¡Escúchanos por internet!

Giorgana, el candidato a la alcaldía por el PRI

Mire usted como estará de famélica la “caballada” del PRI para el 2018 que de plano el único que pinta para poder ser el candidato del tricolor para el próximo año es el diputado federal, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, heredero del que alguna vez fuera el grupo hegemónico en la entidad el “huachipower”.

Giorgana, originario de Huauchinango, ha sabido transitar en el siempre difícil mundo de la política.

Originalmente, el hijo de don Arnulfo Giorgana y de doña Pilar Jiménez, hermana del exgobernador, Guillermo y del exvicegobernador Alberto, perteneció al grupo de Melquiades Morales, el cual el 24 de mayo de 1998 venció al entonces gobernador, Manuel Bartlett Díaz, para arrebatarle la candidatura del PRI a casa Puebla.

Giorgana fue un hombre poderoso durante esa administración, en la cual se desempeñó como todo poderoso secretario particular, presidente estatal del PRI, diputado local y líder de la inolvidable LV legislatura local.

Su visión y ambición le permitieron trascender al marinismo, en donde fue incluido como director de Carreteras de Cuota; más tarde, en medio de pugnas tuvo que dejar el cargo y se refugió en los brazos de Blanca Alcalá quien se convirtió en presidenta municipal de Puebla.

Con Alcalá su influencia también fue notable, era a la par del yerno de Blanca, Edgar Chumacero, vicealcalde de la ciudad, desde su posición como secretario de Desarrollo Social.

Giorgana logró dos triunfos muy importantes, lejos ya de la protección de Melquiades, Marín y Blanca, cuando en el 2013 enfrentó y derrotó por primera vez al morenovallismo en la elección de diputado local por el distrito 16 con cabecera en Puebla, donde tuvo que recurrir a los tribunales para obtener el triunfo sobre el perredista, Julián Rendón Tapia.

La hazaña de Giorgana parecía imposible y más cuando nadie daba un solo centavo por el exdiputado, quien para rematar, se volvió a convertir en líder de la legislatura de 4 años y 8 meses, la cual abandonó para ir de nueva cuenta las urnas.

Giorgana se postuló como candidato a diputado federal, ahora por el distrito 12 de Puebla, en donde de nueva cuenta aparecía como la victima propicia para el “dream team” conformado por Ángel Trauwitz y Cabalán Macari, quienes competían por el PAN y pertenecían al círculo más cercano del entonces gobernador, Rafael Moreno Valle.

Increíblemente, Víctor se alzó con el triunfo y derrotó a dos adversarios que si bien carecían de experiencia política, si tenían todo el respaldo de casa Puebla.

Este es pues el perfil del hombre que el PRI busca nominar para tratar de contender de manera digna en el 2018 por la alcaldía, aunque los número de la marca por sí sola, son paupérrimos.

El PRI en Puebla capital tiene solo el 9 por ciento de las preferencias, por el 32 por ciento del PAN y el 15 por ciento de Morena.

En el 2012, el PRI se fue al tercer lugar de las preferencias, lo cual no es un buen augurio para Giorgana y los priistas que lo acompañarán en esta aventura por recuperar Charlie Hall, aunque el serrano ya venció dos veces el morenovallismo.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

abril 25, 2017 - 9:45 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas