¡Escúchanos por internet!

El priismo fue clave para el triunfo

Poco se ha dicho, pero el priismo y sus grupos fuero clave para el triunfo de Luis Miguel Barbosa, en el pasado proceso electoral, es más fueron definitivos porque terminaron por inclinar la balanza, merced a su capacidad para movilizar estructuras.

Embozados bajo las siglas del PT y el Partido Verde, los operadores priistas como Javier López Zavala, Jorge Estefan Chidiac y Víctor Díaz Palacios se dieron vuelo en la región de Ajalpan, la mixteca poblana y en la Sierra Nororiental de Puebla, para abonar al triunfo de Barbosa.

En contraparte, el candidato ganador sabe que desde ahora, las debilidades de su partido quedaron exhibidas, al quedar claro que al interior de Morena no existen operadores electorales eficientes, a pesar de estar cobijados por la figura de Andrés Manuel López Obrador y todo lo que significa el presidente de la República.

Es muy interesante el análisis de los números que se registraron en la pasada elección y sirven claramente para realizar una radiografía de las debilidades y fortalezas de la nueva estructura barbosista.

De entrada es evidente que quién será el nuevo gobernador, no cuenta con operadores eficientes en la persona de los diputados locales, ya que ninguno de ellos, salvo el empresario Emilio Maurer, pudieron defender su demarcación.

La operación de Morena fue fallida y un claro ejemplo es el trabajo que llevaron a cabo en la capital, quienes el año pasado habían arrasado, si bien es cierto que la alcaldesa, Claudia Rivera, también tiene su parte de responsabilidad, también lo es el hecho que ni diputados locales, ni federales hicieron su trabajo, de ahí que el trabajo de los priistas sumados al candidato de Morena haya sido clave.

Los priistas sumaron a lo que aún queda de cada uno de los grupos políticos y antiguas estructuras que estuvieron al servicio del que hasta el 2010 fuera el grupo hegemónico en la entidad y que también operaron para Moreno Valle en varias elecciones.

Hechos a un lado estos liderazgos por quien fuera el candidato de su partido a la gubernatura, Alberto Jiménez Merino, estos priistas decidieron que ya era la hora de hacer institucional del PRIMOR y se sumaron a Morena, pero ¡oh sorpresa!, no fueron bien recibidos, ya que en muchos de los casos, provocaban la crítica directa de la sociedad en contra del partido y del candidato.

Fue entonces que se tomó la decisión de camuflajear a los priistas a través de las estructuras del PT y del Verde, en donde embonaron muy bien e hicieron el trabajo que en su momento realizó Nueva Alianza, Compromiso por Puebla y el PSI para el morenovallismo en la contienda pasada.

La estructura zavalista, mezclada con el PT y el Verde, logró muy buenos resultados en la zona de Ajalpan, en donde el excandidato a la gubernatura tiene una importante presencia desde hace ya muchos años, cuando su exsecretario particular Mario Mendoza llegó a ser diputado federal, aunque luego murió en un accidente automovilístico.

En la mixteca poblana no hay duda de quién manda es Jorge Estefan Chidiac, quien entregó los mejores resultados de la jornada y recompensando, en cierta medida, todo lo que se perdía en la capital.

Incluso, los operadores del priista chocaron con los de la exdiputada local y exlíder de la CNC, Maritza Marín, quien se sumó de último momento a la campaña del candidato de Morena y también sumó al triunfo de Barbosa.

En la Sierra Nororiental, específicamente en el distrito de Tlatlauquitepec, el tres veces diputado federal, Víctor Díaz Palacios se impuso de manera amplía a los operadores panistas y del tricolor en la zona en donde barrió en todos los municipios asignados, a través del Partido Verde.

La mano de Díaz Palacios no llegó a Teziutlán, ya que ahí la zona fue encomendada al expriista Jorge Camacho Foglia y al presidente municipal, Carlos Peredo, lo cuales fracasaron de manera estrepitosa.

En San Martín Texmelucan operadores del exsecretario de Desarrollo Social y de la Sedatu a nivel federal, Juan Carlos Lastiri, célebre por haber sido clave en la estafa maestra, apoyaron al PT, a través de Roberto Ayala, para coadyuvar al triunfo del candidato de Morena.

Esta es la radiografía del aporte priista a la victoria de Luis Miguel Barbosa, con lo cual se confirma que Puebla es un PRIMOR.

laserpientyescaleras@hotmail.com

Ilustración: Alejandro Medina

junio 11, 2019 - 10:05 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas