¡Escúchanos por internet!

Experiencia de placer

La lleve a lo más oscuro de mi alcoba y con caricias le quité prenda por prenda.

La tenía completamente desnuda sobre mis sábanas de seda.

Inicie besando sus carnosos labios… poco a poco fui bajando hasta sus senos, hasta que mi lengua llegó a su ombligo y un poco más abajo…

Sus gemidos se impregnaban en mis sentidos encendiendo cada vez más mis instintos.

Me gritaba que no parara, su cuerpo se retorcía, me encantaba sentir que ya era mía.

Hicimos el amor como nunca nadie lo ha hecho, sin tabúes, sin miedos, sin compromisos. Sin pensar en un mañana simplemente vivir el momento.

Desde ese día su aroma vive en mi alcoba…

Agosto 17, 2016 - 8:46 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Staff

Historias de alcoba, Noticias Destacadas