¡Escúchanos por internet!

Puebla y su máscara de hierro

No serán los gobiernos ni los partidos políticos quienes en el próximo proceso electoral que se avecina en Puebla gocen de la confianza ciudadana ya que desde sus respectivas trincheras, se preparan para hacer frente a su desgastada credibilidad frente a los electores que se acercarán a las urnas para elegir a quien gobernará Puebla en los próximos 5 años y meses.

Es más, en un ejercicio de videncia, podemos pronosticar el abstencionismo que seguramente se hará presente como resultado del desgaste político que hemos vivido en el último año, donde nuestra entidad ha sido el epicentro de crisis políticas cuyo saldo deja una descapitalización importante para partidos políticos y personajes que hoy no cuentan con la credibilidad de los poblanos y que serán a quienes veamos en las boletas electorales.

El grueso de los poblanos poco sabe de la disputa interna entre morenistas y de la gravedad que hoy muestra el partido del presidente al reflejar serios señalamientos contra su Presidenta Nacional Yeidckol Polevnsky.

En tanto, “el gran” opositor de los morenistas en Puebla, no es tan grande cuando se concluye un cónclave de negociaciones donde el ex rector de la UDLAP Enrique Cárdenas refleja un esfuerzo caricaturesco de contrapesos que están muy lejos de lograr una victoria.

Esta historia de pactos, vendettas y reacomodo de grupos es caldo de cultivo para una guerra intestina entre lo que queda del moribundo morenovallismo y el resucitado yunque. De los que alguna vez se llamaron independientes mucho se puede decir, pues una vez más, dieron muchas razones para pensar en la máscara de hierro que algunos hombres de la política se colocan para auto amordazarse y empezar a rodar en el túnel de las incongruencias.

Lo he dicho en repetidas ocasiones, Puebla tendrá un gobernador que ganará no por la efectividad de su de su campaña, ni de toda la inversión que le inyecte a la movilización de esas desgastadas bases que están para mentirle, sino por el cobijo que una vez más le de la marca del hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Lo que vendrá en las próximas semanas será un show grotesco de la política real donde el barco de Morena se verá invadido por una gran cantidad de “nuevos” simpatizantes que besarán la mano del nuevo mesías con la única finalidad de amarrar hueso y seguir viviendo del erario.

Los procesos de elección de gobernantes siguen evolucionando y de pronto nos damos cuenta que las campañas están rebasadas por el sensor del ciudadano común que no va a los mítines, ni mucho menos lee o mira toda esa propaganda que se despliega como en los viejos tiempos del “dinosáurico” priismo.

A Puebla le esperan semanas de una campaña que si bien será breve, está más que cantada. Lo interesante será ver la capacidad de los actores políticos involucrados para controlar a los verdugos y ver la capacidad de sobrevivencia de los damnificados en la nueva era de una máscara de hierro.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

De policías y ladrones, la Puebla de hoy

Cuando se tocan los temas de inseguridad pública, los gobiernos suelen brincar y atribuirlos a esos ruines fines políticos para desgastar imagen. Sin embargo, la realidad supera a la ficción, cuando las cifras dejan de funcionar en el desgastado discurso apagafuegos y se trasladan a una realidad letal que estamos viviendo hoy en día en Puebla capital.

Este tema es sin duda uno de los talones de Aquiles para la actual administración municipal. Y es que más allá de todo lo que en los últimos días ha tenido en la polémica al Ayuntamiento, es más que evidente la ausencia de una estrategia real que atienda un tema tan sensible como la seguridad en la capital del Estado.

Hay una percepción ciudadana donde la capital se coloca entre las más inseguras del centro del país. Este fin de semana, los asaltos en el transporte público nuevamente regresaron el caos y temor entre los ciudadanos, quienes de manera contundente perciben que las autoridades han sido rebasadas en un tema que debe ser uno de los ejes centrales en la política social del municipio de Puebla.

Los temas de intrigas palaciegas, relevos de funcionarios, viajes, ferias exprés, los anuncios de recuperar el manejo del agua, quedan en bomberazos de ocasión que no inciden de manera real en el diario vivir de los poblanos.

Sabemos que hoy Puebla vive un interinato en lo que se refiere a la administración estatal, sin embargo, sobran motivos para que el gabinete de seguridad brinde un irrestricto respaldo al trabajo que en esta materia realiza el Ayuntamiento poblano.

Son más de 100 días de la administración municipal y es tiempo que el gobierno de la ciudad contemple mostrar la mano de hierro con sus propios funcionarios, sobre todo con aquellos que son responsables de la materia y que hasta ahora sólo han cometido serias pifias que ponen en entredicho la organización y trabajo de toda una administración.

Caminar por las calles de Puebla se ha convertido en un verdadero desafío, lo que resulta lamentable si agregamos el descuido y poca limpieza que lucen los primeros cuadros de la ciudad.

El Ayuntamiento de Puebla debe replantear sus propuestas de seguridad pública e impulsar la cercanía con el ciudadano de a pie, que quiere escuchar acciones que incidan en “su metro cuadrado”.

Todo lo anterior se suma a una carente cobertura de alumbrado público en calles céntricas de la ciudad, al deplorable estado que guardan no sólo grandes vialidades, sino avenidas que muestran grandes baches.

Sería de gran madurez escuchar a una autoridad reconocer los fallos y solicitar ayuda en todo aquello que es evidente se le está escapando de control.

Los viajes, hermanamientos, la siembra de árboles, ferias del libro, pasan a ser actos propiamente de mucho ornato que poco abonan en un clima de exigencia real, donde la ciudadanía espera más anuncios acciones reales sobre todo en temas impostergables como seguridad pública.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Foto: Es Imagen / Daniel Casas

¡Rafa vive, el grupo sigue!

Hace unos días, el Presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera hizo frente a la pifia de su Secretario de Turismo exhibida en un video para promover las estrategias del sector. El mandatario instruyó a bajarlo inmediatamente de redes y dijo: “No queremos que piensen que somos los mismos de antes”.

Pues a ver si al Presidente no le hace ruido todo lo que se está pactando en Puebla en aras de una “reconciliación” que suena más a complicidad.

No sería raro seguir viendo más oportunistas que suben al barco barbosista para agarrar lugar antes de que los madruguen y se queden en el vacío.

Sin embargo, tal parece que el precandidato Luis Miguel Barbosa está aplicando la máxima de la política al comer “basura” y no hacer gestos con la finalidad de sumar lo que sea y como sea con tal de afianzar los espaldarazos.

Sin embargo hay límites, y este fin de semana, una parte del morenovallismo fue a tocar las puertas del aspirante de Morena para decirle aquí estamos.

Casos concretos, Gerardo Islas y su lacayo Luis Tifain quienes al más puro estilazo tapete buscaron la bendición del Tatiasca, cuando hace unas semanas eran los principales promotores de aquella campaña de duros ataques a Barbosa.

¿Será que quieran protegerse de algo? ¿Dejarían todo en orden en Sedeso?

Otro reluciente nuevo integrante de la bufalada morenista es “Zavalita” quien ahí subido en el templete miraba endiosado a su nuevo messías.

La política nos da estampas que rayan en lo grotesco de la impunidad e incoherencia.

La pregunta es si todavía en Morena sus militantes se acordarán de esa famosa encuesta que supuestamente se está aplicando a las bases para sacar al candidato.

Y la pregunta es tan intencional como para hacer notar que este fin de semana, Barbosa actuó como el ungido, el único, el tapado.

Al hacer un análisis duro de lo que está ocurriendo en el partido del Presidente queda claro que el morenovallismo tendrá su dote, sí señor, porque para el poder es posible abrirle la puerta a todos, incluso a detractores y traidores.

Recuerdo todos los ataques que recibió Claudia Rivera Vivanco a quien acusaron de reunirse, pactar etc con morenovallistas. Digamos que ahora ya se pusieron a mano, pues están replicando todo aquello que criticaron y gritaron en consignas durante aquellos mítines anti morenovalle.

Y respecto a la encuesta, ¿será que todavía Armenta y Nancy le den sus votos de confianza a esa medición?

Todo apunta a una gran simulación donde Morena no se está fortaleciendo, sino está exhibiendo que Puebla con Barbosa empezó a experimentar una dura metamorfosis con aquél que fue su acérrimo enemigo.

Conclusión…..Rafa vive, el grupo sigue.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Los contrapesos del absolutismo

En un país donde durante décadas los absolutos fueron el sello de la gobernanza, se hace imprescindible el surgimiento y la necesidad de esos contrapesos que aterricen todas la decisiones y garanticen la inclusión de aquellos actores, que sin ser detractores, puedan sumar y enriquecer todas aquellas decisiones que se gestan desde las diferentes esferas de poder.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dado clara muestra de ir abriendo puertas y se hace imprescindible mantenerlas así y sumar más canales de comunicación.

Han sido varios los aciertos del presidente, como también los errores que se van corrigiendo en el camino. De esto se trata la nueva forma de gobernar.

El país más que frentes opositores requiere contrapesos reales que puedan sumar a la hora de hacer señalamientos que lleven como único objetivo, tener una repercusión en beneficio de una sociedad como la que demanda la transformación de los nuevos tiempos.

El presidente tendrá que valorar y revisar a detalle algunos anuncios que a la vista de todos son erráticos y esperan un nuevo análisis.

Estos contrapesos urgen darse en todos los niveles.

Puebla enfrenta la efervescencia de un proceso electoral donde la polarización interna se registra en el partido del presidente.

La demanda real para que Morena realice un proceso de selección interna alejado de los dedazos y cargadas que pongan en duda la democracia en el partido que hoy gobierna a México, es una exigencia.

Morena también debe entender que los absolutismos lo acercan a esas figuras sempiternas de los partidos políticos que por años ejercieron una hegemonía en el sistema político mexicano.

Puebla debe entender que son tiempos de mucho análisis, de ser críticos, de aportar, pero también de ser implacables a la hora de señalar todos aquellos errores y pifias que enaltecen figuras de sal cuyo poderío terminará por consumirse con los excesos de la ambición.

Es tiempo de decirle a Barbosa, Nancy y Armenta que no les creemos, a ninguno de los tres. Gánense el voto de la gente bajándose de la plataforma de las promesas de egolatría que se quedan en precampañas de ornato al estilo ochentero.

Busquen esa imparcialidad interna en un partido al que ustedes tres llegaron luego de abandonar los barcos de los que comieron y saquearon por años.

Que los contrapesos que urge esta sociedad poblana también alcancen a la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco para que se atreva a romper su burbuja, la misma donde los aduladores hacen de las suyas para nublarle la mirada y ser objetiva con sus errores.

Que una tarde salga de palacio y camine por las calles de Puebla, sola, sin pepes grillos y le pregunte a cualquier persona, primero si la conocen, segundo que opinan de ella y tercero si volverían a votarla para gobernar la capital.

Son tiempos donde los políticos y gobernantes tienen que aprender a escuchar, no sólo a sus gurús de pacotilla, sino a la verdadera ciudadanía que tiene mucho que decir no a través de filtros como encuestas cuchareadas o videítos vestidos a modo.

Estos son los contrapesos que los gobiernos tienen que ser capaces de aceptar y sobre todo, incluir no como slogan de gobierno, sino como acciones de contundencia.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Ilustración: Alejandro Medina

Los renegados

Del oportunismo al “no me acuerdo” hay un breve espacio para identificar a todos los camaleones que se alistan para la metamorfosis política de cambio de camiseta.

Ellos son los renegados, los mismos que son damnificados del morenovallismo, desertores del tricolor y desempleados de la chiquillada política que fungen como scorts de las coaliciones políticas para irse con el mejor postor.

Así son ellos, todos han enfocados sus baterías a Morena, algunos con Barbosa y otros con Armenta, pero invariablemente buscando el derecho de piso que les permita subirse a la tabla de salvación que implica seguir viviendo del presupuesto.

En Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano, el Verde Ecologista, el casi inexistente Compromiso por Puebla se siente el movimiento, el nerviosismo, la búsqueda de “conectes” para amarrar los acercamientos con los grupos de quienes hoy se disputan la candidatura a la gubernatura en el partido del Presidente AMLO.

Muchos de estos oportunistas, acumularon fobias contra un partido al que minimizaban y que hoy tienen en la mira para colarse donde se pueda o donde se dejen.

Deambulan en reuniones para seguirle la pista a Barbosa o Armenta, hablan con operadores para “venderse” como buenos brokers de esas militancias flotantes que según ellos pueden seguir controlando.

Algunos hacen valer su “chapulinismo” al haber pasado por el PRI, PRD, PAN, la chiquillada, hasta buscar llegar a infiltrarse en el morenismo.

Y de las renegadas mucho que decir, pues muchas se quedaron en el camino, sin chamba, sin novio, sin padrinos y hasta sin amigos.

Otras, después de haber hecho sus campañas verdes andan montadas en varias puestas en escena con temas de género para amagar funcionarios que puedan comprar la idea de colocarlas en la burocracia por venir.

Es muy desafortunado ver en un partido como Morena la invasión de todos estos oportunistas que se alistan a cambiar de camiseta con la única finalidad de montarse en el tsunami guinda que se avecina en Puebla.

Es la desafortunada inercia oportunista en la víspera de la definición de una candidatura que si bien algunos la catalogan como “cantada” otros más se reservan el pronóstico no de lo que se pueda definir, sino de lo que se logre dividir.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Ilustración: Alejandro Medina

Frenar el cisma en Morena

Las próximas semanas serán una verdadera hoguera política para Puebla donde una vez establecidos los tiempos políticos, la elección para la gubernatura está más que cantada a favor de Morena.

En la víspera de vivir estos tiempos políticos “sui generis” donde tendremos que regresar a las urnas, los ciudadanos lo haremos para cumplir con el mero trámite pues es una realidad que el tsunami guinda es imparable.

La prueba de fuego para los militantes del partido del Presidente, no está en la campaña o en el mismísimo Día D, se halla en la interna que habrán de disputar quienes aspiran a obtener la candidatura morenista.

Más allá de la grilla de las recientes semanas donde hemos visto los típicos pronunciamientos al estilo de las “bufaladas” priistas con organizaciones patito que han hecho públicos sus apoyos, debemos centrar la atención en lo que vendrá.

La unidad morenista en Puebla se encuentra resquebrajada y urge las llamadas operaciones cicatriz para detener las vendettas que se antojan imparables en un escenario donde la batalla será de morenistas vs morenistas.

Hoy diferentes voces de la militancia del partido guinda, urgen señales de democracia interna, las que deben estar exentas de dedazos o señales divinas que puedan dictar líneas “salomónicas” que sólo provocarían fisuras y nuevos cismas.

El proceso interno de selección de candidato será clave y estará en el ojo del reflector para evidenciar el verdadero tamaño de la democracia en el partido que hoy gobierna el país.

La realización de una medición entre los aspirantes a la candidatura deberá estar precedida por la garantía de imparcialidad y evitar el cuchareo que puede inclinar la balanza hacia la cargada barbosista que quedaría exhibida como lo que hoy se le señala: Un grupo ávido de control y poderío caciquil.

La elección extraordinaria en Puebla exige reflejar si los correligionarios del Presidente Andrés Manuel López Obrador están a la altura de llevar al cabo un proceso con garantías democráticas internas que nulifique los riesgos de dedazos e imposiciones.

Ante esta polarización en Morena y con los riesgos de una gran ruptura interna, no es tan descabellado optar por la TERCERA VÍA que tenga un perfil imparcial y ciudadano, que permita abrir el abanico de opciones.

Asimismo, se tiene que diluir la llamada figura del “Gran Elector” que recae en el líder moral del morenismo, algo que se antoja como un reto pero que iría con la congruencia de romper con las viejas formas de los partidos hegemónicos.

Lo que es indiscutible es que quien obtenga la candidatura, gobernará Puebla.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

El autoritarismo de Citlalli

Poco empática con las propias bases de su partido, así es ella, con dobleces y obsesionada con imponer, ordenar, presionar y todo lo que implique priorizar su voluntad.

Esta es Yeidckol Polevnsky una mujer que arribó a Morena precedida por un gran apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador y que sin embargo, no es capaz de controlar emociones, reacciones y declaraciones para evitar lo que en los últimos meses ha generado en el partido que lidera: Una amplia y clara confrontación.

Hace unos meses se confrontó con la diputada federal Tatiana Clouthier, tuvo desaguisados con Monreal, versiones indican que es insufrible para algunos integrantes del gabinete presidencial.

Así con estas ínfulas de mandamás, la Presidenta Nacional de Morena ha perdido de vista la importancia de erigirse como una verdadera líder política que evidencie imparcialidad.

A este señora de múltiples identidades habría que sugerirle no actuar como “La Gordillo” de Morena que tira línea cuando se trata de imponer voluntades.

No es menor la molestia entre una parte importante de las bases morenistas, quienes lamentan que el centralismo, dedazo e imposición sean los riesgos más evidentes para definir la candidatura a la gubernatura en Puebla.

Es lamentable que se tome como “natural” que la decisión final para la elección de un candidato salga de Palacio Nacional. Y lo es porque en el tenor del discurso presidencial, se entiende que el primer morenista del país reprobaría la ejecución de cochupos en el partido que tanto trabajo le costó fundar.

Hace tres días, Polevnsky frenó de manera tajante la irrupción de más aspirantes a la gubernatura poblana al señalar que no son tiempos de destapes. Sin embargo, su incongruencia la traiciona al ser la primera en destapar cada vez que puede a Luis Miguel Barbosa.

Puebla no ha superado los tiempos de la confrontación política.

La posible imposición del ex candidato morenista y ex senador Barbosa alertan sobre el arribo de un grupo de oportunistas que han sido alentados por la propia obsesión de este personaje político.

La presidenta nacional de Morena no pierde oportunidad para reiterar como “candidato natural” a Luis Miguel Barbosa al decir que como “ganó” en la pasada elección por derecho lleva mano.

Hay que explicarle a esta buena mujer que por una parte estuvieron las acciones de violencia y robo en las urnas que mancharon el proceso electoral y por otro lado, los votos obtenidos, que dicho sea de paso, no fueron porque la marca de Barbosa convenciera y obnubilara a los poblanos, sino por la marca AMLO.

Si antes de la elección del 2 de junio, Morena a través de su Presidenta crea un escenario bélico para imponer al candidato, será un mal augurio de lo que se espera en los comicios extraordinarios y con la estigmatización de la vulnerabilidad para tener presente en todo momento los riesgos de un nuevo conflicto post electoral.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Entre “PRI-mores”, chapulines y tatiaxcas

Dicho por la propia presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, la contienda que se avecina por la gubernatura en Puebla parece se dará entre morenistas y “primores” que como buenos y experimentados practicantes de la mafia del poder se lanzaron a los brazos del partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador, “convencidos” de poder llevar todas sus viejas prácticas electoreras para el nuevo cacique que se resiste a dejar sus sueños de sentarse en la gran silla como el nuevo Tatiaxca de los poblanos: Luis Miguel Barbosa.

Las mejores expresiones del poder son los excesos y la pérdida de coherencia a la hora de actuar, sobre todo cuando se carece de dimensión sobre lo que se dice y se hace.

Esto es lo que vienen experimentando en Puebla los integrantes de Morena, que divididos simulan una unidad que no existe, ni existirá, sobre todo cuando está cantada una guerra descarnada para arrebatarse primero la candidatura y luego los enroques de poder que, sin duda alguna, provocarán un golpeteo interno y desgaste de sus principales figuras.

Morena sabe que va en caballo de hacienda, nulificó a sus contendientes.

El destape del senador Alejandro Armenta le metió el ruido que estiró los resortes de la manada barbosista encabezada por Gabriel Biestro, fiel personero de su jefe político que debió dar la orden de ataque.

Mientras la senadora Nancy de la Sierra se lanza al vacío para buscar algo que sabe imposible por la poca aceptación que tiene entre militantes morenistas que al menos este fin de semana le dejaron varias sillas vacías y una raquítica participación para escuchar a la ex comunicadora que nada más no levantó la espuma que esperaba.

Luis Miguel Barbosa sabe que los días por venir no serán sencillos por todas las negociaciones que los grupos al interior de su partido buscan en favor de sus propios intereses y no de Puebla como entidad.

Es lamentable ver en lo que se ha convertido en Puebla el partido que hoy gobierna el país y que en nada emula el discurso del propio Presidente AMLO, pues las huestes locales eligieron revivir a los dinosaurios como las mejores armas para enfrentarse entre ellos mismos.

Alejandro Armenta le dará batalla no sólo a barbosistas sino también a todos aquellos “plomeros” de cañerías electorales que ya hacen fila para tocar la puerta de Morena y acomodarse al precio que sea.

El senador rijoso tendrá que modificar no una sino varias estrategias y actitudes para convencer y ganarle a quien se empeña en ser “El morenovalle” de los pobres (Barbosa).

A Armenta hay que sugerirle que siga trabajando para erradicar su misoginia y que no simule con sonrisas de falsedad todo aquello que alucina.

También hay que pedirle deje de hablar con esa entonación de político de los 80 que ensalzaba las palabras desgastadas y de recursos baratos para convencer de su sinceridad.

Algo debimos hacer mal los poblanos para tener esta pobreza electoral que se avecina en momentos donde digamos que tenemos poco de dónde escoger. Eso sí, tal vez todo será mejor a dejar llegar a un grupo que antes de tener una candidatura ya emula a quienes tanto criticó y con los que hoy se podría hacer un retrato idéntico por sus ambiciones y excesos.

Por cierto, me dicen que desde hace un tiempo ya trabaja cerca de Armenta un talentoso Consultor Político que será el Estratega Senior para todo lo que venga en la batalla por la candidatura. Si es quien me dijeron sólo puedo decir, de los mejores aciertos.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Ilustración: Alejandro Medina

Huachicol y el tráfico con la pobreza

Las tragedias desafortunadamente nos hacen recordar todo lo que es el origen de las mismas con todo y sus protagonistas.

México hoy hace frente a un hecho lamentable con la pérdida de decenas de vidas frente a un combate frontal a la corrupción y a las organizaciones delictivas que desde diferentes frentes hicieron florecer uno de los negocios más rentables como el robo de combustible.

En estos momentos debemos tener en cuenta que Puebla fue de las primeras entidades que vergonzosamente se convirtieron en un referente en la naciente industria ilícita del huachicol.

En el último sexenio, los capos de este jugoso negocio sentaron sus centros de operaciones en los municipios con alta vulnerabilidad debido a sus niveles de marginación y pobreza.

Son muchos los que están enterados del paulatino crecimiento de este ilícito al menos en Puebla, donde al igual que en otros puntos del país, poblaciones enteras le entraron al negocio como una forma de sobrevivencia ante la baja productividad de sus tierras.

Gobiernos y élites de poder, por décadas han traficado de manera insultante con los programas sociales que han sido etiquetados con un letrero electoral y dejaron de cumplir su objetivo central de llegar a quienes más necesitaban esos apoyos.

Programas estatales y federales fueron utilizados de manera arbitraria para fondeo de campañas y entrega de dádivas para la compra de votos.

Hoy muchos de los que operaron todas estas estrategias están en diferentes frentes partidistas y asumiendo posturas críticas que son de ornato, pues en el fondo saben cómo se robaron cientos de millones de pesos que no fueron entregados a poblaciones vulnerables y que fueron a parar a bolsillos de operadores electorales.

El huachicol como el narcotráfico destapó en México una gran cloaca donde salen salpicados muchos.

Vienen a mi mente nombres, muchos, algunos de ellos: Juan Carlos Lastiri, Nancy de la Sierra, Alejandro Armenta, el finado ex gobernador Rafael Moreno Valle, Luis Miguel Barbosa, Rosario Robles, Lorenzo Rivera, Mario Rincón, Juan Manuel Vega Rayet y muchos otros quienes seguramente nos pueden dar cátedra de cómo manipular programas sociales para evitar que los recursos lleguen a quienes los necesitan y que el fondeo se encauce siempre con una etiqueta político-electoral.

La memoria siempre es una buena herramienta para tener en cuenta referentes del pasado reciente.

A pesar de las críticas que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha recibido a su estrategia de combate al robo de combustible, resulta acertada la decisión de mantenerse firme y seguir adelante con la embestida contra quienes hoy encabezan los cárteles del huachicol en México.

Esta cruzada del Gobierno de México tocó grandes intereses que no están dispuestos a perder esa rentable cantidad superior a los 60 mil millones de pesos que anualmente se obtienen por la ordeña y venta de combustible robado.

México está frente a la posibilidad de embestir de manera real a toda la red de corrupción que por años ha realizado un escandaloso saqueo al país.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Verdugos, victimarios y las nuevas reses en Morena

La ambición los rebasó y en este juego de egolatrías pierde la marca y las bases de un partido como Morena que en Puebla ha tenido la mala suerte de ser liderado por la ambición más que por la convicción.

Mientras a nivel nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador libra una batalla contra la corrupción, en Puebla muchos de sus correligionarios siguen atrapados en los juegos de la obsesiva lucha por gobernar.

Luis Miguel Barbosa sigue jalando aire como pez intentando flotar en su lucha por una candidatura a la gubernatura que se ve cada vez más lejana, ante la incongruencia de llevarse todas las rebanadas del pastel y erigirse como un líder al que le falta mucha moralidad para seguir decidiendo la vida y obra de las marionetas que intenta manejar a su plena decisión.

La lucha interna en Morena exhibe las carencias y verdaderas intenciones que tienen muchos de quienes hoy ostentan algo de poder. Tal es el caso del diputado José Juan Espinosa que al declarar una abierta guerra contra los barbosistas echó mano de su capital que incluye a su esposa la senadora Nancy de la Sierra para tomar lanzas y empezar a advertir que le pelearán la candidatura a Barbosa.

Al ver estos shows la conclusión es lastimosa, sobre todo, cuando las verdaderas bases de Morena siguen como espectadoras ante esta pelea entre personajes –todos- que son arribistas y ex militantes de esos partidos que hoy combate el propio presidente AMLO.

La memoria siempre servirá para refrescar los pasados recientes de muchos de ellos acomodados en las filas de estos partidos que ya olvidaron de donde surgieron.

Barbosa y sus abrazos con “harto cariño” con el desparecido Rafael; Nancy y sus selfies con el presidente Enrique Peña mostrándole su “lealtad”, José Juan y sus fotos como alfil del morenovallismo, Armenta y sus exabruptos criticando a las izquierdas desde los templetes priistas.

Estos personajes son los que hoy se disputan las candidaturas en Morena y con cinismo se siente merecedores de buscar y colarse como los próximos candidatos de un partido que a ellos no les costó formar en Puebla.

Entre las auténticas bases del morenismo poblano hay mucha inconformidad y rechazo ante lo que hoy acontece.

Sin el afán de menospreciar a los personajes de reciente adhesión a Morena, éstos tienen poca coincidencia con aquellos que en la formación académica, laboral, intelectual y filosófica llegaron al partido lópezobradorista en tiempos de debates, de integración, de la conformación de redes de apoyo, de mucha organización.

Estos personajes del auténtico morenismo se resisten a respaldar esas campañas que se visten con la burda operación de un priismo o panismo que llegó a Morena sólo en busca de escalar rápidamente posiciones de poder y convertirse en los nuevos caciques de una izquierda en riesgo de ser todo, menos eso.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Ilustración: Alejandro Medina

¿Los nuevos tiranos del poder?

La obsesión en un político puede ser el arma más letal para apresurar una derrota sin necesidad de ir a las urnas.

Cuando un personaje del poder, pierde la dimensión de su propia realidad, está en la antesala de una crisis sin fondo, donde su imagen, discurso, posicionamiento y amarres políticos pueden ir directamente al vacío.

Como en una novela de intriga política, a medio año del proceso electoral federal, en Puebla seguimos sin Gobernador. Qué bizarra realidad nos ha tocado dirimir con tanta polarización en los círculos de poder, pues en la sociedad y entre los ciudadanos de a pie, lo que se percibe es un hartazgo.

Todo lo anterior muestra a Morena y sus necedades o quizá la obsesión de Barbosa.

Tras los últimos acontecimientos en Puebla, la figura de este personaje también reporta un desgaste importante.

Faltan varios meses para ir a las urnas y el partido del presidente podría llevarse sorpresas en Puebla.

Lo que hace unos meses fue una gran bandera para Morena en Puebla ante los excesos, el cacicazgo, la corrupción y las imposiciones del grupo de Moreno Valle, hoy puede convertirse en su principal impedimento para tener el camino allanado y conseguir fácilmente el triunfo en la gubernatura.

Muchas son las historias que giran en torno al ex senador Luis Miguel Barbosa. Desde los negocios hechos al amparo del poder en Tehuacán, su despotismo, la misoginia, el desdén con el que trata a muchos de sus correligionarios, el dinero que le invierte a mercenarios de la información agazapados como “prensa libre”, los autos usados que dicen le regala a sus serviles empleados y esa obsesión por sentirse un Tótem sagrado en Morena cuya victimización ha dejado de ser funcional.

No son pocas las voces al interior de Morena que velan armas, muchas armas porque imponer a Barbosa como candidato sería la peor muestra de autoritarismo en el partido del mismísimo Presidente del Gobierno de México.

La postura de la presidenta Nacional de Morena, Yeidckol Polevsky (Citlali Ibañez, nombre verdadero) ha resultado intransigente, autoritaria, plagada de excesos y con un centralismo partidista similar a los del priismo en sus mejores épocas dinosáuricas.

A esta honorable señora, se le olvidan las bases, las fuerzas vivas de Morena, los personajes que mucho antes que ella llegara a presidir este partido, fueron construyendo los cimientos para hacer lo que hoy es el partido en el poder.

La presidenta Nacional de Morena ha mostrado falta de tacto al imponer el nombre de Barbosa como el candidato del dedazo, y de un dedazo ensombrecido por la tragedia.

Resulta francamente doloso para los poblanos, pensar en que el actual Congreso del Estado ejerza el mayoriteo que tanto criticaron en las época de Moreno Valle e impongan a personajes como un Héctor Alonso Granados con un historial más que distante de una auténtica izquierda morenista, o bien a Gabriel Biestro que no tiene ni una gota de poblanidad , pero eso sí mucha ambición.

Puebla no se merece que Morena muestre su peor rostro, porque las sorpresas pueden ser letales.

Luis Miguel Barbosa ha tenido una gran capacidad de convocatoria y de suma de voces, pero en su contra.

La mayoría de los poblanos siguen sin identificarlo, salvo cuando es troleado en redes sociales o su imagen protagoniza los memes políticos del día.

Morena en Puebla tiene grandes retos, entre ellos poder evitar que esas caricaturas de pequeños caciques se conviertan en los diques que frenen victorias y fortalezcan verdaderas militancias, no intereses de oportunidad.

Hoy me quedo con esta imagen que siempre recordé: El ex gobernador Rafael Moreno Valle empujando la silla de ruedas del entonces Senador Luis Miguel Barbosa. Eran los buenos tiempos, eran los tiempos donde los negocios y los pactos florecían al amparo de las complicidades.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Hielos en la cabeza

Aquella frase acuñada por el ex gobernador Melquíades Morales Flores respecto a “ponernos una bolsa de hielos en la cabeza” para enfriar los ánimos políticos, nos viene muy bien a los poblanos en un momento donde tenemos que asumir responsabilidades como ciudadanos para exigir a las autoridades de los diferentes niveles de gobierno que cumplan con su responsabilidad de ejercer mandatos congruentes con una demanda de la ciudadanía y no desde las ópticas de élites o grupos morevallistas o morenistas.

Cuánto desgaste nos ha tocado presenciar en estos últimos meses donde todos hemos sacado a flote nuestros apasionamientos porque se trataba de defender nuestros votos.

Hay que asumir esa postura responsable de madurez ciudadana para sumar muchas voces que hagan los señalamientos sin colores, tendencias ni mucho menos preferencias o tentaciones porriles que poco ayudan al clima político que aún estamos viviendo en nuestra entidad.

Hoy Morena en Puebla tiene el reto de limpiar, retirar el escombro y trabajar respondiendo a los ciudadanos que votaron por una marca y por el Presidente AMLO.

Las ocurrencias de algunos grupos obsesionados con el poder se consumirán con su propia ambición.

Puebla demanda trabajo no puestas en escena.

Es lamentable escuchar discursos tan cuadrados, desgastados, donde ni quienes los dicen se los creen porque bajando del templete harán exactamente lo contrario.

Es una pena que Puebla se encuentre entre dos opciones: Lodo y lodazal.
Reitero, los ciudadanos tienen que tomar el timón y evitar voltear a perder tiempo ante tanto acto mesiánico que ya no va en esta 4ta Transformación.

Del lado de la gobernadora Martha Érika le escuchamos ese compromiso de hacer una “diagnóstico” para iniciar acciones en el combate a la seguridad. Ojalá a la nueva mandataria no se le vaya el tiempo en diagnósticos o en armar comisiones porque lo que está esperando Puebla son acciones concretas que empiecen a generar resultados.

Respecto a los nombramientos de su gabinetazo, pues poco que decir. Las palmas se las llevó sólo uno, no por su cercanía con el grupo morenovallista, ni porque sea un operador político, o porque sea de esos tétricos personajes que manejarán los hilos del teatro, sino porque su trabajo en Puebla se le reconoce. Muy buen acierto el arribo de Alejandro Cañedo a la Secretaría de Turismo.

Hay que decirle a la gobernadora que hubiese sido un buen acierto verla con un gabinete paritario que nos quedó a deber porque se nota que los hilos del teatro guiñol se seguirán moviendo desde otros rumbos.

En Puebla hemos vivido casi medio año en un clima de incertidumbre y confrontaciones. Ojalá la gobernadora cumpla con su compromiso de abrirse al trabajo y diálogo no sólo con el Gobierno de México, sino con todas las fuerzas políticas y gobiernos municipales.

A “los contreras” que bajen su hoz y el martillo, con ellas poco abanderan sus actos que resultan verdaderamente incongruentes a la hora de querer demostrar que una mayoría es hacer lo mismo que tanto criticaron.

Mientras el Presidente AMLO trabaja hay quienes se estancan en un ostracismo de palabrería.

A ver a cuántos de estos personajes vemos con este discurso en unos seis meses; varios ya andarán en México con nueva chamba y otros habrán negociado el silencio. Ahí les encargo.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

El juego cambió

Puebla merece estar bien, una frase sencilla que nos lleva a hacer un recuento de todo lo que como ciudadanos frente a nuestros gobiernos hemos vivido en los últimos tiempos.

El próximo arribo de Martha Érika Alonso a la gubernatura nos debe colocar como ciudadanos ante un panorama de mucha observancia y sobre todo crítica con argumentos.

El juego del poder cambió, y no me refiero, a la descarnada obsesión de controlar a perpetuidad el destino político de Puebla.

Debemos entender que Martha llega a una escena donde tendrá muchos ojos y voces que harán los señalamientos y denuncias que deban hacerse para evitar que Puebla se siga hundiendo en los excesos de una familia.

Las lecciones han sido duras para los bando confrontados; sin embargo, lo que nos debe ocupar es en voltear y escuchar a los ciudadanos.

Es aquí donde debemos replantear el papel de una sociedad que deberá crear esos contrapesos que no terminen siendo arietes o esquiroles de las fuerzas políticas y de los gobiernos en turno.

La responsabilidad de Martha como gobernadora es enorme, tiene en puerta una labor titánica donde todos sus movimientos y acciones deberán estar sujetas a escrutinio para recordarle que ya no son los tiempos donde su marido ejerció un cacicazgo, no un gobierno.

Inicia Puebla un camino donde nuevamente nos encontramos con una gran polarización entre ganadores y perdedores quienes tendrán que ponerse una bolsa de hielos en la cabeza, porque más que calenturas políticas, lo que nos debe ocupar, es fortalecer las sinergias de participación para muchos sectores que durante el morenovallismo han estado acotados y perseguidos.

¿Martha será capaz de hablar de la corrupción que hoy enfrenta Puebla y donde las huellas de su marido no se pueden borrar?

¿Será una gobernadora que hable de la necesidad de la Alerta de Género ante la ola de feminicidios?
¿Cambiará su esquema de comunicación para prescindir de lacayos y porristas para dar paso a una verdadera renovación en la estrategia de comunicar lo que no ha podido lograr hasta ahora?

¿Podremos pensar en una gobernadora que actúe por mutuo propio sin responder a los intereses y operadores de su marido?

La misión es titánica porque gobernará en un escenario muy diferente donde ya no tendrá a un gobierno federal que se doble ante la corrupción o negocios que se acuñaron al amparo de un grupo en el poder.

El siguiente paso es abrir espacios, crear resonancias, hablar, denunciar, exhibir, pero también sumar cuando se trate de Puebla y no de mesiánicas obsesiones de poder.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Foto: Es Imagen

“El partido del Presidente”

Inició la nueva etapa en México y los ciudadanos deseamos que esta transformación se construya desde una sociedad, no desde una militancia.

Celebro que hoy la ciudadanía no calle y hable no sólo de aciertos, sino también de errores.

Mantengamos equilibrio y congruencia para ser exigentes con quienes hoy llegan a conducir nuestro país.

Seamos voces críticas pero con propuestas de acciones.

A ningún gobierno le hace bien sólo un club de aduladores.

Que el nuevo Gobierno de México mantenga apertura y congruencia para ejercer un mandato incluyente donde los contrapesos recuerden que nada es absoluto y que el poder tiene caducidad.

La corrupción fue una mención central en el discurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Abran los ojos y escuchen muy bien señores de Morena, especialmente alguna que otra incipiente funcionaria que anda ofreciendo puestos o tratando de meter a la nómina a familiares.

El largo discurso de un centenar de puntos que pronunció el Presidente de México ante un zócalo repleto de ciudadanos, fue un repaso de todos aquellos ideales y compromisos que datan de muchos momentos claves en su historial de lucha política para llegar al cargo que ya ostenta.

Este discurso presidencial, conviene que no sólo lo oigan, sino que también lo asuman varios personajes de Morena que desde hace unos meses están en funciones.

Senadores, presidentes municipales, regidores, diputados y muchos de los que hoy ejercen el poder, están haciendo todo lo contrario.

No lo permitamos, hay que desenmascarar la impunidad, el nepotismo y la falsedad.
El juez por su propia cada empieza, y tal como lo dijo el Presidente López Obrador, no meterá las manos al fuego por sus hijos y esposa, por lo tanto mucho menos lo hará por aquellos que desde su partido, utilicen sus cargos para acumular poder o beneficiarse a través de actos ilícitos.

El reto es grande para un país donde arrastramos un largo historial de desafortunadas acciones gestadas desde el poder.

Rescato esa irrepetible imagen de un zócalo capitalino repleto de ciudadanos escuchando un largo discurso donde la política tomó por momentos instantes místicos para devolver un poco de credibilidad incluso a los escépticos que le dieron el voto de confianza a Andrés Manuel López Obrador.

Así que señores de Morena y anexas, México volvió a darle un espaldarazo de apoyo a un Presidente emanado de sus filas, por lo tanto, recuerden que serán sujetos a un minucioso escrutinio para exhibir todo aquello que no cumpla con los compromisos asumidos por quien hoy encabeza el Gobierno de México.

Los excesos que muchos de ustedes cometen en aras de una marca y ambición de poder deberán ser exhibidos y denunciados para reafirmar que nadie por encima de la ley, mucho menos si se trata de integrantes del partido del Presidente.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Laberintos viales

La urgencia de contar con una Ley de Seguridad Vial en el país se hace inminente ante los decesos de peatones que en los últimos días han sido víctimas de la arbitrariedad, intransigencia y falta de responsabilidad con la que se conduce en todo el país.

El caso más reciente, la muerte de Emmanuel Vara Zenteno, movilizó a la comunidad ciclista de todo el país, quienes elaboraron una detallada carta dirigida al presidente electo Andrés Manuel López Obrador solicitando tener una legislación en la materia con la finalidad de prevenir, aplicar la ley y bajar la incidencia de accidentes contra peatones.

El problema es muy grave, pues cuando analizamos todos los frentes de esta problemática, se hace evidente nuestra propia responsabilidad como sociedad que carece de esta cultura vial no sólo para los ciclistas, sino en todos los sentidos.

En un crudo análisis de nuestras actitudes, ¿cuántos de nosotros nos quejamos de “esquivar” a un ciclista o motocilista cuando conducimos?

¿Cuántos cicilistas zigzaguean en el tráfico sin usar las ciclopistas y circulando por los carriles para autos y transporte público?

¿Me pregunto cuántos respetamos el paso de peatones? ¿Cuántas escenas protagonizamos u observamos al lanzar casi el auto para apresurar a los peatones sin evitar decirles o gritarles que “se sienten de hule”?

A cuántos nos ha ocurrido que como peatones cruzamos con toda lentitud incluso dando la espalda a los conductores para argumentar que no nos damos cuenta que ya cambió el semáforo a luz verde y la frase favorita es “que se esperen”.

¿Cuántos choferes del transporte público van texteando o hablando por celular a la hora de conducir?

¿Qué filtros se aplican para evitar la contratación de menores de edad como conductores de unidades del transporte público?

¿Existe alguna capacitación para los choferes del transporte público?

Como conductores, ciclistas, peatones o autoridades tenemos que asumir responsabilidades en nuestros distintos roles.

El gremio de los transportistas también vive su propio infierno con una evidente impunidad con la que se otorgan concesiones, se contrata personal y sin ninguna regulación se designan tiempos y rutas de circulación.

Esta es una problemática nacional que ha detonado de manera desafortunada la pérdida de vidas donde mucho tienen que ver la falta de una legislación y la mala planeación en las rutas del transporte público.

Este fin de semana, una mujer de la tercera edad fue atropellada en el bulevard 5 de mayor por la ruta 3.

Es indignante que algunos funcionarios sigan anteponiendo los negocios en todos los niveles, construyendo ciclopistas mal planeadas y abriendo nuevas rutas sin hacer un diagnóstico real del crecimiento urbano y de la movilidad que hoy demandan las grandes capitales del país.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting
Foto: Es Imagen / José Castañares

Puebla vs la corrupción e impunidad

Sigo pensando que la ciudadanía siempre será la gran aliada para fortalecer esas iniciativas que provengan de aquellos que son testigos de todo lo que aqueja a nuestra complicada sociedad.

Cuando analizamos lo que hoy ocurre en Puebla en materia de gobernanza en sus diferentes niveles, una desilusión termina por invadirnos a varios, quienes seguimos viendo de quienes hoy gobiernan, los mismos comportamientos y actitudes de todos aquellos a quienes tanto criticaron siendo oposición.

La sociedad poblana replica a un México lacerado por el grave problema de la corrupción e impunidad.

Y esto no es exclusivo de quienes se fueron o se van, sino también de quienes llegaron.

Los vacíos que hoy tenemos en Puebla son tantos, que es difícil negar que la falta de definición sobre la gubernatura, mantiene una guerra campal en todos los niveles, cuyo pago de facturas se refleja en la indefensión en la que nos encontramos como sociedad.

Celebro que un grupo de ciudadanos poblanos haya tomado en sus manos la conformación de una organización ciudadana que lleva el nombre de Puebla contra la corrupción e impunidad.

Esta iniciativa está encabezada por Enrique Cárdenas quien estará respaldado por un grupo de ciudadanos entre los que figuran politólogos, investigadores, empresarios, periodistas, abogados y quienes quieran trabajar en serio por depurar de nuestra sociedad todo aquello que lastima las acciones ciudadanas y provoca que los gobiernos no cumplan con sus obligaciones.

Puebla contra la corrupción e impunidad saldrá a la luz de manera formal este martes cuando presente un trabajo muy detallado del periodista Sergio Mastretta sobre la Violencia Electoral del 1º de julio en Puebla.

Celebro que la sociedad tenga esta movilidad para hacer trabajo con los ciudadanos de a pie, quienes tienen el verdadero sensor de reflejar todas aquellas fallas, abusos y acciones que evidencian esos actos de gobernantes, funcionarios y empresarios que siguen aplicando la ley del talión a cambio de mantener los cotos de poder.

Es importante no quedarnos en la pasividad de la crítica soterrada en las redes sociales o en los círculos de confianza. Se hace necesaria una verdadera y real participación desde nuestro rol social con la finalidad de poder respaldar esos cambios que tanto esperamos y que no son obligación sólo de gobiernos, sino también de nosotros como ciudadanos quienes podemos sumar y construir mejores acciones para eliminar la corrupción y la impunidad.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Comunicación de látex

Este pasado fin de semana lo podríamos calificar como desafortunado para las autoridades municipales de la capital poblana y San Andrés Cholula.

Estamos viviendo una crisis de inseguridad en Puebla y zonas conurbadas que evidencia una falta de control y acciones por parte de las autoridades municipales y también por el Gobierno del Estado.

El problema de la inseguridad ha tocado fondo, y en estos momentos es urgente, más allá de una crítica incendiaria contra las figuras mediáticas y políticas, llamar a una urgente coordinación entre todos los niveles de autoridades para cerrar filas y actuar de manera emergente ante lo que está ocurriendo en Puebla.

Hay una reacción lenta de parte de los ediles cuyos municipios están siendo enérgicamente azotados por la delincuencia.

Señores y señoras, es urgente que comuniquen y dejen de informar. Hasta ahora sólo hemos visto una comunicación de látex, donde los ayuntamientos envían mensajes generales al hablar de inseguridad, pero poco comunican o transmiten mensajes claros hacia el ciudadano.

Los videos institucionales, promos de temporada, reuniones mediáticas se quedan en esa banalidad de inmediatez que no permea de manera directa en una sociedad enojada y alarmada ante lo que se está viviendo en un estado como Puebla.

Los linchamientos hacia las figuras municipales se han hecho presentes durante estos dos últimos días, resaltando la ineficiencia, silencio, lentitud y escasa estrategia para manejar una crisis como la que ya se vive en nuestra entidad.

Sin embargo, no hay que dejar de lado, que el gobierno estatal también tiene esa grave manía de transmitir mensajes de látex que son desechables y cuya efectividad se pone en duda, ante el lento actuar de nuestras autoridades.

Los asaltos en la vía Atlixcáyotl, el atraco en un centro comercial, los robos en tiendas de conveniencia y un sin número de delitos que ya estamos viviendo, reflejan un caos no sólo de parte de los gobiernos municipales entrantes, sino de la propia autoridad estatal que poco ha sumado o tomado la iniciativa para que veamos una reunión emergente entre todos los niveles de gobierno involucrados, para atender lo que hoy es una amenaza para la ciudadanía.

A los ediles involucrados hay que sugerirles implementar una estrategia que comunique acciones inmediatas y no discurso.

Mientras en Puebla estamos ante esta avasalladora crisis de inseguridad, el estado se prepara para derrochar unos cuantos milloncitos en el negocio personal de un simulador como Andrés Roemer con su Ciudad de las Ideas.

Y es que necesitamos mentes brillantes pero no para que vengan a hacer vacación otoñal en Puebla, sino para atender de manera urgente la situación que hoy vivimos los poblanos, quienes estamos cansados de autoridades que sean mudos, sordos y ciegos a la hora de enfrentar situaciones emergentes.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Puebla, entre la marca o el candidato

El segundero del reloj electoral indica que falta cada vez menos para que en Puebla haya una definición sobre el conflicto post electoral que vivimos desde el pasado mes de julio y que nos ha mantenido en los últimos meses en un limbo, donde fuera del llamado “círculo rojo”, la ciudadanía parece olvidar por momentos que aún no existe un gobierno con legítimo triunfo y que hay una gran posibilidad de repetir el proceso electoral.

Los escenarios políticos han cambiado, y si bien la ola de Morena arrasó el pasado primero de julio provocando que muchos de sus candidatos obtuvieran triunfos por inercia, el panorama actual ya no es el mismo.

La repetición de una elección, es tal vez, el borrón y cuenta nueva que esperamos los poblanos, para resarcir, la impunidad y el caudal de irregularidades que se presentaron el pasado 1 de julio.

Las afrentas han sido muchas y de regresar a las urnas, la coalición Puebla Unida tendrá que elegir a un nuevo candidato, marcando con una derrota personal y política a Martha Érika Alonso, esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle.

En tanto, si todo se mantiene de acuerdo a las declaraciones de Yeidckol Polevnsky dirigente nacional de Morena, Luis Miguel Barbosa se mantendrá como candidato en la boleta.

En el entramado político de ambas fuerzas (PAN y Morena) los escenarios también se han fragmentado y reflejan las luchas y divisionismos internos que sin duda alguna, serán palpables al realizarse una nueva contienda electoral.

Morena mantiene un posicionamiento en Puebla sin la fuerza que tuvo el pasado mes de julio. Y es que al paso de estos meses, el comportamiento de algunos de sus integrantes, quienes ya ostentan cargos de elección popular, ha dejado mucho que desear.

Morena va, pero va con una inercia menos fuerte como marca. Y si hablamos del candidato, la cosa se pone más difícil cuando vemos a Barbosa con su estilo osco y de poca conexión con la ciudadanía. Digamos que su estilo, poco ayuda para convertirse en el ideal de gobernador que demanda una Puebla inmersa en cambios, modernidad, inclusión y con rechazo a la misoginia.

Por el otro lado, el desgaste del PAN es más que elocuente, con todo lo que hoy refleja una Puebla invadida por la inseguridad y la corrupción. Ante esto, Marta Érika poco ha podido lograr para zafarse de la imagen que la sigue relacionando con su marido, el ex gobernador Moreno Valle.

Será crucial para el blanquiazul, la designación de un nuevo candidato que pueda ser competitivo que logre lo impensable, deslindarse del grupo morenovallista, algo francamente no difícil, sino imposible.

¿Qué elegiremos los poblanos? ¿La marca o el candidato?

Las maquinarias electorales de ambos partidos se aceitan en un preámbulo de mini contienda que se avecina con la elección en las juntas auxiliares.

Y si bien, hoy la competencia sigue siendo entre Morena y PAN, uno de los mayores diques que el partido del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador enfrenta para poder garantizar un carro completo, son las batallas internas de grupos y tribus morenistas que se disputan el poder antes de que haya una definición electoral en Puebla.

Nada garantiza que los poblanos vuelvan a votar por un mismo partido o candidato, así que señores panistas y morenistas, tengan en cuenta que el ciudadano es impredecible y que a la hora de elegir en una nueva elección, la reflexión de voto hacia marca y candidato estará abierta a cubrir las mejores expectativas para una sociedad que exige elegir con limpieza a quien gobierne Puebla.

Por otro lado, el mensaje a Morena es analizar si realmente Barbosa es un candidato competitivo que pueda repetir el boomerang de su marca partidista y que mejore su imagen como marca personal que hasta ahora no ha permeado en la simpatía electoral de una buena parte de los poblanos.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

“La dejaron sola”…

La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, es un personaje que en estos momentos ocupa la luz fuerte del reflector por haber iniciado su gobernanza rodeada de muchas opiniones buenas y malas pero que a final de cuenta son el inicio de esta nueva etapa en la Angelópolis.

Claudia una mujer joven, morenista de cepa que se forjó ahí en las bases, sí tendría mucho que responder a uno que otro detractor que desde las sombras sigue haciendo la incansable guerra sucia que no sólo le pega a un Ayuntamiento o a la imagen de la edil, le pega a toda una marca política que a los ojos nacionales, refleja una fragmentación importante en Puebla, debido a estas luchas intestinas de poder donde se están dando con todo.

Muchas historias circulan en torno a estas #TribusMorenistas donde la tenebra es la mejor forma de operar.

Los montajes, la simulación de unidad, los enviados y operadores camuflados de leales con todos los grupos, son el pan nuestro de cada día cuando se trata de hacer conjura en contra de una morenista que ya está gobernando.

Entre bambalinas, los cercanos a Rivera Vivanco recuerdan esos días de campaña. Y sí, me refiero a los que caminaron con ella, los que hicieron esos cuartos de guerra con muy poca gente, poquísima, porque a ella: La dejaron sola.

Esa orfandad la conocieron varios que supieron de muchos momentos difíciles donde no había nada más que hacer, porque la campaña transcurría como por milagro y con lo que iba apareciendo.

Toda historia tiene dos versiones, esta también es válida contarla porque los auténticos seguidores de Claudia están hoy con ella.

Fue fácil identificar el oportunismo atroz y la misoginia disfrazada de militancia a la hora de reclamar los triunfos cuando el barco de la hoy Presidenta levantó su anclaje.

Estas mismas tribus siguen guerreando, conjurando, ambicionando y soñando con repetir historias de las personas que no se cansan de condenar pero que sin pensarlo, están actuando de la misma forma.

Excesos de poder, descalificaciones, acciones erráticas, manipulaciones y todo lo que se acumule en un escenario donde Morena Puebla refleja la condena más evidente cuando algunos de sus personajes creen, piensan o se sienten las nuevas bestias sagradas de la izquierda local.

A ellos que hoy se sienten jueces impolutos y que a la mínima acción de la Presidenta Municipal, sucumben a las macabras filtraciones, críticas veladas y enjuagues partidistas, hay que recordarles, que muchos de ellos ni si quiera figuraban en el mapa político cuando Morena se fundó en Puebla.

Midan su ambición.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

“Sencillitos y de ornato”

A qué tiempos en los que los gobernadores hacían volar celulares, pedían toallitas húmedas para limpiarse las manos luego de saludar a la gente de campo, solicitaban el aromatizante tras una reunión en su oficina con obreros, bajaban de la camioneta a uno que otro integrante de su gabinete, humillaban a su equipo minimizando sus capacidades, todo lo anterior efectos de ese tremendo ego que invade a un político en el ejercicio del poder.

La sociedad está cansada de los estereotipos del político que ejerce una gobernanza a la usanza de los dinosaurios que tenían a su pléyade de acólitos para caminar, cargar el portafolio, responder llamados, pagar las cuentas en los restaurantes, etc.

Esta clase de políticos se da como en los árboles de moras, sin distinción partidista y en los diferentes escalafones del poder.

Señores políticos, los ciudadanos votaron por cambios, por una transformación real no simulada.

A todos los señores y señoras que hoy ostentan cargos de gobernanza tienen que empezar a entender que los ciudadanos no queremos personajes con séquitos, tampoco vedettes de ocasión que simulen cercanía con la gente y en la privacidad se preocupen por la pose en el reflector.

Son tiempos donde la sociedad está más que atenta al comportamiento de quienes están ejerciendo cargos de elección popular.

La cercanía y apertura que se pide de ellos con la sociedad no es de pose o de campañas virales, sino de trabajo conjunto, intercambio de ideas, propuestas claras y sobre todo, estrategias que hagan ver los resultados de su trabajo.

A veces debatimos campañas virales que tienen un sentido particular para quienes las impulsan, pero no para los ciudadanos que están preocupados por los temas que inciden y afectan a ese “metro cuadrado” en su diario vivir.

Señores gobernantes, bajen dos o tres ladrillos y trabajen desde la cotidianidad inmediata que no es fingir una sencillez que a muchos les queda grande.

Gasten la suela de los zapatos o tenis para llegar a trabajar sin caer en esos espectáculos de demagogia que dista mucho de credibilidad.

Dejen a sus séquitos trabajando y ustedes aprendan a valerse por sí mismos.

La sociedad está cansada de ver cada sexenio, trienio, a gobernadores, presidentes municipales, diputados, senadores marearse con esa pequeña cuota de poder que luego no saben cómo manejar cuando llega el momento de perderla.

El llamado a humanizar a los políticos es sin distingo de partidos y cargos. Pocos se salvan de la marea apabullante que les invade cuando rinden protesta y sienten que deben ser atendidos, consentidos, obedecidos.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

Universitarios poblanos, blanco de la delincuencia

Los poblanos no podemos acostumbrarnos a fines de semana tan violentos o a jornadas de dos días plagados de robos, secuestros y feminicidios.

Las universidades poblanas se han convertido en un foco de atención para la delincuencia organizada principalmente en la capital.

Los lamentables hechos que recientemente hemos vivido con un secuestro y ejecución a las afueras de planteles educativos, sin duda llaman a poner atención en lo que ocurre con muchos jóvenes que se han convertido en la carne de cañón para las bandas delictivas que operan en esta ciudad.

No es un secreto, que en las afueras de escuelas y universidades el narcomenudeo florece de manera disfrazada a través de todos los puestos de alimentos que se instalan y entre los que no es difícil hallar lo que se busque y al precio que se ajuste al consumidor.

Este problema no es nuevo, ha ido creciendo y hoy se recrudece con la presencia de más grupos delictivos que se disputan la plaza y saben que el auge de universidades poblanas representa buen territorio para afianzar los negocios de estupefacientes.

Basta conversar con jóvenes de universidades poblanas públicas y privadas para que cuenten un poco de la realidad que hoy se vive.
Muchos de sus compañeros le han entrado al negocio como distribuidores de lo que se consuma en el salón de clases.

Esta situación no es extraña para los planteles educativos, como por ejemplo, para grandes universidades privadas o para la propia BUAP.

El caso de Ciudad Universitaria es ya del dominio público. Además de ser hoy en día una de las zonas de mayor peligro por los asaltos a transeúntes y robos a casa habitación, en esta zona el narcomenudeo ha florecido de manera importante.

Lo mismo sucede en toda el área de salud de la misma casa de estudios en la 11 sur y 31 poniente.

Muchas universidades prefieren ignorar el conflicto debido a lo delicado que resulta involucrarse en el tema de los distribuidores y quienes cobran los derechos de piso fuera de sus instalaciones.

Sin embargo, lo que sí pueden hacer, autoridades universitarias es intensificar las campañas de alerta y denuncia para que los jóvenes eviten caer en las manos de grupos criminales o bien entren al negocio de la distribución de estupefacientes, un problema real que merece ser atendido de manera urgente.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting