¡Escúchanos por internet!

La calidad del teatro musical mexicano

Hace unos días se dio a conocer que el musical ‘Wicked’ finalizará este año sus presentaciones en los escenarios mexicanos.

Hoy por hoy le puedo asegurar que ‘Wicked’ ha sido uno de los musicales más caros que se han presentado en nuestro país y que será sucedido por una de las mejores producciones musicales que he tenido la oportunidad de ver, ‘El Rey León’.

La adaptación al escenario de la exitosa cinta de Disney es algo que no hay que perderse. Le puedo compartir que he tenido la oportunidad de verla en dos ocasiones y no puedo más que recomendarle que la vea, cueste lo que cueste. El número inicial no tiene desperdicio, le quitará el aliento y hará que se le enchine la piel. Pero bueno, eso será hasta el 2015, le recomiendo que vaya ahorrando porque los boletos no serán baratos.

Lo que sí le puedo asegurar es que la puesta en escena tendrá la misma (o mejor) calidad que las representaciones en Broadway, Londres o Madrid. El teatro musical en México ha gozado siempre de muy buen nombre, de prestigio, de distinción y de calidad. Le hablo de musicales que se presentaron hace décadas como ‘El diluvio que viene’ bajo la producción de Manolo Fábregas; de ‘Mame’ o ‘Hello Dolly’ bajo la batuta de Silvia Pinal; de ‘Gigi’ o ‘Papacito Piernas Largas’ producidas por Angélica Ortiz. Recientemente Ocesa ha llevado a escena de manera excepcional montajes como ‘Los miserables’, ‘El fantasma de la ópera’, ‘Chicago’, ‘Rent’, ‘Mamma mía’, ‘Mary Poppins’ y ‘La Bella y la Bestia’, por mencionar algunas.

La calidad de todas ellas es impresionante. Los valores de producción en cuanto a actuaciones, coreografías, escenografías, vestuarios, utilería va más allá de lo que pudiéramos imaginar. Es teatro de primera calidad.

Sé que hay muchas personas a las que el teatro musical no les llama la atención, no les entusiasma. Les doy la razón. No a todos les gusta la mezcla de diálogos con canciones. Pero le puedo asegurar que no ha habido una sola persona que salga de ver ‘Wicked’ (por ejemplo) y se haya quejado. La producción es impecable.

Los mexicanos tenemos la suerte de tener una de las carteleras teatrales más nutridas del mundo. Sé que los boletos a veces no son accesibles y que si se va en familia resulta un gasto fuerte. Pero es importante inculcar a las nuevas generaciones el gusto por el trabajo escénico. Créame que los productores teatrales no se hacen ricos con la taquilla, los gastos son millonarios; pero el producto que presentan vale y supera el precio que pagamos por verlo.

@GilbertoBrenis

septiembre 28, 2014 - 10:53 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Gilberto Brenis

Columnistas