¡Escúchanos por internet!

Cuba, de luto; muere el comandante Fidel Castro
3289081

El comandante Fidel ha hecho historia también con su muerte.

Muere el mismo día en el que se celebraba el 60º aniversario de la partida del Granma hacia Cuba, el yate con el que Fidel y un grupo de exiliados cubanos desembarcaron en la isla el 2 de diciembre de 1956 marcando el inicio de las luchas guerrilleras.

Un 25 de noviembre de 1956 el yate navego por río Tuxpan, en México. Silencioso, para no ser visto por la marina mexicana. El primer paso estaba hecho. Cantaron el Himno Nacional de Cuba, encendieron las luces, la Revolución estaba en marcha.

Un 25 de noviembre pero de 2016 será una fecha histórica porque parte Fidel a otro mundo dejando un legado que nadie olvidará.
Fidel Castro fue uno de los últimos protagonistas de la Guerra Fría, gobernó 47 años la isla.

Protagonizó la crisis de los misiles, se convirtió en santuario de la izquierda latinoamericana, y envió a sus tropas a África para defender al gobierno izquierdista de Angola.

Por un lado forjo un sistema totalitario, represor de toda disidencia y con un rotundo fracaso económico. Por otro lado, elevó los índices de salud de Cuba al nivel de los del primer mundo.
El comandante Fidel, llegó al poder el 1 de enero de 1959 al derrocar a la dictadura de Fulgencio Batista, tras 25 meses de lucha guerrillera en la Sierra Maestra.

Más de un millón y medio de cubanos abandonaron la isla por razones políticas y económicas durante su gobierno, y se radicaron principalmente en Miami (Estados Unidos), desde donde los más feroces anticastristas organizaron o apoyaron conspiraciones y planes de asesinato en su contra.

Dentro de uno de miles de discursos de Fidel Castro, destaca el del 14 de mayo de 2004 que emitió durante la administración de George W. Bush en la proclama de la tribuna Antimperialista, delante de la oficina de EEUU “Puesto que usted ha decidido que nuestra suerte está echada, tengo el placer de despedirme como los gladiadores romanos que iban a combatir en el circo: Salve, César, los que van a morir te saludan. Sólo lamento que no podría siquiera verle la cara, porque en ese caso usted estaría a miles de kilómetros de distancia, y yo estaré en la primera línea para morir combatiendo en defensa de mi patria”.

Así las cosas amigas y amigas a partir de la muerte de Fidel Castro se escribirán muchas páginas con su historia, mientras que el futuro cubano se apresta a escribir una nueva historia, enfrentando como muchos países del mundo el ánimo racista de Donald Trump a partir de enero de 2017.

diciembre 4, 2016 - 6:50 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas