¡Escúchanos por internet!

El mensaje de EPN

Finalmente se dieron los tan esperados y sobre todo necesarios cambios en el gabinete del presidente Peña Nieto. Si bien para muchos son insuficientes, lo cierto es que estos movimientos dejan muchas señales y sobre todo perfila lo que será la segunda parte del sexenio y principalmente la sucesión del 2018.
La salida del comisionado Monte Alejandro Rubido era impostergable, su gran trayectoria en el campo de seguridad no fue suficiente para mantener en prisión al criminal más buscado de México. Su relevo, Renato Sales, viene de ser el responsable de la lucha antisecuestros con buenos resultados, es definitivamente más operativo que su antecesor y esperemos en materia de seguridad mejoremos.
José Calzada llega a la SAGARPA, secretaría en la que su ex titular paso sin pena ni gloria. El arribo de Calzada es un justo reconocimiento a su trabajo como gobernador de Querétaro, quizá lo único criticable es que no hayan esperado el mes que falta para concluir su gestión como gobernador.
La SEDATU parece que se ha vuelto la antesala del despido elegante del sexenio, ahí fue a parar el ex procurador Murillo Karam después del excesivo desgaste que sufrió por el caso Ayotzinapan, ahora es el turno de Rosario Robles, que aun con la gran promoción, marketing político y recursos con que conto, no pudo disminuir los índices de pobreza y marginación de nuestro país.
De los movimientos en turismo, medio ambiente y oficina de la presidencia considero que llegan gentes calificadas y esperemos den buenos resultados. La importante secretaría de relaciones exteriores será ocupada por Claudia Ruiz Massieu que si bien no tiene ninguna experiencia en temas diplomáticos, este nombramiento le permite al presidente cumplir con dos compromisos, el de la equidad de género y con el salinismo.
Pero lo verdaderamente trascendente del anuncio del pasado jueves fue el mensaje enviado por Enrique Peña Nieto con el nombramiento de José Antonio Meade, Aurelio Nuño y la ratificación implícita de Miguel Ángel Osorio Chong al frente de gobernación.
José Antonio Meade llega a la importantísima secretaría de desarrollo social. Meade es un discreto pero extraordinario político mexicano, ha ocupado cuatro secretarias de estado en dos sexenio y con dos diferentes partidos políticos gobernando. Su preparación académica es impresionante y su gestión como secretario de hacienda de Felipe Calderón fue intachable. Ahora como secretario de desarrollo social tendrá la oportunidad de lucirse, después del gris desempeño de Rosario Robles, y seguramente entregara excelentes resultados. Su actual puesto le servirá para placearse por todo el país y con esto se convertirá en un serio y fuerte contendiente para la sucesión presidencial.
El influyente y poderoso Aurelio Nuño llega a la secretaría de educación pública, durante tres años fue el jefe de la oficina de la presidencia, puesto que le sirvió para conocer las entrañas del poder y adquirir una enorme experiencia política que ahora utilizara en una secretaría que es tan importante como conflictiva. El hecho de que sea la federación la que vuelva a manejar la nómina de los maestros le permitirá estar en contacto y sobre todo controlar al sindicato más importante de latino américa. Finalmente Nuño se vuelve el beneficiario final de la caída de Elba Esther Gordillo, sabiéndolo capitalizar le dará una fuerza transcendental en la búsqueda de la presidencia de la república. Siempre he sostenido que Aurelio Nuño es el caballo negro del presidente Peña Nieto.
Osorio Chong sigue firme en gobernación y el mensaje de Peña Nieto es claro, por eso antes de hacer cambios en su gabinete designo a Beltrones como presidente del PRI, lo quiere cerca pero no tanto, lo tiene en su equipo pero acotado. Miguel Ángel Osorio Chong es de los que puede controlar e incluso enfrentar al poderoso Manlio Fabio. Peña quiere que Manlio Fabio Beltrones le opere legislativa y electoralmente en lo cual es un especialista como pocos, pero hasta ahora al menos, no lo quiere como presidenciable.
Todos esperábamos el primero de septiembre no tanto por el informe sino por el mensaje que enviaría el presidente Peña Nieto, sin embargo el mensaje ya nos fue enviado.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

agosto 30, 2015 - 11:00 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas