¡Escúchanos por internet!

La unidad, único camino del panismo para 2018

En 2012 el panismo se preguntaba quién fue el culpable de la derrota presidencial del 1 de julio ¿La dirigencia del PAN, la campaña de Josefina Vázquez Mota o el gobierno de Felipe Calderón?

Acción Nacional cayó al tercer lugar de las preferencias en los comicios presidenciales con el 25.41% de los votos, a 12.8 puntos del primer lugar Enrique Peña Nieto y a 6.18 puntos de Andrés Manuel López Obrador, luego de dos sexenios en el poder (2000-2012), uno con Vicente Fox y otro con Calderón.

En el Congreso federal pasaron de 50 a 38 senadores, y de 142 a 114 diputados, manteniéndose como la segunda bancada más numerosa, detrás del PRI en ambas cámaras. Sin embargo, los diputados de la coalición de izquierda PRD-PT-Movimiento Ciudadano, juntos, fueron más que los panistas en la Cámara Baja.

La campaña de Josefina quedó atrapada entre sus esfuerzos para traducir en beneficios electorales lo positivo del gobierno del presidente de la República, los errores de su campaña y las disputas internas en el partido.

La candidata elogió al gobierno del presidente durante la campaña e incluso manifestó públicamente su intención de nombrarlo procurador General de la República si ganaba las elecciones.

Felipe Calderón admitió que, al final, el factor de su administración compartió responsabilidad en los resultados electorales del PAN.

“El presidente Calderón hizo una reflexión de los resultados de la elección del 1 de julio de 2012, valorando en ello la responsabilidad compartida que tuvieron el gobierno, el partido y la propia campaña electoral” tras una reunión con dirigentes partidistas estatales.

La culpa surgió luego de críticas de panistas como Javier Corral o Germán Martínez Cázares.

El expresidente del partido y ex colaborador de Calderón, Martínez Cázares, escribió en Reforma el 2 de julio de 2012 que el gobierno “nunca supo comunicar”, y que en ocasiones transmitió “incertidumbre o simulación”.

Esta falla de comunicación se suma al desgaste del gobierno saliente por el nivel de desempleo –de 4.8% en el segundo trimestre del año–, y los más de 47,500 muertos reportados oficialmente en el contexto de la lucha contra el crimen organizado –emprendida por Calderón al inicio de su mandato–.

Vicente Fox –quien durante la campaña llamó a apoyar al puntero en las encuestas que fue Peña Nieto–. El expresidente comentó que los panistas deben aprender a vivir fuera del erario y del partido.

“(El PAN) Tiene que desprenderse del mercantilismo en el que se ha caído en los puestos públicos”, declaró a ADNPolítico.com en entrevista publicada el 3 de julio de 2012.

La abanderada panista mencionó el 11 de julio en entrevista con Radio fórmula que hubo “limitaciones y errores”, en tanto que el coordinador del equipo, Roberto Gil, admitió ser uno de los responsables de la derrota.

“Soy parte de los responsables de la derrota, pero la derrota ha sido tan fuerte que ningún grupo (del PAN) puede capitalizarla”, dijo en entrevista con Grupo Expansión publicada el 19 de julio.

El presidente Calderón atribuye esta derrota, en parte, al lema de “diferente”, usado en la campaña panista, pues argumenta que pudo haber sido confuso para el electorado.

“Si escogemos presidente de la República y el lema es ‘diferente’, el primer mensaje es ‘Te propongo algo diferente al presidente de la República o al gobierno actual'”, indicó durante un encuentro con legisladores electos.

Por su lado el dirigente nacional del PAN Gustavo Madero asumió su propia culpa como cabeza del PAN, al reconocer que falló al propiciar una plena colaboración entre el partido y el gobierno.

La candidata panista reconoció que el partido hizo su parte, destacó que durante la campaña hubo problemas en el interior del panismo, por lo que pidió a los militantes reflexionar sobre qué dejaron de aportar.

“Cada quien tendría que preguntarse frente al espejo qué fue lo que dio, pudiendo haber dado eso o más, o qué dejó de dar”, dijo a Radio fórmula.

Una vez asumida la derrota, afloraron las diferencias entre panistas. Para Calderón, el PAN debe ser “refundado y reconstruido desde los cimientos hasta la cúpula, piedra por piedra”.

Madero matizo que Acción Nacional requería una modernización en sus estatutos.

Por su parte, el senador Ricardo García Cervantes cuestionó el proceso de “reflexión” en el interior del PAN, al acusar que lo liderará un grupo “enamorado del poder, anclado en el poder que se va a quedar con lo que queda del poder”.

“¡Son grupos de interés, muchos de ellos de negocios y de negocios ilícitos! Son grupos cohesionados por sus prácticas de corrupción”, dijo entrevista con Proceso.

El 11 y 12 de agosto, El Consejo Nacional del PAN, aprobó integrar una Comisión de Evaluación y Mejora, integrada por 20 panistas y coordinada por la secretaria general del partido Cecilia Romero.

El proyecto fue avalado en una Asamblea Nacional Extraordinaria, en la cual los panistas parecía que habían superado sus diferencias para poder concretar la renovación de su partido.

Estos antecedentes no pueden quedar en el olvido en la carrera para la presidencia de 2018.

Hoy por hoy, Margarita Zavala ya quiere iniciar la guerra contra sus adversarios políticos de otros partidos y anda retando a debates a personajes de la política actual, pero se le olvida que primero debe de retar a sus compañeros de partido y vencerlos en contienda interna para ver a quien gana y pueda ser el bueno y competir por la presidencia en 2018.

Ricardo Anaya también lanzo un reto y quiere debatir con AMLO pero el tabasqueño este ni siquiera lo tomo en cuenta llamándolo el cachorro del PRIAN.

El único que ha tenido mesura es el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle.

Margarita Zavala también retó a debatir al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al que se le menciona entre los “posibles” del PRI, pero el también ex gobernador de Hidalgo ignoró la invitación, sin respuesta de su parte.

Miguel Ángel Osorio Chong le dejo en claro a Margarita Zavala que si está en un proceso de búsqueda de la candidatura presidencial para el 2018, lo primero de debe de hacer es un análisis de lo que fue el gobierno en el que ella participó.

Precisó que hay todavía consecuencias en materia de seguridad de manera importante “y que se nos dejó un asunto muy delicado, estado por estado y región por región; en temas de derechos humanos; en temas de desaparecidos; en muchos temas que hoy a éste gobierno le ha tocado enfrentar y que le ha tocado buscar alternativas para solucionarlos”.

Luego, Osorio Chong dijo que para postularse a una responsabilidad como la Presidencia de la República, explicó que es necesario ver que ya tuvo la oportunidad de actuar por México y que los resultados a la vista no fueron satisfactorios.

El dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, asegura que el PAN puede ganar en las elecciones del 2018. “Si creemos en las alianzas, estamos abiertos a seguir construyendo alianzas con otras fuerzas políticas, pero también tenemos fuerza para ganar por nosotros mismos, Como lo demostramos en Aguascalientes, Chihuahua y Tamaulipas”.

A partir del primer día de febrero del próximo año, cuando deje la gubernatura de Puebla, Rafael Moreno Valle dedicará cada minuto de su tiempo a lograr la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN), rumbo a la elección presidencial de 2018.

Recientemente Rafael Moreno Valle ha declarado lo siguiente “He sido diputado local, diputado federal, senador de la República y un gobierno, el quinto estado más poblado de este país, que cuando lo recibí enfrentaba problemas de corrupción, de inseguridad, de mala calidad educativa, de pobreza y de falta de abasto de medicamentos y de acceso a los servicios de salud.

También ha dicho que “hoy todos los indicadores muestran a Puebla en los primeros lugares. Y en este sentido, así como el ser gobernador es el más alto honor al que pueda aspirar un poblano, sin duda ser presidente de la República es el más alto honor al que puede aspirar un mexicano”.

En la mesa de debate de Despierta con Loret, Margarita Zavala afirmó que la claridad con la que Moreno Valle, gobernador de Puebla, asume sus aspiraciones es lo que necesita la gente, harta de los dobles discursos y ávida de políticos que sepan trabajar juntos.

Por su lado, Gustavo Madero, ex dirigente de Acción Nacional, afirmó que para estos dos aspirantes, el piso está parejo, pero acusó a Ricardo Anaya, líder nacional del PAN, de modificar los estatutos para estar en la presidencia del partido hasta un día antes de asumir, si ganara, la candidatura rumbo a la elección presidencial.

Indicó que, contrario a la claridad de Zavala y Moreno Valle, Anaya no termina de decir claramente cuáles son sus aspiraciones, al mismo tiempo que aprovecha para promover su imagen en los anuncios del partido, en tiempos oficiales, con dinero público. Además, finalizó, pretende hacer uso del padrón en su beneficio.

“Ricardo modificó los estatutos para estar hasta un día antes de su registro como candidato como presidente del partido y utilizar esa plataforma para desde ahí construir su proyecto; eso es lo que no hace una cancha pareja y por eso lo he denunciado yo y lo he señalado para hacer que se constituya una comisión de piso parejo y que él no tenga ese conflicto de interés.

Mira los spots, ayer los vi estos spots, pues a quién están promoviendo al PAN o a Ricardo Anaya como precandidato. Faltan 20 días, la próxima semana van a faltar 20 meses; perdón, la próxima semana van a faltar 19 meses. Esta simulación es lo que no se vale: construir una candidatura con recursos que son públicos y, sobre todo, tomar decisiones, Carlos, como el uso del padrón, la no apertura para la afiliación de nueva gente; porque aquí la decisión del método va a ser la decisión del candidato y esto está en manos, hoy, del dirigente nacional.”

Rafael Moreno Valle llamó a Ricardo Anaya a que termine su mandato y cumpla con los panistas que lo eligieron como dirigente nacional de Acción Nacional. “No puedes ser juez y parte”.

En este mismo orden de ideas, Roberto Gil Zuarth pidió unidad en el PAN y construir las bases internas de cara a los comicios presidenciales de 2018, pues advirtió a la dirigencia nacional que “las indefiniciones son fisuras por las que se cuelan los conflictos”.

Declaró que es momento de poner las bases para elegir a una candidata o candidato y hacerlo con unidad, debido a que las indefiniciones pueden provocar fisuras y el PAN necesita claridad y acabar con las especulaciones.

El senador blanquiazul indicó que las reglas que Acción Nacional debe poner se deben realizar sobre cuatro condiciones.

La primera dijo es realizar una verdadera crítica de los estados que han gobernado para recuperar la confianza.

En segundo lugar, se requiere un discurso, una historia que contar sobre el futuro que se quiere construir de regresar a la Presidencia.

El tercer punto va en una candidatura competitiva que se construya a partir de un método que permita reconocer las cualidades y posibilidades reales que tienen los aspirantes que han expresado su intención de ser abanderados del PAN en 2018.

Por último, indicó que la unidad está relacionada con la legitimidad de la manera que se elija al candidato o candidata.

Amigas y amigos, Acción Nacional no debe olvidar que precisamente por la falta de unidad perdieron la elección presidencial en 2012, por lo que permítanme parafrasear a SUN TZU quien dice “La regla general para la utilización de los medios militares consiste en que es mejor conservar un país intacto que destruirlo. Es mejor capturar intacto a su ejército que destruirlo. Es mejor mantener una división intacta que destruirla. Es mejor mantener un batallón intacto que destruirlo. Es mejor mantener una unidad intacta que destruirla”.

octubre 16, 2016 - 8:33 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Rubén Ortínez

Columnistas