¡Escúchanos por internet!

Entre juanitas y pluris de papel

Los excesos de poder pueden llegar a ser la manifestación más clara de la incongruencia de muchos políticos, gobiernos y partidos.

De un tiempo a la fecha, es un tema a discutir, la desaparición de esas candidaturas plurinominales que en términos reales son el premio, la dote, el chayo o la protección que se otorga a ciertos personajes, con el fin de ser personeros de un grupo político.

Resulta insultante, que usted, yo y miles de mexicanos, sigamos pagando la dieta a una pléyade de parásitos que llegan a los congresos estatales y al Congreso de la Unión como seres ungidos que sólo fueron colocados ahí como marionetas que empujarán la mayoría de votos en todo aquello que favorezca no a la ciudadanía, sino a los intereses personales y negocios que se hacen al amparo del grupo en el poder.

Que desquiciante moda de politiquería electoral estamos viendo particularmente en Puebla, donde no sólo regresó la oleada de “Las Juanitas” puestas de moda en otros tiempos por el Partido Verde que en aquellos tiempos se prestó de tapadera para catapultar al PRI.

Además de ello, estamos atestiguando la costumbre de otorgar pluris al staff completito de candidatos en funciones, importando dos cosas: Servilismo y fidelidad.

Que falta de dignidad y respeto de algunos personajes de la política que aún piensan que están ante un electorado sin capacidad de reflexión.

Lo más grave, es que muchos de estos personajes a modo llegarán a ocupar una curul sin contar con la trayectoria o la preparación que incongruentemente sus mismos partidos exigen a otros candidatos para poder llegar a tener una candidatura.

Tal parece que la estrategia electoral de moda en Puebla es darle una candidatura a la secretaria, comadre, cocinero, vocero, zapatero, estilista, podóloga, es decir candidatos que llegarán a ser diputados sólo con una misión: Defender sí, los intereses de sus jefes en turno.

Ningún partido se salva, ya que mientras algunos repartieron candidaturas a todos sus empleados, otros, se sirvieron con la cuchara grande con la familia, las parejas y hay quienes terminando su ciclo como senadores, embajadores y demás, se bajan unos escalones para agarrar otra vez diputaciones federales, es decir, lo importante es seguir viviendo del presupuesto.

Lo peor de todo es la desfachatez con la que se asumen este tipo de acciones que siguen reflejando el sempiterno poderío de quienes se niegan a soltar y entender que los gobiernos tienen caducidad.

Estamos en la cuenta regresiva para el inicio de la contienda electoral y México como Puebla siguen presentando severos síntomas de ostracismo político, que nos invita a no confiar ni predecir lo que puede ser un duro golpe en las urnas el próximo 1o de julio.

En tanto sigamos pensando que esto es ficción y no la avasalladora política real que nos está rebasando.

@rubysoriano
rubysoriano@gmail.com
www.mediatikos.wordpress.com

marzo 11, 2018 - 9:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas, Noticias Destacadas