¡Escúchanos por internet!

La última carta del PAN

El panismo debe de ir a la elección del próximo 2 de junio con su mejor carta, no le queda de otra al albiazul y en vez de buscar viejas fórmulas de abanderados, explorar en sus jóvenes cuadros como el expresidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera, la actual senadora, Nadia Navarro o el exdiputado local, Mario Riestra Piña, quien hace apenas unos meses, obtuvo más de 700 mil votos en el pasado proceso, algo que no se debe de despreciar.

El buscar regresar a buscar viejos cuadros, como Ana Teresa Aranda Orozco, Francisco Fraile García o Humberto Aguilar Coronado, sería como enterrar cualquier posibilidad de competir y anclarse al pasado, a la época anterior a los triunfos obtenidos en la presidencia municipal de Puebla y las principales ciudades de la zona conurbada (1992).

Aunque parezca imposible ganar, el panismo debe de recuperar la memoria histórica y tratar de jugarse su última carta, rumbo a la elección a celebrarse el próximo 2 de junio, pero con sus mejores cuadros, lo cuales también deben de aceptar ahora sacrificarse por su partido.

Eduardo Rivera Pérez es un personaje altamente competitivo, el cual puede hacer un papel más que digno, el problema de Lalo es que titubea en los grandes momentos como este, en donde debe de dar la cara por su partido, total si pierde, no hay ningún problema. López Obrador perdió dos veces la presidencia de la República y hoy gobierna a más de 120 millones de personas.

Lo mismo aplica para la senadora Nadia Navarro, quien debería de dejar la comodidad de la curul ganada por el esfuerzo de Mario Riestra Piña y del morenovallismo y levantar la mano. Esta mujer es competitiva y echada para adelante, además de que si se postula contaría con el respaldo del PSI, el partido de su papá, Carlos Navarro.

Mario Riestra Piña es cien veces más competitivo en la boleta que una desgastada Ana Teresa Aranda, quien coquetea con regresar al albiazul a revivir viejas glorias o que un Paco Fraile, al cual respeto, pero que sus mejores tiempos ya pasaron.

Estos tres personajes deben de dejar de temblar de miedo y salir a dar la cara por su partido o de lo contrario, dejarán el precedente de que solo ganaban campañas gracias a Rafael Moreno Valle, lo cual sería lamentable.

Ojalá tuvieran un poquito más de valor los tres y créanme que de verdad se podría interesante la contienda del próximo 2 de junio, la cual todos los analistas hemos limitado al round interno que se libra en Morena.

La dirigencia estatal del albiazul y estos tres personajes deberían de tomar en cuenta varios aspectos.

Si bien la estructura federal y la gubernamental están en manos de Morena, lo cierto es que López Obrador no va a estar en la boleta el próximo 2 de junio, lo cual da ligeras esperanzas a la oposición y la clave estaría en la campaña.

Otro punto es que si bien es cierto que la popularidad del presidente está por las nubes, no ocurre lo mismo con la de los alcaldes emanados de este partido y el caso más emblemático es Puebla capital, en donde las cosas no marchan del todo bien.

Hay cierto desencanto entre los poblanos por lo que hasta el momento ha hecho la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, lo cual abre una ventana de oportunidad para la oposición, especialmente para el albiazul, quien siempre tuvo en Puebla capital a uno de sus bastiones.

No hay que perder de vista que la capital da el 32 por ciento de los votos, lo que sumado a la zona conurbada es casi el 40 por ciento del padrón que estará en juego.

Un tercer punto a observar para el panismo, es la contienda interna por la candidatura a la gubernatura, la lucha entre Luis Miguel Barbosa y Alejandro Armenta se ha calentado a tal grado, que ambos siguen creciendo en negativos ¿Qué esperan los Rivera, las Nadias o los Riestras? Papá Rafael ya no está, pero es hora de demostrar de qué están hechos.

Desde antes de la llegada de Rafael Moreno Valle al PAN, este partido había logrado ganar en dos ocasiones la presidencia municipal de Puebla y también una buena parte de las alcaldías de la zona conurbada, ¿Ya no lo recuerdan?

La ventana de oportunidad para el panismo es sumamente reducida, pero todo puede pasar en una campaña, sobre todo, si es que Acción Nacional va alguno de estos perfiles. En caso contrario si la dirigencia estatal y el CEN recurren a viejas recetas, el desastre será estratosférico y si no al tiempo.

Ana Teresa Aranda, una auténtica “ave migratoria”. Quienes pugnan por el regreso de Ana Teresa Aranda a las filas del PAN y convertirla en candidata a la gubernatura, tal vez olvidan los antecedentes de esta auténtica “ave migratoria” de la política.

Basta recordar que cuando Ana Teresa contendió contra Rafael Moreno Valle, por la candidatura del PAN a la gubernatura en el 2010, lo hizo con el apoyo del marinismo, quien incluso le llegó a prestar helicópteros para poderse desplazar por todo el estado.

Tampoco se deben de olvidar que cuando Anatere busco ser candidata “independiente”, para contnder en contra de Tony Gali, en realidad lo hizo bajo el amparo nuevamente del PRI; quien se encargó de proporcionarle los padrones del Progresa para conseguir las firmas necesarias para poder obtener el registro correspondiente.

Panista pura, pura, lo que se dice pura, nunca ha sido la famosa “doña”.

Lista la convocatoria de Morena. Se publicó ya la convocatoria de Morena para la elección de su candidato a la gubernatura del Estado.

El favorito, Luis Miguel Barbosa, acudirá a su registro el próximo domingo y el método, faltaba más, será a través de encuestas.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

febrero 19, 2019 - 10:20 pm

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas