¡Escúchanos por internet!

Crónica de una noche mágica

La noche de ayer, el recién remodelado estadio Cuauhtémoc vivió por primera vez en su nueva época un juego entre el Puebla y el América, partidos que marcaron toda una época en la Angelópolis en los que para el aficionado poblano se juega el verdadero y único clásico que realmente significa algo para la afición camotera.

La tensión se percibía desde que llegamos al estadio, desde el hecho de recibir al odiado rival hasta la urgencia y necesidad de obtener una victoria que vendría a darle confianza tanto a la directiva como al cuerpo técnico y jugadores, hacía que la tarde fuera diferente.

Un estadio prácticamente pintado de amarillo que más bien parecía una sucursal del estadio Azteca donde los ‘villamelones’ se presentaban con sus jerseys de las Águilas sin importar que hace quince días se presentaron en el mismo inmueble vestidos de camoteros.

Ese terrible mal que aqueja a los poblanos por tener un sentido de pertenencia y estar siempre con el ganador, sin importar que es aquí donde viven, trabajan y comen.

Debemos de reconocer también que esta situación no es nueva y que a decir verdad, el equipo camotero tampoco ha hecho mucho por cambiar la situación con buenos torneos.

El ser un equipo en manos de particulares limita en demasía el poder tener un cuadro que año con año esté peleando los primeros lugares y buscando títulos.

Aunque a diferencia de la afición de Monterrey que impulsa con estadios llenos jornada a jornada sin importar el momento futbolístico ni la posición en la tabla que ocupe su escuadra en cada torneo; alguien me decía en alguna ocasión que simplemente son maneras de vivir el futbol y creo que en cierta forma tienen mucha razón.

En Puebla sólo existen dos maneras de llenar el Cuauhtémoc y esas son cuando el equipo se encuentra peleando la liguilla o el campeonato o en su defecto cuando se está al borde del descenso.

Como sea, la noche de ayer fue mágica pues entre la mayoría amarilla también se sintió el apoyo de los fieles poblanos, esos doce mil aficionados camoteros que pase lo que pase siempre están en el estadio sin importar contra quien se juegue, es decir, ellos simplemente va a ver al equipo de la franja.

Ya en el terreno de juego, los equipos dieron un gran espectáculo, la franja se paró bien, incorporando una línea de cinco con Dueñas y Herrera junto con Schmidt lo cual le dio resultado para contener el poderoso arsenal americanista que se fue al frente mediante un penal al minuto 21, sin embargo, la franja se repuso y antes de terminar la primera parte logró igualar el marcador, ya para la complementaria un gol de cabeza del ‘Hobbit’ Bermúdez daba esperanza de victoria para la franja, sin embargo en un rebote a tiro de Martínez el lateral Paul Aguilar dio cifras definitivas.

La franja se va con un sabor agridulce pues a mi parecer se logró sobreponer a las adversidades y pudo ganar el partido.

Lo bueno que el DT Ricardo Valiño se dio cuenta de que cuenta con jugadores como Dueñas y Schmidt quienes tuvieron una buena actuación y lograron levantar la mano para buscar la titularidad.

Ahora, frente a Jaguares, la franja deberá intentar dar una campanada jugando como visitante antes de la pausa por fecha FIFA para tratar de llegar a nueve puntos en el campeonato y mantener distancia en el descenso pues las cosas semana a semana se irán poniendo más candentes.

Lobos BUAP, paso a paso
Los universitarios lograron su primera victoria en el torneo de liga al vencer dos goles por cero al complicado y bien reforzado equipo de los Bravos de Juárez dirigidos por el experimentado Sergio Orduña.

La escuadra universitaria ya venía dando signos de mejoría en los últimos partidos aunque el marcador positivo no se había dado, pues como lo comenté en la entrega anterior, frente a Coras el dominio fue la constante aunque este no se pudo reflejar en el marcador.

Ya a media semana en Tijuana se dio un buen partido en la copa al empatar a un gol frente a Xolos y mantenerse con grandes posibilidades de acceder a la segunda ronda de este torneo.

Miguel de Jesús Fuentes de a poco le empieza a encontrar la cuadratura al círculo pues después de modificar su planteamiento y jugar con una línea de cinco atrás, le dio mayor seguridad a la parte baja y el desdoble hacia el frente se realiza con mayor precisión y soltura.

También se nota que ya se empieza a mover las fichas al considerar en el cuadro titular tanto a Tehuitzil como a Porozo lo cual le da más variantes a la escuadra.

La próxima semana el equipo universitario estará viajando al norte del país para enfrentar a los Cimarrones de Sonora en un encuentro en el que para aspirar a mejores posiciones y buscar un lugar en la liguilla se tendrá que ir por los tres puntos e iniciar el camino de la recuperación.

Por lo pronto la victoria da confianza al interior de la institución y de paso los jugadores se dieron cuenta que con esfuerzo y compromiso se pueden dar los resultados sin importar a qué equipo se tenga enfrente.
Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter @pepehanan

agosto 21, 2016 - 10:43 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Pepe Hanan

Columnistas