¡Escúchanos por internet!

La caída del “pequeño Inés”

El Congreso del Estado y el Gobierno que encabeza Antonio Gali tienen en sus manos la oportunidad para demostrar de qué manera se aplica la ley en Puebla en casos tan deplorables como el del edil de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce.

Poco a poco se ha ido develando la terrible mafia que se genera al amparo del poder, cuando un personaje cuyo sello ha sido la misoginia rebasó la tolerancia de su propio partido, que hasta hace unos meses lo cobijaba sin reparo.

Ahora, en la víspera de un año electoral, tal parece que el futuro político del actual edil de Tecamachalco se torna incierto y apunta al desplome de sus aspiraciones que no son pequeñas como él, pues llegó a tirarle a la grande, sí, a Casa Puebla.

La diputada perredista Socorro Quezada fue puntual a la hora de exponer en el pleno del Congreso, el caso del misógino presidente, al tiempo de solicitar su destitución.

El caso no es menor, y si la impunidad termina por blindar a Inés Saturnino sin duda será una mala señal para considerar que todo responde a un montaje fraguado para sacar limpio a este presidente municipal.

Sin embargo, si se procede con la destitución, se sentaría un buen precedente sobre una sanción ejemplar a la violencia política que de manera recurrente se ha ejercido en contra de cuatro regidoras del Ayuntamiento de Tecamachalco.

Por cierto, bien valdría escuchar las voces de estas cuatro mujeres que en reiteradas ocasiones han denunciado y narrado las desagradables experiencias vividas al interior del cabildo donde constantemente son bloqueadas para realizar su trabajo.

Si bien las regidoras de Tecamachalco han alzado la voz para dejar de aguantar las humillaciones y agresiones del “Pequeño Inés”, es importante tomar en cuenta que este negro personaje empieza a ser blanco de otro tipo de investigaciones que seguramente acrecentarán su historial.

Es vergonzoso que un municipio como el que gobierna López Ponce no sólo cargue con el estigma de la presencia de la delincuencia organizada por las actividades de los huachicoleros, sino que también sea señalado como el paraíso de la violencia política en contra de mujeres que buscan cumplir con sus obligaciones dentro de un Ayuntamiento.

Uno de los que está pagando los platos rotos a causa de los excesos de este edil es su partido Acción Nacional. Hasta hace unos meses, varios personajes del mismo se retrataban sonrientes al lado del alcalde quien echó la casa por la ventana para celebrar su cumpleaños, así como es él: Grotesco.

Las recurrentes campañas promovidas particularmente por la secretaria de su partido y casi paisana Martha Érika Alonso de Moreno Valle en la defensa del género, fueron exhibidas a la hora de mostrar el comportamiento misógino de tan honorable integrante del Partido Acción Nacional.

El capítulo final está por escribirse y se antoja impredecible para descifrar el futuro político del “Pequeño Inés”.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
https://mediatikos.wordpress.com/author/mediatikos/

La próspera Morena

Es difícil entender la estrategia de un partido como el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) cuando todo apunta que sus candidaturas para el senado serán para Nancy de la Sierra y Alejandro Armenta Mier.

Muchas han sido las reacciones en torno a estos polémicos personajes que operaron y tuvieron su época dorada durante el sexenio del ex gobernador Mario Marín.

Ahora resulta que Nancy, la primera porrista de Enrique Peña Nieto, sí, la misma que no paraba de compartir selfies con su Presidente y que durante décadas vivió a todo vapor gracias a las prebendas que le otorgó su hoy ex partidazo, nos sale con que en el PRI le aplicaron durante mucho tiempo la violencia de género.

La anterior es una de las tantas incongruencias que en estos días estamos leyendo y escuchando de quienes intentan justificar su metamorfosis oportunista para pescar candidaturas en el partido de Andrés Manuel López Obrador.

Y sí, me sigo cuestionando, qué sentirán en Morena quienes literal se partieron la espalda por ese partido para hacer de él una opción en el país y de pronto mirar el arribo de la corrupción con Armenta y del cinismo con de la Sierra Arámburo.

“Los puristas” en Morena siguen moviéndose en la cautela, y cómo, si la embestida interna parece desplazar a hombres y mujeres con una valía que está a la vista.

La esposa del presidente municipal de San Pedro Cholula fue polémica al hacer esos señalamientos de maltrato en su ex partido el tricolor, cuando aún recordamos cómo manejó y operó elecciones montadas en un programa federal como Prospera.

A veces la ignominia encuentra su mejor resguardo en la amnesia política de algunas mujeres que ni por equivocación imagino dando un discursos a muchas otras mujeres de lucha, apertura, trabajo, profesionalismo, que se están abriendo camino en la militancia de un partido en el que creyeron, no sólo por López Obrador, sino por lo que representaba ser una opción más en la vida política del país.

El rescate que Morena ha hecho de personajes polémicos como el de esta señora Nancy de la Sierra despierta la suspicacia. Con cuánto le están entrando “los financieros”, maridos, padrinos o lo que se les parezca, para inyectarle a campañas muy apuntaladas y con personajes desgastados que llevan bajo el brazo el tufo de un priismo exaltado de lo que hace unos días cuestionó y señaló AMLO como el mal que ha provocado muchas pandemias políticas y sociales en nuestro país: La corrupción.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
https://mediatikos.wordpress.com/author/mediatikos/

La cuna de la misoginia

Ahora que abundan las improvisadas campañas publicitarias para evitar la violencia de género, también valdría la pena ir a fondo en toda la violencia política que cientos de mujeres enfrentan en el desempeño de sus funciones. Casos deplorables como el de las diputadas priistas que insultaron a su compañero de Morena, reflejan la falta real de una concientización sobre esa violencia que no respeta género.

En Puebla son varias las mujeres que en el ejercicio de la política han padecido férreos ataques. Están los casos de la hoy embajadora Blanca Alcalá o de la perredista Roxana Luna Porquillo y recientemente el de la activista y aspirante a la presidencia municipal de Puebla por Morena, Paola Migoya.

Caso especial es el que ocurre en la “Cuna de la Misoginia”, ubicada en uno de los principales municipios que forman parte del llamado triángulo rojo, hablamos de Tecamachalco.

Las denuncias que en reiterados momentos han presentado las regidoras de ese municipio en contra de las agresiones e insultos por parte del edil Inés Saturnino, dejan al descubierto esa palpable vulnerabilidad en la que muchas mujeres se mantienen en sus cargos públicos.

La más reciente embestida la sufrió hace unos días la regidora de Desarrollo Social, Ruth Rodríguez Huerta quien de nueva cuenta fue blanco de los ataques gestados desde la presidencia municipal donde se arman todo tipo de campañas oscuras cuando se trata de involucrarse en la privacidad o situaciones personales de funcionarios municipales.

Indigna que personajes como Inés Saturnino sigan actuando al amparo de una impunidad que sólo ha provocado leves llamadas de atención, pero ninguna sanción que refleje la contundente respuesta ante las denuncias en su contra.

Es preocupante que Puebla hoy encabece varios referentes y no precisamente por inversión, empleos o seguridad.

De manera lamentable, la entidad hoy aparece entre los indicadores más lamentables como feminicidios, hostigamiento laboral y político.

Sin duda, las llamadas cuotas de género en el próximo proceso electoral encenderán la alerta para medir esa verdadera equidad que tanto presumen algunos institutos políticos, pero que, a la hora de llevarla a la práctica, salen debiendo a todas aquellas mujeres que, desde la gran diversidad del ejercicio del poder, siguen luchando contra la sombra de uno o varios hombres que se niegan a soltar los hilos de la manipulación.

rubysoriano@gmail.com
https://mediatikos.wordpress.com/author/mediatikos/
@rubysoriano
Foto: Es Imagen / Ramón Sienra

Muévete para salir en la foto

La grilla política está a punto de ebullición y lo que falta. Las precampañas simuladas están caminando sobre rieles, sobre todo para aquellos que, de alguna manera, están apresurando el paso para aceptar coqueteos, concretar alianzas, definir posturas y amarrar su foto en la boleta de 2018.

La política no es el arte de esperar las señales como cándidamente algunos suspirantes siguen creyendo.

Y es que, en estos nuevos tiempos electorales, la negociación se convierte en el arte bien ejecutado de parte de los astutos.

Muchos de los que esperan ser los favorecidos con las postulaciones a cargos de elección popular tienen que entender que los dedazos pueden ser rebasados con una buena estrategia de negociación, donde la personalidad, el cabildeo y arrastre de personalidad puedan beneficiarlos con la sorpresa de ser los elegidos.

Señores suspirantes, dejen de ser timoratos e inicien por lo básico. Mírense y hagan uno de esos análisis aniquiladores de su personalidad y alcance real en sus zonas de aparente influencia.

Iniciar el camino del “yo quiero”, yo puedo” “yo voy” es una decisión que inicia por entender que la política también requiere de una inversión en ustedes mismos. La improvisación es cuestión de ese pasado que se resiste abandonar a quienes inmersos en la dinámica política siguen inmóviles esperando que sus partidos, padrinos y dirigentes les muestren el humo blanco o bien los llenen de carbón para decirles de última hora: “Ahí para la otra, mejor súmate y vemos donde te colocamos”.

Construyan desde ya su propuesta no con simulaciones, sino la realidad y las nuevas exigencias de un mercado electoral que pide a gritos no más del político tradicional.

Midan de manera real el terreno que van a pisar, vean crudamente sus carencias y delineen lo que puede ser un proyecto de cercanía real con una sociedad donde las candidaturas del 2018 tendrán que empezar por ciudadanizar partidos y propuestas.

La capacitación de un político es elemental para definir la verdadera construcción de un proyecto sólido y con los argumentos que sustenten no sólo una, sino muchas aspiraciones.

Señores políticos, el arte de gobernar exige también competitividad, congruencia y la aceptación de una nueva forma de inclusión, donde los círculos rojos tienen que dar paso a una pluralidad de ideas que puedan enriquecer sus aspiraciones personales y políticas. El reto está en sus manos; capacitarse o seguir siendo más de lo mismo.

rubysoriano@gmail.com
https://mediatikos.wordpress.com/author/mediatikos/

@rubysoriano

Delincuencia bien organizada

Como en un pasaje surrealista de la violencia al rojo vivo, Puebla, nuestra Puebla “colonial” se encuentra inmersa en esa realidad cruda de las ejecuciones que empezamos a mirar con “la cotidianidad” del miedo.

Hace unos días, la sangre corrió al por mayor cuando nos enteramos que en un solo día hubo casi una decena de ejecuciones.

Con los efectos de la paranoia, ahora estamos atentos para mirar a todos lados mientras conducimos o caminamos por diferentes zonas de la capital.

Para quienes habitamos en el Centro Histórico de esta ciudad, cada vez es más común escuchar el sonido del famoso helicóptero patrulla que por momentos imagino se caerá en cualquier momento encima de mi azotea o se estrellará con el edificio uno.

Me pregunto qué tan eficaz es en realidad utilizar este tipo de medidas para vigilar y garantizar la seguridad en una ciudad como la nuestra. A veces me decepciono y pienso que seguimos en el sexenio dorado del pasado reciente donde todo era como en Las Vegas….puro blof.

Sin duda alguna, el crimen organizado libra una batalla en nuestro territorio. Pocos son los que se atreven a reconocer que ya no somos ese territorio de tregua consensuada entre grupos delictivos.

Puebla cedió a la tentación y fructíferos negocios de las redes delincuenciales.
Muchos medios de comunicación y en forma especial, compañeros periodistas, empiezan a tomar medidas de cautela al cubrir todos estos actos violentos que se han empezado a volver recurrentes en Puebla.

También es cierto, que algunos otros periódicos empiezan a perder la seriedad para transformarse en emuladores de los blogs del narco donde nos cuentan esas historias bizarras que sólo generan morbo y poca información verídica.

La nueva realidad de Puebla está lejos de la tranquilidad que por décadas nos acompañó.

La violencia que hoy se vive en nuestra entidad sin la menor duda tiene en jaque al gobierno del estado, que a pesar de intentar sostener esta bola de fuera, las chispas saltan por todos lados.
Ante la irrupción de esta delincuencia “bien organizada” saltan a la luz todas esas fallas e inversiones costosas que se tornaron como simulacros para hacernos creer que se combatía a las redes de hampones.

Hoy como verdaderos elefantes blancos, los arcos de seguridad yacen como mudos testigos de los millones que se tiraron o se intentaron disfrazar para justificar partidas que simplemente no llegaron a su destino o bien hacer obra y pagar facturas a los constructores de sexenios anteriores.

La seguridad es un tema muy sensible que hoy sigue como uno de los grandes temas que merecen atención y líneas estratégicas de acción que no se queden en el discurso, sino que se traduzcan en hechos reales.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Campañas sin efecto social

“De una vez por todas” la campaña que hace una semana puso en marcha el gobernador del estado, Antonio Gali con la finalidad de concientizar la importancia de erradicar el acoso y la violencia de género se palpa y se siente pero sólo en efectos virtuales.

La mediatización de una campaña no sólo es posicionamiento en redes sociales, más aún, cuando se trata de un tema de alta sensibilidad que golpea directamente a una sociedad poblana.

Los feminicidios en nuestra entidad no han sido resultado de una viralización de los desafortunados casos que hemos atestiguado durante el presente año, son una lastimosa realidad que exige acciones certeras.

Además de esta buena inversión que seguramente ha hecho el ejecutivo estatal para posicionar su rimbombante campaña, vale preguntarnos dónde o cuándo veremos involucrarse a más organismos gubernamentales y sociales para la aplicación de talleres, conferencias, información cotidiana, módulos de difusión, investigación de campo, es decir, toda una red de estrategias que lleven un plan real de contención y no sólo una “mano de gato” que se aprecia como una bomberazo para bajar la espuma de un tema tan puntilloso y delicado para Puebla.

Las redes sociales seguirá siendo una de las herramientas más valiosas para la difusión, sin embargo no lo son todo. También es importante bajar información de manera personalizada a una sociedad donde los niveles de violencia se han incrementado de manera alarmante.

El fenómeno de los feminicidios no puede entenderse como resultado de una sola problemática social donde la constante ha sido la agresión conyugal.

Tenemos que voltear al análisis pormenorizado de un comportamiento social que ha sufrido una agudo metamorfosis y que nos ha llevado a observar agresiones de género no sólo en el ámbito familiar, sino también en el laboral.

Las campañas de concientización no dudo que rindan buenos resultados temporales pero no certeros.

El tema de los feminicidios en Puebla se mantiene como un foco rojo que demanda atención e intervención de más actores gubernamentales.

Casi de manera paralela, la Secretaria del Comité Directivo del PAN en Puebla, Martha Érika Alonso de Moreno Valle, lanzó su propia iniciativa sobre el tema, colocando el hastaga #YoMeComprometo.

La acción se aprecia como una media “oportuna” en momentos donde hay que aprovechar lo que antes había merecido sólo silencio de parte de la esposa del ex gobernador.

El tan repetido #YoMeComprometo ha quedado circunscrito sólo a la difusión por parte de los morenovallistas que hacen coro a las propuestas de la secretaria panista sin dicho posicionamiento haya tenido un eco real en la sociedad.

El tema de los feminicidios en Puebla no se apagará con campañas mediáticas, pues la lastimosa realidad se impone cuando nos enteramos de nuevos casos que se suman a la lista de poblanas que han sido víctimas de este delito.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Búfalos de agua

Los priistas siguen cumpliendo el ritual sempiterno de la ofrenda para quien eligen como su “tótem”.

La visita de José Antonio Meade a Puebla develó el oscurantismo pragmático de un partido desgastado que hace uso de su prehistórico besamanos para ungir a sus caciques y apuñalar a los que ya no son útiles.

Como búfalos en rebaño, los suspirantes priístas a la gubernatura desfilaron sonrientes, con las mismas mañas y estilos del viejo poder que no aprende de todos los errores evidenciados por su principal militante, el Presidente Enrique Peña Nieto.

El camino está marcado y Meade empieza a tomar la ruta del ungido.
Prestos y presurosos los grupos del famoso partidazo empiezan a “cerrar filas” para fingir los llamados pactos de lealtad que se romperán apenas inicie el 2018.

El Partido Revolucionario Institucional difícilmente entiende que corren los tiempos de la modernidad social, donde los desfiles de aspirantes resultan caducos y francamente inservibles.

¿Cómo pretenden refrescar su oferta electoral para el país cuando sus prácticas siguen siendo las de hace un siglo?

Hablan de nuevos discursos de género cuando sus mujeres se siguen pulverizándose entre ellas en la pelea por conseguir un padrino que avale sus aspiraciones.

¿Cómo hablar de la juventud priista? Cuando muchos de sus jóvenes están emigrando hacia las propuestas más liberales y modernas de otros institutos políticos.

Observar con detenimiento estos actos del priismo nacional y poblano nos obligan a concluir lo lejos que estamos de hacer entender a muchos partidos políticos como éste que la dinámica ya no es creíble.

A la sociedad no le importa el besamanos o la unción del tapado priista. Los intereses de la sociedad están muy direccionados a elegir esa transformación real sin simulaciones.

Y ante esta vorágine de usos y costumbres del tricolor, algunos cuentan y narran que muchos desertores del priismo que hoy yacen en la banca de Morena, miraron con nostalgia la puesta en escena del priismo local.

Sin duda extrañan y mucho, por lo que no se descarta que en cualquier momento propicio para sus intereses “vuelvan a sus orígenes”.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

Muertos vivientes

Con la víspera a cuestas, todos los suspirantes a candidaturas en el proceso electoral de 2018 se encuentran ya en la arena política, donde se mueven, grillan, descalifican, se promueven y hacen de todo para ser los buenos en las listas de elegidos que definirán futuros políticos en las urnas.

La pregunta es quién de todos ellos llegará vivo a la batalla que se librará durante las campañas del año entrante. Y surge esta pregunta, porque muchos de ellos, ya registran un nivel de desgaste que seguramente surtirá efectos en las batallas reales, donde difícilmente podrán darse un baño de frescura ante tanta descalificación y falta de credibilidad hacia todos ellos.

Los colores partidistas son lo de menos. Muchos de estos personajes los vemos semana a semana en ruedas de prensa, en reuniones que aparentan unidad y terminan evidenciando una abierta confrontación, otros dictan columnas para auto candidatearse y lo cierto es que el efecto ha sido elevar el nivel de hastío y falta de credibilidad hacia todos ellos.

¿Cómo creerles cuando vemos las mismas imágenes en todos lados? Ya sólo falta que se copien las escenografías, pero todos en “reuniones” domingueras con colonos, militantes, simpatizantes y lo que se les parezca.

Estos políticos siguen haciendo precampaña a la vieja usanza, muchos salivazos que se irán desvaneciendo a la hora de tener que aterrizar propuestas.

El hartazgo social está latente y es un arma letal contra sus discursos desgastados, plagados de una carga emocional de los partidos en los que se hicieron y se formaron.

Es tan aburrido escucharlos hablar de “estructuras”, de bases, de militantes, cuando la sociedad está en una sintonía de movilidad donde por más que se busca una opción no sólo para el país, el estado y la capital “nomás no se ve claro.

Con este nivel de desgaste que reportan la mayoría de los aspirantes a los principales cargos de elección popular será casi imposible halla esa propuesta fresca que traiga ganas de comunicarse de manera distinta, no sólo con el electorado, sino con toda una sociedad.

Es verdaderamente ridículo ver a varios suspirantes haciendo la precampaña oculta subiendo fotos a sus redes sociales, mismas que caen en la comicidad. Algunos de plano ya caen en excesos como el caso de Miguel Ángel Quechol quien en sus redes sociales además de promoción personal encontramos consejos de belleza, notas amarillas o lo que menos imaginemos. Asimismo, algunas panistas hablan de respeto por los tiempos electorales y andan paseando sus fotos en camionetitas por aquellas colonias donde ni las conocen.

De los priístas qué decir, lo de ellos son los desayunitos domingueros con puro pretexto para levantar el dedo y dar señales que no han muerto.

En fin, lamentablemente 2018 se antoja como una contienda donde lo que abundará será la presencia de muertos vivientes.

Veremos quién y cómo sobrevive para dar pelea en tiempos donde lo que menos creemos es esos pactos de unidad y renuncias precipitadas para sufrir las mutaciones de la tan codiciada envestidura que da la ciudadanización de las candidaturas.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Empresarios de papel

La transformación de la sociedad obliga a replantear la función de algunos organismos intermedios que han dejado de serlo.

Las desafortunadas declaraciones que hace unos días escuchamos de José Antonio Quintana, presidente de Coparmex Puebla, al desdeñar la importancia de establecer una alerta de género en la entidad, por el riesgo de ahuyentar el turismo, reafirmó la caducidad de una parte importante de los organismos patronales cuya representatividad está en tela de juicio con sus mismos agremiados, ante quienes perdieron el liderazgo moral que sólo queda como fiel recuerdo de los años en que la iniciativa privada era la fuerza aguerrida que servía de contrapeso a gobiernos e instituciones.

Surgidos en la década de los 70 con la finalidad de frenarle los excesos al sexenio de Luis Echeverría, las cámaras empresariales fueron semillero no sólo de capitales, sino también de los emporios familiares que al paso del tiempo terminaron por repetir todo aquello que criticaban de los partidos políticos y gobernantes.

Cacicazgos patronales forjados en el seno de muchas familias poblanas que han utilizado estos organismos como el trampolín perfecto para la mutación conveniente que los convierte de un día para otro en candidatos y hasta gobernantes, ha sido una de las constantes que han golpeado la credibilidad de estos organismos que cada vez están más lejos de ser intermedios.

Las cámaras empresariales parecen enfrentar una muerte anunciada pues tal parece que es irreversible esa autocensura impuesta por los negocios y subsidios provenientes de los gobernantes en turno.

La transformación social obliga al cambio de fondo en este tipo de figuras patronales que son inviables para erigirse como interlocutores de una sociedad donde son muchas las voces de jóvenes empresarios que van en una dirección muy distinta a la de estos dinosaurios del capital.

Me parece que es momento de refrescar esa representatividad patronal y abrir nuevos espacios, foros y formas de expresión para los emprendedores que realmente están generando empleos, que se la rifan para seguir invirtiendo en sus negocios, que pagan impuestos, que son micros de micros empresarios, que confían y siguen participando en licitaciones sin el pago de moches.

Las nuevas generaciones están ávidas de movilizar opiniones congruentes y establecer nuevas formas de expresión para un sector clave en nuestra sociedad donde se requieren voces de pluralidad y no de coyuntura.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Urgen contralores ciudadanos en fase post temblor

En la marea de reacomodos en los que ha entrado el país, es fundamental dar certidumbre del bueno uso y aplicación de fondos y donativos que el gobierno federal y gobiernos estatales y municipales han recibido para hacer frente a la contingencia generada por el temblor del 19 de septiembre.

Después de leer el texto que este fin de semana publicó en la revista Proceso el historiador Enrique Krauze me queda claro que hablar de una contraloría internacional no es nada descabellado.

En tiempos donde es tanta la desconfianza de un país hacia su clase política, es propicio exigir esa claridad para que se nos informe el total de montos en donativos internacionales y nacionales.

Es triste decirlo, pero muchos hombres del poder se frotan las manos a la hora de empezar a pensar en la posibilidad de hacer “nuevos negocios” al amparo de sus relaciones y todos cobijados por el pretexto de la reconstrucción.

Exijamos conocer cuál es el monto total en donativos, cómo se irán distribuyendo, en qué tiempos, cuáles serán las condiciones para abrir licitaciones de obra destinadas a la reconstrucción.

Si dejamos que el país vuelve a su inercia de moverse y despertar sólo con tragedias, estaremos regresando la opacidad a un México que se merece mantenerse despierto y alerta para los cambios que están por llegar.

Por fortuna, fueron muchos los gobiernos que movilizaron ayuda y recursos para nuestro país. Las fundaciones y empresas internacionales también se hicieron presentes.

De pronto sigo escuchando esas voces de denuncia que señalan a autoridades por almacenar la ayuda en sus bodegas. Este tema tiene varias aristas que nos obliga a exigir se nombren comités ciudadanos que le aten las manos a todo aquél político oportunista que pretenda entregar ayuda a cambio de votos o favores en su beneficio.

Es imprescindible involucrar a la sociedad civil en este proceso que ha iniciado y que es tal vez el periodo más complicado porque es la fase post temblor.
La reconstrucción y dosificación de toda la ayuda tienen que ser los ejes más cuidados por gobiernos de todos los niveles pero bajo la mirada implacable de todos nosotros que fuimos quienes la hicimos llegar.

Los discursos políticos están de sobra cuando lo que se requiere en estos momentos es congruencia y cero oportunismos electorales que garanticen canalizar ayuda quienes verdaderamente lo seguirán necesitando por un buen tiempo.

Así como tuvimos la disposición para salir y ayudar con lo que tuviéramos a nuestro alcance, tengamos la iniciativa de participar y conformar estas comisiones ciudadanas que mantengamos muchas preguntas para todos aquellos que hoy pretenden manejar donativos y reconstrucción de nuestro país.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Foto: Es Imagen / José Castañares

La primavera mexicana de los millenials

Que el heroísmo anónimo y con nombres que hoy observamos por todos los rincones de nuestro México, nos dure tanto como para romper tiempos, intereses, barreras y diferencias.

Somos un país lleno de contrastes donde estábamos hundidos en la apatía y la decepción hacia gobiernos e instituciones.

Una tragedia logró la resurrección de un país lleno de empuje, coraje, ánimo y multitud de expresiones sólo con el objetivo de ayudarnos unos a otros.

Son miles de escenas que nos han llenado estos últimos seis días de las ganas de colaborar como sea, pero seguir haciéndolo.

Vimos que la sociedad civil empujó y respaldó todas las acciones del ejército, marina e instituciones de seguridad, pero al fin y al cabo ciudadanos de a pie dispuestos a lo que pocos creíamos de nosotros mismos, dar lo que fuera para levantarnos.

Después del eufórico estallido de solidaridad, México no puede cerrar sus ojos nuevamente y achicarse ante el reto de mantenerse firme y colaborativo con toda la gente que necesitará esta ayuda por meses.

Este es un doble salto mortal que tendremos que efectuar sobre todo si tomamos en cuenta todos los acontecimientos por venir.

Política, economía, seguridad nacional, elecciones presidenciales tendrán que converger con el recuento de los daños de una tragedia inesperada pero que tiene que ser bien afrontada no sólo por los que van de salida, sino por nosotros, los ciudadanos quienes tenemos el compromiso moral de dar seguimiento a toda la ayuda que se está entregando en la capital del país y en los lugares más devastados por el terremoto del 19 de septiembre.

De memoria conocemos los discursos que habremos de escuchar en los próximos meses. Por eso es tan importante desde ahora tomar conciencia de todo lo que debemos hacer como la sociedad compacta y movilizadora que estamos demostrando ser.

La consigna más inmediata es que la “primavera de los millennials” siga floreciendo con la energía que nos ha inyectado a quienes veíamos una juventud apática y renuente a respaldar a su propio país.

¿Cuántos políticos caerán en la tentación de buscar sacar provecho a los miles de donativos entregados por ciudadanos?

¿Cuántos negocios entre amigos, socios y compadres corren el riesgo de concretarse al amparo de la reconstrucción de miles de inmuebles dañados?

¿Quiénes buscarán abanderar sus aspiraciones con discursos en contra de toda acción oficial a sabiendas que terminarán haciendo lo mismo?

Lo que viene no es sencillo. Mantener el puño en alto puede hacer la diferencia entre lo que queremos como país o lo que podemos dejar ir si nuevamente repetimos las historias conocidas.

Como una sociedad responsable mantengámonos firmes para todo lo que viene.

Tengamos el interés de proponer, crear, involucrar a los jóvenes e idear mecanismos de seguimiento, donde exijamos a los gobiernos de las entidades afectadas, nos entreguen un informe de la ayuda almacenada y de la forma en que se seguirá distribuyendo a los damnificados.

Atemos las manos a quienes están acostumbrados a no darnos cuentas de lo que donamos. Tengamos en claro que ningún partido CEDERÁ su partida presupuestal para elecciones, una vez que ese dinero es nuestro, porque es público.

Que la primavera mexicana de los millennials florezca y dé frutos que puedan hacer de México un país fortalecido y en una transición que sea el inicio de los cambios de fondo que como sociedad estamos exigiendo.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Puebla, en alerta rosa

El feminicidio de la joven Mara Castilla Miranda sin duda alguna coloca nuevamente a #Puebla en esa urgencia de establecer la #AlertaDeGénero. Se necesita la congruencia de gobierno y sociedad para tener claro lo que enfrentamos.

Es tiempo que el gobierno doblegue su ego y la falta de sensibilidad para reconocer que ya no es viable seguir ignorando una #AlertaDeGénero.

¿Dónde están las mujeres que “abanderan” su trabajo con la defensa de género?

Veo calladitas a Martha Érika Moreno Valle, a la titular del Instituto Poblano de la Mujer y a la Comisión de Equidad y Género del Congreso del Estado. Congruencia Señoras.

Muchas de ustedes quieren candidaturas, a ver cómo sustentarán sus mensajes a las mujeres con tanto silencio e incongruencia.

Indigna que instituciones como el Instituto Poblano de la Mujer sean sólo elefantes blancos, donde no se mueve un dedo para establecer verdaderas políticas públicas que garanticen la integridad de las poblanas.

Nada aminora el dolor de una familia que perdió a su hija, pero es momento de tener en cuenta los casos de otras jóvenes que se mantienen en calidad de desaparecidas.

El caso de Mara se mediatizó y tuvo ecos nacionales que fueron motivo de presión para nuestras autoridades estatales.

Y aquí es donde surge la polémica para cuestionar el actuar de quienes nos gobiernan. Una vez más, vimos a una fiscalía actuar a “empujones” luego que familiares y amigos de la víctima ya habían mediatizado el caso en redes sociales.

Durante la conferencia de medios de esta dependencia, vimos a su titular Víctor Carrancá explicar los hechos con muchas interrogantes y abriendo más dudas en lugar de responderlas.

Es lamentable ver el repunte de feminicidios en Puebla, ante ello resulta incongruente e inoperante seguir defendiendo “discursos” de refilón que se mantienen desde el sexenio anterior, donde todo se quería maquillar para no afectar las aspiraciones personales del ex gobernador Rafael Moreno Valle.

Es momento que el actual gobernador le haga frente a situaciones con alta sensibilidad social como el riesgo que enfrenta el género en Puebla. Los gobiernos tienen que desmitificar a este tipo de alertas que en la perspectiva de muchos de ellos, etiqueta o vulnera la seguridad en sus entidades.

Ya no es posible postergar la aplicación de una serie de políticas públicas que estén encaminadas a reforzar la prevención para evitar que más mujeres enfrenten tanta vulnerabilidad.

También es tiempo de hacer una revisión de todos aquellos elefantes blancos que se han ocupado para justificar el trabajo en pro de las mujeres y que lamentablemente sólo han servido de pantalla política con recursos que nunca llegan al objetivo central.

Qué difícil pensar en que las jóvenes tengan que tomar medidas extremas de seguridad cuando decidan salir a divertirse. Sin embargo, también cabe hacer hincapié en la falta de SOLIDARIDAD entre los propios jóvenes.

Si salen en grupo, mínimo busquen protegerse entre sí. Es realmente lamentable que a esas horas de la madrugada Mara haya viajado sola en un auto de Cabify. Lamentablemente hoy tenemos que cuidarnos unos a otros.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Puebla y su delincuencia “bien” organizada

En Puebla, lamentablemente vivimos tiempos difíciles que se reflejan en los niveles de inseguridad que enfrentamos diariamente.

La desaparición de María Fernando Castilla Miranda, alumna de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), es una alerta del riesgo que enfrentan cientos de jóvenes que hoy tienen que tomar en cuenta las medidas extremas de seguridad que deben tomarse para regresar a casa después de una noche de diversión.

No se trata de viralizar un caso de desaparición de una joven por tratarse de una alumna de una universidad privada y reconocida, es importante dimensionar la vulnerabilidad de las jóvenes quienes desafortunadamente ante los tiempos violentos que se viven en Puebla, tienen que modificar hábitos e implementar nuevas medidas para garantizar su propia seguridad.

El deseo colectivo es que María Fernanda regrese a su casa.

Sin embargo, este es sólo uno de los numerosos casos que hoy se viven en Puebla, donde existe un riesgo latente de violencia de género e incluso feminicidios.

Las recientes medidas adoptadas por algunos gobiernos como el de Puebla capital para reducir los índices de violencia e inseguridad en la Angelópolis, son francamente de caricatura cuando nos enfrentamos a la cruda realidad que hoy se vive en una entidad que desde hace un buen rato convive con la delincuencia organizada.

Opacar las estadísticas de violencia de género o mantener la negativa de lanzar una alerta por feminicidios en Puebla, exhibe la irracionalidad de nuestros gobiernos, quienes lamentablemente siguen anteponiendo los intereses políticos a la urgencia de revelar las verdaderas condiciones que se enfrentan en Puebla respecto al homicidio de mujeres.

En casos como el de María Fernanda, las redes sociales están jugando un rol de suma importancia al hacer eco de esta búsqueda que deseamos con toda intensidad culmine con la aparición de esta joven estudiante.

Es imprescindible reconocer que hoy vivimos en una Puebla muy diferente a la que estábamos acostumbrados habitar hasta hace algún tiempo. La inoperatividad de muchas autoridades estatales nos mantiene en vilo a una ciudadanía que hoy en día y de manera lamentable tiene que implementar sus propios códigos de seguridad ante la orfandad que padecemos en materia de seguridad.

Lamentamos, indudablemente, lo que hoy vive una familia poblana con la desaparición de su hija, sin embargo, también pongamos atención en todos aquellos casos que por falta de eco o difusión están ahí, sin denuncias y que son parte de la nueva realidad poblana.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Un país de espías

Resulta que en la vorágine de los últimos días donde Puebla se ha visto inmersa en un escándalo por el espionaje denunciado por un ex colaborador del anterior sexenio gubernamental encabezado por Rafael Moreno Valle, concluimos que en los últimos tiempos la sociedad ha votado a puros espías.

La pregunta inevitable es saber ¿quién no figura en todas esas grabaciones que ya están circulando poco a poco en medios de comunicación?

La guerra de lodo no se queda en el ámbito político; lo delicado del tema es que alcanza los círculos familiares de políticos, funcionarios, gobernantes y ex gobernantes que sin ningún escrúpulo espiaron todo y vulneraron toda privacidad con un solo objetivo: Saciar sus ambiciones de control a sus opositores para fortalecer sus burbujas de poder.

La política es la manifestación más cercana al arte de mentir diría Maquiavelo que seguramente en estos tiempos que corren también hubiese agregado que espiar garantiza tener hilos para amarrar a los opositores.

Son muchas las grabaciones que en diferentes momentos hemos escuchado, en ellas han estado involucrados gobernantes, diputados, partidos y hasta la máxima autoridad electoral del país.

Llegar a los círculos más cercanos de quienes gobiernan en México es una posibilidad para abrir esa intimidad que ya vimos será expuesta en cualquier circunstancia que pueda representar alta rentabilidad de poder.

Y lo dicho anteriormente, en los audios que de pronto hemos estado escuchando en los últimos días, se revela la naturaleza humana de nuestros políticos, tal cual. ¿Cómo negocian? ¿Cómo piden favores? ¿A quiénes les pagan para mantener impunidad?

Es una quimera pensar que vamos a creer esas versiones donde muchos personajes involucrados han salido a decir que desmienten el espionaje cuando los audios ya circulan por todos lados.

Lo real es un crecimiento de la apatía y decepción de una sociedad que está buscando salidas y que ha dejado de creer en estos personajes de caricatura que están y seguirán estando más preocupados por invertir millones de dólares en un sistema de espionaje que les garantice impunidad.

¿Cuántos espías volveremos a ver en las boletas electorales? ¿Cuántos partidos pagarán los platos rotos de los esquizofrénicos gobernantes que se enfocaron a espiar? ¿Quiénes serán los que enfrenten los sacrificios de ser ligados sólo por el partido con espías?

El escándalo del espionaje apenas empieza. Es casi seguro que el pantano aún tiene mucho lodo como para salpicar a todos aquellos que pretenden ser los personajes claves en el proceso electoral del año entrante.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

De verdugos a “cuidadores” de periodistas

El actual sexenio encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto ha sido uno de los más sangrientos cuando se habla de atentados contra el ejercicio periodístico y los asesinatos de comunicadores. Muchas son las historias que podemos contar y cuyo final ha sido desafortunado para muchos profesionales de la comunicación que perdieron la vida y cuyos casos siguen estancados, sin un esclarecimiento que nos diga quién o quiénes fueron los culpables de sus decesos.

Así, el México actual, donde la creación de “Comisiones” para proteger periodistas pareciera ser la mejor señal de estancamiento y opacidad.

El reciente caso de las amenazas al periodista Héctor Mauleón, columnista del periódico El Universal refleja esa impunidad en la que se mueven todos aquellos verdugos de la información y la labor periodística en nuestro país.

Fue escalofriante mirar el video replicado en redes sociales, donde una mano con una pistola dispara de manera contundente a la foto del comunicador.

Muchos son los pronunciamientos de apoyo a Mauleón pero hacen falta las acciones precisas que puedan garantizar encontrar a los responsables de las aterradoras amenazas en contra del columnista.

Muchos han sido los temas que sobre el crimen organizado ha tocado este periodista en su columna de El Universal.

Nada justifica en este caso como en muchos otros, la persecución y amenazas en contra de los profesionales del periodismo.

Tampoco se justifica que México lamentablemente sea uno de los países con mayor grado de peligrosidad para ejercer una profesión que tiene como fin único: Informar e investigar hechos.

Muchos de los compañeros periodistas que han sido ultimados, denunciaron con antelación las amenazas que en diferentes momentos recibieron como resultado de su trabajo informativo. Nada detuvo los fatídicos desenlaces y hoy sólo nos queda lamentar todos esos acontecimientos.

No existen garantías para otorgar una verdadera certidumbre y seguridad a los comunicadores que realizan trabajo de investigación y van más allá de la nota informativa.

Las organizaciones gubernamentales que respaldan al periodismo en México se encuentran en continua zozobra ante la complicidad de autoridades y diversas instituciones que más que proteger, pareciera que vigilan el blindaje para delincuentes.

La iglesia en manos de Lutero así de contundente. Y sino demos una mirada a cada rincón de este país donde los informadores tiene que padecer además de amenazas, el acoso de verdaderos delincuentes disfrazados de funcionarios que de la noche a la mañana ya son “comisionados” para la protección de periodistas, cuando en términos reales todos sabemos que su verdadero desempeño es el de bloquear, acosar o bien comprar todo lo que se les ponga enfrente para denigrar la información y mantener los vacíos de poder.

El caso de Héctor Mauleón seguramente no es el único, pues habrá muchos otros compañeros en algún lugar de este país, donde también estén enfrentando algo similar o quizá algo peor.

La reflexión ante esto es concluir en la vulnerabilidad del periodismo en México, donde no se protege periodistas, más bien, se les vigila hasta arrinconarlos con el poder de la amenaza y el miedo.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Mujeres de sal o de hierro

Estamos en la víspera de un proceso electoral que marcará seguramente al 2018 como un año donde seremos testigos de cambios y transformaciones que habrán de sentirse y esperemos testificarlos en las urnas.

Han sido décadas en que las mujeres de este país hemos alzado la voz para hablar de la igualdad y paridad de género en la política.

Sin embargo, ahora que llega el momento me pregunto de dónde saldrán los cientos de candidatas que necesita nuestro país en un momento donde no se puede dar un paso atrás, por el contrario, el cambio lleva a una evolución inmediata, y lo que esperamos es ver esos perfiles soportados por los méritos de la preparación y el empuje de mujeres capaces de cambiar la forma de hacer política en este país.

Celebro ver a muchas mujeres que desde ahora están en pie de lucha buscando mejorar no sólo la imagen (envoltura), sino enriqueciendo el intelecto (contenido) para iniciar o bien afianzar una formación que las ponga en niveles de una contienda electoral que será sumamente complicada.

Las candidaturas de género toman una dimensión de gran importancia sobre todo por la competitividad que tendrán en el 2018. Su rentabilidad está a prueba de fuego sobre todo si se logran superar esos vicios que lastimosamente han etiquetado a muchas mujeres.

Para evolucionar y avanzar en la participación equitativa de las mujeres en la política tenemos que empezar por nosotras mismas. Tengo el firme deseo que ver a mujeres competitivas que tengan esa hambre de cambios participación, trabajo, en una palabra: Evolución.

El temor de la decepción es menor, sobre todo porque lamentablemente aún hay mujeres que intentarán acortar las rutas para conseguir su postulación ya sea a través de padrinazgos romances, amasiatos, conveniencias, grupos, o los intereses desquiciantes de hombres enfermos de poder que serán quienes definan sus futuros políticos.

Sin embargo mi optimismo es mayor si pienso en todas aquellas mujeres luchonas, persistentes, con carácter pero sobre todo con el firme propósito de levantar la mano no para conseguir una candidatura que les permita “hacer su cochinito” para sus viajes de placer, sino para presentar propuestas y tener una participación que dignifique al género.

En el país como en Puebla hay mujeres con la valía suficiente para emprender el vuelo y representar a todas aquellas propuestas donde estén incluidas las voces de las mujeres que siguen siendo un mercado con alta rentabilidad electoral en un México abatido por la decepción y corrupción de los hombres que en los últimos años han gobernado el país y a Puebla.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Misóginos de closet

La misoginia no tiene género, y no lo tiene porque a veces somos las menos solidarias con todas aquellas mujeres que enfrentan algún tipo de agresión física, verbal, psicológica o laboral de parte de personas que hacen uso de prepotencia, violencia y ataques para disminuirlas sólo por la condición de género.

Puebla no sólo se ha convertido en un referente importante para señalar feminicidios, sino también por la contundente misoginia que algunos hombres del poder ejercen en contra del género femenino ya sea para controlarlas políticamente, moralmente o laboralmente.

El caso del presidente municipal de Tecamachalco, Inés Saturnino, es el mejor ejemplo de esos excesos de poder de quienes manipulan un mandato para convertirse en pequeños dictadorcillos que avergüenzan la modernidad de los tiempos políticos y reflejan la realidad de sus militancias partidistas.

Este personaje caricaturesco ha dejado de serlo para pasar a lo grotesco que resulta observar su abierto cinismo al llevar al cabo constantes agresiones contra sus regidoras.

Caso especial es el de la regidora Ruth Zárate quien en repetidas ocasiones ha sido violentada por este edil y por integrantes de su Ayuntamiento.

Cómo olvidar la escena donde durante una sesión de cabildo le arroja billetes de diferentes nominaciones a esta regidora.

El tema de la misoginia y agresiones del “Pequeño Inés” ha llegado a tribunales donde para variar se intentan hacer chicaneadas para proteger al oscuro personaje, minimizando las acciones contra Ruth Zárate.

El asunto no es menor cuando analizamos que el edil de Tecamachalco sigue siendo protegido por los padrinazgos “panistas” que hasta ahora se siguen haciendo ojo de hormiga para sancionar de manera severa los comportamientos de este desagradable personaje.

¿A caso tenemos que afirmar que la misoginia ya es el sello de “la casa” panista?

Y es que me saltan dudas contundentes. ¿Dónde está la congruencia de la Secretaria del PAN, Martha Érika Alonso, cuyo discurso sobre el empoderamiento y liderazgo lo sigue llevando en gira por todo el Estado?

¿Será sólo una simulación para defender sólo a los de casa?

¿Dónde están esas defensoras de las mujeres de Nueva Alianza que es el partido político al que pertenece esta regidora?

Todas hacen mutis para no incomodar “los cariños” que se le tienen a Saturnino por ser paisano y soldadito cumplidor.

Para cerrar con broche de oro, sale el diputado Pablo Rodríguez Regordosa que uniéndose a la justificación de las acciones del nefasto edil, minimizó el tema de la regidora Zárate. Una vergüenza, sobre todo cuando este personaje anda placeándose por donde lo dejen por sus aspiraciones a Senador. Imagínense qué bonito representante tendría el género si este personaje llega a la cámara alta.

En conclusión, en Puebla todo indica que misóginos defienden a misóginos, sobre todo cuando son de clóset.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Tiempos de clientelismo absoluto

Hagamos negocios, pactos, contubernios, corruptelas, trinquetes, negociazos, estafas, intercambios, en pocas palabras: Corrupción.

Tú me apoyas, yo te blindo, tú me haces llegar, yo te pago, consígueme un prestanombres, cobra los diezmos, espíalos, grábalos, ofréceles convenios, bloquéalos, cómpralos, es decir: Corrómpelos.

Así el clientelismo político que ha llevado a la decadencia y poca credibilidad a una clase política nacional donde los acontecimientos bizarros son la mejor muestra del retroceso y corrupción que a todos los niveles invade a México.

Cómo hablar y lo que es mejor aún, cómo confiar en una Sistema Nacional Anticorrupción, cuando de fondo se hace hasta lo imposible por corromperlo antes de consolidarlo.

La impartición de la justicia en nuestro país se encuentra más que vulnerada, me atrevo a decir que está abiertamente golpeada y debilitada por todos aquellos jueces, magistrados, ministerios públicos que aplican la ley con discrecionalidad y moviéndose al ritmo del mejor postor que les ofrezca o les llegue al precio de una sentencia que garantice la impunidad de quienes se han convertido en la mayor plaga que hoy nos afecta a una sociedad abiertamente enojada con sus gobernantes.

De lo absurdo a lo ridículo y hasta insultante, la política nacional se encuentra envuelta en esas parodias que son vilmente reales como el caso de un ex gobernador que robó tanto que hoy se sospecha sea cleptómano para aminorarle las culpas.

En otra pista del gran circo, los hombres del poder siguen haciendo sus mejores piruetas para quedar entre los que tendrán hueso en el 2018.

En tanto los trapecistas de mayor peso, siguen en su adelantada campaña con sus insultantes aspiraciones que ponen al descubierto esas intenciones de seguir ejerciendo dictaduras políticas para saciar sus más negras debilidades.

¿Cómo creer en los cambios? ¿Cómo apostarle a un nombre que sólo evoca egolatría, mordaza, excesos de poder?

Resulta francamente un reto para la consultoría política desafiar los nuevos tiempos donde la sociedad está abiertamente distanciada de quienes quieren seguir representándolos a través de los cargos de elección popular.

El clientelismo en su máxima expresión ocupa no sólo las cúpulas de poder, sino también los espacios de opinión pública que en muchos casos ceden a esa vendimia oscura que sigue opacando la posibilidad de una transformación política y social encabezada por nuevos y renovados personajes que quieran hacer un trabajo sin etiquetas o negocios de familia. El poder absoluto sin duda es el mayor riesgo de toda democracia desgastada como la que hoy se ejerce lamentablemente en nuestro país.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Puebla violenta

Todos los acontecimientos violentos de los que día a día nos enteramos no sólo por medios de comunicación, sino por la experiencia personal de amigos, familiares y vecinos, nos hace pensar en cómo prepararnos psicológicamente para reaccionar ante situaciones extremas que podemos enfrentar en cualquier momento.

Muchas son las recomendaciones que empiezan a circular de boca en boca y que de alguna manera han provocado paranoia en una parte importante de quienes habitamos la capital, pero también en aquellas zonas “calientes” donde difícilmente podemos imaginar lo que se padece en esas comunidades.

Lo ocurrido en el municipio de Huehuetlán El Grande es simplemente inaceptable. Cómo entender la radiografía violenta que hoy evidencia a Puebla como uno de los centros de operación de crimen organizado y muchos otros delincuentes que empiezan a hacer su agosto ante el letargo e ineptitud de nuestras autoridades.

Es difícil empezar a hilar tantos acontecimientos desafortunados para intentar hacer un balance de lo que ocurre en nuestra querida Puebla.

Muchos son los responsables, algunos siguen ostentando ese poder y omnipotencia con la que han vivido en los últimos tiempos, pensando que su soberbia los mantendrá contra viento y marea en los espacios de elección popular.

No podemos evadir la realidad que hoy vive Puebla, tenemos que ser lo suficientemente fríos para mirar la ola de asesinatos, feminicidios, ejecuciones, secuestros, asaltos y lo que se acumule.

El asesinato de la hija de “Simitrio” líder de la 28 de octubre, un juez perdiendo una oreja por insultos y acoso a una mujer, una infame matanza en Huehuetlán, uno de los municipios que conserva su pobreza milenaria, intento de secuestro donde resulta involucrado el hijo de un alto mando policiaco, los intentos de linchamientos hacia algunos delincuentes y la detención de un alcalde huachicolero son algunos de los más recientes acontecimientos que nos dejan ver un mapa cruento del lugar donde habitamos.

Qué difícil pensar en preparar a las sociedades para reaccionar ante tanta violencia, sobre todo cuando hay un sentimiento de orfandad, impotencia y abandono hacia la ciudadanía.

Este fin de semana, la organización Alto al Secuestro organizó en la capital del país simulacros de secuestros donde es evidente que la reacción de la gran mayoría que presenciaron este tipo de violencia se mantuvo al margen y sólo como observadores mientras se priva de la libertad a una persona.

El reto es no convertirnos en sociedades indolentes, sino en ciudadanos que ante cualquier tipo de acto que atente contra nuestras garantías individuales, levantemos la voz de la denuncia. Callar y autocensurarnos es también una forma de violencia contra nosotros mismos.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Foto: Es Imagen / Ángel Flores

Mala actuación presidencial

En medio de esa turbulencia donde su gobierno es señalado como un gran ejecutor del espionaje, el Presidente Enrique Peña Nieto eligió Puebla para montar una de sus acostumbradas puestas en escena, para intentar simular esa naturalidad, cercanía y empatía que está muy lejos de tener con la sociedad.

Una vez más, el Presidente Enrique Peña no lo consiguió. Al ver el spot que grabó en el Barrio del Artista es más que notorio el montaje para hacer que el Presidente se luzca como ese personaje “naturalito” que ríe, abraza y reparte palmaditas por doquier.

Estas estrategias están más que rebasadas para una figura como la del Presidente Peña que se ha especializado en cometer errores que han provocado el desplome de su credibilidad.

La sociedad difícilmente se cree este tipo de estrategias de marketing de posicionamiento, cuando cada vez que estalla un escándalo, el gobierno de la República corre y se truena lo dedos para sacar videos con un Presidente “humano”, cercano, amable.

Señores estrategas tenemos que dar un paso real para dejar de fomentar la percepción engañosa que encumbre a políticos de papel.

Es poco creíble pensar que en el Barrio del Artista todo fue bonito y con la emoción de recibir a un Presidente.

Pienso en todas aquellas voces que en esta misma zona de la ciudad tendrían mucho que decir con todo lo que hoy nos preocupa a los poblanos.

Problemas de inseguridad, corrupción, impunidad, desempleo, vendettas políticas y sociales, feminicidios.

A un año de concluir el sexenio de Enrique Peña se siente el declive, el rechazo hacia todos aquellos que siguen haciendo de la vendimia política, el mejor amague para comprar los votos y vulnerar árbitros electorales.

La simulación no es la mejor estrategia para levantar una figura presidencial que se mantiene en el piso debido a todos sus desatinos que han dado resultados negativos frente a una percepción de la sociedad.

El Presidente Enrique Peña está en la recta final de su mandata buscando esa puerta que tendrá que cruzar dentro de doce meses. Y es que en medio de tantos desafortunados acontecimientos de su sexenio, no sería difícil pensar que nuestro Presidente de Los Pinos pero por la puerta trasera.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

Espiando espías

Qué caro nos sale ser gobernados por una turba de espías.

Resulta francamente gravoso para cualquier sociedad lidiar con la corrupción e ineptitud de sus políticos a los que elegimos en urnas que son alteradas, pagamos dietas millonarias a hombres del poder preocupados por pescar el siguiente hueso, alentamos la aparición de más partidos políticos para que nos sigan mintiendo y encima, seguimos siendo tan vulnerables como un reality show donde la intimidad es mínima ante los ojos de un gobierno temeroso, que busca controlar a través de violar la privacidad ciudadana.

La compra de software para espionaje por parte de diferentes niveles de gobiernos en el país e instituciones, exhibe la crisis no sólo de valores, sino de gobernanza y violación a los derechos humanos que como ciudadanos debemos exigir ante gobernantes tan deleznables que recurren a estas estrategias de seguridad, para “romper” al enemigo o boicotear cualquier intento de protesta o crítica en su contra.

Por ahora sabemos que en México no sólo el gobierno federal, sino los gobiernos de varias entidades recurrieron a la compra de estos equipos y programas de espionaje para blindar lo que ellos llaman sus administraciones, aunque francamente me parece que lo que se han empeñado en proteger es el alud de malos manejos y actos de corrupción en el que muchos de estos hombres del poder se han visto involucrados.

Me pregunto, ¿cuántos grupos del crimen organizado ya cuentan también con este tipo de programas para espionaje? La respuesta es previsible. Seguramente en estos tiempos pre electorales, la información que emana de estos equipos de espionaje, la empezaremos a ver circular en las redes sociales, donde las campañas negras se seguirán surtiendo de audios, documentos, fotos y todo tipo de pruebas que exhiban al contrincante o bien que les permita mantenerlos a raya a cambio del chantaje para frenar la difusión de la vida privada.

Ciudadanos vigilados, vulnerables a la fuerza de un estado que se niega a respetar los mínimos derechos de privacidad.

A todo lo anterior sumemos las incongruencias de nuestros espías, como la del Presidente Enrique Peña quien todavía se enoja y pide que quienes se dicen “espiados” demuestren que la responsabilidad la tiene su gobierno.

Asimismo, están instituciones como el propio ejército o la parvada de gobernadores y ex gobernadores que andan en pre campañitas fingiendo que la “virgen” les habla cuando tienen armados sendos expedientes de sus detractores.

País de incongruencias donde ser espiado ofende a los espías que se mantienen en esa negación de hacer lo políticamente correcto.

Bien decía el escritor Mario Vargas Llosa, México es nuestra dictadura perfecta ejercida por gobiernos de diferentes colores y sabores, todos, sin excepción, inmersos en esa guerra donde lo preponderante es ser poderoso y refrendar la impunidad ante el riesgo del despertar de una sociedad expectante.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/