¡Escúchanos por internet!

Delincuencia bien organizada

Como en un pasaje surrealista de la violencia al rojo vivo, Puebla, nuestra Puebla “colonial” se encuentra inmersa en esa realidad cruda de las ejecuciones que empezamos a mirar con “la cotidianidad” del miedo.

Hace unos días, la sangre corrió al por mayor cuando nos enteramos que en un solo día hubo casi una decena de ejecuciones.

Con los efectos de la paranoia, ahora estamos atentos para mirar a todos lados mientras conducimos o caminamos por diferentes zonas de la capital.

Para quienes habitamos en el Centro Histórico de esta ciudad, cada vez es más común escuchar el sonido del famoso helicóptero patrulla que por momentos imagino se caerá en cualquier momento encima de mi azotea o se estrellará con el edificio uno.

Me pregunto qué tan eficaz es en realidad utilizar este tipo de medidas para vigilar y garantizar la seguridad en una ciudad como la nuestra. A veces me decepciono y pienso que seguimos en el sexenio dorado del pasado reciente donde todo era como en Las Vegas….puro blof.

Sin duda alguna, el crimen organizado libra una batalla en nuestro territorio. Pocos son los que se atreven a reconocer que ya no somos ese territorio de tregua consensuada entre grupos delictivos.

Puebla cedió a la tentación y fructíferos negocios de las redes delincuenciales.
Muchos medios de comunicación y en forma especial, compañeros periodistas, empiezan a tomar medidas de cautela al cubrir todos estos actos violentos que se han empezado a volver recurrentes en Puebla.

También es cierto, que algunos otros periódicos empiezan a perder la seriedad para transformarse en emuladores de los blogs del narco donde nos cuentan esas historias bizarras que sólo generan morbo y poca información verídica.

La nueva realidad de Puebla está lejos de la tranquilidad que por décadas nos acompañó.

La violencia que hoy se vive en nuestra entidad sin la menor duda tiene en jaque al gobierno del estado, que a pesar de intentar sostener esta bola de fuera, las chispas saltan por todos lados.
Ante la irrupción de esta delincuencia “bien organizada” saltan a la luz todas esas fallas e inversiones costosas que se tornaron como simulacros para hacernos creer que se combatía a las redes de hampones.

Hoy como verdaderos elefantes blancos, los arcos de seguridad yacen como mudos testigos de los millones que se tiraron o se intentaron disfrazar para justificar partidas que simplemente no llegaron a su destino o bien hacer obra y pagar facturas a los constructores de sexenios anteriores.

La seguridad es un tema muy sensible que hoy sigue como uno de los grandes temas que merecen atención y líneas estratégicas de acción que no se queden en el discurso, sino que se traduzcan en hechos reales.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
http://mediatikos.worpress.com/

noviembre 5, 2017 - 9:25 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas, Noticias Destacadas