¡Escúchanos por internet!

Beltrones al PRI

Más allá de las filias o las fobias que pueda generar, la realidad es que Manlio Fabio Beltrones es un PRISTA con un gran peso específico dentro de su partido, de esos que se cuentan con los dedos de una sola mano, y eso por supuesto que lo sabe el presidente Peña Nieto.
Manlio Fabio ha sido gobernador de su estado natal Sonora, tres veces diputado federal y dos veces senador de la república. El, junto con Emilio Gamboa Patrón condujeron a su partido cuando quedo acéfalo tras perder la elecciones del año 2000, el PRI se volvía oposición por primera vez en su historia y sobre todo perdía a su jefe natural que siempre había sido el presidente de la república en turno. Recientemente Beltrones entrego dos buenos resultados a Peña Nieto, como diputado federal fue parte fundamental para sacar adelante las reformas estructurales en el congreso, una de las principales acciones del actual gobierno federal. Como operador político se echó a cuestas la difícil y complicada elección para gobernador en Sonora, donde gano Claudia Pavlovich miembro del PRI y principalmente del equipo de Manlio Fabio.
En unos días Manlio Fabio Beltrones terminara su función como diputado federal, y de manera paralela tomara el cargo de presidente nacional del PRI, cargo al que llegara como candidato de unidad, que no es otra cosa que por designación del presidente Peña Nieto.
El presidente Peña sabe de la fuerza e importancia que tiene Beltrones al interior de su partido, por esta y otras muchas razones no podía dejarlo sin ningún cargo de importancia, aunque se especulaba la posibilidad de que fuera embajador en algún país europeo, la realidad es que Manlio Fabio no lo iba a aceptar por ningún motivo. Incluirlo en el gabinete se veía un poco difícil, ya vimos que a Peña Nieto no le gustan los cambios, además que se rompería la cohesión del grupo gobernante. Así que la presidencia del PRI parece ser el puesto perfecto para un hombre del partido. Al dejar sin puesto a Manlio Fabio Beltrones se corría el riesgo de que se empezara a mover para la candidatura presidencial en forma muy adelantada y sin ningún tipo de control, ahora que ya se han destapado candidatos de otros partidos políticos, siendo presidente del PRI no lo podrá hacer, al menos oficialmente. Su candidatura la tendrá que buscar cuando sea los tiempos de su partido y sin ser el presidente del PRI, so pena de que le suceda lo que a Roberto Madrazo.
Peña Nieto sabe que Beltrones quiere ser presidente de México y que la va a buscar, por eso lo pone en el PRI, para que de los mejores resultados en las próximas elecciones y para tenerlo controlado y en el redil de la caballada PRISTA, no le ha extendido un cheque en blanco al próximo líder de su partido, prueba de ello es su compañera de fórmula, Manlio Fabio lleva como secretaria general a Carolina Monroy del Mazo, mexiquense con 25 años en la política, diputada federal electa y casualmente prima del presidente Peña Nieto, por aquello de las lealtades. Así pues se irán acomodando las cosas en el PRI, donde todo se mueve conforme lo dicte su jefe, el presidente de la república, ni más ni menos.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

agosto 9, 2015 - 6:20 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas