¡Escúchanos por internet!

Fuerte Sacudida

Tres eventos ocurridos en el sur del continente americano, los tres de índole político, han causado una fuerte sacudida en las más altas esferas del poder y sus repercusiones se comenzaran a ver en el corto plazo.
Por un lado, en Brasil, su presidenta enfrenta la posibilidad de ser sometida a juicio político una vez que ha sido aceptada en el congreso de ese país el procedimiento en contra de Dilma Rousseff, por violar leyes de responsabilidad fiscal. Curiosamente el diputado opositor, presidente de la cámara de diputados y que autorizo el inicio del juicio a Rousseff, enfrenta un juicio por corrupción en la suprema corte de justicia de Brasil, es decir que los rateros exigen justicia. Dilma ha definido su juicio político como un golpe de estado disfrazado, un intento de acceder a la presidencia, por los que no la ganan con los votos del pueblo. Sea cual sea el resultado final de este juicio político la realidad es que la presidenta Dilma y la propia institución presidencial sufrirán un descomunal desgaste que seguramente repercutirá en las próximas elecciones presidenciales del gigante sudamericano, así como en la gobernabilidad en el corto plazo.
En Argentina finalmente se terminó con la dinastía de los Kirchner que fue iniciada por Néstor y continuada por su esposa Cristina ambos en la presidencia de Argentina. Doce años estuvieron en el poder actuando fieles a sus orígenes Peronistas, populismo y demagogia caracterizaron a sus administraciones que en nada ayudaron a mejorar la vida de los argentinos. Si bien Cristina perdió el poder ante la oposición comandada por Mauricio Macri, mantiene una fuerza política con los representantes de su partido en la cámara de diputados y en el senado. Desde el inicio del nuevo gobierno la Kirchner ha declarado la guerra en contra del presidente Macri, no estuvo en la ceremonia de cambio de poderes y seguramente pondrá todo tipo de obstáculos al nuevo gobierno. Por su parte Mauricio Macri arremeterá con todo en contra de la ex presidenta que cree, que como en la época medieval, su poder le fue conferido por Dios y se sigue sintiendo dueña de Argentina. Se espera una lucha de poder fuerte y con repercusiones para los argentinos.
Sin lugar a dudas la noticia de los últimos días fue la derrota que el pueblo Venezolano le infringió al dictadorcillo de caricatura Nicolás Maduro y al chavismo en las elecciones para conformar la asamblea nacional. La oposición alcanzo el 67% de los escaños dejando al chavismo tan solo el 33%. Si bien es algo para celebrar, los resultados deben tomarse con mucha prudencia y es importante hacer algunas consideraciones. Primero, la inconformidad del pueblo Venezolano es real y súper justificada, Maduro ha llevado a la peor crisis económica, social y de seguridad que se tenga memoria en Venezuela. Segundo, el intentar un fraude electoral podría haber sido la mecha que prendiera una revolución en el país sudamericano y los chavistas los sabían. EL triunfo de la oposición se convertirá en un bálsamo para para la población y relajante del tejido social. Tercero, no se debe dar por muerto al chavismo, el monstro apenas fue herido levemente, lo peor que puede hacer la oposición de Venezuela es confiarse, lo más difícil viene ahora, el co-gobernar con alguien tan antidemocrático como lo es Maduro. Los chavistas intentaran mantener el control de todo, pues finalmente tienen al ejército de su lado, y el recurso de disolución de la asamblea nacional siempre lo podrán utilizar en pos de no perder el poder.
La realidad es que en Sudamérica las condiciones políticas están cambiando y veremos nuevas políticas internas en esos países, así como nuevas y diferentes alianzas.
Así es como yo lo veo……..

Mario Henaine B.
mahebo@outlook.com
Twitter @MarioHeBo

diciembre 13, 2015 - 12:44 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Mario Henaine

Columnistas