¡Escúchanos por internet!

Escándalo en puerta de la IP poblana

Un muy fuerte escándalo esta por estallar al interior de la iniciativa privada de Puebla y es que hasta la fecha no se sabe cuál fue el destino de los 50 millones de pesos que la Fundación Jenkins donó para la reconstrucción de los hogares de afectados por el sismo del 2017.

El uno de diciembre de ese año, la Fundación Jenkins se sumó a la solidaridad en favor de las familias afectadas por el sismo de 7 grados en la escaña Richter, el cual sacudió a los estados de Puebla, Morelos y la ciudad de México.

Los 50 millones de pesos le fueron entregados a la Fundación Empresarios por Puebla, organización que se formó en el año de 1999, cuando también un fuerte sismo azotó a la entidad, durante la administración del entonces gobernador, Melquiades Morales Flores.

Esta organización se conformó al interior del Consejo Coordinador Empresarial de Puebla, el cual se planteó una meta de reconstruir unas mil 935 viviendas a través de diversas organizaciones de la sociedad civil, las cuales no aparecían en los padrones oficiales de damnificados, correspondientes a 48 comunidades.

Se sabe que la Fundación hizo entrega de un paquete de 315 viviendas a igual número de familias beneficiarias en Atlixco y Cohuecan, pero después ya no hubo más información de los trabajos realizados, bajo el argumento de que la Comisión Nacional de Vivienda estaba muy retrasada con la liberación de recursos para la reconstrucción.

Quedaron pendientes de realizarse un total de 600 hogares, así como 30 capillas temporales y cinco templos apuntalados, en comunidades como Atlixco, Atizihuacan, Chiautla, Cohuecan, Huaquechula, Ixcamilpa de Guerrero, Izúcar de Matamoros, Tepeojuma, Tepexco, Tianguismanalco, Tilapa, Tlapanala, Tochimilco y Tzicatlacoyan.

La efervescencia política y la inestabilidad que vivió Puebla a partir del 2018, desvió la atención hacia la reconstrucción, lo mismo ocurrió durante este 2019, el cual arrancó con el interinato de Jesús Rodríguez Almeida y luego de Guillermo Pacheco Pulido, además de las elecciones extraordinarias celebradas en junio.

Ha sido hasta ahora que el gobernador Barbosa, ha asumido la titularidad del poder ejecutivo, que se ha tratado de transparentar que fue lo que paso con los recursos que se habían destinado a la reconstrucción de miles de hogares afectados, entre ellas, la de los recursos que aportó la Fundación Jenkins.

El gobernador Barbosa ordenó una investigación a fondo en torno al tema de los recursos destinados para la reconstrucción del 19S, no solo de los recursos federales y estatales que se aplicaron tras el desastre, con la finalidad de aclarar la situación.

En la investigación también se pidió aclarar el destino de los 50 millones de pesos donados por la Fundación Jenkins, así como también de otros personajes como el empresario Carlos Slim y la organización Fuerza México, entre otras.

El pasado 9 de septiembre, de este año, el mandatario estatal dio a conocer el inicio de esta investigación, ya que aseguró que había existido una malversación de fondos dentro este programa, aunque se negó a dar más detalles de lo que se había encontrado al inicio de su gestión, la cual arrancó el 1 de agosto.

El gobernador fue enfático al señalar que se realizan las investigaciones correspondientes y, una vez que concluyan, se darán a conocer a los responsables de los desvíos de recursos que desencadenaron que, actualmente, existan viviendas, escuelas y templos sin ser reparados.

Aunque directamente es la Fundación Jenkins quien debería de reclamar el que se aclare, la aplicación de los 50 millones donados y aplicados a través de la Fundación Empresarios por Puebla, al administración estatal, también ésta interesada en saber cómo se aplicaron estos recursos.

Y es que resulta paradójico que los empresarios ligados a la derecha que siempre reclaman transparencia en la aplicación de los recursos, ellos mantengan en la opacidad las actividades que realizaron a favor de la reconstrucción de las construcciones afectadas por el sismo.

La página de internet de la Fundación Empresarios por Puebla no registra actividad desde hace mucho tiempo, exactamente desde hace dos años que no hay nada, e incluso si se quiere ingresar, aparece una página de advertencia sobre un posible contagio de virus informático.

La Fundación Empresarios por Puebla es presidida por Herberto Rodríguez Regordosa, hermano del ex dirigente del Comité Municipal del PAN y ex secretario de Desarrollo Económico en la administración de Moreno Valle, Pablo Rodríguez Regordosa.

Curiosamente, Herberto Rodríguez buscó ser el nuevo presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Puebla, en sustitución de Carlos Montiel Solana, hermano del ex diputado también del PAN; Pablo Montiel, pero fue derrotado por Taico Alarcón, con lo cual por primera vez la derecha poblana perdió el control del organismo más importante de la cúpula empresarial poblana.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

diciembre 8, 2019 - 9:30 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas