¡Escúchanos por internet!

La unidad, premisa del PAN

La reelección de Pablo Rodríguez Regordosa, como dirigente del Comité Municipal del PAN, deja muchas dudas en torno al futuro del PAN o mejor dicho, del grupo dominante el morenogalicismo, en torno al 2018.

Siendo críticos, el paupérrimo 18.27 por ciento de la militancia que acudió el pasado fin de semana a la asamblea de Acción Nacional, en la cual Pablo resultó electo deja muchas dudas en torno al liderazgo de este personaje; quien de todos es sabido que tiene cuentas pendientes con el gobernador, José Antonio Gali, si bien no es panista, ni siquiera fue consultado al respecto, lo cual no constituye un buen antecedente.

El pleito personal entre Rodríguez y Gali se adereza todavía más, con la persecución que desató el dirigente del Comité Municipal del PAN en contra del coordinador de los regidores del albiazul en el cabildo de Puebla y exsecretario general, Oswaldo Jiménez López, sobrino político del gobernador, a quien Pablo busca suspender de sus derechos partidistas, por el adeudo de sus cuotas.

Pablo busca encabezar la fórmula del PAN al Senado de la República, bajo el argumento de que tiene un acuerdo, con el exgobernador, Rafael Moreno Valle, del cual asegura que Gali fue testigo; sin embargo, muchos ponen en tela de duda, el que se haga realidad este acuerdo.

La unidad del panismo en Puebla pende de un hilo, tras el rompimiento generado con el Yunque, luego de la inhabilitación de su “príncipe”, el exedil capitalino, Eduardo Rivera Pérez.

Pablo es integrante de una de las más ilustres familias de Puebla, los Rodríguez y los Regordosa, es capitán dentro de la derecha, pero se ha mantenido leal al morenovallismo, pese a sus diferencias con el gobernador Gali.

La reelección de Rodríguez y la escasa participación de los 8 mil 648 panistas registrados como militantes en Puebla capital, solo acudieron mil 580, dejan muchas dudas en torno a cuanto, une Pablo al panismo y que cuentas puede entregar en el 2018.

En la pasada entrega señalamos que si bien es cierto, el PAN encabeza las preferencias electorales en Puebla capital con el 32 por ciento, Morena viene en segundo lugar con el 15 por ciento, pero, cuando en el ejercicio demoscópico se incluye el nombre de Andrés Manuel López Obrador, entonces las cosas cambian, Morena y el tabasqueño ganarían con el 31 por ciento de las preferencias.

El panismo poblano no se debe de confiar en que Moreno Valle, Martha Erika o Gali, van a sacar adelante todo, se necesita de una dirigencia fuerte por parte de Acción Nacional en la capital, para hacer frente a lo que se viene que no será un asunto menor.

El retorno de Díaz Caneja. El que estará de regreso en los próximos días es el exsenador de la República, Ángel Alonso Díaz Caneja, que vuelve por sus fueros.

Cuentan que no tiene la intención de buscar algún cargo, pero él si será alguien que abone al proyecto de Rafael Moreno Valle, con quien ha mantenido siempre una estrecha comunicación desde España.

Pocos quieren recordarlo, pero Ángel Alonso fundó más de 145 comités municipales del PAN durante su periodo como presidente estatal y represento un punto toral al interior del PAN en las aspiraciones de Moreno Valle a la gubernatura en el 2010. Así que será una gran sorpresa el retorno de Ángel que dejará su vida en España para volver a su país a dar la batalla.

Ángel Alonso es un panistas que ha recorrido el estado como pocos, no cualquier panista puede decir que conoce prácticamente todo el territorio y cuenta además con grandes amigos panistas en diferentes estados del país.

Durante su ausencia fue claro que Roberto Grajales asumió el control de esa estructura panista de cepa, que ha caminado junto a Rafael Moreno Valle, todo ese tiempo fortaleciendo al PAN y dejado fuera a quienes hoy lloran su exclusión en las filas de este partido.

laserpientesyescaleras@hotmail.com

abril 24, 2017 - 10:40 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Ricardo Morales

Columnistas, Noticias Destacadas