¡Escúchanos por internet!

La molestia del ejército mexicano

Al interior de las fuerzas armadas de nuestro país crece la inconformidad por haber sido enviados a combatir al crimen organizado, labor que les corresponde a las policías estatales y municipales, pero sobre todo, porque en el cumplimiento de su deber se manipuló la información de lo ocurrido en el operativo realizado en Palmarito Tocheapan, junta auxiliar de Quecholac, Puebla, para hacer aparecer al ejército como unos asesinos, que dan muerte a pobres campesinos en este lugar.

La molestia del general Salvador Cienfuegos está plenamente justificada y así ya lo hizo saber el pasado fin de semana, cuando en sendas entrevistas dejó en claro que le ejército mexicano está haciendo la labor que le correspondería hacer a los gobernadores y presidentes municipales y sus policías.

A través de las redes sociales, elementos de las fuerzas armadas defienden la acción llevada a cabo en Palmarito, Puebla.

El hombre que fue ejecutado por un soldado el pasado 3 de mayo en Palmarito, municipio de Quecholac, Puebla, se llamaba Paulino Martínez Silva.

Dicen sus familiares que era un campesino y que ese día se dirigía a una fiesta. Lo que no explican es como hizo ese campesino para tener una camioneta BMW y por qué traía chaleco antibalas y por qué no obedeció la orden de detenerse, marcada por los militares.

Paulino Martínez Silva era en realidad “El Pavis” o el “Pavín”, primo y lugarteniente de Antonio Martínez Fuentes, “El Toñín”, uno de los principales líderes de las bandas de robo de combustible de la zona.

Al parecer, el operativo desplegado el pasado 3 de mayo en Palmarito estaba dirigido a detener al “Toñín”, quien logró escapar, gracias a que movilizó al pueblo para rechazar la presencia de los militares y al escudo, que en torno suyo hicieron sus lugartenientes, entre ellos el “Pavín”.

En uno de los videos difundidos el pasado miércoles se aprecia el momento en que un militar le da el tiro de gracia al “Pavis” o el “Pavín”, quien ya estaba sometido y desarmado, el cual no tuvo empacho en desafiar a las fuerzas armadas. Los excesos cometidos por un soldado y el sensacionalismo de un medio de comunicación y la mezquindad de algunos políticos, terminaron por convertir al peligroso huachicolero en víctima.

Lo que nadie dice es que los militares que acudieron al operativo del día del albañil si son víctimas, por varias razones.

Cuatro militares perdieron la vida, al menos uno de ellos por la espalda a manos de uno de los “campesinos”, que viajaban en vehículos blindados.

Los militares no tendrían por qué estar ahí cumpliendo labores de policía, como tampoco deberían de estar en otras regiones del país, haciendo lo mismo. Pero están ahí porque las autoridades civiles han solapado y en algunos casos se han coludido con las bandas de robo de combustible, mimas que tienen al pueblo de Palmarito en la “bolsa”, debido a que les generan múltiples beneficios.

A través de la Asociación Civil Fusión y Fuerza, la cual preside José Alejandro Martínez Fuentes, hermano del “Toñín”, el pueblo de Palmarito recibe los beneficios del robo de combustible.

Apenas el pasado martes esta asociación celebró el día de las madres con un magno evento al cual asistieron 5 mil personas, todas las mujeres salieron con regalos consistentes en electrodomésticos y aparatos eléctricos.

Todo mundo en la zona sabe quién es el “Toñín” y quién es “La Vieja”. El líder de la banda rival, “Los Buchanans”, grupo ligado a los Zetas, los cuales han sido solapados al menos por las dos pasadas administraciones.

Varios presidentes municipales de la zona están coludidos en el robo de combustible, por eso estaba el ejército el pasado 3 de mayo en Palmarito, población en donde ya había sido objeto de agresiones en otras ocasiones.

La ejecución sumaria del “Pavis” es condenable, pues esta no es la forma en las que deben actuar las corporaciones de seguridad del estado: El responsable tendrá que ser juzgado y sancionado como establece el marco jurídico.

No se sabe si recibió una orden superior o seguramente actúo de mutuo propio, enojado o dolido por la forma en que murió su compañero de armas, asesinado por la espalda.

El responsable enfrentará un doble juicio: en el fuero civil y en el militar. Será acusado de asesinato, perderá sus haberes y su grado, pasará muchos años en la cárcel. ¿Es justo? Se cumplirá la ley, pero la legalidad no siempre es sinónimo de justicia. #Soysoldado.

Hasta aquí lo que circula y con mucha razón en la redes sociales y que deberá de ser sin duda, objeto de mucha reflexión sobre lo ocurrido en Palmarito, Puebla.

Los 100 días de Gali, Plan de Desarrollo y cambios. Casi volando transcurrieron los primeros 100 días de la administración del gobernador, Antonio Gali, quien se prepara para presentar el Plan Estatal de Desarrollo el jueves 25.

Turbulentos ha resultados estos primeros 100 días de la nueva administración, la cual solo tendrá una duración de un año y 10 meses, de los cuales, ya transcurrieron 3.

Se habla también de relevos dentro de la administración estatal, pero no de los que hablan algunos. Los cambios podrían venir en la Secretaría de Finanzas y en la Contraloría, ahí se los dejo.

laserpienteyescaleras@hotmail.com

mayo 14, 2017 - 9:35 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas