¡Escúchanos por internet!

El PRI no entiende

El Partido Revolucionario Institucional enfrenta la peor crisis de toda su historia y aun así no aprende la lección.

Los grupos que perdieron la elección a nivel nacional y a nivel local se aferran a mantener el control de la nomenclatura del tricolor, sabedores de que hay prerrogativas, ayuntamientos, pero sobre todo formas de poder negociar y obtener prebendas.

Es una vergüenza que a nivel nacional, el grupo del principal traidor, junto con Enrique Peña Nieto, el ahora senador Miguel Ángel Osorio, se haya hecho del control del PRI a través de su testaferro, Jorge Márquez, su exoficial mayor en la Secretaría de Gobernación.

A nivel local también es una locura el que el Jorge Estefan y su grupo quieren seguir en el mando del tricolor, pese a los pésimos resultados que entregaron en el 2016 y ahora en el 2018, aunque argumentarán que fue la gente de Doger quien condujo al expartidazo.

Lo cierto es que Jorge Estefan quiere mantener el control del tricolor, a través de la exsenadora y ahora diputada federal, la mujer más suertuda del mundo, Lucero Saldaña Pérez.

El pasado viernes en San Pedro Cholula, Estefan, Lorenzo Rivera delegado de la Sedesol, y la diputada federal Saldaña, reunieron a los presidentes municipales del PRI bajo el pretexto de brindarles asesoría y capacitación.

Pero la reunión celebrada en un hotel propiedad del delegado de Economía, Juan Pablo Jiménez Concha, derivó en una solicitud de Estefan para que apoyen a Lucero Saldaña para que se convierta en la nueva dirigente estatal del PRI, lo cual provocó molestia entre los convocados.

Asimismo, Estefan presentó a una empresa de consultoría la cual puso a disposición de los alcaldes electos del tricolor, para “asesorarlos” en materia de obra pública, recursos federales, imagen, comunicación y medios, es decir para “padrotearlos”. “Todo con esta empresa”, enfatizó Estefan, mientras Lorenzo y Lucero aplaudían a rabiar.

Jorge pretende imponer a Lucero como presidenta del PRI en el estado, llevando a Víctor Rivera, hijo de Lorenzo, como secretario General del tricolor, ni más ni menos. De ahí la felicidad del funcionario federal y cacique de la Sierra Norte, ya que uno de sus retoños, estará pegado a la ubre tricolor.

El problema es que Jorge no solo choca contra los intereses de Enrique Doger, sino también contra los de su archienemigo, Juan Manuel Vega Rayet, con quien tiene cuentas pendientes.

Vega buscó en el pasado proceso electoral convertirse por tercera vez en diputado federal, pero ahora si cayó derrotado ante Morena y su candidato, Héctor Jiménez y Meneses.

Vega y Estefan, desde hace años, se disputan el control político de la mixteca poblana y tienen una animadversión, la cual ha crecido con el paso del tiempo.

Hay indicios de que a nivel local la estructura de Estefan apoyó al entonces secretario de Desarrollo Social, Gerardo Islas Maldonado, en su campaña para convertirse en diputado al Congreso de Puebla; en tanto, a nivel federal, apoyaron a Jiménez y Meneses, a quien por fin se le cumplió su sueño de ser legislador.

Vega lo sabe y hará todo lo posible para evitar que Estefan mantenga el control del PRI en Puebla, a través de Lucero, para ello cuenta con el valioso apoyo de su amigo, Jorge Márquez, el verdadero dirigente nacional del PRI; aunque en el organigrama solo aparezca como secretario de Organización.

Estefan ya tiene la coordinación de los diputados, a través de Rocío García Olmedo, le cambió la posición supuestamente a Doger para que Casique se pudiera mantener al frente de la dirigencia estatal, pero ahora busca traicionarlo y romper los acuerdos.

El PRI, al parecer, no tiene remedio, siguen los grupos peleando por las migajas y los despojos del que alguna vez fue el grupo dominante en la entidad.

A esta descomposición se deberá de sumar, en breve, la inconformidad del grupo del exdirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien busca evitar a toda costa que el “Chino” Chong y su banda, se queden con el PRI a nivel nacional, luego de que el hidalguense apoyó a Morena, a través de sus partidos satélite el PES y el PT, lo cual todo mundo sabe.

Encontronazo legislativo. El Senado de la República vivió el día de ayer un excelente intercambio de ideas entre sus representantes poblanos, algo que pocas veces se había vivido, el tema no pudo ser otro: El caso Puebla.

Desde la más alta tribuna de la nación, los senadores Nancy de la Sierra, Nadia Navarro, Alejandro Armenta y Rafael Moreno Valle, intercambiaron sus puntos de vista sobre la creación de una comisión especial para darle seguimiento al recuento de votos que se lleva a cabo por parte del Tribunal Electoral sobre la votación a gobernador de Puebla.

De verdad valió la pena el seguir estas intervenciones, las cuales no se pueden llamar debate, sino participaciones, pero son fundamentales y estaban muertas en otras legislaturas, en donde los senadores poblanos brillaban por su ausencia.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

septiembre 25, 2018 - 10:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas