¡Escúchanos por internet!

La solidaridad y participación ciudadana en tiempos difíciles

El mes de septiembre de 2017, quedará nuevamente marcado en la historia de nuestro país y grabada en la mente de los mexicanos, especialmente los días 7, 19, y 23 del año en curso, días en el que la tragedia, el dolor y la incertidumbre se apoderaron de las familias en diferentes entidades como: Oaxaca, Chiapas, Morelos, Ciudad de México y desde luego Puebla. Debido a los sismos que se registraran la semana pasada y que lamentablemente causaron pérdidas humanas y materiales. En Puebla, 112 municipios resultaron afectados y perdieron la vida 45 personas.

Lo ocurrido, nos permite darnos cuenta de la vulnerabilidad de los seres humanos ante la fuerza y el comportamiento de la naturaleza que es bella y digna de admirar, pero al mismo tiempo desafiante e impredecible. Pero también darnos cuenta de la grandeza, la generosidad y la forma en que los mexicanos enfrentaron dicha catástrofe.

El pasado martes 19 de septiembre, los sanandreseños, los poblanos y los mexicanos dieron una muestra ejemplar de solidaridad, hermandad y participación ciudadana, al organizarse, movilizarse y formar esa gran cadena humana para ayudar a los afectados del siniestro, acción que fue fundamental para las tareas de rescate y apoyo de los sobrevivientes.

Poco antes del terremoto, a través de Protección civil municipal, en el municipio de San Andrés Cholula, se realizó un simulacro en el marco del 32 aniversario del sismo de 1985, cumpliendo con los protocolos de seguridad en tiempo y forma. Minutos más tarde, el ejercicio pasó a la realidad y oportunamente se realizó la revisión y recorridos para detectar los daños y brindar ayuda a las familias afectadas.

A pesar de la intensidad y magnitud del sismo, en el Pueblo mágico de San Andrés Cholula, las afectaciones fueron menores y no hubo pérdidas humanas, por lo que se tuvo un saldo blanco. Los daños que se presentaron fueron en las iglesias y templos como: El cerrito de los remedios con fracturas en la cúpula, la iglesia de San Luis Tehuiloyocan, la iglesia de Santa María Tonanzintla, el templo de San Francisco Acatepec, en el Barrio de San Miguel Tonanzintla, el Barrio de San Pedrito,el Barrio de San Andresito, en la parroquia principal de San Andrés, la iglesia de San Juan Aquiahuac, el templo de La Santísima, el Barrio de Santa María Cuaco y el Complejo de seguridad pública.

Nosotros como gobierno, queremos reconocer públicamente a toda esa gente que de manera incondicional y con gran entrega se sumaron a las acciones de rescate y atención que se pusieron en marcha, ya que como gobierno no sólo estamos obligados a satisfacer y responder a las necesidades y demandas ciudadanas sino a cuidar y salvaguardar la integridad física y patrimonial de los sanadreseños y sus familias. Asimismo de difundir y ejecutar acciones y medidas precautorias para que la población sepa cómo reaccionar en cualquier tipo de emergencia o contingencia. De igual forma mi reconocimiento a todos los medios de comunicación y mi solidaridad para las familias que perdieron a sus familiares.

También quisiera reiterar el compromiso que existe por parte de mi gobierno y de mi equipo de trabajo, en que una vez que se concluya la etapa de valoración y evaluación de daños y los montos de las pérdidas, iniciaremos de inmediato con la etapa de reconstrucción y regeneración, para que los ciudadanos puedan continuar con sus tareas cotidianas en las mejores condiciones.

Por último, señalar que estamos abiertos y en la mejor disposición de sumar esfuerzos para mantener de Pie a Puebla y colaborar con el gobierno estatal que encabeza Tony Gali Fayad, el presidente Municipal, Luis Bank y con el gobierno federal, que dirige Enrique Peña Nieto.

Twitter: @LeoPaisanoA
Facebook: LeoPaisanoArias

septiembre 26, 2017 - 8:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Leo Paisano

Columnistas