¡Escúchanos por internet!

Busca obispo tregua decembrina con narco

Salvador Rangel, obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, afirmó que en el diálogo que realiza con cárteles del narcotráfico afincados en la sierra de Guerrero buscará que estos acuerden una tregua en diciembre.

“Si incluso a nivel mundial las guerras se paran en Navidad, por qué no en Guerrero, que tengamos ese periodo, que es el más hermoso del año, que podamos vivir en paz”, dijo el prelado entrevistado al término del primer coloquio por la paz, en el auditorio del Poder Judicial de Guerrero.

Según Rangel, en el pasado proceso electoral, los grupos pactaron una tregua.

Aseguró que en su diálogo, casi constante, con cárteles ha logrado que el que opera en la parte baja de la sierra –el Cártel de la Sierra– dejé el libre tránsito vehicular en la carretera que comunica Filo de Caballos, del Municipio de Leonardo Bravo, con Chilpancingo.

Además, que las actividades de transporte público, las clases en las escuelas y el servicio médico se realicen de manera normal.

Sobre el grupo delictivo que se encuentra en el otro extremo de la sierra –el de Tlacotepec–, el obispo reconoció que no ha podido reunirse con sus líderes.

“Aquí, en esta parte de Tlacotepec, hay dos grupos violentos que tienen detenido el tránsito vehicular, ya que no hay manera de transportarse hacia Chilpancingo y viceversa”, refirió.

Rangel Mendoza afirmó que sería ideal que los dirigentes de estas organizaciones se reunieran para ponerse de acuerdo.

“Es difícil reunir a todos porque cada quien tiene sus intereses, pero sería lo ideal, pero por lo pronto que estas reuniones sean por separado”, dijo.

El coloquio fue convocado por el ex director de la Normal Rural de Ayotzinapa, José Luis Hernández, quien fue nombrado embajador por la paz por la Organización para las Américas de la Excelencia Académica.

En el evento estuvo el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis; el Alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar; Javier Betancourt, representante del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, y el presbítero Baltazar Vega.

En su intervención, el obispo contó a los asistentes que él ha ido de manera constante a las comunidades de la sierra para dialogar con cárteles de la droga para conseguir paz y reconciliación.

Recordó que en septiembre de este año ocurrieron varios hechos de violencia en la comunidad de Corralitos, del Municipio de Leonardo Bravo, y que él pasó por ese lugar después de esos acontecimientos.

“Había vehículos y casas incendiadas y la verdad eso no es hollywood”, expresó.

En su mensaje ante decenas de jóvenes estudiantes, señaló que no se puede esperar casi nada de los políticos y las instituciones, ya que muchas veces incurren en actos de corrupción.

“No se puede lograr la paz porque el gobierno o los funcionarios son corruptos”, expuso.

En el acto, el egresado de la normal de Ayotzinapa Ángel Mundo Francisco, sobreviviente de los hechos de Iguala de 2014, contó parte de lo que ocurrió el 26 y 27 de septiembre de ese año.

Este martes se realizará el segundo coloquio por la paz en Chilapa.

Fuente: Reforma

noviembre 6, 2018 - 11:25 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Staff

Nacional