¡Escúchanos por internet!

La cortina de humo de la noticia

Vivimos en la sobredosis de información. No hemos acabado de digerir un notición cuando nos vemos abocados a enfrentarnos a otro.

Nos enfrentamos día a día a la actualidad por tierra, mar y aire; por televisión, radio y prensa escrita; en las redes sociales, en la peluquería en los cumpleaños en los bautizos y hasta en los funerales. Tanto comentamos lo que pasa en el mundo que apenas nos queda tiempo para hablar de lo que nos pasa a nosotros.
El bombardeo es enorme. En la política las guerras sucias de las elecciones del estado de México; en economía los gasolinazos; en el mundo la proximidad de la tercera guerra mundial; en lo local las escaleras eléctricas.

No puede faltar la nota roja de las detenciones de los exgobernadores ni mucho menos los resultados del futbol la UEFA Champions ni el triunfo de Vetel en la Formula I.

Las elecciones de EEUU nos ocuparon mucho tiempo y la construcción del muro sigue siendo noticia. Los amagues de ataques nucleares entre Corea del Norte Rusia EE UU y Siria mantiene en jaque el futuro de la humanidad.

El Papa Francisco no pasó inapercibido y dedicó unas palabras especiales a América Latina, durante el Mensaje Pascual previo a la Bendición Urbi et Orbi, en el que pidió construir puentes de diálogo, lucha contra la corrupción y buscar “soluciones pacíficas ante las controversias”.

Cada noticia genera cortinas de humo que nos mantiene ocupados y no nos deja pensar en nosotros mismos.

En todo el mundo, los capitalistas –al ser dueños de los medios de información- tienen la enorme capacidad para tapar o desviar la atención de la gente cuando surge un problema que quieren esconder. Basta con que gobierno y/o empresarios den la orden para que los medios –con sus especialistas en manipulación- difundan “grandes noticias” para tapar las que son claves para entender la realidad.

Los problemas centrales como la extensión de la miseria, el desempleo, la devaluación del peso, el desplome de la producción, el incremento de los asesinatos, de los negocios ilícitos, etcétera, se busca silenciarlos a como dé lugar.

¿Con qué los tapan?: criticando a Trump por sus ataques militares; repitiendo hasta el cansancio que los exgobernadores fueron los más funestos y tienen orden de aprehensión. Echándoles a ellos toda la culpa del desplome económico y la corrupción; repitiendo todo el día lo mismo se busca tapar las realidades de los servicios de salud, educación, vivienda, inversiones, delincuencia, corrupción, desigualdad social, narcotráfico, asesinatos.

Amigas y amigos lectores, vale la pena reflexionar si es momento de dedicar más tiempo a nosotros mismos.

Abril 19, 2017 - 7:20 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas