¡Escúchanos por internet!

Las 50 sombras que no le llegan a Grey

Desde 2011 el libro ‘Cincuenta sombras de Grey’ escrito por la británica E. L. James se ha convertido en una de las principales fuentes de inspiración sexual para las mujeres en todo el mundo.
Christian Grey y Anastasia Steele, protagonistas de lo que se convertiría en una de las trilogías literarias más vendidas de los últimos tiempos, han encabezado los sueños eróticos de muchas personas.
Yo le seré honesto, empecé a leer el primer libro de la serie y no lo terminé. Nada más no entendí por qué tanto furor. Me sorprendió que al público femenino le llamara tanto la atención un protagonista que específicamente abusa de su pareja para su satisfacción personal. Que la hace firmar un contrato para poder hacer de ella prácticamente lo que sea y que la ve como un objeto con el que gozará y disfrutará.
¿Le confieso algo? Me intriga saber el porqué del éxito de esta trilogía. Sé que no es fácil entender las razones por las cuales las mujeres encuentran esto interesante, apasionante y sensual.
El pasado jueves se estrenó la versión fílmica del primer libro de la trilogía. Los boletos empezaron a venderse casi seis meses antes y las largas filas en el fin de semana del amor y la amistad no se hicieron esperar.
Jamie Dornan y Dakota Johnson, dos actores prácticamente desconocidos, fueron los seleccionados para interpretar a los personajes principales. Y hay que decir que la cinta no contó con un gran presupuesto, solamente 40 millones de dólares.
En taquilla le ha ido tan bien (240 millones de dólares tan sólo en su fin de semana de estreno) que los estudios ya han dicho que harán películas del segundo y tercer libro.
¿Le digo algo? Si el libro no me gustó, la película menos. Las opiniones de las y los fans del libro son divididas, algunos esperaban algo más fuerte, otros esperaban mejores protagonistas, otros salieron satisfechos. Yo simplemente sigo tratando de entender qué es lo que tiene este libro (y ahora esta película) que tiene a la gente tan interesada.
Sin lugar a dudas, la versión fílmica se ha convertido en un suceso y es una de las películas más taquilleras de este año pero el contenido de la trama, los personajes, la unión sentimental que se da a través de un contrato entre ambos protagonistas sigue siendo para mí un enigma.
Lo que si le aseguro es que en este caso, como en casi todos, le recomendaría más leer el libro que ver la película. Al menos nuestra mente puede ser mucho más audaz que algunas de las escenas tan restringidas que se vieron en la pantalla grande.
Como siempre, la mejor opinión es la suya.

febrero 15, 2015 - 11:32 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Gilberto Brenis

Columnistas