entidad.

Aun así, se antoja como imposible, el que la candidata de Morena pudiera tener una ventaja tan amplia sobre el candidato del tricolor, cuando todo parece indicar que será una contienda sumamente cerrada, la cual se tendrá que dirimir ante tribunales.

Elías tiene por delante la gran oportunidad se vida de reivindicarse luego del 2010, pero tanto él, como el resto de las empresas que se dedican a levantar estudios de opinión, se juegan tal vez su última oportunidad en la elección que se celebrará el próximo domingo en el Estado de México.

Cómo dijera el clásico, “veremos y diremos”.

Los estudios demoscópicos

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Se desborda la inseguridad

Un tema de primer orden para cualquier estado, es garantizar la seguridad de sus ciudadanos, este es el origen de las comunidades que derivaron en ciudades, posteriormente estados y luego países.

El tema de la seguridad pública en Puebla es prioritario, porque es un hecho que se ha deteriorado de manera dramática en los últimos años, especialmente en la ciudad capital, en donde hoy, a decir verdad, ya se respira un ambiente de miedo entre la población, la cual ve con desconfianza el actuar de sus cuerpos de seguridad.

Entiendo el hecho de que una buena estrategia en la materia para combatir la inseguridad, parte de la recomposición del tejido social como lo ha planteado en varias ocasiones el alcalde Luis Banck Serrato, quien está preocupado por atacar las causas y no las consecuencias.

Pero una estrategia de este tipo requiere de años y años, las ciudades que lograron bajar sus índices delictivos a partir de estas estrategias como Nueva York, que siempre es puesta como ejemplo de cómo se logró ganar la guerra al hampa, requirieron de años y además de continuidad en las administraciones, tomando en cuenta que en los Estados Unidos los alcaldes se pueden relegir por décadas.

En México y en Puebla, la problemática es diferente y si bien es cierto, hay que atacar las causas, también es necesario estar pendiente para evitar las consecuencias.

En Puebla es evidente que se observa una ausencia en materia de seguridad la cual pesa.

Los vuelos en helicóptero si bien es cierto, inhiben los actos de delincuencia, resultan insuficientes, si a la par de los sobre vuelos, no existe un patrullaje constante en los principales puntos que todo mundo saben son conflictivos.

Es notoria, de verdad, la ausencia de los elementos de seguridad pública en las calles de Puebla.

La millonaria inversión que hiciera en su momento en expresidente municipal, Antonio Gali en patrullas, cámaras de video vigilancia y equipamiento, de nada sirvió, si hoy no se utiliza, si se mantienen inactivos como pareciera que sucede dentro de una estrategia que nadie parece entender.

Los retenes perdieron su verdadero propósito y ahora se han convertido en solo puntos de extorsión expandidos sobre varios sitios de la Angelópolis, de los que nadie sabe su fin, ni mucho menos de sus alcances o éxitos.

La tranquilidad que solíamos presumir los poblanos como parte del plus que se tenía por vivir en Puebla se ha esfumado y quien diga lo contrario, quién sabe en qué mundo viva. No es negando los hechos o enmudeciendo como vamos a contribuir a que mejore el clima de seguridad en Puebla.

Es necesario que el alcalde Banck, quién sin duda una y otra vez ha dado muestras de que es un hombre bien intencionado y un genio en materia de planeación, muestre firmeza en el combate a la inseguridad y envíe un mensaje fuerte.

Según me cuentan, la semana pasada el alcalde ya realizó cambios en materia de seguridad, cambiando a los encargados de los cuatro sectores, pero ahora, tiene que exigir resultados al responsable que no es otro que el secretario de seguridad pública, Alejandro Santizo.

Le queda todavía a Banck por delante un largo trecho, pero sin duda la prioridad que aún le queda a su administración, es dar un combate frontal y sin tregua a la serie de asaltos y asesinatos que se han dado en la ciudad capital.

No pedimos vivir en un edén, pero sí creo que debemos de recuperar, la tranquilidad perdida, para que Puebla vuelva a ser una de las ciudades más seguras de todo el país.

La buena nota. La administración que encabeza Tony Gali y la Fiscalía General del Estado se anotaron un acierto.

Trascendió que los elementos de la FGE lograron la detención del resto de la banda que el pasado 2 de mayo atacó a una familia que viajaba sobre la autopista México-Puebla, a la altura de Moyotzingo.

Los asaltantes agredieron sexualmente a las dos mujeres que viajaban en el auto, madre e hija, y asesinaron a un bebe de 2 años de edad, lo cual ocasionó una indignación general.

Como resultado de las investigaciones, el pasado 17 de mayo fue detenido por la policía federal, Orlando N, alias el “Chivo”, uno de los siete integrantes de esta banda de asesinos y violadores.

Los otros seis maleantes que integraban la banda, continuaban libres, hasta este domingo, cundo fueron asegurados mediante operativo realizado por la Fiscalía de Puebla, la cual presentará a estos presuntos delincuentes este día.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Pleitos de alto nivel

A pesar de que el panorama electoral no pinta nada bien para el PRI rumbo al 2018, la lucha por las candidaturas en el tricolor se va a poner muy interesantes.

Y es que Enrique Ochoa Reza, “Clavillazo”, se ha encargado de dividir aún más al priismo poblano y eso ya es mucho decir.

Hace algunos días, “Clavillazo” tuvo a bien reunirse con la bancada poblana de diputados locales.

En este encuentro, vaya que si se dio un “quien vive” con la bancada de Puebla, quienes le reclamaron a Ochoa el abandono en el que tiene el PRI a la entidad, ante la falta de un liderazgo que una a los alicaídos tricolores.

Los diputados locales le pidieron a Ochoa definiciones y el que cuanto antes designara a un personaje de peso nacional para venir a Puebla en calidad de delegado del Comité Ejecutivo Nacional para poner orden y comenzar a trabajar en la organización del proceso electoral federal y local del próximo año.

Con la parsimonia que lo caracteriza, “Clavillazo” le pidió calma a los priistas poblanos y les dejó en claro que deberían de esperar a que transcurriera la elección en el Estado de México y luego a que se diera la asamblea nacional del PRI, luego entonces, dijo se tomarían decisiones.

La respuesta de “Clavillazo” encendió los ánimos de los diputados locales del PRI en Puebla, quienes encararon a Ochoa y le exigieron de una vez por todas, definiciones.

Incluso, hubo quien le reclamó a “Clavillazo” el hecho de que el subsecretario federal de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri, ya anduviera en franca campaña en Puebla, para obtener la candidatura de este partido a la gubernatura.

– Ya díganos si Lastiri es el candidato oficial para que nadie se confunda y todos vayamos en la misma línea, abría reclamado el legislador poblano.
– Todo aquel que quiera está en su derecho de moverse con sus propios recursos, reviró “Clavillazo” Ochoa.

Otro diputado local y líder de alguna central obrera les habría dicho a sus compañeros de bancada al oído.

-Ya vamos, nada más venimos a perder el tiempo con este tipo que no dice nada, ni sabe nada, además ya me dijo Aceves que este wey ya se va pasando la elección del Estado de México y después de la asamblea.

Así las cosas en el PRI y de ese tamaño es como ven a “clavillazo”, Ochoa Reza; al cual, simple y sencillamente no le importa para nada Puebla.

Será cuestión de ver, si con el arribo del “Chino” Osorio las cosas cambian para el tricolor, al cual le urge un personaje que le de orden y disciplina.

Por cierto, un personaje muy bien enterado de las cosas del PRI a nivel nacional, no descartó, como lo adelante hace tiempo, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, quién se dice podría ocupar el lugar de Osorio Chong, cuando este salga de la Segob; además, pronto se dejará ver mucho por Puebla.

Y es que también existe la versión de que Nuño pudiera voltear sus ojos a Puebla y convertirse en el candidato del PRI al gobierno del Estado, eso es al menos, lo que se dice.

laserpienteyescaleras@hotmail.com

Los primeros acuerdos

Hace unos días le di a conocer que la senadora, Mariana Gómez del Campo y el diputado federal, Luis Maldonado Venegas fungían como enlace de Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle respectivamente, ambos aspirantes a la presidencia de la República.

Los primeros acuerdos están en marcha y son muy claros y precisos, pues les convienen a ambas partes, cómo debe ser.

De entrada a través de sus respectivos enlaces tanto Zavala como Moreno Valle acordaron unir fuerzas para evitar que Ricardo Anaya imponga como método de selección de candidato al interior del PAN, el de consejo nacional, en donde es obvio, tiene mayoría.

Sumados los consejeros nacionales de Moreno Valle más lo de Margarita Zavala impiden que Anaya tenga las dos terceras partes necesarias para salirse con la suya, lo cual beneficia tanto a Margarita como al poblano.

Sería falso decir que con esto Moreno Valle ya ganó, pero al menos es un primer paso para impedir la imposición al interior del PAN; en donde Ricardo Anaya si se quiere quedar con la candidatura a la presidencia de la República, antes, deberá de pagar el precio.

Y es que una vez terminada la elección en el Estado de México, las cosas van a sacar “chispas”, porque ahora sí, vendrá la definición de la candidatura del PAN a Los Pinos, en donde Anaya, muy probablemente, tendrá como asterisco, el haber perdido el Estado de México, con su candidata Josefina, la cual será producto de la imposición.

Sus detractores (Moreno Valle y Margarita) tendrán los argumentos suficientes para poderle reclamar, que por la imposición de candidatos, se perdió el estado de México, en dónde el PAN, arrancó casi en igualdad de condiciones que Morena y el PRI.

La finalidad es impedir que haya una imposición por parte de Anaya, ante una situación de completa desventaja para su adversarios políticos, los cuales no tienen la plataforma que constituye el CEN de Acción Nacional, la cual ha sido usada por el actual dirigente.

No es nada fácil lo que se avecina, Anaya amenaza con soltar a Eduardo Rivera y a los Yunques para tratar de desestabilizar Puebla, pero el dirigente nacional del PAN, sabe muy bien que si Acción Nacional se fractura, el único camino que queda es levantarle la mano a López Obrador.

Algunos personajes cercanos al queretano, dicen que Anaya prefiere entregarle el país a López Obrador, antes que al PRI o a Moreno Valle.

¿Será?

Doger alza la mano y la patética convocatoria de Lastiri. El delegado del IMSS en Puebla, Enrique Doger Guerrero, ya se comenzó a mover.

Luego de haberse guardado estratégicamente, Doger regresó en Chignahuapan a los actos públicos, con alto poder de convocatoria, lo cual debe de ser tomado en cuenta.

El exrector, exalcalde de Puebla y exdiputado local y federal congregó a miles de personas a unos cuantos kilómetros de la cuna del subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri, quien es originario de Zacatlán y con se puede disputar la candidatura del PRI al gobierno del Estado.

Doger fue cobijado por el presidente municipal, Enrique Rivera, el cual pertenece a la vieja familia de caciques de la zona y por el diputado federal y “reyezuelo” local, Lorenzo Rivera, así como por varios alcaldes de la región, quienes lo ven con simpatía.

En tanto, el que no da una es el subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós.

A todo mundo le queda claro que el originario de Zacatlán tiene, a menos que Enrique Doger diga otra cosa, prácticamente la candidatura del PRI a la gubernatura en la bolsa, el problema, como dijera Arjona, es que su convocatoria no enciende a nadie y es patética.

Por enésima ocasión, Juan se destapará, ahora el domingo 28 de este mes en el Centro de Convenciones de Puebla, pero los requisito de la convocatoria son igual de patéticos que el mismo llamado.

De entrada el funcionario federal afirma que el 28 de mayo se llevará a cabo “un evento sin precedente, en donde se escuchará fuerte la voz de la militancia. Demandaremos, consulta abierta a las bases para elegir a nuestro candidato a gobernador, porque el futuro de Puebla no se negocia. (sic)
”El evento se llevará a cabo a las 11 horas en el William o Jenkins y deberá de tomar en cuentas las siguientes consideraciones, si es que quiere usted asistir a tan distinguido acto, asistir sin niños, no llevar pancartas ni matracas, evitar las porras y lo más importante, no introducir alimentos, además de comer frutas y verduras (sic y más recontra sic)”.

Ver para creer.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

El peso electoral del “Peje”

La elección del Estado de México sin duda va a dejar muchas lecciones.

Gane o pierda el PRI, lo que es un hecho que ya nadie puede negar es el peso electoral que Andrés Manuel López Obrador, “El Peje”, tiene en las boletas y la forma en que el tabasqueño modifica los escenarios.

Aurelio Canto, leal radioescucha y personaje que gusta de la política, el pasado lunes en el programa Tres de Tres realizó una muy importante aportación para medir el peso de López Obrador en las elecciones del vecino estado.

Sin Andrés Manuel López Obrador en la elección del 2011 en el Estado de México, el PRI, en coalición con el Verde y Nueva Alianza, obtuvo 3 millones 18 mil 503 votos; el PRD, MC y PT, un millón 020 mil 857 votos y el PAN solo obtuvo 598 mil 045 votos; es decir, Eruviel Ávila ganó casi 3-1 la pasada elección local.

En el 2012, con López Obrador en la boleta las cosas cambiaron, el PRI, Verde y Nueva Alianza, 2 millones 458 mil 185; PRD, PT y MC, un millón 750 mil 294 y PAN, un millón 250 mil 707 votos.

La fuerza de López Obrador es innegable, porque cuando AMLO está en la boleta los números se multiplican y esto sucedió en un estado en donde el PRI ha gobernado durante más de 80 años y en donde no se conoce la transición.

La actual elección en donde por primera vez compite Morena, el nuevo partido creado por López Obrador, las condiciones son muy similares y compruebas la tesis de la cual ya hablé en alguna ocasión en este mismo espacio y que llegó a crear opiniones divididas al interior del morenismo; el hecho de que sin necesidad de recurrir a elementos de otros partidos políticos o de personalidades distinguidas, el partido de López Obrador puede competir y hasta ganar.

La elección del Estado de México parece confirmar estos antecedentes, con todo respeto para la candidata Delfina Gómez, la maestra es un personaje menor, que aunque ya fue presidenta municipal y diputada federal, no puede ganar por ella misma, sino por el peso que tiene Andrés Manuel, quien ya casi se fue a vivir al Edomex para apoyar a su candidata, sabedor de que si gana, tiene el 80 por ciento de Los Pinos en la bolsa.

El fenómeno del “Peje”, sumado al voto antisistema y el rechazó en contra del PAN y el PRI es una mezcla bastante peligrosa para estas marcas, las cuales van a tener muchos problemas rumbo al 2018 para poder competir de tú a tú con Morena, por el simple hecho de que el tabasqueño, ahora sí, estará en la boleta.

El debate al interior del equipo de López Obrador que terminó en la desaparición de los primeros planos del jefe de la delegación Cuauhtémoc, el expriista, Ricardo Monreal, el cual purgaba por llevar a Morena a cuadros de otros partidos para ser candidatos en el 2018, al parecer perdió la batalla.

Por otro lado, todo parece indicar que la tesis de la también jefa delegacional, Claudia Sheimbaun y de Martí Batres, tendrán la razón, el peso electoral de López Obrador es suficiente para poder subir a cualquier cuadro, sin importar si es conocido o no, ni muchos menos su preparación u origen.

Sin duda, López Obrador es un fenómeno sociológico, por su capacidad de mantenerse vigente durante más 12 años, luego de haber perdido dos elecciones presidenciales.

Su impacto en la boletas es real, su presencia y su figura mesiánica, sin duda es irrefutable, los números así lo reflejan.

No en balde, desde hace más de un año, advertí sobre el crecimiento de Morena y sus implicaciones en las elecciones del 2018, no solo porque todo parece indicar que el tabasqueño va a ganar la presidencia de la República, sino porque también todo indica que va a arrastrar con su presencia a quienes vayan a ser candidatos a presidentes municipales, diputados locales, federales, senadores y a quienes vayan en las elecciones a la gubernaturas, esa es la fuerza del “Peje”.

Ojo con lo que puede ocurrir en Puebla, en donde ya AMLO ganó en el 2012, pese a la operación en contra de todo el aparato morenovallista, al cual solo le alcanzó para poner al entonces candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, en el segundo lugar.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

La lucha por las diputaciones en el PAN

Algo es seguro, el 2018 está a la vuelta a la esquina y se juega ya desde momento en los diferentes frentes.

Por el lado del Partido Acción Nacional la lucha por las diputaciones federales y locales, va a sacar chispas, de hecho ya hay varios interesados e interesadas en participar y hacerse de una curul, ya sea en el san Lázaro o en el antiguo palacio morisco de la 5 poniente.
En esta entrega nos ocuparemos de las mujeres que van a buscar una curul por el PAN en la elección del próximo año.

Entre el sexo femenino se va a dar una muy fuerte competencia por hacerse de la “apetitosa silla”, sobre todo porque esta implica tener la oportunidad de buscar la reelección por otros tres años, lo que es igual a poder hacer una carrera legislativa. Aunque ojo, para todas alcanza y hasta sobra.

Anote los nombres de la actual regidora del ayuntamiento de Puebla, Silvia Argüello de Julián, como una de las posibles candidatas a una diputación, ya sea local o federal, de hecho; la legisladora Genoveva Huerta ha comenzado a placear a Silvia por varios puntos de Puebla para comenzarla a sembrar como candidata.

La propia Genoveva busca intercambiar su curul federal por una local, el chiste es no quedarse sin hueso y cuenta con el apoyo de Argüello para tratar de obtener un lugar en la próxima legislatura local a cambio de impulsar a la regidora.

Argüello ya ha buscado dos veces ser diputada y las dos veces fracasó, hasta que se cambió de bando, abandonó las filas del agüerismo y se puso el uniforme del morenogalicismo, en donde ha gozado de mejor suerte.

Otra que busca en convertirse en candidata a diputada federal es la exlegisladora local, Denisse Ortiz, mujer de fuerte carácter y recia personalidad y quien es hermana de la esposa del expresidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera.

Denisse tiene mucho trabajo por varias zonas de la ciudad de Puebla, pero su fuerte son las juntas auxiliares como Canoa y la Resurrección, en donde dejo huella cuando fue diputada local.

Ortiz cuenta con diferentes apoyos, pero también de algunos vetos, aunque seguramente será de las que estará en la boleta electoral del próximo año.

Otra que posiblemente estará en la boleta es la actual diputada local, Susana Riestra Piña, cuyo dinamismo y trabajo no está en “tela de juicio”.

Susy tiene fama de ser incansable y excelente operadora, así lo demostró en la SEP, en el Congreso y en todas las encomiendas que se le han asignado.

El problema es que su futuro va de la mano con el de sus hermanos, Mario y Rodrigo, integrantes del poderoso clan, los cuales también tienen interés de participar en el 2018.

Se habla también insistentemente en la posible participación de la exdiputada federal, Blanca Jiménez, quien podría ir de nueva cuenta por una curul federal o incluso haciendo fórmula por el Senado de la República, aunque Blanca ha dicho a sus allegados que ya no quiere puestos políticos.

Otra que se mueve para poder obtener, en este caso la curul federal, es la diputada local, Carolina Bauregard, quien obtuvo su lugar en el Congreso local, después de haber jurado lealtad al morenogalicismo y haber renunciado al Yunque.

La organización no se la perdona, pero Carolina quedó bien con quien tenía que quedar, por lo cual, ahora puede aspirar a buscar una posición en San Lázaro o si no salen las cosas, al menos una regiduría en la próxima planilla de Puebla capital.

Estas son algunas de las mujeres del albiazul que buscarán un puesto para el 2018, en donde el principio de paridad de género, ahora sí, jugará a su favor y hará que muchas participen en la contienda, ya que 50 por ciento de todas las candidaturas a puestos de elección que estarán en juego, deberán de quedar forzosamente en manos de las féminas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Se cumplió el “Cuento de Hadas”

Mucho seguramente se preguntarán, el por qué en Las Serpientes este día se toca el tema del futbol, cuando generalmente los temas que se abordan en este espacio son políticos.

Creo que es más que merecido hablar este día de los Lobo de la UAP y de su hazaña, si hazaña, ya que difícilmente alguien esperaba que el equipo que representa a la máxima casa de estudios en el estado, lograra el ascenso. Se cumplió el sueño de la cenicienta.

Quienes saben de futbol, afirman que es más fácil salir campeón del futbol mexicano, que lograr el ascenso.

Franquicias de gran tradición y fuerte inversión como el León, por ejemplo o ahora Dorados, tuvieron o todavía tendrán que esperar años, para tratar de lograr el regreso a la primera división, otros como Zacatepec, no han podido, al igual que Celaya u otras plazas.

Parece que fue ayer cuando los licántropos regresaron como representantes de la máxima casa de estudios en el estado, luego de haber sido fundadores de la tercera división nacional; incluso, haber llevado por nombre el de “Carolinos”.

El 2 de julio de 1996, de la mano del entonces rector, José Doger Corte, y del empresario Eduardo Rivera Hernández, regresan los “Lobos UAP”, al proyecto se sumó el exjugador del Puebla, René Paul Moreno y los empresarios consentidos de Pepe, los hermanos, Pedro y Adolfo Ayala, quienes adquirieron una franquicia de la segunda división.

Eran tiempos difíciles, Lobos jugaba en la cancha de la prepa Benito Juárez, en donde solo unos cuantos aficionados se daban cita para poder ver los partidos, en un campo, semi empastado.

No había la atención necesaria para la escuadra, la cual pasó a jugar sus partidos en el estadio Ignacio Zaragoza, los cuales eran transmitidos por el canal local de Televisa, algo que fue del agrado de la afición.

Vinieron luego tiempos difíciles, el equipo desapareció durante dos meses, hasta que el entonces rector, Enrique Doger Guerro y su “alter ego”, el empresario Alberto Ventosa Coughlan, decidieron de la mano del ayuntamiento de Puebla, que en ese entonces encabezaba Mario Marín Torres, adquirir otra franquicia, la filial del Necaxa de segunda división.

El acuerdo entre Doger y Marín fue que el ayuntamiento se hiciera cargo del 50 por ciento del mantenimiento del equipo y se nombró como presidente a Leopoldo García, quien había sido director de Televisa Puebla.

El 7 de agosto de 1999, el equipo debuta en la denominada primera división A, antes segunda división del futbol mexicano. El “Gallo” García, exguardamenta del América, llegó a ser director técnico de este equipo, el cual más tarde en el año 2001, juega su último partido en Puebla, ya que el grupo Pegaso del “güero” Burillo, decide trasladarlo a la ciudad de Oaxaca, el equipo desaparece durante un año.

El regreso a la segunda división se da en el año 2002, posteriormente se logra el regreso a la primera A, en el 2012 se juega la final contra León, pero cae derrotado el cuadro de la Angelópolis.

La temporada que corona el Ascenso de los Lobos a la primera división inició con altibajos, la llegada del director técnico, Rafael Puente Jr, se dio luego de una fallida gestión de Miguel de Jesús Fuentes, que parecía dar al traste con el trabajo iniciado por el rector, Alfonso Esparza Ortiz.

Luego de un inicio titubeante, los resultados se comenzaron a dar y entonces vino el momento que definió la temporada, el rector Esparza y el empresario y director general de la KeBuena 1010 de AM, Pepe Hanan, retaron a los jugadores, si clasificaban ellos se arrojarían en paracaídas.

Los Lobos lograron la clasificación a la liguilla. Esparza y Hanan cumplieron con su palabra, ambos se aventaron en paracaídas, esto encendió al equipo, mismo que encontró su motivación y ya nadie los pudo detener.

La hazaña está hecha y el cuento de cenicienta se selló el pasado sábado, Lobos dio muestra más de coraje y se supo sobreponer a un inicio titubeante para empatar a 2 y lograr el ansiado ascenso, el resto ya es historia. Lobos es de primera, gran trabajo de Rafa Puente Jr, pero también honor a quien honor merece, el rector Esparza, que sin aspavientos y a su estilo, logró lo que ninguno de sus antecesores pudo hacer. Enhorabuena.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

Lastiri, desesperado

El que posiblemente se quede con la candidatura del PRI a la gubernatura del Estado, es el subsecretario de la Sedatu a nivel federal, Juan Carlos Lastiri Quirós, el cual cuenta con los apoyos del “chino”, Miguel Ángel Osorio Chong, quien se apresta para irse a dirigir al PRI en lugar de “clavillazo”, Enrique Ochoa Reza. Por cierto, acotación, el lugar del “chino” será ocupado por Aurelio Nuño.

No obstante, la muy probable “victoria” de Lastiri será un triunfo “pírrico”, porque sus posibilidades de poder ganar son nulas y es más, en caso de confirmarse que el oriundo de Zacatlán será el candidato, el PRI se puede ir al cuarto lugar en Puebla en las preferencias electorales.

Lastiri anda desesperado y en búsqueda de operadores electorales que le puedan sacar adelante sus cada vez más desnutridas reuniones de “caminando por Puebla”, las cuales ya ni ofreciendo apoyos federales son atractivas para la gente.

Hace dos años, cuando el funcionario federal inició su promoción para buscar la candidatura del PRI a Casa Puebla, en sus eventos se congregaban más de 5 mil personas, la muestra fue el primer acto celebrado en Atlixco, en donde la gente tuvo que caminar durante varios kilómetros para poder llegar al punto de reunión.

En ese entonces, Lastiri era subsecretario de Desarrollo Social y sus eventos se sustentaban en la estructura de su lugarteniente, el delegado en Puebla de esta dependencia, Juan Manuel Vega Rayet, quien prácticamente ha sido ya todo durante su carrera política, presidente municipal de Izúcar, diputado local, diputado federal, presidente del PRI en el estado y secretario de Desarrollo Social.

Eran los tiempos de las “vacas gordas” y los 60 millones de pesos que Lastiri y su socio y compadre, el “capo”, Juan Manuel López Arroyo, desviaron del programa Coordinadores Técnicos Sociales (CTS) para pagar su estructura rendían sus frutos.

La suerte del sobrino de don Miguel Quirós Pérez cambió cuando arribó a la Sedatu, de la mano de su cómplice, Rosario Robles Berlanga y puso al frente de la delegación de la Sedatu en Puebla a su socio, el “Capo” Juan Manuel López Arroyo, quien corto de visión y cegado por la ambición, se comenzó a embolsar los pocos recursos públicos que aún quedan para la campaña del oriundo de Zacatlán y los resultados están a la vista.

Los eventos de 5 mil personas se convirtieron en actos de 2 mil, luego de mil, más adelante de 500 y ahora son de 200 y no más de 300 personas, que ya se saben la cantaleta de Lastiri, quien repite como perico, que quiere ser candidato a la gubernartura.

Puebla capital es el mejor ejemplo dé lo que se ha convertido la campaña de Lastiri, el “Capo” López nombró a otros dos perfectos inútiles para coordinar la ciudad, el delegado de Liconsa, Juan de Dios Bravo, “la memela” y Humberto Hidalgo “la iguana”, excuñado del exgobernador Mario Marín Torres, hágame usted favor, nada se puede esperar de dos personajes que lleven por sobre nombre la “memela” y la “iguana”.

Estos dos perfectos inútiles, junto con el “Capo” López Arroyo se han encargado de enterrar la campaña “nonata” de Lastiri.

Ojo, no dudo que Lastiri se vaya a quedar con la candidatura del PRI a Casa Puebla, pero será porque ya nadie quiere ser candidato por el tricolor, sabedor de que con esa marca está condenado a perder y a pasar a la historia de la ignominia.

Estos tres parias, el Capo”, la “memela” y la “iguana” van solo por quedarse con la candidatura del PRI y junto con Lastiri, robarse todo lo que se puedan robar de la campaña, para después poder negociar con quien vaya en el primer lugar, ya sea con el candidato del morenogalicismo o con el candidato de Morena, a fin de declinar a su favor, a cambio por supuesto de un muy “jugoso” acuerdo.

Nadie puede criticar a la fauna que rodea a Lastiri, después de todo, cada quien cosecha lo que siembra y él se ha encargado de tener a los operadores que se merece, “el capo”, “la memela” y “la iguana”.

Para el colmo de las “cuitas” de Lastiri, su cómplice “Chayito” Robes, se apresta para dejar la Sedatu, como ya lo adelantó Mario Alberro Mejía, en manos de Beatriz Paredes Rangel, “don Beto”, quien está de regreso en México.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Armenta y Abdala, de los finalistas en Morena

En el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ya se comienzan a analizar los diversos perfiles de los personajes que podrían encabezar a este instituto político en el 2018, siendo dos de los mejore evaluados, el del exdiputado federal del PRI, Alejandro Armenta Mier y el del también legislador federal, Rodrigo Abdala Dartigues.

Armenta se ganó el reconocimiento del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, luego de presentarse a la firma del Pacto en contra de la Corrupción, signado en la Ciudad de México, lo cual le valió la suspensión de sus derechos por parte del Revolucionario Institucional.

El gesto le gustó al tabasqueño, quien ponderó el valor de Armenta, el cual quemó sus naves a favor del “Peje”, lo que no han hecho otros personajes, los cuales supuestamente se quieren también sumar a su campaña como Enrique Doger o Javier López Zavala.

Además, Armenta ha demostrado que un buen número de priistas están dispuestos a seguirlo; incluso, ven con simpatía su rebelión ante la dirigencia nacional del tricolor, encabezada por Enrique Ochoa Reza, “clavillazo”, al cual el originario de Acatzingo ha denunciado por tener un acuerdo con el morenogalicismo que gobierna Puebla.

Alejandro suma cada vez más puntos a su favor dentro del movimiento que encabeza “el Peje” y es visto como un personaje, el cual puede dar la batalla en el 2018, ya que es combativo y embona bien en la filosofía del que se perfila para ser su nuevo partido político.

En resumen, el expriista está considerado para poder ser el candidato de Morena a la gubernatura, merced a los méritos que ha realizado, lo único que les preocupa, es el carácter arrebatado de Alejandro, el cual lo puede meter en problemas.

El otro personaje que es analizado fríamente es el diputado federal, Rodrigo Abdala Dartigues, quien es muy bien visto por Andrés Manuel López Obrador, quien pondera la lealtad del joven de origen libanés, aunque considera que aún está “verde” para poder ser candidato a la gubernatura.

Aun así, Abdala está considerado y lleva mano en la lucha por la candidatura a la gubernatura en el 2018, aunque si no la obtiene, seguramente está en la boleta como candidato a la alcaldía, lo cual, tal vez sería lo mejor para Rodrigo, cuya carrera va en ascenso.

Estos dos personajes, digámoslo así, son los que han alcanzado la gran final, entre todos los nombre que se manejan al interior de Morena y quien diga lo contrario realmente miente.

Por si fuera poco, la estructura de López Obrador cada vez se consolida más en la entidad, de la mano de Fernando Manzanilla Prieto, quien ha resultado una adhesión de lujo para el equipo del tabasqueño en la entidad.

El trabajo de Fernando en Puebla, así como sus habilidades como operador político, sumado a su conocimiento del morenogaliciosmo desde sus propias entrañas, lo hace un rival bastante incómodo para el grupo en el poder.

Morena juega su juego en Puebla, en una lucha que será por demás apasionante y en la cual, parte del éxito dependerá en que el grupo de López Obrador sepa elegir buenos candidatos a presidentes municipales, para fortalecer aún más su estructura en la entidad.

¿Edomex para Morena?
Aunque parezca imposible, es muy probable que Morena se pueda alzar con el triunfo en el Estado de México, o al menos eso es la percepción que se tiene.

La suma del magisterio para apoyar a la estructura creada por “el Peje” y por la candidata Delfina Gómez, fortalecen la percepción de que las cosas se pudieran volcar a favor del Movimiento de Regeneración Nacional, lo cual por increíble que parezca, también incide en Puebla.

El morenovallismo cree que un triunfo de Delfina en Edomex, sumado a la caída de Josefina Vázquez Mota, lo cual también arrastra al dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, es motivo de celebración en el bunker del exgobernador de Puebla.

Y es que Moreno Valle cree que si el PRI pierde el Estado de México sus posibilidades de que el presidente Peña tenga que decir con quien quiere perder crecen, ya que el mexiquense seguramente se tendría que decantar por el poblano.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

¿Sucesión por descarte?

Sin lugar a dudas, el libro políticamente más influyente de los últimos años en México es “La Herencia”, del insoportable Jorge Castañeda Gutman, al cual hay que reconocerle la genialidad que tuvo al escribir este libro.

Castañeda detalla la forma en que se llevaron a cabo las sucesiones presidenciales desde Echeverría hasta Salinas de Gortari, narradas por los propios protagonistas del hecho más importante, la transición del poder presidencial de unas manos a otras.

En este libro, un concepto toma especial importancia, la sucesión por descarte, que es la forma mediante la cual se definió en varias ocasiones quien ocuparía la ‘silla del águila’.

Algunos creen que este concepto será el que prevalezca en la elección del candidato del PAN a la presidencia municipal de Puebla, ante lo complicado que será el tomar una decisión basada solo en los números.

Tres son los que se disputan la nominación a la alcaldía de los cuales ya hable en la anterior entrega, el secretario general de la comuna, Mario Riestra Piña, el líder del Congreso local, Jorge Aguilar Chedraui y el auditor mayor, David Villanueva Lomelí.

En la pasada entrega di a conocer la serie de apoyos que cada uno de estos personajes ha tejido para obtener la nominación al Palacio de ‘Charlie Hall’.

Aguilar se ha acercado al secretario General de Gobierno, el oaxaqueño, Diódoro Carrasco, exgobernador de aquella entidad, el cual ha cobrado peso en la toma de decisiones, aunque no la suficiente como para incidir en la nominación, aunque su voz es escuchada.

Mario Riestra es el favorito del gobernador del Estado, Antonio Gali Fayad, quien ve al joven secretario general como uno de sus discípulos.

Riestra le fue leal a Gali en su paso por la comuna y se supo ganar su confianza, es amigo de sus hijos, principalmente de Antonio Jr y despierta simpatías al interior del panismo, ya que desde hace tiempo milita dentro de este partido político.

Villanueva es el auditor mayor del estado y yerno del exgobernador priista Melquiades Morales Flores, David es cobijado por el siempre inteligente diputado federal, Luis Maldonado Venegas, jefe de campaña del exgobernador y aspirante a la candidatura del PAN a la Presidencia de la República, Rafael Moreno Valle.

Como se puede observar una paridad y un equilibrio de fuerzas, nadie sabe a ciencia exacta a quien apoya la secretaria general del PAN, Martha Erika Alonso, quien se perfila para ser la candidata a la gubernatura, siempre y cuando las cosas no se le den a su marido, el exgobernador.

Con los tres personajes en cuestión mantiene una excelente amistad y se hablaba de que inicialmente sus simpatías podrían haber estado con Jorge Aguilar, a quien en el 2013 apoyó para que se pudiera convertir en el candidato del PAN a la alcaldía, posición que recayó en Antonio Gali. Actualmente se le ve cercana a Mario Riestra, pero también tiene una buena relación con Villanueva, aunque no tan cercana como con Mario, por cuestiones del mismo partido.

En las encuestas puntean Aguilar Chedraui y Mario Riestra, ambos con porcentajes muy similares; por su parte, el auditor mayor se ha metido de lleno a las redes sociales, principalmente al Facebook, en el cual publicita cada una de sus actividades.

Algunos creen que la polarización de fuerza hará que la elección del candidato del PAN a la alcaldía de Puebla,se dará a través del descarte, aunque políticamente hablando, la posición le corresponde al gobernador Gali, quien en este escenario pujaría por Mario Riestra Piña, aunque tal vez otras fuerzas impulsen a Jorge Aguilar, lo que llevaría a una polarización, la cual pudiera favorecer a Villanueva.

Todo esto es una especulación, aunque algunos no descartan que también se pudiera colar a la final, el defenestrado Eduardo Rivera Pérez, quien podría entrar a escena, si Moreno Valle es obligado a negociar posiciones con Ricardo Anaya, si es que eventualmente no se pudiera concretar su proyecto presidencial.

En lo personal, no creo en esta última vertiente, la cual me parece la improbable, aunque Moreno Valle ha dado muestras, una y otra vez, de su gran pragmatismo; pero esa, esa es otra historia.

El mensaje. El día lunes, en el marco por los festejos del 15 de mayo, fue claro el respaldo al trabajo hecho en los últimos años por Patricia Vázquez al frente de la SEP poblana. Agustín Avilés Noguera, represente del Comité Ejecutivo del SNTE, celebró que Puebla se ubique en los primeros a nivel nacional.

Lo dicho por el representante de Juan Díaz de la Torre fue secundaron Alejandro Ariza Alonso, secretario general de la sección 23, y Jaime García Roque, secretario general de la sección 51; sin olvidar el respaldo de universidades y de los institutos tecnológicos.

Hoy, Patricia Vázquez se encuentra en su momento, más fuerte y apostada por completo con el proyecto del gobernador Gali.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Banck arranca precampaña

Pocos muy poco tomaron en cuenta el enorme mensaje que envió el pasado viernes en el Museo Barroco el alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, quien se prepara para comenzar a sondear el terreno, en que lo podría proyectar como el Plan B rumbo a la gubernatura de Puebla.

El pasado fin de semana se llevó a cabo la firma del convenio de colaboración y cooperación para realizar acciones conjuntas de promoción, difusión turística, cultural y social, lo que traducido al español, es el escaparate que necesitaba el alcalde de Puebla, para comenzar a pasearse por diferentes municipios del estado, es decir, arrancar su precampaña para buscar crecer y ser una segunda opción rumbo a casa Puebla.

Con el pretexto de este convenio, Banck podrá moverse por diferentes puntos de la entidad, con la finalidad de “impulsar” el intercambio de experiencias en materia turística, mismo que le permitirá al presidente municipal de la capital, desplazarse a varios municipios de la entidad, pero sobre todo sostener reuniones con grupos.

Las señales enviadas son muy claras para quien quiera entender por dónde se van a mover las cosas, mismas que habrá de intensificarse una vez que concluya la elección del estado de México, la cual definirá el rumbo al 2018 y dará claridad en varios temas.

El morenogalicismo ya tiene identificados a un buen número de sus candidatos a las presidencias municipales y también a las diputaciones locales; en donde aún no hay claridad es en las diputaciones federales, la senaduría y la alcaldía de Puebla, aunque ya se trabaja en el tema.

Queda claro que la actual secretaria general del PAN, Martha Erika Alonso Hidalgo, lleva mano, en cuanto a la designación del candidato a la gubernatura en el 2018.

La propia secretaria general del PAN se ha encargado de “sembrar” a los posibles candidatos a presidentes municipales y también a los diputados locales, los cuales llevan su sello, pero se necesita un plan B, en caso de que se dé el proyecto nacional, o por si alguna circunstancia externa pudiera complicar la nominación de la esposa del exgobernador.

Es ahí en donde entra la figura del alcalde Banck, quien ya tiene el pretexto para poderse mover en todo el estado, llevando la promoción turística de la capital a todos los rincones de Puebla y a su vez, también sentarse con los diferentes grupos de la regiones para “intercambiar” experiencias. Solo el que no quiera ver, no verá, que el mentado acuerdo firmado el pasado viernes en el Barroco, es el banderazo de salida, para que el presidente Banck arranque la precampaña rumbo a casa Puebla y conste que se los dije.

El pasado fin de semana, el alcalde Banck acompañó a la secretaria general del PAN, Martha Erika Alonso, de gira de trabajo por la Sierra Norte de Puebla. Como dice el evangelio, el que tenga oídos para oír, que oiga.

Ya tienen padrino. La que también pinta para ponerse interesante es la lucha al interior del PAN por la alcaldía de Puebla, en donde queda claro que son tres los finalistas que se disputaran la nominación.

Todo indica que a la final han llegado el líder del Congreso local, Jorge Aguilar Chedraui, el secretario general de la comuna, Mario Riestra Piña, y el titular de la Auditoría Mayor de Puebla, David Villanueva Lomelí.

En la entrega del próximo miércoles abundaré más en el tema, pero también, ya están prácticamente a la vista los apoyos que cada uno de ellos suma para obtener la nominación.

Jorge Aguilar cuenta con el apoyo del secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirado, quien recientemente recibió en su casa al líder del Congreso local, para supuestamente hablar de temas legislativos, pero luego de dos “chegalos”, de por medio (marca de mezcal propiedad del funcionario estatal), hablaron sobre el futuro y las posibilidades del diputado local, al cual le envió un guiño de complicidad.

Riestra, una y otra vez, ha sido cobijado por el actual gobernador, Tony Gali, quien cuida las formas, pero no deja de apapachar y hasta de pasear al joven secretario general del ayuntamiento de Puebla, el cual ya fue líder del Congreso local y aprovecha los espacios existentes para promoverse, lo cual ha rendido frutos.

El tercer personaje en cuestión es David Villanueva Lomelí, quien ha comenzado a ser cobijado por el diputado federal y presidente de la comisión Inspectora de la Auditoria Superior de la Federación, Luis Maldonado Vengas, quien recientemente galardono, a través de su academia de historia al “heredero político” del melquiadismo.

Se dice incluso que David podría también contar con las simpatías del exgobernador y aspirante a la candidatura del PAN a la presidencia de la República, Rafael Moreno Valle Rosas. Mañana abundaré en el tema.

Melquiades logró su objetivo. El pasado domingo, el exgobernador del Estado, Melquiades Morales Flores, desayunó plácidamente con sus hijas, Vero y Socorro, así como con su yerno, David Villanueva en el hotel Gran Fiesta Americana.

Melquiades parte ya en uno días a cumplir con su nueva encomienda al frente de la Embajada de México en Costa Rica.

Hay que destacar que en una época en donde ser político es sinónimo de corrupción y de repudio social, Melquiades Morales era saludado en su mesa por los comensales; incluso, no faltó quien se tomó la foto con el exmandatario.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

1 2 3 4 5 45