¡Escúchanos por internet!

Estrategas políticos para la Presidencia de la República 2018

La carrera a la Presidencia de la República de México del 2018 será una carrera similar a una carrera automovilística porque no se ganará teniendo solo un buen piloto, se ganará teniendo un buen equipo y un buen estratega que conduzca a los pilotos al éxito.

Los pilotos aún no los conocemos pero ya están definidos los estrategas y estos mostraran parte de sus estrategias en las elecciones de 2017, que incluye la gubernatura del estado de México.

Los triunfos panistas de Puebla, Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Quintana Roo, Chihuahua y Veracruz coronan a Ricardo Anaya como el mejor estratega de la jornada del 5 de junio y lo colocan como un aspirante indiscutido a la candidatura presidencial de 2018.

Este resultado obligó al PRI y al PRD a cambiar de estratega por lo que Enrique Ochoa Reza, es el nuevo dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En su primer discurso, el nuevo dirigente dijo que el PRI tiene que “ser garante de la honestidad de sus gobiernos”.

“Debemos encabezar el debate, dialogar y escuchar a la gente para retomar la confianza en nosotros y en la ciudadanía”, señaló el nuevo dirigente partidista.

El político michoacano señaló como compromiso de su mandato que en los primeros 100 días visitará las 32 sedes del tricolor en el país para fomentar la unidad en la agrupación partidista. Además indicó la integración de un CEN con paridad de género y con representantes de todos los estados.

Por lo que se refiere al PRD, por mayoría de votos, el pasado 16 de julio, el Consejo Nacional del PRD eligió a Alejandra Barrales como la nueva presidenta nacional del partido. Quien fuera Secretaría de Educación de la Ciudad de México obtuvo 264 votos a favor, con lo cuales superó al otro candidato registrado, Pablo Gómez, que sólo consiguió 58 votos.

Tras ganar la elección, Barrales tomó protesta y manifestó que respeta a sus compañeros de partido que no están de acuerdo con su designación como dirigente del PRD, pero que aun así asistieron al consejo: “Estamos en una de las etapas más complicadas. Hoy realizamos un ejercicio de democracia”.

Entre las labores de Barrales se encuentra conducir a su partido durante las elecciones del próximo año, mismas donde disputarán la gubernatura del Estado de México, Coahuila y Nayarit.

La nueva lideresa del PRD deberá decidir si continúan las alianzas con el PAN o si se romperá con el modelo establecido por Agustín Basave, su antecesor.

Por lo que se refiere a Morena, López Obrador aprovecha cada intervención pública para fijar y pulir sus discursos electorales como si fueran baldosas en el camino hacia las presidenciales de 2018.

En una entrevista radiofónica, el veterano líder de la izquierda repitió uno de sus eslóganes de cabecera ─“la elecciones son entre Morena y el resto de partidos” ─ y lanzó un mensaje al PRD, la izquierda tradicional mexicana, de cara a los comicios de dentro de dos años: “si marcan una sana distancia con la mafia del poder, nos sentaríamos a analizar un posible pacto”.

Preguntado con insistencia por la posibilidad de una reconciliación estratégica con el partido del que salió abruptamente hace dos años para construir su propia alternativa de izquierda, Obrador no cerró la puerta. “Tendrían que ser muy claros en el deslinde con el régimen y mostrar una voluntad clara de transformar el país”.

Así las cosas estimados lectores, a partir del 5 de junio del actual, quedo demostrado que no se gana teniendo un buen piloto se requiere equipo y un buen carro para ganar la competencia.

Julio 18, 2016 - 8:02 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas