¡Escúchanos por internet!

Fallaron los “sesudos” análisis

De verdad dan risa aquellos “sesudos” analistas que alegaban que Ricardo Anaya se había “comido” a Rafael Moreno Valle, y que aprovechando la desesperación del exgobernador le había puesto una trampa para encumbrar a Eduardo Rivera Pérez como el candidato del PAN a la gubernatura de Puebla.

Todavía, hace unas horas, hubo algunos que en su cuenta de Twitter, negaba la existencia de un pacto entre Moreno Valle y Eduardo Rivera, alegando el tema de la cuenta pública de Lalo.

¿Ahora qué dirán cuando nuevamente la realidad los ha vuelto a ubicar en el sitio marginal en el que se encuentran? ¿A quién van a culpar? Maldita realidad.

Lo cierto es que ni Rafael Moreno Valle, ni Ricardo Anaya “comen lumbre”, ambos saben que se necesitan y como políticos profesionales que son, los dos caminarán juntos mientras que sea necesario, nada dura para siempre.

Es así como se dio el que Martha Erika Alonso fuera electa candidata del PAN a la gubernatura y Eduardo Rivera como candidato a la alcaldía de Puebla, cada uno en su nivel.

Por supuesto que el gobernador Gali jugó un papel determinante en el acuerdo. El mandatario fue el eje de la negociación y de la interlocución que derivó en la designación de Martha, pero también en que Tony a su vez tuviera una posición en la figura de su primogénito, a la vez de ejercer también, como en este espacio lo dijimos, su derecho de veto en la decisión a la alcaldía.

La dupla Martha Erika Alonso-Eduardo Rivera no es asunto de afinidades, cariños o amistad, es la prueba más pura del pragmatismo político con el que se maneja el actual grupo en el poder.

Martha tiene los mejores números en el estado, pero en una elección tan reñida como la que se aproxima, una escisión, por muy mínima que sea, puede hacer la diferencia y eso es precisamente lo que representa Lalo, sus números en la capital, le dan el potencial suficiente para poner en entredicho, el probable triunfo de la exsecretaria general del PAN.

Por su parte, Lalo tiene los números en la capital, pero no tiene la estructura, ni el dinero, para ir a una elección como la que se avecina, además, que de por medio estaban sus cuentas públicas.

Ni hablar, la política y el periodismo no es de buenos deseos, es de información y de contactos.

Gali y Moreno Valle aprendieron de Marín y de Peña Nieto, Marín en el sentido de que no hay que comerse el “pastel solo” como lo hizo en el 2010 con dos de su mismo grupo (Zavala y Montero) y de Peña, porque supo cuando dejar pasar a Eruviel Ávila, su adversario político.

El registro de Martha.
Tal y como también lo adelante este día, Martha Erika Alonso acude a la sede del Comité Estatal del PAN para registrarse como precandidata a la gubernatura de Puebla. Los tiempos se cumplieron.

También ayer la siempre eficiente y leal, secretaria de información del Comité Directivo Estatal del PAN, Sandra Izcoa, presentó su renuncia para acompañar a Martha Erika en esta nueva aventura.

El “palomeo”. Ayer, los elegidos recibieron lo que Germán Sierra denominó “la pinche señal”, es decir, ya fueron llamados los que irán como candidatos a diputados locales, ya hay luz, luego le platico quienes son los tocados por el dedo divino.

Las candidatas de Lalo. Cómo le platique ayer, la candidatura a la diputación federal por el distrito 6 con cabecera en Puebla, le corresponde a Eduardo Rivera Pérez y su grupo.

Rivera ya analiza cuatro perfiles a impulsar para ocupar esa posición, la cual también tiene que ser para una mujer.

Las elegidas por Lalo son: Myriam Arabián Couttolenc, actualmente regidora en el Cabildo de Puebla; Augusta Valentina Díaz de Rivera, exdiputada federal; la también regidora Guadalupe Arrubarrena y la extitular del deporte durante su administración Ximena Mata.

Si por su corazón fuera, Ximena sería la elegida, pero hay fuertes presiones del Yunque para que sea Augusta o Myriam, a ver por quién se decanta el que será el candidato a la alcaldía.

El berrinche de Toño. Cuenta que el presidente municipal de Teziutlán, Toño Vázquez, hizo el berrinche de su vida al ver la foto del exgobernador, Rafael Moreno Valle, al lado de su archirrival, el también exedil, Carlos Peredo Grau.

Tan grande fue el berrinche que en sus cinco minutos de pataleo, amenazó incluso, con renunciar a las filas de Acción Nacional.

Cuentan que bastaron un par de llamadas, para que el edil recapacitara y diera marcha atrás en sus pretensiones.

San Andrés, un polvorín. Cuentan que el exgobernador Rafael Moreno Valle está más que harto de lo que ocurre con el panismo de San Andrés Cholula y está dispuesto hasta negociar con otras fuerzas políticas el entregar la plaza, luego le cuento con quiénes.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

enero 23, 2018 - 10:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas