¡Escúchanos por internet!

Fuera de la alcoba

Después de la primera cita llegamos a mi departamento y desde la puerta la pasión se encendió.

Comenzamos a besarnos apasionadamente, quitó mi corbata con los dientes y abrió mi camisa. Comenzó a besarme y morderme el pecho haciendo que me prendiera como nunca.

Poco a poco comencé a desabotonar su blusa y noté en sus senos como su excitación aumentaba.

La coloqué sobre la mesa para quitarle la falda y mientras me adentraba en ella me tomó por el cuello y de mi cabello me jalaba.

Se acercó a mi oído y entre gemidos me pedía que no parara.

Fue increíble hacerle el amor fuera de la alcoba.

Marzo 10, 2017 - 1:14 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Staff

Historias de alcoba, Noticias Destacadas