¡Escúchanos por internet!

Julio Iglesias recibe doctorado honoris causa

@GilbertoBrenis

Este fin de semana Julio Iglesias recibió un doctorado honoris causa de parte de Berklee College of Music de Boston, una de las universidades dedicadas a la música más importantes de todo el mundo.

Al poner esta información en mi muro de Facebook , uno de mis amigos escribió: ‘¿Y éste? ¿Qué mérito tiene?’. No contesté su pregunta. No es necesario. La carrera de Julio Iglesias la contesta con solamente leer su historia.

De entrada, le debo confesar que Julio Iglesias no es uno de mis artistas favoritos, vamos, ni siquiera es un artista que me guste. Pero nadie puede negar que aquí en México y en China (literal), su nombre es conocido y reconocido. Es uno de los cantantes de habla hispana que abrió brecha para muchos otros que le siguieron.

Julio tenía casi la vida hecha cuando tenía 19 años. Estudiaba Derecho, con la intención de ser diplomático algún día, e iniciaba su carrera como portero del Real Madrid. Y en eso… un terrible accidente automovilístico el 22 de septiembre de 1962 le cambió la vida.

El diagnóstico para Julio era que no volvería a caminar. Por 18 meses no pudo moverse, solamente en terapias de rehabilitación. Uno de sus enfermeros le regaló una guitarra y, con ello, le cambió la vida. La intención original era que ejercitara los dedos, jamás se imaginaron que en esa cama de hospital con esa guitarra en manos estaba iniciando una de las carreras musicales más fructíferas del mundo.

Julio Iglesias es el único que tiene dos récords Guiness. Uno como el artista que más discos ha vendido en más idiomas en el mundo y otro, como el artista latino que más discos ha vendido en la historia.

Ha ganado premios ASCAP, World Music, SGAE, AMA, Grammys, Latin Grammys, Billboard Latin Music, CMA, ACM, Lo Nuestro, China’s Golden Record, ALMA, entre muchos otros. En 1982 se convierte en el primer hispano en tener una figura de cera en el Museo de Grévin de París. En 1985 recibe su estrella en el Hollywood Walk of Fame en Los Ángeles y ha recibido similares honores en Nagoya, Miami, Scheveningen, Santo Domingo, Munich y Puerto Banús.

Podrá gustarnos o no gustarnos su voz, sus canciones, la forma en la que interpreta pero el hecho de Julio Iglesias se merece este doctorado honoris causa por la mejor institución musical del mundo no tiene la menor duda. El señor es y seguirá siendo uno de los cantantes hispanos más distinguidos y exitosos.

¡Enhorabuena!

mayo 11, 2015 - 8:36 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Gilberto Brenis

Columnistas