¡Escúchanos por internet!

Flores Toledano, un apestado

Nadie sabe a ciencia cierta que ocurrió entre el gobernador Antonio Gali Fayad y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Roberto Flores Toledano, pero fue notorio el “frío” que existe entre ambos personajes.

Durante el primer informe de labores del alcalde Banck, Tony Gali no le dirigió ni por un minuto la palabra al presidente del Tribunal; incluso, hasta en algunos momentos, para dejarle patente su molestia, el gobernador le dio la espalda a Flores Toledano, quien vivió el sabor amargo de sentirse como el “apestado” de la fiesta.

El martes pasado, Flores Toledano rindió su informe de labores como presidente del Tribunal, al cual no asistió el gobernador Gali, envió con su representación al secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, quien se trasladó desde Tehuacán en camioneta a Puebla, el oaxaqueño había asistido a la ciudad de las granadas para estar presente en la gira de trabajo de Miguel Ángel Osorio Chong.

Mientras tanto, en Puebla, Flores Toledano tuvo dos veces que llamar a un receso, mismos que duraron dos horas, para tratar de esperar al gobernador, el cual nunca llegó al evento.

Cuentan que el presidente del Tribunal Superior de Justicia se puso de mil colores y no pudo disimular su enojo y pena, por haber sido desairado por el gobernador, lo cual no es asunto menor.

Y es que desde que yo tengo memoria en esto del periodismo no recuerdo un gobernador que no haya asistido a un Informe del presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Basta con recordar que Mario Marín, el célebre 14 de febrero del 2006, asistió al Informe de labores, del entonces presidente del Tribunal, Guillermo Pacheco Pulido y ahí fue abordado por una nube de reporteros, ese día La Jornada había publicado la versión estenográfica de la llamada entre Kamel Naif, el ex rey de la mezclilla y el entonces gobernador, además la periodista Carmen Aristegui había puesto al aire dichas grabaciones.

Pero de regreso al tema, es evidente la frialdad entre Gali y Flores, quien es amigo de la infancia del exgoberbador, Rafael Moreno Valle, quien lo colocó como presidente del Tribunal.

Cuentan los que saben que la enemistad entre Gali y Flores Toledano ya viene de tiempo atrás; el entonces gobernador electo, regañó al presidente del Tribunal de tal forma que a nuestro personaje se le rodaron sus lágrimas ante la reprimenda. Testigo del bochornoso evento fue el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco.

Dicen que las diferencias entre el gobernador y el presidente del Tribunal se acrecentaron tras este incidente, pero se hicieron irreconciliables las cosas entre ambos luego de que Flores fuera ratificado por su amigo, el exgobernador Moreno Valle, a quien el magistrado le agradeció la deferencia, en vez de ir y también darle a las gracias a Gali.

Cómo estarán las cosas entre el gobernador y el presidente del Tribunal, que Gali prefirió charlar, por ciento, de manera muy grata, con el líder del Congreso, Jorge Aguilar Chedraui, con quien se reía y hasta bromeaba, mientras la cara de Flores era similar a la de un personaje que había asistido a un funeral.

Por cierto, dicen que quien manda y tiene la sartén por el mango en el Tribunal Superior de Justicia, es la esposa del magistrado Flores, que es quien de verdad manda a jueces y magistrados. Eso es lo que dicen.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

febrero 16, 2017 - 10:10 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas