¡Escúchanos por internet!

¿Dónde se esconden las ratas?

Mucha molestia provoca entre los vecinos del fraccionamiento Lomas de Angelópolis la presencia de Eugenio Duarte, hermano del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien huyó de Veracruz para refugiarse en Puebla y específicamente en éste, uno de los más exclusivos lugares de la zona conurbada.

Mediante una misiva dirigida a este columnista, varios vecinos de los diferentes fraccionamiento de la zona hacen patente su molestia por la presencia del hermano del exgobernador, el cual se dice, supuestamente habría recibido refugio por parte del principal accionista de este desarrollo inmobiliario, el empresario, Rafael Falim Posada Cueto.

Lo que es un hecho es que varios familiares del exgobernador caído en desgracia, luego de haber desfalcado al vecino estado y prácticamente haberlo dejado en quiebra, huyeron de Veracruz en medio de la ignominia y han buscado refugio en diferentes puntos del país.

En el caso específico de Eugenio Duarte, se dice que buscó refugio en Puebla debido a que aquí cuenta con la protección de algunos amigos empresarios, vinculados al hermano del exgobernador de Veracruz, quien se encargó, de acuerdo a versiones periodísticas, a hacer grandes negocios a través de la secretaría de Educación Pública del vecino estado, dependencia en la cual se registró la mayor cantidad de desvío de recursos federales.

A través de sus amigos poblanos, Eugenio Duarte recibió refugió en Puebla, lo cual se puede demostrar, ya que su hijo fue inscrito en el Nuevo Colegio México, el cual se encuentra al interior de dicho desarrollo inmobiliario, aunque ya había arrancado hace mucho tiempo el ciclo escolar, lo cual llamó la atención de varios padres de familia.

Los vecinos manifiestan su malestar por la presencia de este personaje, debido no solo a los antecedentes de dicho personaje y familia, sino también porque desde que llegó a este lugar, es constante la presencia de “camionetas raras” de lujo que se pasean para la protección de este personaje, así como también de elementos de seguridad, que también llaman poderosamente la atención.

Muchos son los nexos que mantuvieron algunos empresarios poblanos y los Ochoa durante la administración de Javier en Veracruz y se ve que de esta forman buscan pagarle los “favores” hechos, obsequiándole protección a uno de los hermanos del exmandatario, el cual se dice poseía una “impresionante” mansión en el fraccionamiento “El Conchal” allá en Veracruz, en donde también tenían sus casas Cecil, otro de los hermanos y otros funcionarios de esa administración.

Mucha molestia ha provocado entre los vecinos de este desarrollo inmobiliario la presencia de Eugenio Duarte de Ochoa, hermano del exgobernador, el cual esta precedido prácticamente de la misma fama de su ya tristemente célebre hermano.

Grajales muestra el músculo. Un personaje del cual poco se habla, pero que sin duda tiene un peso electoral al interior del PAN es el magistrado Roberto Grajales Espina, quien ha tomado el control de la estructura panista en Puebla capital.

Roberto, quien heredó la estructura que en algún tiempo fuera del exdirigente estatal, Ángel Alonso Díaz Caneja, es un hombre discreto, pero efectivo en la operación.

El día de ayer, en la asamblea municipal del PAN para la elección de consejeros estatales, Grajales fue el tercer personaje más votado, solo detrás del gobernador, Rafael Moreno Valle y del líder estatal del albiazul, Jesús Giles, quienes obtuvieron mil 398 y mil 242 sufragios, respectivamente, lo cual es algo más que entendible.

Es decir, si se quitara al gobernador y a Giles, el personaje más votado en la asamblea panista fue Roberto, quien obtuvo mil 214 votos y le ganó por ejemplo al líder del comité municipal del PAN, Pablo Rodríguez, quien obtuvo mil 196 sufragios.

De llamar la atención también las votaciones de Israel Mancilla, con mil 102 votos, los cuales se explican porque se trata del principal operador de la señora Martha Erika y los mil 51 votos de Jesús Zaldívar Benavides, quien actualmente se desempeña como director de la Conalep en Puebla, pero que está convertido en un operador electoral impecable.

También a destacar los más de mil sufragios que recibió el secretario general de la comuna, Mario Riestra Piña, quien también dejó constancia de la fuerza que tiene en la capital, en caso de que alguien quiera ir a una asamblea con este personaje rumbo al 2018.

Otro dato a destacar, el operador de Ricardo Anaya en Puebla, el exsenador de la República, Humberto Aguilar Coronado, solo obtuvo 9 votos en la asamblea. Sin palabras.

Dentro de las mujeres, las más votadas fueron la secretaria general del PAN, Martha Erika Alonso y la diputada federal, Genoveva Huerta, gente del líder del Congreso local, Jorge Aguilar Chedraui.

A tomar en cuenta la gran cantidad de votos obtenidas por Amparo Acuña, más de mil, y de Fabiola Ramírez, también más de mil, lo cual las coloca como piezas a seguir rumbo al 2018, aquí en la capital.

x2

laserpientesyescaleras@hotmail.com

Diciembre 11, 2016 - 8:25 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas