¡Escúchanos por internet!

La ignominia de una curul

Desde su primer día, rindieron pleitesía y sumisión.

Qué lejos estaban de ser los verdaderos representantes de todos aquellos ciudadanos que los hicieron llegar a la LIX Legislatura local.

Muchas historias se pueden contar en estos cuatro años de desafortunada actuación, donde vimos de todo.

Excesos, negocios, prebendas, pactos, simulaciones y muchas otras cosas dignas de una puesta en escena donde todos al más puro estilo guiñol se movían al humor y órdenes de un grupo cupular.

Así le dicen adiós a su curul, los diputados poblanos de esta desafortunada legislatura ignoraron desde asesinatos, detenciones, abusos, feminicidios, concesiones, jugosos negocios como el del agua, persecución de ex alcaldes y avalaron la complicidad para cooptar organismos electorales, judiciales y de toda índole a fin de garantizar el poder por poder.

Las llamadas comisiones y Junta de Gobierno en el Congreso local sirven para pasar lista y palomear lo que desde dos días antes les mandan desde Casa Puebla o desde otra sede residencial para indicarles cómo se votará durante la sesión ordinaria.

Todos simulan, bancadas van y vienen.

Dictámenes, puntos de acuerdo y hasta simulaciones de protesta montan horas antes de una sesión en los privados o cafés de los operadores en turno, donde fluyen las llamadas, los gritos y las promesas.

Algunos que iniciaron como simuladores de los cambios, con el paso de los años terminaron convertidos en funcionarios, candidatos, alcaldes electos, notarios, empleados comunes y corrientes.

Muchos de los que ahí deambulan ahora convertidos en ex candidatos o ex candidatas y acérrimos críticos de la corrupción, defensoras del género y otro sin número de banderolas de oportunidad, se les recuerda estirando la mano para recibir compensaciones del gobierno en turno o jugando el doble papel de enemigos íntimos de sus propios partidos.

Así, con estos perfiles tan empobrecedores y vergonzosos termina una legislatura local plagada de irregularidades y desatinos.

El cinismo y oportunismo fueron sus dos sellos para concretar el cierre con broche de oro, donde hasta el último momento fueron serviles con quien durante estos cuatro años los manipuló con la cuota que hoy fenece en condiciones realmente lamentables para cada uno de los que ocuparon un asiento sólo para levantar la mano en contra de los intereses de quienes los eligieron: Los ciudadanos poblanos.

@rubysoriano
Facebook: Mediatikos Consulting
rubysoriano@gmail.com
Foto: Es Imagen

septiembre 9, 2018 - 9:40 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ruby Soriano

Columnistas, Noticias Destacadas