¡Escúchanos por internet!

Un pacto entre caballeros

Vamos por partes, en septiembre del año pasado por una serie de publicaciones hechas en este espacio se generó una controversia con el empresario Manlio López Contreras. Hubo acusaciones, señalamientos, descalificaciones. Se creó una guerra mediática. El pasado nueve de diciembre, tanto Manlio López como un servidor sostuvimos una reunión para llegar a un acuerdo ante nuestras diferencias.

Fue una charla que duró alrededor de tres horas y media en la que planteamos ambos nuestras inquietudes e inconformidades, no obstante, en un acuerdo entre caballeros los dos coincidimos en que fuimos víctimas de fuentes de información malintencionadas que generaron una batalla sin sentido entre nosotros.

Debo admitir personalmente que nunca había tratado personalmente a Manlio López y que solo tenía referencias sobre lo que me habían comentado de él y que uno de mis errores fue que nunca lo busqué para confirmar los datos que se me dijeron sobre su persona. Como periodista estaba obligado a darle voz.

Las circunstancias nos llevaron por otro lado.

En esa plática del nueve de diciembre y tras sellar un pacto entre ambos con un buen apretón de manos, debo decir lo siguiente públicamente: me quedó claro que Manlio López Contreras jamás usurpó ninguna labor diplomática como lo llegué a escribir y me comentaron algunas fuentes.

Él me aseguró (y le creo) que nunca trianguló recursos públicos del municipio de San Andrés Cholula, como algunas de las personas que consulté me lo dijeron.

Asimismo, es falso que mantenga una relación fuera de lo profesional con la alcaldesa de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca, además nunca ha usurpado algún cargo público en el gobierno actual.

Actualmente, Manlio López sólo se dedica a sus temas empresariales.

Debo admitir que reconozco la calidad moral y profesional de López Contreras y dejo mi mano abierta a él y de esta forma ofrezco una disculpa pública y mi retractación a lo anteriormente escrito en este mismo espacio.

En un acuerdo de caballeros y con el fin de iniciar sin conflictos legales ni personales el 2020, ahí queda un malentendido que se generó en el que honestamente yo no tenía nada que ver, pues solo cumplí con una función que era informar. Los temas personales del señor Manlio López no tengo nada que ver ni con sus adversarios, si es que hubiese alguno.

Aclaro que no hay ni molestias ni rencores, lo pasado, pasado y es una vuelta a la hoja. En un acuerdo entre dos personas adultas y profesionales es mejor llegar a un buen arreglo sin versiones e intermediarios.

Es cuanto.

A Lalo Rivera le faltan…

Desde que el morenovallismo cayó en desgracia nadie entendió por qué al heredero de El Yunque (Eduardo Rivera Pérez) no se le ocurrió la brillante idea de tomar al Partido Acción Nacional por asalto y retomar el control de lo que en otro tiempo tenían las llamadas familias custodias.

Contrario a ello apoyó a Jesús Zaldívar con el pretexto de la unidad interna entre los grupos, pero al final Eduardo Rivera desapareció del mapa. Es cierto que es el mejor posicionado ahorita por Acción Nacional pero su actuar es tímido, anodino, gris, es como el pulque, pues le falta un grado para ser carne de a de veras, vaya.

Lalo Rivera o está cansado o ya es un anciano prematuro porque ha dejado pasar todo tipo de oportunidades. De hecho, el PAN cuando critica le falta calidad moral porque lo hace una dirigente que fue cómplice del morenovallismo, además de cómplice una gran beneficiaria.

Genoveva Huerta tiene todo menos liderazgo, pero esa dirigencia es conveniente para los intereses de Marko Cortez quien es otro que está ahí solo como esfera de navidad, es decir, es un bonito adorno.

No es que se trate de que Acción Nacional sea una oposición radical, pero al menos sus diputados locales últimamente se han puesto más las pilas y al menos tratan de generar noticia, con o sin razón, pero ya entendieron cuál es su papel histórico en este momento.

Lalo Rivera está en una hamaca esperando a que le caiga por obra y gracia del Espíritu Santo una encuesta en la que lo haga candidato. El problema es que carece de un par de esos que vende Bachoco y dos al parecer carece de dinero y son otros los intereses que se mueven al interior de Acción Nacional.

Pareciera que la única solución es que el panismo se apueste -no por Enrique Cárdenas; él es un despropósito- pero sí por un perfil ciudadano que no esté ligado ni a los intereses de la derecha poblana ni mucho menos al morenovallismo que es un grupo apestado por las condiciones políticas del momento.

El 2021 está a la vuelta de la esquina y en Morena ya hay focos rojos porque la apuesta es mantener la Cámara baja del Congreso de la Unión y la mayoría en el Poder Legislativo estatal, se pueden perder las capitales, a veces los gobernadores trabajan mejor con munícipes opositores, paradójicamente.

Los panistas si tienen una estrategia (la cual no se ve) la traen muy bien guardada. El candidato natural que es Lalo Rivera últimamente, insistimos, se le ve apagado, cansado, agotado y ha preferido entregar la plaza a asumir un liderazgo.

Pero pues allá ellos, muy su gusto, muy su partido, muy sus estrategias.

Foto: Es Imagen / José Castañares

Lo que se llevó el 2019

La verdad es que este fue un año cabrón.

Sí, con ese adjetivo, cabrón. Y de una vez le aclaro, si es fanático de la cuarta transformación en primer lugar no responderé ataques y segundo mejor vaya a otros espacios que enaltecen a esa entelequia.

¿En qué estábamos? Ah sí, que en el 2019 fue un año cabrón.

Lo primero es que se acabó el morenovallismo y no es que uno fuera muy fan de los estilos y las formas de los anteriores pero en general ya se había generado un sistema que operaba por sí solo, así que la muerte de la pareja Alonso-Moreno Valle vino a generar crisis en todos los sentidos y quizá el más delicado fue la inseguridad pues las bandas del crimen organizado se anda peleando la plaza poblana y los más afectados somos los que vivimos aquí.

Luego, tuvimos una quintilla de gobernadores y eso generó más ingobernabilidad. No es que lo hicieran mal, es que carecimos una autoridad fuerte en Casa Aguayo. Mientras gobernó don Guillermo Pacheco Pulido tenía como uno de sus principales operadores a Fernando Manzanilla, por un lado y por otro estaba la influencia de la familia del mandatario interino y -aunque algunos lo nieguen- también se consultaba al actual gobernador Miguel Barbosa.

Insistimos, nadie dice que esté mal, solo que así fue.

De ahí vimos cómo el senador Alejandro Armenta Mier hizo pactos con grupos para intentar descarrilar a Barbosa. Llevaron todo hasta casi reventar la liga. Todo eso provocó que los ayuntamientos emanados de todos los partidos entraran en crisis, pues no veían una figura que los condujera y aunque son en teoría autónomos en la práctica México no ha cambiado mucho.

El caso más escandaloso fue el de Felipe Patjane quien fue detenido por presuntas irregularidades en su cuenta pública de Tehuacán. Además, su administración estaba de cabeza, huelgas, deudas con sus trabajadores. A la fecha no hay orden y eso que hubo otros alcaldes del PRI y del PAN en esa región que eran muy cuestionados.

Fue hasta agosto cuando Miguel Barbosa se hizo gobernador del estado, mientras que a nivel nacional todos los analistas comenzaron a hablar de una recesión económica, pero pues el presidente de la República tiene otros datos así que quién sabe qué esté pasando.

Eso sí, de manera objetiva el presidente ha polarizado un país al llamar fifís a los fifís, pues sus opuestos los llamados chairos están todos los días peleando un round de sombra en redes sociales. ¿Es bueno? Honestamente no porque si ya de por sí estamos como estamos, pues ahora tenemos que lidiar con guerras que no conducen a nada, solo es la demostración de quien tiene la razón y a lo mejor ninguno de los dos grupos la tiene.

Hay carencia de medicamentos, hay mayor desempleo y para el colmo de males se derritieron los límites, ya no sabemos qué demonios es la izquierda y/o qué demonios es la derecha porque en el fondo se parecen tanto aunque se repudien.

Es la primera vez que vemos que liberan a un delincuente como el hijo del Chapo y posteriormente vemos que es detenido García Luna, es decir, por todos lados hay lodo y México está llena de cloacas.

La inseguridad es quizá el tema más complejo en este momento, segundo el desempleo y tercero una economía que no nos hace estar felices, felices, felices, todos los días.

Así que sí fue un año cabrón y Puebla lo resintió aunque tengan otros datos.

En política lo que parece es

La presencia de Beatriz Gutiérrez Müeller en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla no solo el informe del rector sino el martes pasado es un mensaje que no todos están dispuestos a entender.

La esposa del presidente Obrador quien tiene en Puebla -si se nos permite decirlo- una segunda casa, ha respaldado públicamente al rector Alfonso Esparza Ortiz y viceversa. Situación que algunos sectores políticos aún no quieren observar detenidamente.

Se necesitan tres dedos de frente para entender que si el presidente de la República es de Morena y el gobierno del estado es de izquierda y de esa forma se infiere el saber cómo y por qué llegaron quienes llegaron a gobernar.

Por eso es algo que aún no cuadra la acción del nuevo Auditor Superior del estado, Francisco Romero Serrano, al iniciar una serie de revisiones a las cuentas públicas de la máxima casa de estudios de la entidad.

Pareciera -y subrayamos la palabra pareciera- que el nuevo auditor actúa con la línea de la venganza y el garrote político. Algo que creíamos que se había acabado con la llegada de los nuevos gobiernos.

Lo malo es que dice el clásico que “en política lo que parece es”. Romero Serrano ha iniciado con el pie izquierdo: mandó mensajes que en vez de generar paz quiere provocar tensión.

¿La razón legal le asiste? Seguramente sí, pero políticamente su actitud pareciera -insistimos en la palabra pareciera- es más de revanchismo y protagonismo que de un actor técnico que lo que debe hacer es más entregar estudios y análisis. Los diputados son quienes aderezan ya la parte política a los dictámenes que él entregue.

Cada quien tiene su forma personal de actuar, pero un auditor -como bien lo escribió ayer el periodista Ricardo Morales- es solo de estudiar y presentar errores más que de buscar las cámaras y los reflectores, puesto que ese papel ya le toca a la Comisión Inspectora del Poder Legislativo local.

Ahora si va a actuar políticamente, Francisco Romero Serrano debería observar el respaldo que ha tenido Alfonso Esparza por parte de la esposa del presidente López Obrador. Beatriz Gutiérrez no es un personaje menor en la cuarta transformación puesto que como escribimos líneas arriba en política “lo que parece es”.

¿Qué persigue el auditor? No lo sabemos pero todo apunta a un protagonismo político más que un trabajo técnico. ¿Es válido que audite a las instituciones públicas? Sí, siempre y cuando no sea una venganza porque en alguna ocasión no lo vieron bien en el Colegio de Contadores Públicos.

Allá él y sus “sabias” acciones y decisiones.

2020, el año del barbosismo

Barbosa Huerta dará su primer informe de labores el 15 de diciembre. Hay que decir a su favor que recibió un estado en ruinas. En ruinas porque desde el morenovallismo comenzó a incrementarse la inseguridad y la extracción y venta de huachicol en el que metió las manos el crimen organizado.

En ruinas porque la decisión de crear una gubernatura de un año ocho meses generó que la delincuencia no respetara a nadie y se comenzaran a pelear la plaza. Tener un mandatario de tan poco tiempo generó una falta de autoridad a pesar de los esfuerzos del minigobernador.

Otro factor es que el día de los comicios del año pasado hubo reportes de violencia que se le atribuyen a la administración anterior. Vino una impugnación electoral que cimbró al estado en totalidad. De ahí, la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que favoreció a Martha Erika Alonso pero que dividió a los grupos de poder poblanos.

La mandataria fallece el 24 de diciembre en un trágico accidente y de ahí el PAN entra en crisis a partir del 25 de diciembre. Entra como encargado de despacho Jesús Rodríguez Almeida quien le entrega la estafeta en un jaloneo legislativo a Guillermo Pacheco Pulido, posteriormente hay una división en Morena provocada por Alejandro Armenta Mier quien al final aceptó a regañadientes no ser el candidato a gobernador.

Todo eso provocó que los alcaldes de todo la entidad poblana hicieran lo que quisieran y como lo quisieran. El caso de Felipe Patjane fue el más escandaloso pues de plano hasta rentó un helicóptero para pedir la mano de su prometida, además de una serie de irregularidades que cometió en su administración.

Así llega Barbosa al poder en agosto pasado y mientras la maquinaria federal ya había arrancado, el mandatario tenía que armar un gabinete en fast track revisar en qué situación se encontraba la administración y jalar la carreta estuviera como estuviera.

Al llegar diciembre, todos los hilos del poder ya los tiene el gobernador. Ya está listo para darnos datos y sobre todo para proyectar el 2020 el año en el que ya va a tener el control absoluto. En el que ahora sí tendrá que enfrentar a la delincuencia y bajar los índices de inseguridad que comenzaron a subir desde el sexenio pasado.

No, no es tarea fácil y dadas las circunstancias aún se le debe tener fe para que mejore las cosas. Seguramente, no lo sabemos, el próximo 15 de diciembre dictará los ejes sobre los cuales se basará su administración.

El 2020 conoceremos, entonces, a la nueva clase política que si bien es de Morena, es a la que podríamos llamar el barbosismo.

Viene, de entrada, un nuevo proceso electoral en el que seguramente peleará su partido por mantener la mayoría en el Congreso del estado y tratar de entregar buenos números para la Cámara baja del Congreso de la Unión.

Veremos personajes más enfilados como Gabriel Biestro, David Méndez, Eric Cotoñeto así como al propio secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla, quien aunque ya le quitaron a sus operadores políticos sigue despachando como el responsable de la política interna de la entidad.

Será el mensaje político del próximo 15 de diciembre que entendamos el rumbo y se definan las nuevas reglas del poder político poblano. De entrada el principal reto es la inseguridad. Los rankings que se han realizado a nivel nacional de gobernadores ha salido bien Barbosa. No obstante, compite con otros que comenzaron mucho antes que él.

Es decir, va bien.

Este 15 de diciembre será decisivo política y administrativamente. Y sí la carrera por las alcaldías también iniciará ahí por los mensajes y las reglas no escritas propias de ese arte de gobernar.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

Los retos de Esparza

Si hay una persona que ha enfrentado a tirios y troyanos es Alfonso Esparza Ortiz. Como rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla ha jugado limpio y ha hecho todo para que la máxima casa de estudios siga en los primeros lugares a nivel nacional, a pesar que, desde la federación y con los cambios de gobierno, han existido recortes para todas las instituciones de educación superior públicas.

Esparza, como buen contador público que es, ha sabido administrar los recursos que le otorgan pues hasta el momento ha sacado todo adelante. Se dice o se lee fácil, pero la verdad es que no lo es.

Uno de sus grandes logros es que ha sabido acercarse al gobierno federal e incluso ha sabido amarrar una alianza con la esposa del presidente de la República, Beatriz Gutiérrez Müeller quien como todos lo recordamos fue la invitada a su informe en octubre pasado y ella fue quien le levantó la mano.

Fotografía que todos vimos en redes sociales.

Esparza ha sabido jugar sus barajas tanto políticas como administrativas y muchos de sus críticos que pensaron que habría que regresar a la universidad pública un espacio de creación de cuadros políticos detuvieron sus ataques dese el pasado mes de octubre.

Tampoco hay que negar que este 2019 ha sido de los más turbulentos para el país en materia de seguridad, economía y en el caso de nuestro estado, desde julio del 2018 hasta agosto de este año, faltó de una auténtica autoridad estatal, pues con ese carrusel de gobernadores que hubo desde Tony Gali hasta Guillermo Pacheco fue todo un desbarajuste.

El rector de la BUAP a pesar de todo ello ha mantenido a la máxima casa de estudios. Él junto con todo su equipo de trabajo han soportado todo tipo de vendavales y tormentas y no han dejado de pagar la nómina ni ha bajado la calidad educativa.

Es importante resaltar el esfuerzo porque es en serio que el 2019 ha sido uno de los años más locos que hemos vivido los mexicanos y que muchos podrían haberse quebrado. Y aguantó hasta el combate que recibió por parte del constructor Mario Mendívil por el tema de Los Lobos.

También cabe resaltar que desde que llegó Esparza a la rectoría ha despolitizado el ambiente universitario, si bien ha permitido la expresión libre de ideas al interior de la institución no cargó los dados a favor o en contra de algún candidato o partido político, aunque digan lo contrario algunos de sus críticos, quienes, honestamente, son pocos.

Así que bien vale la pena reconocer el esfuerzo del rector de la BUAP, pues lo ha logrado a pesar de que haya algunos intereses en su contra. La universidad no se ha caído, al contrario, continúa en buenos lugares a nivel nacional.

El 2020 se vislumbra difícil en todos los sentidos, económicamente el país no se ve que vaya a avanzar mucho por las políticas desarrolladas por la cuarta transformación, los niveles de inseguridad van en aumento y Puebla es parte de la estadística, lamentablemente.

El reto del rector de la BUAP es salir avante ya que si no la tuvo fácil en este 2019, el año que viene puede estar más duro, pero pocos han entendido que hay pilares del poder en Puebla tan importantes como la Volkswagen o la BUAP que no es conveniente desestabilizar ya que afectarían socialmente al estado.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

Dicen que entre más Alejo… más lejano

En esta limpia que ya se hace dentro de las dependencias deberían poner atención en dos personajes dos: Óscar Alejo García y Jesús Landero López, ambos de la Secretaría de Cultura que encabeza Julio Glóckner Rossáinz.

Además de que se les ha descubierto que han saltado políticamente con Mario Marín, Rafael Moreno Valle, Tony Gali Fayad, se apostaron por personajes como José Juan Espinosa y Alejandro Armenta Mier con la intención de seguir cobrando del presupuesto gubernamental.

En la oficina del Secretario de Cultura ya se tiene todo un expediente en el que presuntamente ambos personajes han preparados actos culturales para que se les asignen a empresas de ellos mismos, es decir, son jueces y partes.

Vamos, son especialistas en el famoso “modelo de negocios”, como lo ha llamado Miguel Barbosa Huerta a todo los abusos económicos que se cometieron dentro del morenovallismo.

Vamos por partes:

El 10 de septiembre pasado, por ejemplo, Óscar Alejo solicitó que se liberaran 70 mil pesos para que se celebrara un concierto en homenaje a Francisco Toledo por parte de la Filarmónica 5 de Mayo en San Pedro Museo de Arte.

Hasta ahí todo parecería normal.

La trampa era que solicitaban la instalación de un templete que era imposible colocar porque al otro día del concierto se desarrollaría una boda en ese mismo sitio. Eso lo sabía muy bien Alejo. El costo de la instalación (que nuncase colocaría) era de 62 mil 400 pesos.

Una vez que en la dependencia revisaron con lupa la solicitud, sólo autorizaron 37 mil 120 pesos. En pocas palabras: no iban a poner ese templete y se presume que se quedarían con el dinero si es que lo autorizaba la Secretaría de Cultura.

Jesús Landero López es el principal aliado de Óscar Alejo. Desde hace tiempo no labora en la Secretaría de Cultura, empero, sí opera desde una empresa llamada Nexos la cual es una de las proveedoras de la dependencia. Trascendió que fue el propio Miguel Barbosa quien dio la orden de que ya no se tenga a esa proveeduría ya que anteriormente fue de las principales beneficiarias en los tiempos del morenovallismo, es decir, la del “modelo de negocios”.

Landero, además, fue el enlace con el senador Alejandro Armenta Mier, es muy cercano a Néstor Gordillo, Javier Lozano, Michel Chaín y otros tantos que están en calidad de apestados en este sexenio.

Líneas arriba detallábamos del famoso templete que se quería colocar para el concierto en homenaje a Francisco Toledo, pues ahora entenderán que Óscar Alejo quería contratar a su cómplice Landero para ese fin. El dinero se lo quedarían ambos.

Hay más historias: el 27 de septiembre pasado, por ejemplo, se realizó la ópera Espejo niebla. Alejo insistió, a través de varios oficios, que se deberían liberar 557 mil pesos e incluso presionó para que se le asignara a sus propios proveedores. La dependencia investigó y descubrió que sólo era necesario erogar 428 mil 382 pesos. La diferencia ya saben para quien sería.

Y finalmente, un caso más de corrupción por parte de Alejo: cuando se realizaría el Huey Atlixcáyotl la Secretaría de Cultura entregaría a cada uno de los danzantes 25 mil pesos. Como son de pueblos originarios es imposible que entreguen facturas o recibos de honorarios.

En este caso, Alejo hizo un trato de palabra con tres empresas proveedoras y acordó con ellas un diez por ciento de comisión.

Después de casi un mes de realizado el festival, habitantes del municipio de Pantepec fueron a la secretaría de cultura para reclamar un pago de seis mil pesos que nunca se les entregó. También fueron a quejarse de los municipios de Zacapoaxtla, Tlacotepec, Acatlán de Osorio, Xochitlán, Huauchinango, Hueyapan, Ajalpan y por supuesto Atlixco.

En la revisión se descubrió que Alejo no pagó la cantidad completa y se hizo bien… tarugo y no entregó en total 43 mil 600 pesos. Además, en lo poco que sí pagó el funcionario mostró recibos alterados sin ninguna validez oficial.

Ahora, Óscar Alejo está enviando correos electrónicos para denostar el trabajo de Julio Glóckner y todo su equipo de trabajo.

Lo que no sabe es que ya tienen toda la documentación que lo hundirá si es que sigue disparando como escopeta vieja (para todos lados). Próximamente llegarán más documentos que lo comprometen directamente a la oficina del gobernador y así como están las cosas es mejor que no le mueva.

Como dice el viejo dicho: “si quieres llegar a viejo hazte bien Alejo”.

La prueba de fuego del Congreso estatal

El Congreso del estado tiene la oportunidad de sacarse la espinita de haber nombrado a Félix Cerezo como el ombudsman poblano. ¿Quién es Félix? Se pregunta el respetable, pues seguramente será el gato, el único, único gato, porque en su casa lo conocen.

Su elección fue muy desaseada. Dejó mucho qué desear el método y la forma, repitieron lo que tanto criticaron. Y hoy la elección del Auditor Superior del estado de Puebla puede poner en entredicho al Poder Legislativo local.

Desde hace semanas se ha dicho que el favorito de la cuarta transformación es Francisco Romero Serrano. Suponemos que ya están los cabildeos para que pase por “unanimidad”, el problema del mencionado es que sus ligas con Morena lo delatan. En el 2018 intentó ser candidato a diputado local por el Movimiento de Regeneración Nacional.

Tiene la bendición, dicen -los que dicen que saben-, de quien debe otorgarla y ya está todo muy planchado para que su nombre salga. El problema no es que tenga la confianza de la cuarta transformación local, lo que no se ve bien es que él será quien audite a todos los gobiernos emanados por ese partido y podría verse pervertido el principio de imparcialidad que en teoría debería existir.

No es que se dude de la capacidad del contador Romero Serrano es que ya está muy cantado. Si retomamos la elección del Gato Félix como titular de la Comisión de Derechos Humanos podría repetirse esta misma situación.

Es la oportunidad histórica que tienen los legisladores y sobre todo la bancada de Morena de hacer un análisis a conciencia, consultar, incluso de ser necesario, con el Auditor Superior de la Federación, David Colmenares, los perfiles que se manejan, así como a las instituciones de educación superior y hasta el Colegio de Contadores Públicos.

Si lo que se trata es un pago de facturas con Francisco Romero por su contribución en las campañas electorales pueden incluirlo en el gabinete o verdaderamente prepararle el terreno para las elecciones que se vienen en el 2021.

La cartera del Auditor Superior del estado es una posición muy peleada porque es el responsable de llamar a cuentas a todos los que se han portado mal con sus cuentas públicas, es quien debe abrir las cajas de pandora y sobre todo es quien para lo que viene será el encargado de poner a cada quien en su lugar.

Puebla es un verdadero caos desde el morenovallismo: se hizo y deshizo con las cuentas públicas lo que se quiso. Se usó esa posición como garrote político o como premio para los que se portaron bien.

Tuvimos un gobierno corto con Tony Gali, luego la pasarela de Martha Erika Alonso, Rodríguez Almeida y Pacheco Pulido. Eso provocó una falta de autoridad entre la mayoría de los alcaldes de todo el estado.

Ahí está el terrible caso de Felipe Patjane que ha hecho de Tehuacán un patrimonio personal. Y que cada día que pasa se hunde más. Necesitan entonces un verdadero fiscal de hierro que no tenga compromisos con nadie para que verdaderamente descubra qué fue lo que ocurrió durante los ocho años que gobernó Rafael Moreno Valle.

La elección del Auditor es una prueba de fuego para el Congreso del Estado. Muy su estilo personal de gobernar, muy sus formas, pero al menos si se trata de sacar por unanimidad lo que hagan que sea lo más transparente.

Cantaron demasiado el nombre de Francisco Romero o al menos eso pareció.

En el Poder Legislativo está la solución para dar el cambio real con el pasado reciente que la verdad a nadie gustó, muchos no dijeron nada porque estaban amenazados o comprados, pero este es el momento de hacer algo distinto.

Al final, el balón está en su cancha.

Doce años de Revista 360 Grados

Remember, remember the fifth of november (con perdón a Guy Fawkes, y Alan Moore creador de V de Vendetta)

Fue hace doce años que salió la edición número uno de la Revista 360 Grados y sus Instrucciones para vivir en Puebla. La idea, como ya se ha dicho anteriormente, salió en un restaurante de comida italiana entre el periodista Alejandro Rodríguez y un servidor, acompañados de unos whiskys en vasos old fashion .

Veníamos de dirigir dos revistas: Contralínea Puebla y Fortuna. Nos dimos cuenta que no ganábamos un solo peso a pesar que nos dijeron que éramos socios. Era julio del 2007 cuando planeamos sacar nuestro propio medio de comunicación y cuatro meses después salió el primer número con la lista de los 50 hombres más poderosos de Puebla.

Estábamos hartos de las ediciones rosas de sociales que en ese entonces invadían los restaurantes, puestos de revistas y cafés. Nos parecían bobas (con todo respeto a sus trabajos editoriales) porque solo eran imágenes y pies de foto. Sólo servía para halagar los egos de los poblanos.

Unos años antes, en Puebla salió una revista llamada Intolerancia que fue la primera a nivel local en romper esquemas y sus editores buscaron llevar buenos contenidos, pero esa edición al final fue rebasada por su periódico que, la verdad y no es porque trabajé ahí como reportero y jefe de información, marcó un antes y un después en el periodismo local. Esa redacción -sin menosprecio de otras en las que he estado, aprendido y disfrutado- para mi ha sido la mejor y más combativa.

¿Sirvió en su momento la vieja revista Intolerancia como inspiración?, honestamente sí, así como otras tantas. La idea fue dejar a un lado lo políticamente correcto y es que, por ejemplo, mientras todas las publicaciones sacaban temas sobre amor y bla, bla, bla, nosotros dijimos “vamos a manejar las razones por las que es bueno divorciarse”.

Fuimos, además, la primera edición en recomendar lugares para comer, beber, bailar, estar o pasear e incluso en el número de febrero del 2008 hicimos la primera recomendación de los mejores moteles en Puebla, porque resulta que a los poblanos les encanta el sexo y gracias a que Rigoberto Benítez -el mejor encuestólogo en la historia de Puebla- nos regaló un estudio de las prácticas sexuales en la ciudad, descubrimos que aquí hay de todo y para todos.

Llevamos política, sexo, agruras, cine, libros, escritores, artistas, deportistas, historia. Hicimos una portada que nos causó el veto primero de los priistas y luego de Moreno Valle y compañía, pues en enero del 2010 publicamos a Javier López Zavala y al ex gobernador en ambas portadas de la revista. Eso provocó que se subieran espectaculares con esa edición.

El marinismo, la BUAP de Enrique Agüera y hasta el ayuntamiento de Blanca Alcalá nos presionó con quitarnos la publicidad oficial sino bajábamos esos espectaculares. Lo tuvimos que hacer y eso hizo que Moreno Valle nos castigara como a la mayoría de los medios locales. Hasta que un día nos quitó el veto (en el 2015).

En doce años han pasado todo tipo de plumas y de historias dentro de la redacción: buenas, malas, regulares. Hemos cometido errores, sí. Sería muy pedante decir que no hemos incurrido en fallas. Pero si seguimos existiendo es porque la gente aún nos lee, nos consume, nos critica, nos analiza, nos felicita, (algunos hasta nos envidian, porque también los hay). Cuando salimos a la luz en el 2007 algunos personajes nos calcularon nomás cuatro números.

Lo mismo ocurrió en el 2012 en el que hubo una crisis interna y por incompatibilidad en el manejo editorial decidimos separarnos Alejandro Rodríguez y yo. En esa época, también, hubo quien también nos mandó al camposanto y miren nada más: siete años después seguimos dando lata.

Hay personajes claves y muy importantes que han pasado por estas páginas, como en su momento fue Alejandro Rodríguez, con quien a pesar de todo lo que se ha dicho y se sabe seguimos siendo extraordinarios amigos, así como uno de los mejores periodistas poblanos llamado Edmundo Velázquez, quien ahora es titular de Página Negra que depende de Periódico Central.

No me atrevo a nombrar a todos los que han colaborado con algún reportaje, crónica o entrevista porque si me falta alguno cometería un error y sería un despropósito, pero ustedes saben quienes son y ahí está mi pequeña hemeroteca para que puedan consultar tantas líneas que se han escrito en todo este tiempo.

Muchas veces me han preguntado por qué hago esto, ya que como toda empresa hay momentos buenos, extraordinarios y también de vacas flacas en los que hay que jalar la cobija para cubrir los salarios y gastos. Más difícil es cuando la gente cada vez lee menos y solo se dedica a ver memes y a hacer análisis sobre estos.

Cuando las redes sociales son las que marcan la agenda en todos los sentidos. Bien, pues un medio impreso es como un buen disco de acetato, es romanticismo puro; es el olor a la tinta, es tenerlo en las manos y saber que es tuyo. Es ver cada que sale una nueva edición es como parir a un nuevo hijo, significa seguir vivo ya que esta no es una carrera de metas sino de resistencia.

Doce años que se han pasado volando, con amores, desamores, ilusiones y desilusiones. Buenos y malos momentos, porque de eso se trata la pinche vida, de vivirla. Ya no es un bebé Revista 360 Grados.

Ya camina y hasta corre.

Qué más puedo decir de este su aniversario de aquella que vio la luz bajo el signo de Escorpión. Si sobrevive es gracias a sus lectores, pues son ellos quienes al final nos han marcado la agenda.

Así que gracias a todos los que han trabajado, colaborado, escrito, fotografiado, diseñado la revista. Gracias a los lectores, los viejos y los nuevos. Gracias a mis amigos y a mis enemigos (ellos también son un impulso para estar vivos). Gracias a todos los que han confiado en nosotros.

Y larga vida a la Revista 360 Grados y a sus imprescindibles Instrucciones para vivir en Puebla.

En verdad, gracias totales.

Una semana de locura

Juan Carlos Lastiri Quirós le debe una explicación a los ciudadanos. Sin saber realmente qué ocurrió solo tenemos la idea que fue levantado por un comando mientras corría por la mañana y que de pronto a los dos días apareció ya en su casa sano y salvo.

No es para menos para que un ex funcionario federal que se le ha cuestionado su actuar en una subsecretaría federal y que se le implique en el caso de la Estafa Maestra y que de la nada desaparezca provoque todo tipo de especulaciones.

Y vaya que las provocó.

Todo mundo se volcó a opinar sin tener una confirmación de nada.

En redes sociales hubo gente (no es que estemos de acuerdo con que se escriba pero así fue) se atrevió a decir que fue un autosecuestro.

¿Fue un secuestro exprés?, ¿fue un mensaje siciliano? ¿Qué le pasó? A nadie se le desea un susto de esa naturaleza. A nadie, pero ¿qué ocurrió? ¿Se fue unos días a la montaña a meditar sobre su vida y quería desconectarse?

Vaya cosa.

Qué bueno que Lastiri está sano y salvo, en serio, sin filias ni fobias pero es importante que fije una postura pública pues metió a todo el aparato estatal en serios problemas y todos los periodistas – o la mayoría- caímos en esa trampa.

Y es que desde hace meses se especuló que también podría estar involucrado en el tremendo caso de La Estafa Maestra, por eso una de las versiones es que pudo ser detenido por la Fiscalía General de la República.

Es necesario que exista un comunicado, porque ya nadie entiende nada en un país en el que la violencia es ya el pan nuestro de cada día y que se justifica de forma ciega hasta la liberación de un criminal como Ovidio Guzmán en Culiacán y que nadie quiere admitir que hubo un error de operación en su captura.

Ante eso hay que decir que la semana pasada fue la de los cuchillos largos: primero un ex funcionario morenovallista que aparece con un disparo (no en el hígado como se dijo) y se sigue la pista de un posible suicidio. Ese mismo día se anuncia la cancelación de 29 patentes de notarios que fueron entregadas de manera ilegal por parte del morenovallismo.

Al otro día, martes, el consejero jurídico Ricardo Velázquez Cruz da a conocer los prestanombres de algunas de esas notarías que operaban en la ilegalidad.

Aunado a ello, la diputada Nayeli Salvatori anuncia que encabezará a los inconformes que se quejan contra el notario Mario Montero Serrano (su ex esposo) porque supuestamente abusó de su cargo como fedatario y afectó a un buen número de propietarios de sus terrenos.

Luego, como dijimos líneas arriba levantan a un ex funcionario federal priista que es de todos conocido. Y para cerrar con broche de oro, el diputado Gabriel Biestro Medinilla anuncia que denunciará al panista Jorge Aguilar Chedraui por un supuesto desfalco al erario.

Muchos misiles en tiempos de catrinas y ofrendas a los muertos.

Esto apenas comienza y la cacería va en serio: todos a pedir sus amparos que en cualquier momento caerán los peces gordos.

La guerra ha iniciado.

Foto: Es Imagen

Barbosa gana la primera batalla

Miguel Barbosa Huerta dio el primer gran golpe al revocar las 29 notarías que se entregaron de manera ilegal durante el sexenio de ocho años que gobernó Rafael Moreno Valle.

Fue un gancho al hígado del panismo y es el inicio de una serie de acciones contra quienes abusaron de su poder en esa época a través de espionaje, amenazas, encarcelamientos injustos, tráfico de influencias, elitismo y demás irregularidades que se cometieron en ese régimen que doblegó a políticos (de todos los partidos), periodistas, activistas, universitarios y todos aquellos quienes se atrevían a cuestionar a Rafael Moreno Valle y su séquito.

El ex gobernador Moreno Valle creó en Puebla un feudo y a sus habitantes los convirtió en sus ciervos porque contaba con la complicidad tanto económica como política del presidente Enrique Peña Nieto. Y por ello, muchos de los que al principio se opusieron a ese régimen al final terminaron por rendirse.

Plata o persecución fue la máxima del difunto ex gobernador. Algunos aguantaron -la minoría- la mayoría prefirió rendirse porque eran espiados o amenazados.

La orden de cancelar las notarías poblanas por parte de Miguel Barbosa es un acto de justicia ya que sí fueron muchos abusos los cometidos.

Ayer, Ricardo Velázquez fue más allá al dar a conocer no sólo qué notarios perdieron sus patentes y serán investigados sino que puso al descubierto quiénes usaron hasta prestanombres para que operaran como fedatarios públicos.

Desde hace muchos sexenios se sabía que las notarías eran premios de consolación a todos aquellos que dejarían su cargo público cuando culminara un sexenio. Era parte de las componendas del propio poder: “te portaste bien, fuiste leal, pues tenga su notaría joven y hágase millonario”.

Barbosa ya demostró que no estaba jugando al señalar que iría sobre los actos de corrupción que se cometieron en el pasado reciente.

Se necesitaban sacrificios para fortalecer su legitimidad. Y va más allá del tema de la reconciliación, porque se vale reconciliarse con la sociedad poblana, pero no con aquellos que abusaron de los ciudadanos.

Tampoco hay que esperar que los hoy desenmascarados no tomen represalias. Están en su derecho jurídico defenderse, también no dudamos que inicien una guerra sucia contra la actual administración, sería iluso pensar que van a dejarse, porque si algo tenían los morenovallistas era un ego muy robusto y un orgullo exagerado.

Ha iniciado la guerra pero socialmente esta batalla la ganó la administración de Barbosa, porque ningún ciudadano (aunque no comulgue con la cuarta transformación) estaba de acuerdo con que se premie con una patente de notario a sus cuates, nada más porque operaban electoralmente.

Los 29 notarios y lo prestanombres se hicieron millonarios al amparo del gobierno de Puebla, así que tampoco existe una justificación como para decir que se van a dejar a familias sin comer.

Los especialistas en Derecho deberían, por fin, hacer una nueva reforma a la Ley del Notariado e iniciar verdaderos cambios de fondo para que ya no sea por amiguismo y compadrazgos la entrega de estas patentes.

Y de una vez que revisen quién o quienes fueron los responsables de haber provocado todo este enredo de corrupción.

Es el inicio de la guerra jurídica, pero esta primera batalla ya la ganó Barbosa y tiene a un general llamado Ricardo Velázquez (una especie de George Patton) para derrotar a los que abusaron del poder en el sexenio pasado.

Rodrigo Abdala, un cero a la izquierda

Rodrigo Abdala Dartigues empezó mal y de malas. Quizá nadie lo recuerde pero cuando fue la elección en el 2018, fue uno de los encargados de la elección en Morena que no entregó a tiempo las actas de cómputo de los distritos que le encargaron, situación que no le cayó nada bien a Miguel Barbosa Huerta.

En esa ocasión, recordemos, al inicio de los cómputos Barbosa Huerta iba arriba y de hecho algunas encuestadoras lo daban como triunfador sobre Marta Erika Alonso Hidalgo, pero Abdala que debería entregar esos resultados no lo hizo. Ya de ahí la historia todos la sabemos: el hotel MM, la impugnación, recuento de votos, una larga sesión en el Tribunal Electoral de la Federación.

A Abdala poco le importó el resultado final porque Andrés Manuel López Obrador lo nombró súper delegado en Puebla (esa figura que se esperaba más pero resultó lo menos en todo el país). Ya con cargo y presupuesto lo de menos era apoyar a Barbosa Huerta, faltaba más.

Rodrigo Abdala ya montado en su oficina de súper delegado hizo lo que mejor sabe hacer: nada y vaya que le sale a la perfección. Ya alguna vez el periodista Mario Alberto Mejía relató en su Quintacolumna que el propio Andrés Manuel López Obrador lo regañó en Palacio Nacional por lo mismo, porque no entregaba resultados.

La semana pasada ya fue denunciado (al igual que otros nueve homólogos suyos) porque supuestamente desvió recursos para apoyar a Bertha Lujan en la puja por la dirigencia nacional de Morena. Abdala se siente protegido por su tío -político por supuesto- Manuel Bartlett Díaz.

¿Cesarán al súper delegado? La verdad es que no lo creemos algunos.

Sería admitir que la Cuarta Transformación fracasó, que los perfiles de sus funcionarios son más de lo mismo y si el tío Bartlett es de los consentidos de López Obrador, difícilmente procederán en su contra.
A lo mucho presentará la típica carta de renuncia “por motivos de salud” y nada más.

Lo que sí creemos es que Abdala cada vez perderá más puntos en la entidad y que si él buscaba la gubernatura en el 2024 ese sueño húmedo se aleja más de la realidad porque ya llegaría con la camisa manchada de acusaciones.

Empezó con el pie izquierdo con el ahora gobernador poblano. Le empezó a llenar de piedritas la cabeza a -nuestro muy cristiano- presidente de la república y ahora es investigado por presuntamente desviar recursos federales en la elección interna de Morena.

“¡Qué asquerosidad es todo esto!”, diría el clásico.

Abdala no fue un buen diputado federal. No ha sido un buen funcionario público. Es un junior metido a la política y que ha sido beneficiado por la coyuntura y es para la 4T una mancha que tendrán que seguir con ella por la gran influencia que tiene Bartlett sobre López Obrador.

Duele más el cuero que la camisa, diría la consigna popular.

***

Muchos dolores de cabeza ha generado Ixelt Romero Morales, ahora que es la nueva directora del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante, y es que al interior de ese organismo nadie la aguanta: llega tarde a la oficina, se sale a comer, regresa en la noche y, en ocasiones ha sacado a los empleados hasta las cinco de la mañana, nomás porque ella así lo quiere.

“Nos quiere cansar para que renunciemos” confió una fuente que pidió la gracia del anonimato.

Y no sólo eso, se sabe que tiene muchísimos problemas con las organizaciones de apoyos a migrantes. Un caso, por ejemplo, en los tiempos de Mario Marín le pidió dos mil dólares prestados a Jesús Salas, presidente de la Organización Centro Vida Migrante. Dinero que nunca pagó. En alguna ocasión, le reclamó y ella se negó a liquidar y hasta amenazó con denunciarlo a él si le seguía molestando.

No fue el único, pues a otro de los líderes poblanos en Estados Unidos, Pedro Ramos, le pidió 5 mil dólares prestados (también en tiempos de Mario Marín) y es la hora que no se los quiere devolver, según relató la fuente consultada.

“Mira que ya chingarse a Pedrito Ramos, es porque de veras es ser toda una profesional”, confió al reportero.

La situación laboral, relató la fuente, es imposible y va a generar una bomba de tiempo que si no la controlan va a generar muchas rupturas internas, problemas laborales y con las organizaciones de poblanos en Estados Unidos. “No sabemos quién protege a Ixelt Romero, porque así como actúa parece que tiene un padrino político, pues hace lo que se le plazca en el Instituto”.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

En Morena solo quieren las prerrogativas

Ya no es Morena porque ya está bien prieta: la lucha por el poder en ese partido político en Puebla y a nivel nacional sólo demuestra que todos los grupos quieren apropiarse de las prerrogativas que le entrega el INE a este movimiento que es mayoría. Y no son tres pesos los que reciben.

Es un todos contra todos.

No es un tema de ideologías, porque con tanto ex priista y ex perredista lo que se quiere, al ser el líder de ese instituto también buscan ser el encargado para sentarse a negociar con el líder real del Movimiento de Regeneración Nacional, es decir Miguel Barbosa, en el caso de la entidad poblana.

Es el viejo truco de pego para que me paguen, para que a nadie lo dejen fuera del presupuesto porque ya sabemos que vivir fuera del codiciado erario es vivir en el maldito error y a río revuelto el tuerto es quien reparte las tortas.

A nivel nacional están igual: la solución es mientras más divisiones existan, más pretextos crean para que la camarada Yeidckol Polevnsky exija que las elecciones internas se aplacen y ella se convierta, de facto, en la líder vitalicia de ese partido que no tiene ni pies ni cabeza: en el discurso se presentan como opción de izquierda aunque en la realidad actúan más como de derecha.

Son los progres “buena ondita”.

Por eso no es de extrañarse que en Baja California tengan personajes como Jaime Bonilla con sus leyes a modo; no es de sorprenderse porque si eso ocurre en un estado de la república y ellos mismos lo justifican qué se puede esperar en las demás entidades del país.

En Puebla, los que quedaron fuera del Consejo ya se armaron hasta con sus charpes para que los tomen en cuenta, el problema es que no hay un árbitro que controle a las bases porque todos quieren lo mismo: dinero y poder. No existe un órgano que detenga a todos porque el actual delegado estatal Mario Bracamonte es juez y parte en la contienda interna.

No hay mucha diferencia con el PRD poblano en los años noventa y en la primera década de este siglo: grupos y tribus acusándose unos a otros. No tardarán en Puebla que se terminen golpeando o aventando sillas como pasaba a cada rato en las oficinas de la 13 Oriente frente a la Arena Puebla, que se acusen todos de policías políticos e infiltrados.

Morena se apuesta sólo en la popularidad del presidente porque así como se comportan no representan una verdadera opción de cambio. Andrés Manuel López Obrador hace y deshace porque sabe que aún cuenta con un bono democrático que le aguanta todo: liberar al hijo del Chapo Guzmán y dejar que se escapen delincuentes de la cárcel en Sinaloa y hasta gasear alcaldes panistas en las puertas de Palacio Nacional. Sin olvidar el incremento de inseguridad en todo el país.

¿Hasta cuando existirá el bono democrático que justifica los errores presidenciales? Hasta que la gente pierda la esperanza y eso tendrá que ver con un tema económico. Lo que se mueve es un tema emocional. El ciudadano común no ve más lo que espera y le conviene. Si se cumplen las predicciones de una recesión económica entonces sí, Morena mostrará su verdadero rostro: la lucha del poder por el poder.

Mientras el bono de López Obrador el partido de Morena termina más partido y no por la mitad sino en muchas fracciones.

Ilustración: Alejandro Medina

Nada personal, puras suposiciones

Yo no lo sé de cierto, pero supongo que más allá de que presuman sus triunfos Eric Cotoñeto o Gabriel Biestro en la realidad fue Miguel Barbosa quien ganó la mayor parte de los consejeros estatales de Morena, el domingo pasado.

Yo no lo sé de cierto, pero el dueño estatal del Partido del Movimiento de Renovación Nacional ahora sí es el gobernador poblano quien, haiga sido como haiga sido, impuso su estilo personal en los comicios recientes del domingo y, ahora sí, ya habrá un primer morenista de Puebla quien tire línea les guste o no.

Yo no lo sé de cierto, pero supongo que el gran derrotado fue Alejandro Armenta porque esta era su oportunidad de oro para retomar lo que para él estaba pendiente: el control de Morena y así pelear en el 2024. Entró en esta contienda con nada y salió igual.

Yo no lo sé de cierto, pero con el reciente operativo policiaco en el mercado Morelos, los seguidores del famoso delincuente “El Grillo”, quien operaba primero para los morenovallistas y después para los armentistas saldrán más temas a relucir de lo que ocurrió el año pasado en la elección a gobernador. Esos delincuentes de operadores en la cárcel son muy peligrosos.

Lo supongo.

Yo no lo sé de cierto, pero los adictos al barbosismo no deben acusar a Claudia Rivera porque su hermano sea consejero. La familia de la alcaldesa tiene sus canicas y juegan en esta lucha de poder. Se vale. Después de todo en la política siempre es una guerra de malos contra malos, supongo.

Yo no lo sé de cierto, pero supongo que el favorito del barbosismo se llama Eduardo Gandur. Poco se sabe de él. Ha manejado un bajo perfil hasta hoy. Trae una línea dura de ideología. Es el principal operador de Gabriel Biestro y seguramente (también lo supongo) su papel será abrirle los espacios en la estructura para que el líder del Jucopo se haga el candidato a la presidencia municipal en el 2021.

Yo no lo sé de cierto, pero supongo que, aunque ya dominen a la base morenista, no la tienen fácil en las elecciones constitucionales intermedias como algunos optimistas lo presuman. Hay un desgaste del poder en la Presidencia de la República (después del culiacanazo), todos los alcaldes emanados de Morena han entregado malos resultados y nada ha cambiado en la forma de hacer política en el Congreso del estado. Es, eso sí, una extraordinaria Oficialía de partes de la administración estatal.

Yo no lo sé de cierto, pero supongo que, aunque han querido minar a Fernando Manzanilla en la Secretaría de Gobernación, sigue teniendo fuerza para apagar los fuegos en la entidad. Desde que llegó Barbosa a la gubernatura bajó su perfil y ha evitado confrontaciones con los grupos internos tanto de Morena como del propio gabinete. Como también son evidentes sus aspiraciones para convertirse en el candidato en el 2021 a la alcaldía de Puebla, le aventaron toda la maquinaria pesada. Mucho se ha dicho y especulado sobre su permanencia en el gobierno barbosista, pero ahí sigue.

Yo no lo sé de cierto, pero la oposición poblana está pulverizada. El PRI está arrinconado, sin dirección ni liderazgo. El PAN hace un vago intento por unirse sin mostrar un discurso sólido. Si Acción Nacional ganara la elección sería por castigo o disgusto, pues hasta el momento no han hecho nada para que a nivel local uno voltee a verlos como opción de cambio.

Yo no lo sé de cierto, pero supongo que en la realidad nada ha cambiado. En Puebla los partidos políticos -todos- necesitan una figura paterna y recursos para operar. La democracia es para los griegos y para los pendejos, recita atinadamente un intelectual poblano.

Yo no lo sé de cierto.

Lo supongo.

Amores chivos

Un chivo pegó un reparo y en el aire se detuvo, hay Patjanes que tienen…

Son muchos los alcaldes de Morena que en un año hicieron todo aquello que no tenían que haber hecho, pero hay uno en especial que se voló la barda: Felipe Patjane Martínez.

Un edil enamorado quien, desde el inició su mandato, alquiló un helicóptero para darle el anillo a su directora de Cultura, Paulina Vargas Sobrado.

¡Awwww! ¡Qué bonito es el amor!

Obvio en la prensa local hubo quien justificó el hecho con el argumento de que era muy su dinero, muy su anillo, muy su directora, muy su cultura y muy su aire donde sobrevoló el condenado helicóptero (muy su alquiler).

Y sí, uno entiende de eso, a veces nos duele una mujer en todo el cuerpo -y vaya que nos duele-, como dice el poeta, pero vamos, que estamos en plena época de la austeridad republicana. Ya vimos lo que le pasó a Dulce Silva y a su esposo César Yáñez cuando se casaron en la Capilla del Rosario y era muy su lana, muy sus viandas, muy sus revistas, muy su vida, pero qué chinga le acomodaron al líder nacional de la cuatro té.

De ahí Patjane hizo de Tehuacán una isla en la que se hacía lo que él quería. Vivíamos tiempos violentos, un helicopterazo, un gobernador sustituto que nació en la Ciudad de México y con papeles de Atlixco, un gobernador interino que mantuvo el barco a flote hasta que llegó Miguel Barbosa, por cierto paisano del señor Patjane.

Patjane cometió otro error (cuentan algunas fuentes) fue a refugiarse con el club la miel de abeja que dirige el senador Alejandro Armenta Mier y en el que participan personajes como Violeta Lagunes. Error porque Barbosa traía buena relación con su paisano.

Luego la nota del escándalo fue cuando los trabajadores del ayuntamiento se declararon en huelga. Y de ahí vino lo peor, hay 120 millones de pesos que nomás no aparecen. El secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla Prieto, aseguró en una entrevista que hay un desorden financiero en ese municipio lleno de granadas y caderas (de chivo, por supuesto).

La administración barbosista lo tiene en la mira, aunque no serán ellos quienes le corten la cabeza. Ayer que fue la ceremonia para dar inicio a la temporada de mole de caderas, Patjane estuvo ahí como platillo de ornato, frente a las miradas morbosas de todos los asistentes. Existe la tradición de bailar con un chivo en esta ceremonia que da arranque a un tema culinario, pero ese chivo es el único indultado.

Desde hace meses Patjane lo han bailado como un chivo, la duda cabe: ¿lo indultarán?

Pase lo que pase, pese a lo que pese, Tehuacán y Morena ya huelen a chivo. Patjane y su partido puede ser puesto de manera horizontal como chivo en precipicio.

Pero no todo está perdido, ya pronto se casará con el muy amor de su muy vida. Y veremos qué ocurre esta telenovela de un chivo enamorado de la luna. Y eso sí, los muy sus 120 millones que quien sabe dónde están veremos si aparecen o viven en el muy su sueño de los muy sus justos.

No lo juzgen mal, todos hemos tenido una mujer que nos duele en todo el cuerpo, como diría el poeta.

Oigan, oigan… pssst, pssst

Antes de que se me olvide, hoy a las cuatro de la tarde en el Salón Morelos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP, el abogado Carlos Meza Viveros dictará una conferencia sobre ese tema tan escabroso que es la lucha entre la libertad de expresión contra el derecho al honor

Hay que ir se va a poner bastante bueno.

Foto: Es Imagen / Daniel Casas

Alcaldes de Morena vs el tiempo

Miguel Barbosa Huerta quiere a las principales cabecillas del morenovallismo en la cárcel. El mensaje que ha ido repartiendo en cada uno de los informes municipales es que se presenten denuncias contra los morenovallistas, principalmente, y si se puede que algunos priistas también visiten chirona.

El góber poblano no le ha puesto nombres y apellidos pero ese ha sido el mensaje: la creación de una nueva clase política y para fuera ya todo lo que huela a corrupción del pasado reciente.

Aunque la intención de Barbosa es buena y ahí sí ojalá diosito y la justicia terrestre castigue a toda esa runfla de facinerosos que sí abusaron, lo difícil es crear una nueva clase política porque no se ve de dónde y para dónde. A Morena le hace falta una buena escuela de cuadros que dejen los radicalismos de patria o muerte y que aprendan a gobernar.

A partir de la semana pasada, el mensaje a todos los alcaldes poblanos -principalmennte de Morena- es y ha sido borrón y cuenta nueva. Barbosa les ha jalado las orejas a algunos y a otros los ha apapachado con obras y servicios para su comunidad. Se interpreta como un ya estuvo bueno de tantos yerros y pleitos. Ya se acabó la etapa de aprendizaje. Ya no son novatos.

¡Ya! ¡A trabajar!

Además de la estrategia de exigirle a sus alcaldes a ponerse las pilas, también está la de llamar a cuentas a los priistas y panistas que abusaron de sus cargos en las alcaldías y de fumigar a los funcionarios que aún están incrustados en las nóminas.

Que se haga la limpia definitiva. Y, aunque no lo queramos ver, también esta es una estrategia para el 2021, porque si ahorita fueran los comicios intermedios es un escenario difícil para el Movimiento de Regeneración Nacional en el estado.

A menos que los albiazules se dividan y comiencen las guerras intestinas en ese partido (escenario que no está alejado de la realidad por la cantidad de egos que están ahí).

Los morenos deben darse cuenta que el efecto López Obrador los llevó al poder y que le bajen un poco a su soberbia porque por ellos solos no ganaron. Deben darse cuenta que tienen al menos un año para enderezar. La fiesta de haber sacado al PRIAN de Los Pinos ya se acabó. La borrachera por tener la mayoría del Congreso del estado ya pasó, que ahora estamos en plena resaca y que aún no hay grandes cambios. No han hecho nada extraordinario. Más bien parece el guión de Giuseppe Tomasi di Lampedusa (con perdón por usar este lugar común).

Es el segundo año más importante para los alcaldes porque es cuando verdaderamente gobiernan, el tercero estarán los reflectores en la nueva lucha electoral y en ese momento ellos ya carecen de poder.

Es la última oportunidad para reconquistar a sus gobernados, sino lo entienden, o no lo saben hacer, en el 2021 sentirán el castigo y en el 2022 podrán ser hasta denunciados o señalados por la Auditoría.

Por eso la urgencia del gobernador para denunciar a sus antecesores, porque al menos en lo que enderezan el rumbo les da tiempo de todavía escandalizar sobre los actos de corrupción que pudieron haber incurrido las autoridades pasadas.

Aunque algo es un hecho, si no comienzan a trabajar, el tiempo pasará muy rápido y las condiciones cambiarán radicalmente. En Puebla el voto un día puede ser para el PRI, para Morena o para el PAN, el castigo será las urnas. Ojalá que al llegar al primer año de gobierno entiendan que el reloj para los funcionarios municipales va hacia atrás y que un día más, para ellos, es un día menos.

Algunas breves de ultratumba

1.- Sí, Morena ya se perredizó. Casi un año en el poder para que la lucha sea de todos contra todos. Y ya se perredizó porque nuevamente estamos viendo los escenarios de tribus, grupos, corrientes y todo por el maldito control de ese movimiento.

A nivel nacional no quieren a la líder nacional. Por su parte, Yeidckol Polevnsky amenaza con cancelar la elección porque argumenta un padrón manoseado.

A nivel local, Mario Bracamonte perdió puntos con Miguel Barbosa, el hijo de Rogelio Carvajal dice que puede y se la merece, están los grupos tradicionales de ese partido que también pelean esa posición y solo dividirán más a ese partido que aún no entienden que ganaron en el 2018 por el caudillo y no por ellos.

2.- Que la maldición del 2021 ya llegó a la cuarta transformación poblana.

Los legisladores de Morena al negarse a aprobar el matrimonio igualitario y a despenalizar el aborto, porque así “quedaron bien” con la Puebla conservadora, escupieron al cielo porque demostraron estar más cercanos a la derecha que a un proyecto de izquierda. Son los morenos Provida.

Es una maldición el 2021 porque sus acciones más que buscar un beneficio social sus acciones fueron hechas bajo la amenaza de las elecciones de alcaldes y diputados federales y locales. La mayoría de Morena sólo confirmó que el Poder Legislativo sigue como ventanilla de trámite, que hay gatopardismo, pues no se ve nada distinto a otras legislaturas. Eso sí todo apunta que Dios los bendijo y a ellos no los castigó.

3.- A muchos ya se les olvidó o ya hay muchos políticos milenials -que lo que no ocurrió en su año no fue en su daño- pero Manuel Bartlett Díaz no fue en Puebla un gobernador democrático. Fue autoritario, un estilo muy parecido al morenovallismo.

Ya se les olvidó que cuando le quitó al municipio de Puebla el control del agua y un grupo de campesinos de Nealtican vinieron a manifestarse al viejo Palacio de Gobierno, Bartlett con Mario Marín, a la sazón secretario de Gobernación, ordenaron gasear a los inconformes y parte del gas lacrimógeno cayó en la escuela primaria 2 de Abril, pues tuvieron que desalojar a los niños.

A muchos ya se les olvidó o quizá ni se enteraron cuando el alcalde panista de Puebla, Gabriel Hinojosa junto con sus regidores fueron desalojados con gas pimienta y con bulldozers allá en el Paseo de San Francisco.

Así que no nos sorprende ahora que ya ha sido revelado como un empresario de los bienes raíces. Bartlett viene del priismo más arcaico y más duro del sistema. Tenía bajo su mando a Óscar de Lassé y a José Antonio Zorrilla.

Pero como nada ha cambiado, con un chu, chu, chu, se arregla todo.

4.- Que no hay alcalde en Puebla que haya pasado de panzazo en su primer año de gobierno, y no es el tema de la inseguridad, pues esa sí que fue una mala herencia de los gobiernos anteriores a los actuales, además que a nivel nacional ese es el talón de Aquiles. En los principales municipios del estado no hay una acción de gobierno contundente que sirva de ejemplo, pus hay hasta subejercicio en sus finanzas. Esa fue una de las consecuencias de carecer de un gobernador formal hasta agosto pasado, tuvimos cinco mandatarios. Todo empezó por la locura de hacer una minigubernatura de dos años y medio, luego la tragedia que provocó una gobernadora de diez días, más tarde un sustituto que estuvo poco menos de un mes y después un interino que su función fue sacar limpias las elecciones.

Ante tanta turbulencia, no había control, cada quien hacía lo que hacía porque no se veía una autoridad, quién iba a negociar con un gobernador de dos años, quién con uno de seis meses. Esas fueron de las herencias malditas que nos dejó ese grupo que estuvo ocho años mandando en Puebla.

Ilustración: Alejandro Medina

Un caso más de abuso de autoridad

“¡Cállese pinche vieja!, ¡tú también te vas con nosotros!”, le gritó el policía municipal (adscrito al desaparecido grupo de élite Garep) a la señora Carmen N, mientras la detenía sin una orden de aprehensión y dentro de su domicilio, después de haber subido a una patrulla a su esposo, el señor Gaspar N.

¿Cuál fue el delito? Despertar en la madrugada y asomarse porque un grupo de policías municipales pateaba el zaguán de su casa, según consta en un video mostrado a este reportero y que ni el Juez de control ni el agente del Ministerio Público quieren tomar en cuenta, pese a que es prueba suficiente para liberar a la pareja que cometieron el único crimen de mirar quién golpeaba violentamente la puerta de su morada.

Unas horas después de la detención, el 10 de marzo del 2018, la señora Carmen N -de 50 años de edad- terminó postrada en una cama del hospital UPAEP, con la cadera fracturada, esposada y rindiendo declaración ante el juez de control, Fernando Martínez Espinosa, quien, en varios momentos, regañaba al abogado y a su representada: “¡Le pregunté a ella, no a usted! ¡Ya está lo suficientemente grandecita para entenderme!, ¿no?”.

¿Cómo terminó con la cadera fracturada? Cuando iban rumbo a la Fiscalía General de Puebla, la patrulla se pasó un alto en la esquina del bulevar Atlixco y la 25 Poniente. Un coche chocó contra los cuatro policías que custodiaban a doña Carmen y a don Gaspar N. La señora no quedó bien después de la intervención quirúrgica que le hicieron en el hospital, pues hace un mes tuvieron que revisarla nuevamente.

En la declaración, esposada a la cama del hospital, la señora Carmen N relató que ella le advirtió al uniformado que manejaba la patrulla: “bájele de velocidad, señor, que nos vamos a impactar”. Los policías le respondieron con leperadas. De pronto, ocurrió el accidente que la dejó mal de salud y con secuelas.

Esta historia que se inscribe en un abuso de autoridad inicia a la una de la mañana del 10 de Marzo del año pasado, en la colonia Miguel Hidalgo -cerca de Amalucan. Un grupo de alrededor de 10 jóvenes menores de edad bebían alcohol afuera de la casa de Carmen y Gaspar N. Un par de esos muchachos eran hijos de los detenidos.

Al inicio pasó una patrulla y bajaron unos uniformados. Les llamaron la atención porque cometían una falta administrativa. Al parecer se hicieron de palabras con los jóvenes. Los uniformados se subieron a la patrulla y los muchachos entraron junto con sus amigos a la casa de sus padres.

Hasta ahí todo podría parecer normal, pero una hora después los uniformados buscaron respaldo de toda la corporación municipal. En un video, cuya copia tiene este reportero, se contabilizan más de cinco patrullas que comenzaron a hacer rondines afuera de la casa y se calculan 29 policías que bajaron de sus autos y transitaban afuera del domicilio de doña Carmen y Gaspar.

A las dos cuarenta y seis de la madrugada, llegaron más patrullas y en especial dos del Grupo de Atención y Reacción de Estrategia Policial (Garep) creado, por cierto, durante el morenovallismo por Manuel Alonso García.

Los uniformados del Garep pateron la puerta.

“Estaba dormida. Escucho los ruidos. Mi esposo y yo nos espantamos. Bajamos a ver. Estaban mis hijos y unos amigos suyos en el patio de la casa. Pasaron diez minutos. Comienzan a patear la puerta y parecía que la iban a tirar. Había más de 20 policías en la calle. Mi esposo abrió la puerta y se metieron los elementos al patio de la casa. Jalan a mi marido y lo suben a la patrulla”.

-¡No traen documentos. No se lo pueden llevar!, -gritó la señora desesperada.

-¡Cállate pinche vieja, que tú también te vas!, -le respondió un policía del grupo de élite.

Le torcieron el brazo y la sometieron para subirla a la unidad de la policía municipal. Otros uniformados dispararon al aire.

Hay pruebas de los casquillos en el suelo.

“Se la pasaron diciéndome leperadas y lo que me iba a pasar en la cárcel”, se quejó con el juez la señora Carmen.

Cuatro de los 29 policías municipales acusaron a la pareja de resistencia y la señora Carmen y su esposo acusaron a los uniformados de abuso de autoridad. La de los uniformados pasó rápidamente e incluso le fijaron una fianza a la pareja, mientras que la denuncia contra los policías no ha procedido. Vive en el sueño de los justos.

Lo más grave del tema es que hay un video en el que se ve clarísimo cómo fue sometida la pareja y cómo los policías patean la puerta de la casa y esa prueba no la quieren integrar dentro de la carpeta de investigación, por lo que podría pensarse en un encubrimiento y hasta un tráfico de influencias por parte de las autoridades.

En los próximos días habrá una nueva audiencia contra doña Carmen y don Gaspar N. El equipo de élite policiaco lo desapareció Claudia Rivera luego de que uno de sus integrantes se fugó, después de haber violado a una muchacha a finales del año pasado. Escándalo que lastimó mucho a la sociedad poblana.

¿Cuántas historias ocurren diariamente como esta en la que se usa la fuerza pública para reprimir a gente que sin deberla ni temerla resulta afectada?

A manera de colofón

En un video mostrado al reportero aparece doña Carmen N. Esta esposada. Lleva puesta una bata del hospital y a duras penas pueda hablar pues se queja del dolor de su cadera, mientras que un juez la reprime por la forma en la que responde.

Ella dice suplicando justicia: “¡Yo soy inocente. No hice nada, señor! ¡Nunca forcejeé con ellos (los policías)!” (sic).

De tarifazos, espaldarazos y uno que otro manazo

Ahora que se dio el tarifazo al transporte público de seis a ocho cincuenta varitos, valdría la pena hacer una sección de preguntas y respuestas -con música de fondo de la Romántica o la Qué bonita 9.20, entre más cursi mejor- para tratar de explicar qué es lo que va a pasar con esta medida que aunque se justifique no es popular.

1.- ¿Era necesario subir el costo del pasaje?

R: Sin duda, desde hace más de diez años que no se ajustaba el costo del transporte público. Los gasolinazos -gracias al PRIAN por tanto esfuerzo-, la inflación, el nulo crecimiento económico y con la recesión provocada por Morena, era impensable que esto no ocurriera. Aun así, el aumento está dentro de los límites pues hay estados de la República en el que es un verdadero robo. Puebla se mantiene con un costo bajo a comparación de otras entidades.

2.- ¿Tienen razón los panistas y los diputados de ese partido en tirarse al piso?

R: Pueden hacer los berrinches que quieran y serán con miras al proceso electoral del 2021. Carecen de autoridad moral en el sentido de que ellos promovieron los gasolinazos y porque por una lucha de egos, el panista Moreno Valle a fin de no generarse una mala imagen le dejó esa responsabilidad a Tony Gali, este por su parte no quiso aumentarlo a pesar de las presiones del morenovallismo.

Guillermo Pacheco Pulido tendría que haber subido la tarifa del pasaje pero gracias al error de Carlos Urbina Tanús, que le costó el puesto antes de asumirlo, le regaló el pretexto perfecto para aventar la papa caliente a Miguel Barbosa

3.- ¿Afectará esta medida a Morena en el proceso electoral del 2021?

R: No, en México lo que se carece es de memoria histórica. Y aunque sí afecta los bolsillos de todos los poblanos, la realidad es que en dos años estaremos atentos a otros factores. Hay medidas gubernamentales que son impopulares pero eso es parte del ejercicio del poder. En este momento habrá quien se queje y se moleste -con sus razones- pero pasará. Moreno Valle privatizó el agua potable. Ese sí fue un crimen contra los derechos humanos de los poblanos y ya ven cómo se las gastaban.

4. ¿Los concesionarios del transporte cumplirán su promesa de mejorar sus unidades y capacitar mejor a sus choferes así como hacer una selección de calidad en sus operadores?

R: No lo creo. No lo creo y no lo creo. Debemos guardar el seis de octubre del 2019 para ver quienes cumplen y quiénes no lo hacen. Y no lo creo porque actúan como el marido que le dice a su mujer que ahora sí le será fiel para toda la vida. Actúan como los políticos que prometen y nada que cumplen, como los estudiantes que dicen que el próximo mes ahora sí van a estudiar y reprueban.

Es parte del show y las promesas que al final se convierten en mentiras. Además, los concesionarios van a seguir como millonarios y los choferes seguirán jugando carreritas -pese a su pasaje- con tal de cumplir con la cuota diaria y entregar la unidad con el tanque lleno.

Ahora sí van a cumplir. ¡Bah! ¡Pamplinas!

5. ¿Se acabó el que viaja de palomita o mosca?

R: No. Nunca. Es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, diría La Biblia.

Ser o no ser he ahí el espaldarazo

El rector de la BUAP recibió dos mensajes que le cayeron como un bálsamo el viernes pasado: el presidente de la República dijo en su mañanera que él respetará la autonomía universitaria y, por otra parte, su esposa, Beatriz Gutiérrez Müeller no solo le levantó la mano a Alfonso Esparza Ortiz al término de su Segundo Informe de labores al frente de la casa de estudios, sino que se despidió de él de una manera muy afectuosa.

Si la esposa del presidente de la República asiste a un evento en Puebla como es el del informe del rector de la BUAP hay que entenderlo como una señal de respaldo. Nunca la esposa de un mandatario se arriesgaría a salir en la foto con alguien que tenga problemas reales, fiscales y legales.

El costo sería altísimo y en Presidencia deben tener el verdadero pulso (carpetas) de lo que sucede en Puebla.

No van a poner en peligro la imagen de la primera dama (que no le gusta que le digan así, por cierto).

En política todo lo que ocurre son señales. Y si bien lo que haga doña Beatriz Gutiérrez es muy a título personal, la forma es fondo.

Diría Germán Sierra: “la pinche señal”.

Así como también fue una señal que los diputados de Morena y algunos alcaldes de ese partido no asistieran. Ese vacío también fue interpretado y leído por quien debe analizar lo que pasa en la máxima casa de estudios del estado.

El rector fue políticamente correcto en su informe, pues jamás quiso responsabilizar a nadie de las acusaciones que le ha hecho el constructor Mario Mendívil y su abogado Javier Coello Trejo.

Sólo dijo que de los temas legales se hacía responsable él y de la defensa de la autonomía, todos. En pocas palabras, evitó entrar en confrontaciones con otros actores políticos.

Después de todo, su segundo informe fue todo un éxito.

El nuevo tablero del poder en Puebla

Llevamos dos meses con la cuarta transformación en Puebla y con ello la nueva conformación del poder político en la entidad. Se fulminó el morenovallismo que gobernó ocho años (el único sexenio así) y ha iniciado la época del barbosismo. El tablero del ajedrez político se movió nuevamente.

En la edición más reciente de Revista 360 Grados Instrucciones para vivir en Puebla -la cual está a punto de cumplir doce años en el mercado y a punto de salir al público- como parte de un ejercicio que hemos hecho desde su primer número hasta hoy presentamos a los que se suman a este listado del poder que no solo son de Morena o trabajan en el gabinete sino que son personajes claves como líderes empresariales o hasta el rector de la BUAP y la alcaldesa de Puebla.

También están los otros, los que perdieron todo, salieron huyendo, desaparecieron del mapa, se camuflaron para pasar desapercibidos, además de algunos zombis que caminan por el Congreso del estado pensando que aún respiran y al final están los priistas que cada vez se hunden más en su propia dispersión.

La nueva conformación del poder poblano da visos de lo que viene para los próximos cinco años. Esta es la primera vez que gana un partido de “izquierda”, pues siempre ha gobernado el PRI con sus formas (incluso cuando llegó Rafael Moreno Valle). La “derecha” ha gobernado con el partido tricolor y con Acción Nacional, la diferencia de unos y otros es que unos son laicos y los otros clericales pero al final piensan y actúan de manera muy similar.

En este listado que proponemos no son todos los que están ni están todos los que son; aclaramos que faltan algunos personajes puesto que la política es un organismo vivo cambiante que hace que un día estén arriba y al siguiente abajo.

La famosa frase de la rueda de la fortuna es realista: un día estás en las nubes y al otro en el infierno, pero también ocurre que no estás dentro de la pequeña noria del poder, pues estás en la fila con el boleto en la mano para subirte a ella.

Aquí compartiremos el listado de los que están en el poder y los que lo perdieron además del link para que la puedan revisar en línea, en la edición detallamos el who is who, como aquella vieja edición norteamericana:

Los nuevos hombre del poder

Miguel Barbosa Huerta

Fernando Manzanilla Prieto

Gabriel Biestro Medinilla

Verónica Vélez Macuil

Alfonso Esparza Ortiz

David Méndez Márquez

Eric Cotoñeto Carmona

Claudia Rivera Vivanco

Alejandro Armenta Mier

Ricardo Velázquez Cruz

Onel Ortiz Fragoso

Heliodoro Luna Vite

Carlos Meza Viveros

Yassir Vázquez Hernández

Olivia Salomón Vivaldo

Eduardo Rivera Pérez

Jesús Zaldívar Benavides

Genoveva Huerta Villegas

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco (Taico)

Los que perdieron el poder

1. Tony Gali Fayad

2. Luis Banck Serrato

3. Eukid Castañón Herrera

4. Roberto Moya Clemente

5. Héctor Sánchez Sánchez (aún es el presidente del TSJ pero ya sin representación)

6. Xavier Albizury Morett

7. José Juan Espinosa Torres (le dicen el zombi del Congreso del estado)

8. Pedro Gómez Castillo.

9. Patricia Leal Islas

10. Pablo Rodríguez Regordosa

11. Jorge Aguilar Chedraui

12. Jorge Estefan Chidiac (no terminó muy bien con el actual gobierno y ahora se fue a al norte del país).

13. Mario Riestra Piña

14. Lorenzo Rivera (es el líder del PRI pero quien sabe qué haga como dirigente, nadie le hace caso).

15. Mario Marín Torres (para recuperar el poder y dejar de estar prófugo de la justicia ya envió a su particular Ramón Fernández Solana con Elba Esther Gordillo).

16. Héctor Alonso Granados

17. Violeta Lagunes (estuvo a un tris de ser la presidenta municipal por Morena pero al final le ganó la jugada Claudia Rivera).

18. Mercedes Aguilar (ex particular de Rafael Moreno Valle)

19. Michelle Chaín Carrillo

20. Jacinto Herrera Serrañonga

21. Fernando Chevalier Ruanova

22. Nadia Navarro (cobra como senadora pero carece de influencia política)

23. Fernando Treviño Núñez

24. Carlos Montiel Solana

25. Herberto Rodríguez Regordosa

26. Jesús Giles Carmona

27. Roxana Luna

28. Carlos Amador

La BUAP y la noche de los cuchillos largos

Ni la BUAP ni su rector Alfonso Esparza Ortiz fueron morenovallistas. Esa fue una mala interpretación difundida por ex universitarios como el diputado federal del PES, Eudoxio Morales, y otros ex funcionarios de la máxima casa de estudios que intentan desestabilizar a la administración central y generar, incluso, un clima de tensión con el nuevo gobierno.

Recordemos la historia: corría el 2012 y Enrique Agüera Ibáñez fue postulado como abanderado del PRI al ayuntamiento de Puebla. Como rector sustituto dejó encargado al entonces secretario general Alfonso Esparza. Como Rafael Moreno Valle siempre quiso el control de la casa de estudios para hacer negocios y controlar a los universitarios mandó a Eukid Castañón a operar.

Moreno Valle intentó debilitar la imagen del rector y para ello se valió de todo tipo de medios. También quiso aflojar por dentro, pues incluso preparaba al hermano de Eukid Castañón para que buscara la Rectoría en una contienda interna. El hermano del principal operador morenovallista es economista, por cierto.

El entonces gobernador tenía una afrenta con Agüera: primero nunca le perdonó que en una sesión del Consejo Universitario no quiso prenderle el aire acondicionado y tampoco le perdonó su amistad con Mario Marín y su predilección hacia Javier López Zavala.

Cuando Esparza Ortiz llegó a la Rectoría se sacudió a muchos universitarios, entre ellos a Guillermo Nares Rodríguez y a César Bermúdez Oliver quienes se fueron a trabajar con el morenovallista Tony Gali. Tony en ese momento se compró los conflictos de sus nuevos colaboradores y también presionó (apoyado por Rafael Moreno Valle) a Alfonso Esparza.

Era febrero del 2014 y el grupo de los rechazados de la BUAP que mantenían un plantón en el zócalo fueron desalojados por gente del municipio y con lujo de violencia en el ánimo de señalar a la BUAP como responsables del hecho. Esparza tuvo que confrontar de manera directa tanto al alcalde como al mandatario y se descubrió que había una relación de los incidentes con la gente cercana a Guillermo Nares.

La relación entre Moreno Valle y Esparza fue muy tirante.

En el 2016, en su informe como rector enfrente del Consejo Universitario, invitados especiales, la clase política poblana, Esparza Ortiz exigió al mandatario poblano que se esclareciera el asesinato de una de sus alumnas y se sumó a las miles de voces que había ya contra los feminicidios perpetrados en Puebla y al silencio ominoso de Casa Puebla.

Además, en ese discurso exigió una mayor vigilancia por parte de los equipos de seguridad estatal y municipal porque los estudiantes eran asaltados cerca de Ciudad Universitaria casi todos los días.

Ese pronunciamiento provocó la ira del entonces gobernador. Nuevamente intentó presionar a Esparza pero al final no consiguió nada. Los que saben bien la historia sabían que traía marcaje personal por parte del morenovallismo y que tenía que soportar, incluso, algunos ataques mediáticos que rayaban hasta en lo personal.

Esparza ha tenido que sortear los peores momentos en la historia reciente, pues se confrontó al morenovallismo y ahora hay grupos internos que intentan que se confronte hasta con la cuarta transformación. Algunos de ellos porque fueron dados de baja y ya están pensionados.

Está el conflicto jurídico con el constructor Mario Mendívil por el tema de los Lobos BUAP, el cual es aprovechado por grupos que intentan desestabilizar o debilitar la imagen de la máxima casa de estudios.

Hay un enfrentamiento abierto con algunos medios de comunicación, pues así lo hizo público el propio rector.

¿Hasta dónde llegarán? ¿Se reventará la liga? ¿A quién le conviene un clima tan tenso?

A nadie.

Han pasado 30 años del último gran golpe a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla cuando derrocaron a Samuel Malpica Uribe porque era la línea presidencial de acabar con las instituciones que generaban parálisis social. En su momento funcionó porque se expulsó a porros, fósiles y gente que nada más estaba de parásito en las facultades.

La institución tiene sus propias reglas y aunque la tentación para controlarla es muy grande, muchos han preferido ni meter las manos porque al final es como patear un avispero y sería generar un frente muy difícil de controlar.

Son nuevos tiempos que se viven y aún falta que corra más sangre por este río.

Ojalá y por el bien de Puebla, las partes en conflicto ya se sienten a negociar.

1 2 3 4 5 6 10