¡Escúchanos por internet!

Franeleros, resignados a la instalación de parquímetros; “pagan justos por pecadores”, acusan (AUDIO)

La inminente llegada de parquímetros al primer cuadro de la ciudad, sin duda alguna será una medida contundente en la regulación de los espacios para estacionar vehículos, que en primera instancia, afectará a un sector popular: los franeleros, quien ante la presunta determinación de la autoridad, resignados acatarán esta disposición, aunque no sin antes mencionar que “pagan justos por pecadores” ante los abusos de algunas personas en el ejercicio de esta actividad.

Efekto 10 Noticias realizó un sondeo con un grupo de franeleros ubicados en el polígono que abarca desde la 4 Sur hasta la 5 Sur y de la 15 Oriente-Poniente hasta la 9 Oriente-Poniente, lugares desde donde ahora, ya dan como un hecho la llegada de este nuevo esquema de estacionamiento en la vía público.

Si bien en algunos casos consideran como “normal” que haya parquímetros, los franeleros, de los cuales hay grupos de entre cuatro y cinco por manzana, califican esta medida como injusta, dado que por mucho, justifican que por solo “unos pesos”, ellos brindan seguridad a los autos que por horas y horas se estacionan en el primer cuadro de la ciudad.

“La verdad está cabrón, tan solo aquí a la vuelta a cada rato se roban las llantas y los espejos, y los estéreos y luego vienen y reclaman por que no cuidamos sus coches, cuando no nos compete, no sé cómo le va hacer la policía para que no se roben nada, nosotros nos esforzamos por cuidarlos y sin poner cuotas, a ver cómo le hacen”, justifica Jaime Ramírez Hernández, quien asegura tener dos años y medio de franelero en la 13 Poniente, concretamente en las afueras de la Arena Puebla.

En su oportunidad, Armando Hernández, un hombre de aparente avanzada edad y que cuida autos sobre la 4 Sur, califica la llegada de los parquímetros como una injusticia, y dice que pagan “justos por pecadores”, ante los abusos que comenten franeleros de otras zonas, como son los casos de San Francisco, San José o Los Sapos, quienes no solo tienen “cuota fija” por el servicio, sino además, con todo tipo de artículos “hacen suyas las calles”, sin que la autoridad haga algo al respecto.

“Por una parte le ponen el plato a los que andan robando, si estando uno acá, hay que ver lo que pasa en veces (sic…) los estacionamientos son muy caros, no cualquiera los paga, por eso la gente nos confían sus coches porque saben que estamos al tanto, aunque hay que decirlo, hay franeleros que no cumplen lo que decimos, solo están un rato y se va, pues así ni como confiar”.

f2

César Rojas Ávila, ubicado en la 13 Poniente y Graciela Brito en la 3 Sur y la 15 Poniente, coinciden en que por un parte está bien la instalación de parquímetros está bien y por otra “les van a dar en la torre” por los ingresos que perciben y que van a decir de ellos mismos, de los 100 a los 150 pesos al día y por otro, que el robo de autopartes se agravará.

“De por sí no hay quien vigile los autos estacionados, hay gente que deja su carro todo el día, a ver cómo le hacen cuando regresen y esté todo desmantelado, a la autoridad les vale madre y eso, y menos que nosotros nos quedemos sin comer”, acusa Justino quien se desempeña como franelero en la 9 Poniente.

En todos los casos, los franeleros aseguraron que hasta el momento nadie del ayuntamiento se ha acercado a ellos para tener un diálogo y saber si podrán colaborar en la vigilancia de los autos aún con la presencia de parquímetros, aunque casi la totalidad de ellos aseguraron que se dedicarán a sus oficios y actividades, tales como vendedores ambulantes, “cubeteros”, pintores, empleadas domésticas o incluso, “chalanes” de albañil.


f1
Fotos: Es Imagen / Tania Olmedo

noviembre 6, 2016 - 9:35 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Miguel Ángel Arroyo

Historias de vida, Noticias Destacadas