¡Escúchanos por internet!

¿Debe de regresar el Ejército a los cuarteles?

En lo personal, siempre estuve en contra de la estrategia que puso en marcha el entonces presidente de la República, Felipe Calderón, de sacar al Ejército a las calles para combatir al crimen organizado, el cual amenazaba con rebasar a su administración, sobre todo en los estados del norte del país (Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León y Tamaulipas) en donde se vivía una situación de guerra.

Me espantaba el hecho de ver a los soldados en las calles, con todo lo que ello implica, sabedor a mi entender, de que el ejército esta para defender la soberanía nacional ante el ataque de otras fuerzas extranjeras, así como para coadyuvar a las labores de rescate en caso de un desastre natural (plan DNIII).

Hasta hace poco, el ejército mexicano era la institución mejor calificada dentro de las encuestas, en un país, en donde la iglesia católica perdió credibilidad, en donde los maestros dejaron de ser objeto de respeto, en donde el IFE ahora INE, también cayó en desgracia. En este contexto, las fuerzas armadas se mantenían todavía con credibilidad y eran motivo de orgullo para los mexicanos.

El entrenamiento al cual se someten los valientes hombres y mujeres que forman parte de las fuerzas armadas de nuestro país, nada tiene que ver con labores de contención o de investigación, que son privativas de las fuerzas de seguridad. El soldado es entrenado por definición para ejercer fuerza letal y eso debe de quedar muy claro y entenderse, si es que se quiere que estos elementos continúen en las calles.

No trato de justificar de ninguna manera lo ocurrido en Palmarito Tochipan, ninguna institución tiene permiso para matar. Si es verdad que hubo una ejecución por parte de un elemento de las fuerzas armadas, debe de caer todo el peso de la ley sobre estos personajes, pero este es el precio de tener a las fuerzas armadas, haciendo la labor que debería de corresponderle a los cuerpos de seguridad pública e inteligencia, tanto federal, como estatal.

El general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, tiene en parte razón de estar molesto, la imagen del ejército mexicano, hoy está por los suelos, luego de acciones como las de Tlatlaya, Ayotzinapa en donde las fuerzas armadas están bajo sospecha y ahora Palmarito, por lo cual se debe de estudiar a fondo si el ejército debe o no permanecer en las calles.

En lo personal, considero que ya no queda de otra, el ejército debe de permanecer en las calles, a diferencia de lo que pensaba en un principio, pero la razón principal por la que sustento mi afirmación, es que el si regresa a sus cuarteles, entonces los ciudadanos, vamos a quedar a merced del crimen organizado.

La actuación del ejército debe de quedar normada por la Ley de Seguridad Nacional, la cual muchos consideran que de ser aprobada, sería un auténtico golpe de estado por parte de las fuerzas armadas, así de complicado es el tema.

Palmarito es ya desde ahora un hito en la historia del país y en la participación del ejército mexicano en el combate al crimen organizado. ¿Y usted qué opina?

Perdió León Flores negocio en Jolalpan. Cómo no les va a parecer una burla, a el abogado Ramiro León Flores, a la síndico y cinco regidores de Jolalpan, la medida ordenada por el Tribunal Electoral de Puebla, de que recibieran su pago de salarios caídos por 18 meses, luego de que intentaron cobrarle al gobierno del Estado, nada más que 10 millones de pesos “a cambio de levantar el plantón”, que hasta hace unos días tenían instalado fuera del Congreso local.

Cada regidor esta “indignadísimo” de recibir sus pagos atrasados, luego de que exigían ser “consolados” con más de medio millón de pesos para cada quién, además de buscar imponer a sus allegados en posiciones clave en la administración municipal.

Por qué razón tendría que pagar el estado tal suma, cuando estos personajes buscaban hacer un chantaje político de una diferencia local.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

mayo 11, 2017 - 10:17 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas