¡Escúchanos por internet!

Candidaturas Independientes

En los últimos días hemos leído y escuchado todo tipo de opiniones respecto a las candidaturas independientes, los partidos políticos también han manifestado su opinión, claro que respondiendo a sus intereses partidistas.
La posición del PRI podría sorprender a muchos, sin embargo es algo perfectamente medido y sus consecuencias calculadas. Cómo es posible que el PRI aliente a la competencia y ponga en riesgo sus triunfos electorales ?
No nos confundamos, no pensemos que repentinamente el espíritu demócrata se posesiono del ex- partidazo, para nada. Históricamente el PRI nos ha demostrado que no comulga con las prácticas demócratas, ni al interior ni al exterior. Su elección de dirigentes o de candidatos obedece al tradicional dedazo, la cargada o candidatos de unidad son consecuencia de una férrea disciplina de sus militantes.
El PRI sabe que la aparición de candidatos independientes servirá como relajante del tejido social, un bálsamo para la difícil situación que vive el país. Los independientes canalizaran el voto de los inconformes y en consecuencia el voto duro del PRI tendrá mayor peso específico en las elecciones, los votos en contra del PRI no serían capitalizados por otros partidos, se irían a los independientes. Inteligente estrategia electoral que afectara principalmente a Andrés Manuel López Obrador para las elecciones presidenciales del 2018. La posibilidad de un triunfo independiente en las elecciones del 2018 es mínima, crear una estructura que sea capaz de enfrentar a las de los grandes partidos la hace ver como imposible, al menos en el corto plazo.
Para las elecciones de gobernador aunque la posibilidad de que gane un independiente sea mucho mayor, y ya tenemos el caso de El Bronco en Nuevo León, las consecuencias de una eventual victoria de un independiente serian minimizadas con la dependencia que tiene el ejecutivo de un estado ante el congreso local y el gobierno federal. El PRI tiene el control absoluto del gobierno federal y seguramente tendrá el control de la mayoría de los congresos locales, por lo tanto, el gobernador que eventualmente acceda al cargo en forma independiente estará maniatado y dependerá totalmente de la capacidad de concertar con las cúpulas del poder político.
Con estos escenarios vemos que el apoyo del PRI a las candidaturas independientes son un riesgo calculado, no dan paso sin huarache, un ganar perdiendo y seguir sacando ventaja de las circunstancias que presenta el país, y mientras esto sea dentro de la legalidad, no hay nada que reprochar.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

octubre 19, 2015 - 10:41 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas