¡Escúchanos por internet!

¿De verdad teme el presidente un golpe de estado?

Nadie en su sano juicio puede pensar en que México este al borde de un golpe de estado. Una situación así nadie la desea, pues empeoraría la ya de por sí difícil situación política y económica por la que atraviesa la nación.

López Obrador es el presidente más votado en los últimos años en este país. Su legitimidad pues, no está en tela de juicio, ni mucho menos.

Si bien es cierto que ciertas acciones han hecho que disminuya su popularidad, esto no necesariamente implican, el que sus opositores estén preparando un “golpe de estado” en su contra, ni mucho menos, ya que ni siquiera tienen la fuerza para mover a un buen número de mexicanos.

Las fuerzas armadas son las únicas que pueden dar golpe de estado, pero a pesar de que han sido ridiculizados, los militares si bien están enfadados, son los hombres más institucionales y saben perfectamente las consecuencias que tendría para el país si no cumplieran con su juramento de lealtad al jefe supremo de las Fuerzas Armadas de este país.

La inconformidad de las milicias se debe entre otras cosas, a la mala imagen que se ha creado de sus elementos en los diversos operativos desplegados en diferentes estados y que tuvo su punto culminante en el operativo llevado a cabo en Culiacán el pasado 17 de octubre, pero de eso a que planeen un “golpe de estado”, hay un mundo de distancia.

Creo que el presidente de la República busca desviar la atención de la opinión pública, ya que sus últimas decisiones, no han tenido el impacto que él buscaba y su popularidad, aunque sigue siendo alta, en este momento es la más baja desde que ganó la Presidencia de la República el año pasado.

Por primera vez, el presidente está en el 60 por ciento de aprobación, lo cual es muy bueno para cualquier mandatario, solo que López Obrador aún no cumple el año y arrancó con el 80 por ciento, es decir, ha perdido cerca de 20 puntos.

La expectativa creada por el presidente de la República tras su triunfo electoral el año pasado fue enorme, ya que ciertamente generó la expectativa de un cambio, el cual no se ha vistió, al menos durante este primer año de su administración.

La inseguridad, la violencia y el nulo crecimiento económico son los principales problemas que aquejan al tabasqueño, además de que los integrantes de su gabinete no le ayudan, no están a altura de las circunstancias.

Paradójicamente el esquema de polarización en que ha metido al pueblo de México, dividiéndolo entre “chairos” y “fifís”, “progresista” y “conservadores”, “buenos” y “malos”, hoy le comienza a cobrar réditos, porque ante la crisis interna, el mensaje del mandatario en poco abona a la unidad, a pesar de que hoy es lo que más se necesita.

En México no habrá un golpe de estado, pero es necesario que el presidente comience a trabajar a favor de la unidad y de un giro, un viraje en el tema de su estrategia de seguridad, la cual nadie acaba de entender.

No se sabe si la estrategia es la amnistía como lo ofertó en campaña o si va de plano a combatir a la delincuencia, entonces tampoco se entiende el por qué mantiene al ejército en las calles.

Si de plano se trata de abrazos y no balazos, entonces nada tiene ya que hacer el ejército en la calle y lo mejor sería que los militares pudieran regresar a sus cuarteles, aunque esto dejaría a la población en manos de la delincuencia, la cual no entiende que si se portan mal, seguramente serán acusados con sus papás y sus abuelitos.

Ya falta poco para que se cumpla el primer año de la administración lopezobradorista. El saldo, hasta el momento, es negativo, ya que no se ha cumplido con la gran expectativa generada por el mandatario, pero aún restan 5 años más.

Nadie en su sano juicio puede apostar a que le vaya mal al presidente de la República, porque sería como hacerse el harakiri. Lo mejor para el país, es que las cosas se puedan corregir y marchen de mejor manera para el 2020.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

noviembre 3, 2019 - 9:35 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas