¡Escúchanos por internet!

Contrastes

Hace unos días se realizó el debate entre los dos candidatos a la presidencia del PAN, Javier Corral y Ricardo Anaya. Ejercicio democrático que mucho enriquece a ese instituto político y que debería ser imitado por los demás partidos.
Tuve la oportunidad de ver el debate y me sorprendió las profundas diferencias entre ambos candidatos, fieles a las corrientes que representan, proyectando las más contrastantes imágenes, por una parte la del pasado anquilosado y por la otra un presente con visión al futuro.
Javier Corral actual senador de la república fue la imagen viva de un político viejo, aunque tiene 49 años. Al verlo parecía que estaba viendo una película en blanco y negro del piporro, así de gris es lo que transmite, en un constante bailoteo frente a la cámara, clara señal de su nerviosismo. El oír su discurso salpicado de remembrases de Gómez Morín, era como escuchar a Cantinflas en su sermón en la película “el padrecito”, repitiendo varias veces la expresión de “el joven Anaya”, como si el ser joven fuera algún defecto o motivo de ataque. En el momento culminante de su intervención recurrió a un discurso de Manuel Gómez Morín, fundador del PAN, que murió hace 43 años, así de actual.
Ricardo Anaya actual diputado federal fue definitivamente el reverso de la moneda. Joven de gran oratoria hizo propuestas y convoco a la unidad del partido, descalifico a Corral con datos duros y presento a los integrantes de su planilla, un fuerte equipo de mujeres y hombres de gran carrera política. Anaya proyecta la fuerza de su juventud acompañada de optimismo y seguridad. Anaya supo transitar entre los orígenes de su partido y la necesaria adaptación a los tiempos actuales, hablo de metas y objetivos alcanzables.
Así pues lo que veremos en las elecciones del próximo 16 de agosto será el choque entre dos corrientes del Partido Acción Nacional. Con Anaya los panistas tienen la juventud y fuerza indispensables para recuperar las principales posiciones políticas del país. Con Corral regresaran a las viejas maneras de hacer política, en donde parecería que les acomoda ser la permanente oposición, porque no saben cómo ganar las elecciones. Para ser ganador se debe pensar como ganador, Anaya piensa así, Corral no.
El próximo 16 de agosto sabremos cómo será el PAN en los próximos años, aunque todo parece indicar que para Corral será tan solo la confirmación de una derrota anunciada.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

agosto 2, 2015 - 8:19 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas