¡Escúchanos por internet!

Dos mujeres cambiaron la historia de Puebla

Dos mujeres sin duda cambiaron la historia moderna de Puebla, se trata de Lydia Cacho, detenida de manera ilegal por las autoridades de Puebla en el año 2005, y Dulce María Silva, también privada de su libertad por el morenovallismo en el 2016, dice la voz popular para quedarse con su terreno, frente a las privilegiada plaza comercial Angelópolis.

Es increíble la serie de paralelismos que existen entre la detención de ambos personajes y los terribles efectos que tuvo para los diferentes grupos en el poder dichas acciones, las cuales marcaron el ocaso de sus respectivas administraciones.

En noviembre del 2004 Mario Marín Torres, ganó la elección a gobernador del Estado de Puebla, con una diferencia abrumadora, sobre su contrincante, el panista Francisco Fraile García.

Marín se convirtió en ese momento en el gobernador más votado de Puebla, más de 900 mil sufragios obtenidos en las urnas avalaban su gestión y le daban toda la legitimidad a la administración que entró en funciones el 1 de febrero del 2005.

El entonces gobernador de Puebla era visto como un “presidenciable” del PRI, su origen popular, su historia de vida y su triunfo abrumador, auguraban un largo periodo de bienestar para él y para su grupo político.

Hasta que se atravesó en su camino el 26 de diciembre del 2005, la periodista Lydia Cacho, quien en el 2004 presentó el libro “Los demonios del Edén”, en el cual, la escritora desnuda a una buena parte de la clase política priista y empresarial, involucrada en escándalos sexuales y abuso de menores, en la ciudad de Cancún, en donde ella encabezaba una red en contra de la trata de personas y del abuso a menores.

La activista y escritora fue detenida por elementos de la Procuraduría de Justicia de Puebla, a la cabeza de Blanca Laura Villeda Martínez, y trasladada en automóvil desde Cancún a la Ciudad de Puebla, viaje que duró más de 18 horas.

Cacho, en ese entonces era pareja del también periodista y columnista de “El Universal”, Jorge Zepeda Patterson, quien acudió al auxilio de sus entonces pareja y comenzó a denunciar la detención de la activista, misma que luego se sabría, fue a solicitud del empresario Kamel Nacif, mejor conocido como el “rey de la mezclilla”, el cual aparecía mencionado en el libro escrito por Cacho, como uno de los asiduos visitantes de su amigo, Jean Succar Kuri, detenido en Arizona, por los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores.

El 14 de febrero del 2006, Puebla completa se estremeció y la historia de la entidad cambio de rumbo en 360 grados, luego de que el Periódico “La Jornada” dio a conocer los audios de Marín sosteniendo una conversación con el llamado “Rey de la Mezclilla”, en donde detallan el tema de la detención de la periodista, el resto ya es historia.

Marín a duras penas se mantuvo en el poder, pero su sueño presidencial ahí quedó muerto, al igual que su sucesión.

Dulce María Silva, originaria de Huamantla, Tlaxcala, empresaria, su familia es dueña una empacadora desde hace años, fue detenida en el 16 de marzo de 2016 acusada de aportar 30 millones de pesos de procedencia ilícita para que la empresa de Edmundo Tiro Moranchel, Grupo Inmobiliario Verhome SA de CV adquiriera, junto a la plaza comercial Angelópolis.

Silva era novia del entonces vocero y amigo de Andrés Manuel López Obrador, César Yáñez, quien inició por todos los medios, la defensa legal de su pareja, la cual estuvo detenida en el penal de Cholula y luego trasladada al centro de readaptación social de Puebla.

Casi un año después, el 23 de mayo del 2017, Dulce Silva recuperó su libertad, en una buena parte, gracias a la intervención del gobernador José Antonio Gali, quien aplicó una política muy diferente a la de su antecesor, Rafael Moreno Valle, quien también llegó a la gubernatura gracias a un amplio apoyo popular y a que, lo que fue, hasta ese entonces, una votación histórica, más de un millón de sufragios.

La detención de Silva, la cual contrae nupcias este sábado con Yáñez, convertido ahora en el segundo en el organigrama del presidente electo de México, significó un parte aguas para el morenovallismo, al parecer, la historia es cíclica, aunque algunos digan lo contrario.

El hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra.

Hoy gran parte de los problemas que enfrenta el morenovallismo, más que obedecer a Beatriz Gutiérrez, quien también conoce muy bien la realidad del estado, obedece al tema con César Yáñez y quien será su esposa en unas horas. Así de simple y así de sencillo.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

septiembre 27, 2018 - 10:45 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas