¡Escúchanos por internet!

“Espejitos” para la limpia a fondo en Puebla

Sin duda, el gobernador Miguel Barbosa hizo una buena anotación con el tema de las notarías y la suspensión de actividades de las primeras de ellas, en una lista que refleja los excesos de poder que se vivieron en Puebla en la última década de gobernanza.

El mandatario inició el cumplimiento de una de gran promesa de campaña que irá desencadenando caídas, litigios, escándalos y seguramente mucho fuego amigo.

En los recientes informes del primer año de mandato de diferentes ediles, el Gobernador reiteró un mensaje que deslizaba en sus discursos. “Denunciar y hacer la limpia de priistas y panistas en esos gobiernos municipales”.

Lo anterior obliga a cuestionar al mandatario si después de la buena anotación con el tema de las notarías, podremos ver en las entrañas de su mismo gobierno una depuración real y no simulada de todos aquellos vestigios sobre todo morenovallistas y algunos otros del priismo.

El golpe a los notarios “chocolate” tiene en marcha seguramente acciones que traerán repercusiones sobre todo políticas para lo que resta del actual sexenio barbosista.

Y es que son muchos los que buscaron refugio en este gobierno de la 4T cuando en Puebla supimos de sus amarres, prebendas, negocios y enjuagues con los que hoy resurgen muy bien acomodados en la burocracia del actual gobierno del Estado.

Para muestra ahí tenemos a varios como a la ex delegada del Trabajo, Vanessa Barahona ex priista y Lastirista de corazón; Denisse Ortiz ex panista y ahora colocada en el DIF Estatal; los operadores de los Trauwitz firmes en la Secretaría de Turismo; el hijo de otra Lastirista de corazón y ex diputada Geraldine González, que agarró puesto en la Secretaría de Bienestar; Rafael Navarro Guerrero transmutó del panismo cultural al morenismo cultural para colocarse como jefe de fomento cultural.

La misma Secretaría de Bienestar Lizeth Sáchez que si bien su cargo obedece al pago por la operación de su partido en la campaña barbosista, se le recuerda por su cercanía con el morenonovallismo y posteriormente por ser una de las que siempre figuró en los templetes de la campaña de Tony de Gali.

Y qué decir de las vocerías o enlaces de comunicación, no pues el gobernador vaciaría su gobierno si nos vamos a fondo con una verdadera limpia no sólo de ex detractores, sino de aquellos que hoy como buenos histriones se entregaron a la “conversión” surrealista en aras de conseguir o mantener la chamba.

Junto al tema de las notarías seguirán seguramente los negocios y jugosos amarres inmobiliarios, los hoteles con grandes “lavanderías”, el hoyo financiero en la Secretaría de Salud y el huachicol, todos ligados por las acciones de corrupción que los poblanos difícilmente podemos ignorar si es que aspiramos a un gobierno diferente.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting

noviembre 3, 2019 - 9:45 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas