¡Escúchanos por internet!

Fábula del virrey que sueña ser rey

El que dicen ya hace planes, porque asegura que él será el candidato si es que se llega a anular la elección a gobernador de Puebla, es el exdiputado federal y virrey de Puebla, Rodrigo Abdalá Dartigues.

El joven político, el cual ya se había visto cogobernando por voluntad de López el estado de Puebla, ahora ya cambió de objetivo y se sueña como el próximo gobernador, si se anula la elección y por supuesto, se hace a un lado a Luis Miguel Barbosa.

Abdalá no para de decir que es el consentido del tabasqueño, el nuevo amo de México, por lo si el “dedito” divino de su protector se inclina a su favor, ni duda cabe que nadie se opondrá a los designios del “todo poderoso”.

El virrey cree, por supuesto, tener más merecimientos que personajes como Alejandro Armenta Mier, senador de la República, quien obtuvo un millón 500 mil votos en el pasado proceso electoral o que el presidente de la mesa directiva, el famoso JJ (Jay, Jay), como ahora le gusta que le digan, José Juan Espinosa, quien también sueña con ser quien sustituya a Barbosa.

Tal vez a Abdalá no le falta razón, queda claro en este país, que será la voluntad de López la que mueva todo, ya que no existen contra pesos suficientes para hacer que las cosas sean parejas.

Lo cierto es que el joven político ha cambiado de manera diametral en su forma de ser. El mucho antes amable y accesible, es ahora un tipo inaccesible, lo cual conforma lo que alguna vez dijo el gran florentino, Nicolás Maquiavelo, “la naturaleza de los hombres soberbios y viles es mostrarse insolentes en la prosperidad y abyectos y humildes en la adversidad”.

Morena ha traído ese efecto con una buena parte de sus personajes, los cuales de ser unos perfectos “buenos para nada”, ahora se sienten ya los grandes señores, dueños de señores y vidas, lo que confirma que lo que nunca cambia es la naturaleza humana, con sus pasiones y sus virtudes.

Total, el virrey ya hizo las cuentas de la lechera y ahora cree que puede ser rey, ojalá tenga cuidado, en una de esas como en la celebra fábula de La Fontaine, se vaya a tropezar con una piedra en camino y se vaya a romper su cántaro.

Armenta ya está listo, por si las dudas.
Otro que ya vislumbró la posibilidad de poder ser candidato y gobernador de seis años es el actual senador, Alejandro Armenta Mier, quien ha incrementado su proselitismo por todo el estado, ya sea para una elección extraordinaria, si la hay o para el 2024.

Al legislador no le corre prisa, pero sabe perfectamente que muy bien se le puede abrir la posibilidad, en medio de un muy convulsionado ambiente político en la entidad.

El nacido en Acatzingo obtuvo, como ya lo mencione, en el pasado proceso electoral, más de un millón y medio de votos, cifra histórica para cualquier personaje, superando incluso a las obtenidas por Rafael Moreno Valle en el 2010 o Martha Erika Alonso en el 2018.

Armenta reactivó ya sus bases en todo el estado y volvió a poner a trabajar a su estructura, en caso de que algo se ofrezca.

Por supuesto que el más contento y quien pugna porque la elección se anule y su “gallo” sea designado como candidato, es su suplente, Jesús Encina Meneses, el cual busca correr con la misma suerte que en su momento tuvo, Lucero Saldaña, quien en el 2001 se convirtió en senadora, merced a la muerte de su compañero de fórmula, el extinto Rafael Cañedo Benítez.

En fin, habrá que ver qué sucede con la tremenda corte (Tribunal Electoral) y también en caso de que se llegue a anular el proceso, que determinación toma Morena, si nuevamente ir con Barbosa o cambiar de “caballo” y elegir entre el virrey Abdala, el senador Armenta o Jay Jay, quien encabeza el Congreso.

Ni duda cabe, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, reza la canción de Pedro Navajas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

septiembre 24, 2018 - 10:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas