¡Escúchanos por internet!

Gali toma el control

A la memoria de Selene Ríos Andraca, con todo respeto para su familia y amigos.

El pasado jueves, el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, se desplazó a varias de las tomas de posesión que se realizaron ese día, para ser específico, estuvo en Aguascalientes y en Veracruz.

En estos viajes estuvo acompañado por el gobernador electo, Antonio Gali Fayad, su viejo amigo y cómplice, a quienes los une un largo camino, el cual inicio una noche en Acapulco en el ya lejano año del 2005.

Moreno Valle y Gali tuvieron mucho tiempo para platicar largo y tendido sobre la sucesión, la cual se aproxima, los nombramientos del gabinete de Gali y la lucha por la candidatura del PAN a la presidencia de la República, entre otros temas.

Pero lo más importante del tiempo que tuvieron Gali y Moreno Valle para platicar tuvo que ver con una serie de decisiones que urge se tomen en cuenta dentro de la actual administración estatal, en donde en algunos momentos ya se observa cierta relajación, ante el inminente cierre de la gestión.

La preocupación central de Gali giraba en torno al tema de la seguridad pública, la cual ha sido el tema toral de los medios de comunicación y de la sociedad poblana, ante el incremento de los atracos en la capital y en el interior del estado.

Palabras más palabras menos, Moreno Valle le dijo a Gali que comenzará ya a tomar decisiones en la materia y que jalara las riendas que tuviera que jalar, para evitar que algo se pudiera descomponer al término de la presente administración.

“Comienza ya a tomar tú las decisiones y aprieta lo que tengas que apretar”, le abría confiado el aun gobernador a su sucesor, razón por la cual, Gali, al regreso de estas dos vistas a Aguascalientes y Veracruz, se dio a la tarea de llamar a varios de los integrantes de la actual administración.

Habló largo y tendido con varios de ellos, principalmente con los encargados de la seguridad pública, punto que constituye una preocupación latente para Gali.

Incluso, se tiene pensado que dentro de la toma de posesión del nuevo gobernador de Puebla haya un mensaje especial en la materia para dejar en claro que no se bajará la guardia ante los embates de la delincuencia organizada.

La plática con los responsables del área de seguridad en Puebla era más que necesaria, la situación en Puebla se ha complicado, tras los asaltos a cuentahabientes, el secuestro de un empresarios a plena luz del día el pasado fin de semana, la lucha en contra de los huachicoleros en la llamada zona del “triángulo rojo” y la ola de asaltos en transporte público.

Gali sabe que sin un talón de Aquiles puede tener su administración en el arranque, este tiene que ver con el tema de la inseguridad, punto número de su agenda para el próximo año.

El retorno del Tigre. Quien de manera subterránea ha comenzado a desempolvarse para volver a la actividad política local, es el exsenador de la República y exsubsecretario de Gobernación, Humberto Aguilar Coronado, quien se ha puesto ya a las órdenes de su antiguo jefe, Santiago Creel Miranda, el hombre de todas las confianzas del líder nacional del PAN, Ricardo Anaya.

Aguilar siempre fue considerado como una “joven promesa” política para el PAN, ya que llegó a ser uno de los diputados federales más jóvenes dentro de la entonces LV legislatura.

Tras el triunfo de Fox en el 2000, Aguilar se vinculó al entonces secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, quien lo nombró subsecretario de enlace legislativo en Bucarelli.

Más tarde, Aguilar ganó la designación al senado de la República en fórmula con el hoy gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, a quien le disputó la candidatura a la gubernatura.

La relación entre el gobernador y el llamado “Tigre” se deterioró a lo largo de la presente administración, mientras que Aguilar siguió manteniendo sus lazos con Creel Miranda, quien a su vez se convirtió en el “alter ego” del llamado “joven maravilla”, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya.

Ahora que Anaya busca comenzar a conformar una estructura para lograr hacerse de la candidatura a la presidencia de la República, por órdenes de Creel, “el Tigre” Aguilar ha recibido la encomienda de encargarse de Puebla.

Para tal efecto, “el Tigre” ya buscó a su compadre, “el caballo” Jaime Zurita y al “Chango” José Luis Carmona, para que comiencen a trabajar a favor de Anaya, quien puede ser el candidato del PAN a la presidencia de la República para el 2018, lo cual significaría el regreso de Aguilar a los primeros planos de la política nacional y local.

53

Diego cumple. Un funcionario que resultó ejemplar es el titular de la secretaría de Infraestructura, Diego Corona Creemean, quien ha entregado magníficas cuentas durante su paso por esta dependencia.

A diferencia de otras administraciones en donde se multiplicaban las quejas por el cobro de “comisiones” o por dejar obras inconclusas, Corona se puso a trabajar y a dar resultados.

Diego cierra la administración respondiendo a la confianza del gobernador Moreno Valle, con un maratón de obras en todo el estado, siendo una de las más significativas, el bulevar del Niño Poblano, obra sumamente compleja, pero en donde como siempre entregó buenas cuentas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

diciembre 5, 2016 - 10:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas