¡Escúchanos por internet!

Del malo al menos peor

La corrupción exhibida de manera cruda evidencia eso que provoca el enojo, la indignación de los ciudadanos en Puebla, donde tristemente vemos que la delincuencia se infiltró hasta las raíces de un gobierno municipal como el de San Martín Texmelucan, donde hace días vimos la depuración de la policía municipal.

Esta corrupción es la misma que golpeará y triturará muchos votos no sólo en Puebla, sino en varias partes del país.

Es innegable la marea López Obradorista que parece alcanzar a muchos incipientes candidatos del partido del “Peje”, quienes se están sentando cómodamente en su “camastro electoral” a esperar ser arrastrados por la inercia del voto cautivo de su candidato presidencial.

Sin embargo, no todo será cubierto por la marea guinda de Morena. Y es que cuando se escucha hablar a López Obrador de combatir la corrupción no sólo saltan los personajes incómodos a nivel nacional, sino los que tenemos aquí más cerquita.

Cómo creer en Alejandro Armenta que en un pasado muy cercano hizo y deshizo en su última elección como coordinador de campaña de la hoy senadora Blanca Alcalá.

Asimismo, cómo creerle a Nancy de la Sierra cuando denostó no sólo a sus correligionarios, sino se declaraba como una las más acérrimas admiradoras del presidente Enrique Peña, gracias a quien vivió por bastante tiempo de la nómina federal.

Y qué decir del desafortunado ex edil de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa, cuya fama se ha forjado no por trabajo, sino gracias a sus escándalos, traiciones y amarillismo político que provoca vergüenza ajena.

Y podemos seguir enumerando muchos nombres que hoy tienen una postulación no sólo en Morena, sino en todas las marcas partidistas.

Ahí está el caso de #EllaSeLlamabaMartha y su clan de clanes donde cómo podemos justificar que quieran una gubernatura cuándo en Puebla en los últimos siete años hemos estado como los egipcios, con plagas y más plagas gracias a las que nos han etiquetado con dos marcas no precisamente para presumir, sino para avergonzar: La Puebla de los Huachicoleros y de los feminicidios.

Pero si nos vamos al PRI pues ahí también les llueve duro y tupido en su milpita, donde no hay ni cómo ayudarlos cuando enfrentan el tiempo de la descendencia.

Juan Carlos Lastiri y su casi “clan Trevi Andrade” repartiendo candidaturas a sus “allegadas”.

Además de todo lo anterior, hay que lidiar con los Juniors, esos que se colaron a candidaturas del tricolor, pero gracias a los buenos oficios o negociaciones de sus papás y mamás.

En fin, hay una frase que se empieza a generalizar y a ser repetitiva. Hay personas que tienen claro y hacen público que su voto a la Presidencia del país serán para AMLO, pero no así para la gubernatura, presidencias municipales, senadurías y presidencias municipales, en estos casos, aplicarán el voto diferenciado y reflexivo que sin duda moverá muchos números y cambiará el panorama electoral en Puebla.

@rubysoriano
Facebook: Mediatikos Consulting
rubysoriano@gmail.com
Fotos: Es Imagen

mayo 6, 2018 - 8:45 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas, Noticias Destacadas