¡Escúchanos por internet!

De verdugos a “cuidadores” de periodistas

El actual sexenio encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto ha sido uno de los más sangrientos cuando se habla de atentados contra el ejercicio periodístico y los asesinatos de comunicadores. Muchas son las historias que podemos contar y cuyo final ha sido desafortunado para muchos profesionales de la comunicación que perdieron la vida y cuyos casos siguen estancados, sin un esclarecimiento que nos diga quién o quiénes fueron los culpables de sus decesos.

Así, el México actual, donde la creación de “Comisiones” para proteger periodistas pareciera ser la mejor señal de estancamiento y opacidad.

El reciente caso de las amenazas al periodista Héctor Mauleón, columnista del periódico El Universal refleja esa impunidad en la que se mueven todos aquellos verdugos de la información y la labor periodística en nuestro país.

Fue escalofriante mirar el video replicado en redes sociales, donde una mano con una pistola dispara de manera contundente a la foto del comunicador.

Muchos son los pronunciamientos de apoyo a Mauleón pero hacen falta las acciones precisas que puedan garantizar encontrar a los responsables de las aterradoras amenazas en contra del columnista.

Muchos han sido los temas que sobre el crimen organizado ha tocado este periodista en su columna de El Universal.

Nada justifica en este caso como en muchos otros, la persecución y amenazas en contra de los profesionales del periodismo.

Tampoco se justifica que México lamentablemente sea uno de los países con mayor grado de peligrosidad para ejercer una profesión que tiene como fin único: Informar e investigar hechos.

Muchos de los compañeros periodistas que han sido ultimados, denunciaron con antelación las amenazas que en diferentes momentos recibieron como resultado de su trabajo informativo. Nada detuvo los fatídicos desenlaces y hoy sólo nos queda lamentar todos esos acontecimientos.

No existen garantías para otorgar una verdadera certidumbre y seguridad a los comunicadores que realizan trabajo de investigación y van más allá de la nota informativa.

Las organizaciones gubernamentales que respaldan al periodismo en México se encuentran en continua zozobra ante la complicidad de autoridades y diversas instituciones que más que proteger, pareciera que vigilan el blindaje para delincuentes.

La iglesia en manos de Lutero así de contundente. Y sino demos una mirada a cada rincón de este país donde los informadores tiene que padecer además de amenazas, el acoso de verdaderos delincuentes disfrazados de funcionarios que de la noche a la mañana ya son “comisionados” para la protección de periodistas, cuando en términos reales todos sabemos que su verdadero desempeño es el de bloquear, acosar o bien comprar todo lo que se les ponga enfrente para denigrar la información y mantener los vacíos de poder.

El caso de Héctor Mauleón seguramente no es el único, pues habrá muchos otros compañeros en algún lugar de este país, donde también estén enfrentando algo similar o quizá algo peor.

La reflexión ante esto es concluir en la vulnerabilidad del periodismo en México, donde no se protege periodistas, más bien, se les vigila hasta arrinconarlos con el poder de la amenaza y el miedo.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

agosto 20, 2017 - 8:40 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas, Noticias Destacadas